Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Mar Sep 27, 2016 12:04 pm

Recuerdo del primer mensaje :

No era particularmente tarde pero las calles no estaban especialmente pobladas a la hora que ella daba por cerrada la tienda de música, once de la noche en punto era el horario establecido si no salía nada más interesante que la obligase a quedarse, las cortinas se bajaban, todos los candados se colocaban en el lugar correcto, caja segura, despedida del paraíso personal que la acompañaba los días de trabajo y la última revisión de rutina para tener todo consigo antes de lanzarse a las calles nocturnas. Para la pelirroja no era sinónimo de peligro caminar a horas que la mayoría prefería quedarse en casa, es más, solía disfrutar un poco más de su entorno a esas altas horas donde no hubiese tanto ruido de interferencia ni tantas personas, los lugares concurridos no era de su placer ni favoritismo.

Cuadras avanzadas desde la tienda en dirección al depa, letreros neón alumbrado la entrada de clubes que había entre calles, música escapando de algunos rincones incluso de esos mini mercados que se mantenían abierto las 24 horas para los ansiosos con ganas de comer papas fritas o los insomnes. Charlas provenientes de las pocas personas que andaban a esas horas en días laborales disfrutando de algo más que el trabajo, dejaba atrás los grupos mientras el aire cargado de ciudad bailaba y se pegaba a su alrededor, un animal de ciudad más y aunque ella supiera que a su alrededor hervían diversos sonidos, la voz de Lzzy atronando en sus oídos a través de los audífonos privándola de uno de sus sentidos solo le permitía más ver las formas en medio de esa particular diversión perversa de ver a alguien solo mover la boca sin tener idea que dice.
“I don´t need to have you here” tarareo sin emitir sonido alguno pero con una gran carga de emoción incluso para ella misma, por alguna extraña razón a veces las letras de aquel grupo que mezclaba los géneros que amaba, el hard rock con el heavy metal, podían con ella. “And I don’t need to taste your lips, I’ve satisfied my appetite” continuo perdiéndose en los acordes mientras doblaba por una de las calles aledañas a la lateral, era el atajo de la caperucita roja en medio del bosque de concreto.

La calle no era precisamente popular sino tranquila, casas que lejos de ser residenciales cobraban vidas en las mañanas cuando se utilizaban de oficina y el siempre buen negocio a mitad de cuadra, cerrado por la hora. Avanzó distraída con la pequeña mochila de cuero a la espalda, marcando un instrumento invisible, el instrumento que amaba, colgando de sus hombros al momento que sus dedos daban los ritmos certeros, sumida en su propio mundillo no le dio la atención necesaria al grupo que estaba a mitad de cuadra, ni siquiera le hubiese importado si no hubiesen cruzado la calle antes de que ella llegase al punto donde un grupo de tres hombres la observaba fijante, solo allí les puso atención. Disminuyo su paso relajado aunque no era precisamente veloz, se aseguró de ir más lento, ellos no parecían desear quitarla la mirada de encima mientras murmuraban cosas que no podía oír por los cascos en sus oídos pero si podía distinguir a la perfección como le señalaban justo antes de avanzar hacia su dirección. Y ni siquiera ese hubiese sido un problema para alguien como ella, la dificultad radicaba en que, al afilar la mirada se daba cuenta que conocía a esos tres hombres, los conocía quizás demasiado bien.

Su cuerpo se tensó en un estado de alerta instintivo y sus sentidos omitieron la música que aun sonaba desde su reproductor de música, no era de paranoica ni de psicótica considerar que la habían reconocido puesto que su apariencia tan “normal y desapercibida” tampoco servía para dificultar la tarea a quienes iban contra ella, por su parte cualquier mujer recordaría al grupo de hombres que intento aprovecharse de ella. Correr por donde había venido era una opción tentadora pero nada le aseguraba que al hacerlo pudiese quitárselos de encima, la cuadra anterior estaba igual de vacía que la actual y darles la espalda no era algo que ella quisiera; era cierto, la última vez había salvado de suerte, porque esa suerte tenía una sola forma de largos cabellos blancos, ojos platas y se llamaba a si mismo Hellz. Hacía tiempo ya que esa suerte se había desaparecido, súbita, de la misma forma que había llegado.

Las piernas volvieron a flaquearle como esa noche en el bosque pero se mantuvo en pie, sentía nuevamente ese miedo mezclado con la adrenalina que se apoderaba de su cuerpo y le recordaba que debía estar lista para actuar rápido y con la cabeza fría. Albergo la idea de que pasarían de largo y que ella podría llegar a una avenida no tan importante que colindaba justo con la esquina de la calle en que estaban los cuatro, justo frente a sus ojos y a espaldas del grupo de hombres. No retrocedió como la lógica dictaba a cualquier otra chica en su situación, continuo a su encuentro, asegurándose de guardar los audífonos en un bolsillo del jeans, escucho como uno golpeaba el brazo del otro y luego agregaba un “Si es ella”, desecho con rapidez la solución de que cada uno siguiera su camino esta noche. Sabía que no podría con los tres a la vez, no era una máquina de matar o una súper mujer entrenada para golpear hombres o ganar peleas, podría defenderse, sí podría pero nada le aseguraba que ellos tomasen la ventaja por el número. Apretó los puños y tensó los hombros, fingiendo que no estaba pasando nada fuera de lo común hasta que se plantaron los tres a unos palmos de distancia, formando una especie de barrera humana.

