6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


— D I A N A.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Finalizada — D I A N A.

Mensaje por Diana Arelous el Lun Oct 03, 2016 10:49 pm

Diana Arelous
18 años
28/09/98
Femenino
Maga
Estudiante - Casa azul
3er año B
Descripción física
Diana posee una apariencia un poco llamativa, aun cuando no se trate de una joven extrovertida o que desee atraer miradas. Su piel nívea, tan tersa y sin imperfecciones puede compararse con la porcelana más fina, haciendo un hermoso contraste con su singular cabello violáceo, sedoso y con perfectas ondas en las puntas, encuadra y resalta su rostro de muñeca, fino y delicado, con una nariz pequeña y atractivos labios con un natural pigmento carmesí. Quizás lo más característico de la maga sean sus particulares ojos rosáceos, que hacen recordar al color de las flores, realzados por largas y densas pestañas.

Su complexión es delgada y delicada, se destaca por la elegancia que posee su compostura y forma de caminar. De largas y esbeltas piernas, a una fina y estrecha cintura. La genética hizo apropiadamente su papel, y también le concedió una curvilínea forma digna de admirar, aunque no sea una característica que ella desee pronunciar, es más, prefiere ocultar debido a la pena de las miradas, aunque estas sean atraídas inevitablemente.  

En cuanto a su forma de vestir, tiene una preferencia por los vestidos largos y delicados, acostumbrada a la comodidad y libertad de estos, aunque no tiene inconvenientes en utilizar el uniforme del instituto o cosas más sofisticadas. Suele adornar su cabello con pequeñas flores lilas, y le agrada utilizar finos colgantes del mismo estilo, así como refinados perfumes muy dulces al olfato.

Apariencia unica y verdadera:

PERSONALIDAD
Serena a simple vista, parece que nada podría alterarle teniendo un rostro tan equilibrado, pero eso no es más que un hábito incorporado debido al método de crianza al que se expuso durante toda su vida. El rasgo más característico de la joven podría ser su sutileza, siendo una apropiada forma que la definiría. Con un carácter apacible, detallista y un poco tímida, nunca se podrá observarla haciendo un movimiento brusco o inapropiado, presentando modales cuidadosamente refinados, dignos del lugar donde creció. Además, posee una gran empatía para comprender a los demás y poder relacionarse con ellos, siendo alguien bastante sociable pero tímida en primera instancia, sobresaliendo por su gran elocuencia. Es apasionada de la tranquilidad, la naturaleza y aprecia las pequeñas cosas, también, a causa de los orígenes de sus ancestros, tiene un fuerte vinculo con la luna, no puede comprender completamente lo que esta le dice, pero siempre tiene ideas de lo que puede ser y tiende a estar en espacios abiertos de noche.

Se muestra firme frente a las adversidades y de actitud decidida si el momento lo requiere. Sin embargo, hablamos de una joven que tiene una gran sensibilidad emocional, especialmente en situaciones de índole amoroso, y si se presenta algo que perturbe su forma de pensar, tiende fácilmente a caer ante la angustia y el nerviosismo. No obstante, si hablamos de una circunstancia que involucre a su familia de una manera negativa, o que considere en riesgo su integridad psicológica, en esos momentos sacará un temperamento para defenderse con palabras inteligentes y mordaces, jamás aceptaría que la ultrajen o rebajen de una manera que afecte su dignidad.  Pese a su imagen de perfecta y educada joven, tiene un lado decoroso y obstinado, que prefiere resguardar del resto de las personas por que es lo que le inculcaron, que mantuviera las apariencias.
HISTORIA
Grecia, Atenas.

Dentro de la histórica Grecia, se ubica un linaje de magos que mantienen ostentosamente sus habilidades como seres mágicos. En esta familia fue concebida Diana, hija primogénita de Rea y Cadmo, la pequeña niña fue foco de expectativas desde su nacimiento, por lo que obtuvo siempre el mejor de los estudios con el fin de nutrirla de conocimiento, escritura y lectura, así como artísticamente e inculcarla en la compleja técnica mágica de la cual su familia estaba orgullosa.

Era el arraigado hábito de cada día sentarse frente al arpa, Diana era instruida por su abuela en el dominio del loable instrumento y las artes mágicas que por herencia le fueron concebidas, mucha gente se reunía a veces cerca de los jardines que circundaban la preciosa casa de la familia, desde donde escapaba la dulce melodía de una arpa cada tarde a través de las ventanas abiertas, canciones siempre acompañadas de una risa de cristal, sin embargo, no pasaría mucho tiempo antes de que la niña comenzara a progresar por cuenta propia, asombrando a propios y extraños con su progreso a pasos agigantados. Magia y estudios, domino ambas cualidades en un tiempo mucho menor al promedio, para cuando la mayoría de los niños al fin lograba sobrevivir al alfabeto ella era ya capaz de devorar un libro tras otro y utilizar magia como si fuera algo natural, satisfaciendo el exigente criterio de su familia.

Así creció, ostentando con inconsciente modestia el prodigio que era y viviendo de la forma en que los mayores de la familia dictaban, pero a través de esos años nadie notaba, ni en su risa o su música, que algo le faltaba. Quizás, la rebeldía y capricho que todo niño necesitaba de vez en cuando, pero eso era algo que su apacible y taciturna forma natural de ser no se podía permitir. Este comportamiento se mantuvo hasta aquel día gris de invierno, en su tierna edad de 15 años, que Diana recibió la desafortunada noticia de que una familia con un linaje igual de importante que la suya, pedía su mano en matrimonio para el único heredero varón de esta, una oferta que, a su pesar, era recomendable. Nuevos sentimientos se despertaron en ella, impotencia, frustración, ¿por qué debía casarse con alguien que no conocía en absoluto? Ella quería enamorarse por cuenta propia, de alguien que cautivara su corazón, la siempre tranquila y tímida Diana, ya no quería seguir más ordenes. Pasaron días, y ella se negaba a salir de su habitación, poniendo encantamientos en las puertas para que nadie la perturbara y recibiendo las comidas solo cuando era necesario, se negaba a escuchar a quien sea, excepto a su madre, una respetable e importante mujer dentro de su familia, que actúo siempre muy comprensivamente con su hija, y que al igual que ella, fue comprometida por conveniencia. Las conversaciones que mantuvo con su progenitora fueron lo suficientemente confortantes para mantenerla lejos de aquellos pensamientos que la perturbaban, y calmarla por el momento.

No fue hasta unos meses después, antes de la celebración de su decimosexto cumpleaños, que le dieron la noticia que en aquella misma fiesta de disfraces, iba a ser invitada la familia de su prometido, para una presentación formal de los futuros novios. Pánico la invadió, pero debía controlar sus emociones como siempre le habían enseñado. Un espléndido vestido resaltaba su figura, accesorios con forma de flores lilas decoraban delicadamente su violáceo y largo cabello, y para complementar, una extravagante máscara que hacia juego con toda su vestimenta escondía sus facciones, la noche había comenzado, y el inevitable encuentro se acercaba.  

Un porte elegante y aparentemente sereno era lo que se podía apreciar mientras la joven de impresionante belleza bajaba por las inmensas escaleras del lugar, al final de estas, la esperaban las figuras de su imponente padre, y aun lado de el, mucho más delicada y con rostro tranquilizador, su madre. Tomo lugar unos pasos detrás de ellos y emprendió recorrido por el sofisticado salón de su hogar, la mirada de los invitados cubiertas por mascaras se posaban sobre ellos, indiscretos, comentaban en voz baja cosas que no llegaban a oídos de la joven, pero que aún así, la carcomían en nervios. No tuvo que levantar la vista para saber que se aproximaban a la ilustre familia de su prometido, pues, una fuerte presencia de magia le hizo darse cuenta. Un aspecto soberbio y atractivo, de mirada altanera y presencia imponente, esa fue la primera impresión de aquel joven no muy alejado en su edad, un escalofrío quizás producto de sus nervios recorrió su espalda mientras el mago se acercaba con paso calmado y se posicionaba delante de ella con una mirada penetrante, una sonrisa coqueta y un beso en su mano, esa fue toda la presentación.