El mismo que recordaba de ojos verde intenso -ahora con una cicatriz en su mejilla derecha- volvió a hablar con goce perverso, pidiéndole que entregase sus cosas, todo lo que llevaba, todo. A quien ella le había soltado un golpe en la mandíbula se rio por la connotación y el sentido de la frase de su colega, por un momento ella misma creyó estar de regreso en el bosque medio desnuda ¿acaso los patrones de los abusadores jamás cambiaban?  Y la respuesta llego por sí sola, el mismo que esa noche llevaba una gorra ahora volvía a hacer amago de asustarla, solo que esta vez no llevaba una gorra sino una playera roja con un logo gastado y una cicatriz en su cuello, como esa fina línea invisible a la vista sugerente al tacto, que ella misma poseía debajo de su cuello y que sospechaba ellos se la hubiesen dejado de recuerdo -Tu realmente eres idiota- respondió despectiva, tensa, alerta, demasiado segura de sí misma para revelar el miedo que se mantenía en la base; el rostro del quien llevaba la playera roja se descompuso, uno de ellos exploto en risa y el de ojos verde amenazo con que no escaparía dos veces., no tendría más oportunidades si no actuaba ahora, ellos eran algo parecido a ese ex novio que nadie más querría ver y aun así, seguía allí para molestarte.

Empuño su mano izquierda, el corazón le latió con fuerza en los oídos, probablemente le dolería en la mañana pero daría todo de sí para salir nuevamente intacta. Siguió la lógica de quienes eran brutales, golpear primero y preguntar después, así lo hizo. Se abrazó a la adrenalina y al impulso, su mano esta vez más certera que la primera vez dio en el punto exacto, sus nudillos entrenados gracias a su viejo y sus ideas de que su hijita no saliese con chicos mayores sin saber defenderse encontraron el ajuste certero en la mandíbula dura. Resintió el golpe, apretó los labios, el oji verde tastabillo hasta caer sentado al piso semi desorientado, el que poseía esa risa perversa la afirmo por uno de sus costados, con fuerza entre la cintura y abajo del escote pronunciado, ella se removió con cierta fiereza mientras aquel que había llamado idiota también se lanzaba hacia adelante para tocarla y contenerla.
Off rol:
Oh my! Me quedo biblia bella luci x///D lo siento mucho!!! Intente que quedase lo más acotado posible ;u; intentaré regresar a las respuestas más cortas para no traumarte XD y como dije en el mp, tienes total libertad de usar a los npc (entiéndase a los 3 hombres) y mover a kay como creas mejor que pueda ser la escena ( si crees que cuando velkan llega ella está en el piso o aun están peleando o lo que te haga más sentido) para tu post. Espero que estés bien! y que el trabajo no esté tan pesado, en el otro spoiler va la ropa que lleva Kay esta noche uwu (lleva zapatillas más su mochila de cuero en la espalda)
Outfits!:


Muchas gracias Daia por la firma ❤️
Yo hablo *❄️ Yo actuo *❄️ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 101549
Reputación : 4
Mensajes : 134
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo


Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Lun Jul 30, 2018 9:11 am

Maxwell Stoessel quedó levemente sorprendido al escuchar el nombre del hombre que acompañaba a su hija sin embargo no lo demostró, era un policía después de todo. Había escuchado de un tal Velkan Belmont por su compañero y mejor amigo, parte de la razón porque los Stoessel estaban al otro lado del mundo era Indiana, Indy para los amigos, aquel hombre lobo que le había revelado su secreto a Max en plena depresión por la muerte de su esposa como medida extrema para demostrarle que aún había otras cosas aparte de su dolor, aún estaba Kaylee y otro mundo en el cual podían comenzar. Él le había hablado del tal Velkan Belmont, importante hombre de negocios en los que la policía, incluso como ellos, no tenían que meter las narices y claro, para ambos uniformados era como un letrero luminoso para indagar información ¿sería el mismo? ¿Ese hombre intocable estaba saliendo con su hija? De cierta forma, Max, esperaba que sólo fuera un alcance de nombres, pero en el fondo sabía que sí se trataba de Kay, era ese Velkan, el intocable que traía a su hija bien vestida como nunca, se disculpaba por no avisar y la ayudaba de un asalto...parecía que su hija había heredado su don innato para meterse con quienes no debía y salir mejor parada de lo que había entrado.