Los siguientes minutos fueron ocupados por una vana conversación formal entre ambas familias solamente para demostrar modales, y a continuación, la apertura del baile con el que empezaría oficialmente la noche sería realizada por los novios. Un rápido vistazo a su madre en busca de apoyo fue correspondido por una sonrisa y disimuladas palabras de: “Tu puedes”.  El joven se volvió a ella extendiendo su brazo, acto que con cautela acepto y dejándose llevar hacía el centro del salón, el murmullo de los invitados enmascarados disminuía mientras los músicos se preparaban para dar inicio a aquel hermoso vals. Aún así, la joven no lograba calmar sus pensamientos mientras aquel mago sostenía delicadamente una de sus manos y otra se posicionaba en la parte baja de su espalda, acariciando sin tener la intención partes de su piel que aquel vestido con extravagante escote en la parte posterior dejaba entrever.

El agudo sonido de los violines iba a la par que la del espléndido piano de cola, formando una bella melodía que era seguida por el elegante movimiento de dos figuras en el centro del salón, la danzante joven era firmemente guiada por el mago, a pesar de sus contradicciones internas, serena, seguía perfectamente los pasos de este, conformando entre ambos una armoniosa pieza de baile que dejo absorto a más de una persona dentro del inmenso salón, un poco después, otras parejas se fueron sumando a aquella pieza de música.  

Antes de que se diera cuenta, los violines tocaban su ultimo acorde, el mago había dejado de mecer su cuerpo al ritmo de la canción, y separaba sus manos de las suyas para dar un aplauso en general. Rápidamente, los músicos se preparaban para otra pieza de muchas, pero ese baile era todo lo que la joven iba a consentir. Un momento de distracción por parte del mago fue suficiente para perderse entre el resto de las parejas que igualmente se preparaban para otra animada melodía, una ultima mirada antes de alejarse del atestado salón le proporciono la imagen de un perdido muchacho, pero eso no iba a ser suficiente para hacerla cambiar de parecer.  

El agradable viento de la noche movió con delicadeza su violáceo cabello, pero pocos fueron los minutos que pudo disfrutar de la agradable sensación, pues, inmediatamente tomo la parte delantera de su largo vestido, se quito los tacones, y huyo hacía el solitario bosque que se imponía a un lado de la mansión de su familia. La luz de la luna era lo único que iluminaba su camino, y en su rápido caminar entre la salvaje vegetación, poco se imaginaba que tropezaría con tal inmensa pendiente, hasta que fue demasiado tarde.

Un grito desesperado escapo de sus labios mientras que sus brazos se aferraban con mucho esfuerzo a una porción de tierra que no tardaría mucho en caer, sus piernas se mecían en el aire, y debajo de ellas, un vacío que no sabría calcular a que altura se encontraba. Estaba entrando en pánico, no podía pensar con claridad un hechizo que pudiera ayudarla en esa peligrosa situación, y su tiempo se acababa rápidamente. Una lagrima se escapo de sus rosáceos ojos mientras que poco a poco iba perdiendo la fuerza, uno de sus brazos termino cediendo, y pensó que era el fin. Hasta que antes de caer al vacío de la noche, fue firmemente atrapada por unos brazos que no tardaron en subirla a tiempo para ver caer la porción de tierra con la que antes de sostenía. Se quedo quieta, sin saber como reaccionar o que decirle a la persona que le salvo la vida, pero no fue necesario, una armoniosa y  tranquilizadora voz le dijo suavemente que todo estaba bien, que ella ya no estaba en peligro, y sin más, fue estrechada en un cálido y amplio pecho, que le trajo el sentimiento de encontrarse segura y otro que no supo describir.

Esa misma noche, luego de calmar su desbocado corazón de aquella situación, tuvo el placer de conocer a su salvador en una amena conversación. Se hacía conocer como un humilde artista, con un aspecto agradable y confiable a la vista, la joven maga no tuvo inconvenientes en pasar largas horas escuchando maravillada las interesantes anécdotas que este le contaba con increíble labia. Así transcurrió el tiempo, sentados bajo un grueso árbol de frondosas hojas, hasta que la tibia luz del amanecer les llamo la atención, y alertando a la joven de que aún debía volver a su hogar, ambos se miraron tristemente, no querían que este fuera su final. Y no lo fue, la joven volvió a correr por el bosque, pero esta vez, con una sonrisa en sus finas facciones, pues prometio volver a encontrarse con aquel humano, que sin saberlo, robo su corazón con amables palabras.

La vuelta a la mansión no fue del todo llevadera, pero poca atención presto Diana, su mente viajaba por dulces y sutiles palabras, una expresión relajante y una sonrisa cautivadora, todos sus pensamientos la llevaban a recordar a aquel... humano. De un momento a otro, los conflictos se adueñaron de sus dulces sueños. Desde que era una pequeña, su madre siempre le había dicho que los humanos no debían conocer la existencia de magia, y que por ende, ella debía permanecer en su hogar, resguardada cual princesa en su castillo y lejos de las cosas que podrían lastimarla. Y ahí se encontraba, arriesgando todo lo que tenía por lo que dictaba su corazón, mientras que su confiable raciocinio le gritaba que no debía presentarse en aquel bosque donde prometio encontrarse con el joven humano. Finalmente, suspiro, su corazón latiendo con fuerza, iba a seguir sus sentimientos, esos que por mucho tiempo habían estado escondidos en una caja bajo llave.

Durante un período de tiempo, la joven maga y el artista humano se siguieron viendo, y en cada encuentro, inocentemente se iban enamorando más el uno del otro. Conociéndose, platicando y compartiendo momentos juntos, todo parecía ir bien para la ingenua pareja. Ellos no sabían que aquel secreto que escondían, pronto iba a revelarse, y el reloj ya se encontraba dando sus ultimas horas.  

Grande fue el asombro de Diana al volver a su hogar esa misma tarde, en la sofisticada recepción de su hogar, se encontraba ni más ni menos que la esbelta figura de su prometido, aquel que dejo desamparado en el baile de su conmemoración. La expresión de este se veía disgustada mientras conversaba con la cabeza de su familia, sus padres. Antes de que el mago pudiera repasar en su posición, la joven se escondió en una de las columnas cercanas sin hacer atisbo de sonido. Lo que escucho a continuación, no pudo si no, devastarla completamente. Su pretendiente había descubierto de alguna forma, la relación que con tanto esmero había tratado de esconder, y ahora exigía, con toda la razón, que fuera alejada de aquel humano. La voz angustiada de sus padres le aseguraban al mago que así sería. Y corrió, corrió hacía la puerta del inmenso salón, debía hablar con su apreciado artista, y comunicarle la desgracia, pero una barrera de luz mágica impidió su camino. Las salidas se encontraban obstruidas, y supo, que nunca más iba a volver a ver a su primer amor.    

Lo que supo a continuación, luego de una forzosa conversación en la que no pudieron sacarle información, fue que sería trasladada a un instituto de seres mágicos en la llamada ciudad de la luz, Éadrom. Con el fin de que ella pensara sobre su actitud, y hacerla experimentar una enseñanza que solo lejos de su hogar podría conocer. Con el dolor de verse casi desterrada de su querida tierra natal y de su amor juvenil, Diana se prepara para asistir al pacifico Takemori.
GUSTOS
▻ Las noches despejadas, en la que puede apreciar la luna en todo su esplendor.
▻ Disfrutar de lecturas extensas y complejas en lugares tranquilos como un solitario bosque.
▻ Las personas que pueden mantener una interesante conversación sobre cualquier tema y que aprecian el arte.
▻ Aunque no quiera admitirlo, le agrada cuando es halagada luego de haber echo algo bien o por su belleza.
▻ Bailar y cantar mientras nadie la este viendo, es uno de sus pequeños placeres.
▻ Cuando aprende nuevas técnicas, hace que sienta una agradable satisfacción con ella misma.
DISGUSTOS
▻ Que le levanten la voz, los insultos y la violencia, es algo que no acepta bajo ninguna circunstancia.
▻ Las personas falsas y manipuladoras, aquellas que no tienen moralidad alguna y que abusan de su poder.
▻ Las comidas "rápidas", llenas de grasa.
▻ Las personalidades sumamente extrovertidas, la dejan completamente fuera de su zona de confort.
▻ Los grandes tumultos de gente, la hacen sentir muy incomoda.
▻ Tiende a alejarse de las personas que despiden un aura oscura o cruel, sabe que se puede tratar de algún demonio, y prefiere no tener nada que ver con estos.
EXTRAS
Otros Datos:
▻ Su nombre completo es Diana Cyrene Arelous.
▻ Le agrada que la llamen "Ana" o "Cyre".
▻ Tiene un hermoso collar que le obsequio su madre, un recuerdo antes de partir lejos de su hogar.
▻ Esta comprometida con un joven de ilustre familia, aunque ella espera el momento para romper aquel pacto.
▻ Es heterosexual.