-Me quedo más tranquilo al saber que estuvo segura en la noche y no se quedó por allí como antes- o así lo esperaba, carraspeo un poco ante el recuerdo y el cabello tomado en esa coleta baja y desaliñada se desordeno un poco - y ustedes... ¿Están saliendo? - Si Kaylee hubiese estado tomando algún líquido lo hubiese expulsado directo a la cara de Velkan por la pregunta entrometida de su padre. Sus cejas se alzaron de inmediato en señal de reproche y clavo sus ojos azules en el rostro de su viejo si hubiese tenido la habilidad de reventar cosas con su mirada probablemente la cabeza de su padre hubiese explotado ahí mismo. Ella quien se había quedado en silencio después de presentarlos y se divertía observando como Velkan cambiaba su postura con su padre presente casi le dio algo ante la pregunta del viejo ¿que debía decirle? ¿"si papi"? No, bajo ningún motivo le dejaría meterse de esa forma en su vida y aunque no lo dijese en voz alta una parte de ella le gustaría saber lo que pensaba el badass sobre la pregunta de su padre porque ni ella misma tenía una respuesta para lo que se estaba formando entre ambos.

-Viejo no seas metido- arremetió cruzándose de brazos bajo el pecho -¿Te pregunto yo con quien te sacas la ropa? Pues, si no quieres una pésima imagen mental no preguntes- El rostro del padre de Kaylee pasó del temple al trauma mental en un pestañeo, para él eran demasiados detalles para procesar más cuando ni siquiera había considerado aquella posibilidad sobre su hija, su única hija, su pequeña hija... Abrió la boca para decir algo pero la pelirroja se le adelantó - nosotros ya vamos entrando- añadió kaylee mientras empujaba a su padre dentro del complejo de departamentos como medida extrema para cerrar la conversación, Maxwell Stoessel se dejó arrastrar hasta que su sistema motor pudo avanzar por sí mismo dentro del complejo solo para darse cuenta que no había terminado de despedirse del nuevo novio y el primero que le conocía a su hija; Kaylee por el contrario dejó que el siguiera caminando y se regresó hacia Velkan - Disculpa a mi viejo, por su profesión cree que puede interrogar a todos libremente- su postura corporal se relajó lejos de la mirada de su padre, ahora sola en la calle con el badass - y ahora que ya sabes donde vivo, el viernes a las ocho- la sonrisa coqueta se plasmó en sus labios - no creas que podrás huir fácilmente de mi- fue lo último que dijo antes de volver sobre sus pasos e ingresar al conjunto de departamentos.


Muchas gracias Daia por la firma ❤️
Yo hablo *❄️ Yo actuo *❄️ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 101549
Reputación : 4
Mensajes : 134
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Mar Ago 07, 2018 12:32 pm

Sin duda, Velkan no era la mejor definición de ¨elocuencia¨ pues realmente le era difícil mostrar otro tipo de expresiones más allá de esa completa seriedad con Kaylee había mostrado alguna que otra reacción fuera de las usuales sin embargo en ese instante de nuevo se mostraba como usualmente era, aun si se trataba del padre de la joven por lo que solo asintió a su primera frase. Sin embargo su pregunta… Velkan se mantuvo tranquilo y estuvo a punto de contestar de no ser porque Kaylee se adelantó a los cuestionamientos de su padre.

Velkan no iba a mentir, no le diría que estaban saliendo aunque estuvo a punto de exponerle sus intenciones respecto a la pelirroja, por primera vez en mucho, mucho tiempo, su intención era conocer más a alguien pues por primera vez después de la muerte de Evangeline, realmente se interesaba en otra persona y esa era precisamente su intención, ¨conocerla¨, planeaba decírselo al hombre por cortesía y consideración sin embargo no hubo oportunidad, Kaylee parecía querer dejar a su padre fuera de esos detalle más personales.

—Fue un placer, Señor— Termino por decir con educación para después ver como Kaylee empujaba a su padre en dirección al departamento, aquello resultaba casi hilarante como siempre que se dirigía a hombres que en apariencia eran ¨mayores¨ aunque seguro el padre de la joven no miraría con gracia que su hija sea cortejada por alguien que por mucho era mayor…que ambos, el simple pensamiento lo hizo cuestionarse por un segundo lo que estaba haciendo en ese momento, pero la voz de ella lo regreso de nuevo a ese instante.

—No me incomoda, es una reacción normal, solo te cuida— Expreso aunque no tenía idea de lo que significaba ser padre, solo hablaba en base a lo que veía, el tiempo que estuvo estudiando a los humanos incluso en su tiempo como ángel antes de ser un caído, comprendía las acciones de los padres aun si no era algo que hubiese experimentado y dudaba realmente que algún día ese fuera su caso. —No tengo la intención de escapar— Aseguro sin más y afirmo a la cita para después despedirse, sin embargo espero solo unos segundos hasta que ella termino por ingresar al departamento y sin más se dirigió a su auto, no tardo demasiado en que el sonido del motor se presentó para después acelerar lejos de aquella zona residencial.



Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar
Edad : 30 Dromes : 58962
Reputación : 6
Mensajes : 214
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.