Aficciones/Hobbies: La lectura y escritura son sus mayores aficiones, luego de la magia, siendo alguien muy perfeccionista en la práctica. Es apasionada de las artes, por lo que disfruta enormemente bailar, cantar y pintar. Como toda señorita, también ama cuidarse y verse bien. Tiene una particular mano para cuidar flores, siendo otro de sus pasatiempos.

Habilidades: Diana es muy hábil con los instrumentos musicales, pero tiene una preferencia por el arpa, siendo realmente una prodigio al momento de tocarlo. Es muy observadora, y se percata rápidamente de los detalles. Debido a todo el conocimiento que adquirió desde temprana edad, es una joven que destaca al momento de hablar, y siempre tendrá alguna respuesta para dar. Posee una hermosa voz, suave y armoniosa, aunque nadie a parte de su antiguo amor la ha escuchado, es alguien muy penosa con respecto a eso. Los hechizos de Diana se basan en el culto a la luna, poderes que fueron transmitidos por generaciones pasadas y que prevalecen dentro de su familia. Tiene una singular sencillez para producir complejas pociones mágicas, siendo otra de sus especialidades, utilizándolas con propósitos curativos, académicos o por puro placer.

Poderes:  
"Don natural": Diana se deja llevar en sus pensamientos u alguna sensación agradable, y desde sus manos crea magia parecida a los rayos de la luna, esta energía cobra formas mientras se pierde levitando. Al momento de tocar un instrumento, la magia puede tomar la figura de los acordes musicales, así como mariposas o cualquier otra cosa que Diana este imaginando, si en algún momento ella es asustada, perdiendo su concentración, la energía desaparecerá sin más. Esta habilidad no se aplica en combate, y no tiene poder defensivo u ofensivo.  

FÍSICO OCUPADO: Violette — Reine Des Fleurs
LU




Última edición por Diana Arelous el Mar Oct 04, 2016 9:30 pm, editado 3 veces
avatar

Salón :
3 B
Edad :
19
Dromes :
44160
Reputación :
0
Mensajes :
3

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: — D I A N A.

Mensaje por Christa N Reiss el Lun Oct 03, 2016 10:50 pm



Ficha en
Construcción

Hola holaaa!! Bienvenid@ seas a Takemori! esperamos que tu estadía sea de total agrado! Recuerda al culminar de elaborar tu ficha volver a postear avisándolo para que un moderador a cargo haga las debidas correcciones, igualmente colocar el botón del tema a "Finalizado". Muchas gracias!.
avatar

Salón :
3 A
Edad :
18
Dromes :
186393
Reputación :
57
Mensajes :
2764

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: — D I A N A.

Mensaje por Diana Arelous el Mar Oct 04, 2016 9:30 pm

Terminada.
avatar

Salón :
3 B
Edad :
19
Dromes :
44160
Reputación :
0
Mensajes :
3

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: — D I A N A.

Mensaje por Christa N Reiss el Mar Oct 04, 2016 10:11 pm




Por favor ten paciencia hasta que se coloque tu color, si te encuentras baneado del chatbox puedes solicitar el desbanneo en este tema y sin más que agregar
nuevamente bienvenid@!
avatar

Salón :
3 A
Edad :
18
Dromes :
186393
Reputación :
57
Mensajes :
2764

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Finalizada Re: — D I A N A.

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.