FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Ah, estabas allí? [priv.]
Hoy a las 2:43 pm por Eoghan Maddox

» Fairy Tail Rol [Afiliación Élite]
Hoy a las 2:22 pm por Invitado

» Toru Hagakure
Hoy a las 1:25 pm por Toru Yamamoto

» Kaito Ozawa ID
Hoy a las 1:13 pm por Kaito Ozawa

» Siente la pólvora. [Libre]
Hoy a las 1:06 pm por Alex Strike

» LIBRO DE FIRMAS
Hoy a las 12:31 pm por Toru Yamamoto

» El Androide y la Maid
Hoy a las 12:26 pm por Marshie SanDiego

» CAPITULO III: LA REUNIÓN (TEMPLO "RECUERDOS DE WINTER")
Hoy a las 12:20 pm por Kanade T.

» Keep your enemies close. [Dylan, Vincent, Lev]
Hoy a las 12:04 pm por Vincent Van Heart

» Sugerencia - "Mejora de Raza"
Hoy a las 11:36 am por Alex Strike

CONOCE A TU STAFF
¡NUEVOS MIEMBROS!
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Mar Sep 27, 2016 12:04 pm

No era particularmente tarde pero las calles no estaban especialmente pobladas a la hora que ella daba por cerrada la tienda de música, once de la noche en punto era el horario establecido si no salía nada más interesante que la obligase a quedarse, las cortinas se bajaban, todos los candados se colocaban en el lugar correcto, caja segura, despedida del paraíso personal que la acompañaba los días de trabajo y la última revisión de rutina para tener todo consigo antes de lanzarse a las calles nocturnas. Para la pelirroja no era sinónimo de peligro caminar a horas que la mayoría prefería quedarse en casa, es más, solía disfrutar un poco más de su entorno a esas altas horas donde no hubiese tanto ruido de interferencia ni tantas personas, los lugares concurridos no era de su placer ni favoritismo.

Cuadras avanzadas desde la tienda en dirección al depa, letreros neón alumbrado la entrada de clubes que había entre calles, música escapando de algunos rincones incluso de esos mini mercados que se mantenían abierto las 24 horas para los ansiosos con ganas de comer papas fritas o los insomnes. Charlas provenientes de las pocas personas que andaban a esas horas en días laborales disfrutando de algo más que el trabajo, dejaba atrás los grupos mientras el aire cargado de ciudad bailaba y se pegaba a su alrededor, un animal de ciudad más y aunque ella supiera que a su alrededor hervían diversos sonidos, la voz de Lzzy atronando en sus oídos a través de los audífonos privándola de uno de sus sentidos solo le permitía más ver las formas en medio de esa particular diversión perversa de ver a alguien solo mover la boca sin tener idea que dice.
“I don´t need to have you here” tarareo sin emitir sonido alguno pero con una gran carga de emoción incluso para ella misma, por alguna extraña razón a veces las letras de aquel grupo que mezclaba los géneros que amaba, el hard rock con el heavy metal, podían con ella. “And I don’t need to taste your lips, I’ve satisfied my appetite” continuo perdiéndose en los acordes mientras doblaba por una de las calles aledañas a la lateral, era el atajo de la caperucita roja en medio del bosque de concreto.

La calle no era precisamente popular sino tranquila, casas que lejos de ser residenciales cobraban vidas en las mañanas cuando se utilizaban de oficina y el siempre buen negocio a mitad de cuadra, cerrado por la hora. Avanzó distraída con la pequeña mochila de cuero a la espalda, marcando un instrumento invisible, el instrumento que amaba, colgando de sus hombros al momento que sus dedos daban los ritmos certeros, sumida en su propio mundillo no le dio la atención necesaria al grupo que estaba a mitad de cuadra, ni siquiera le hubiese importado si no hubiesen cruzado la calle antes de que ella llegase al punto donde un grupo de tres hombres la observaba fijante, solo allí les puso atención. Disminuyo su paso relajado aunque no era precisamente veloz, se aseguró de ir más lento, ellos no parecían desear quitarla la mirada de encima mientras murmuraban cosas que no podía oír por los cascos en sus oídos pero si podía distinguir a la perfección como le señalaban justo antes de avanzar hacia su dirección. Y ni siquiera ese hubiese sido un problema para alguien como ella, la dificultad radicaba en que, al afilar la mirada se daba cuenta que conocía a esos tres hombres, los conocía quizás demasiado bien.

Su cuerpo se tensó en un estado de alerta instintivo y sus sentidos omitieron la música que aun sonaba desde su reproductor de música, no era de paranoica ni de psicótica considerar que la habían reconocido puesto que su apariencia tan “normal y desapercibida” tampoco servía para dificultar la tarea a quienes iban contra ella, por su parte cualquier mujer recordaría al grupo de hombres que intento aprovecharse de ella. Correr por donde había venido era una opción tentadora pero nada le aseguraba que al hacerlo pudiese quitárselos de encima, la cuadra anterior estaba igual de vacía que la actual y darles la espalda no era algo que ella quisiera; era cierto, la última vez había salvado de suerte, porque esa suerte tenía una sola forma de largos cabellos blancos, ojos platas y se llamaba a si mismo Hellz. Hacía tiempo ya que esa suerte se había desaparecido, súbita, de la misma forma que había llegado.

Las piernas volvieron a flaquearle como esa noche en el bosque pero se mantuvo en pie, sentía nuevamente ese miedo mezclado con la adrenalina que se apoderaba de su cuerpo y le recordaba que debía estar lista para actuar rápido y con la cabeza fría. Albergo la idea de que pasarían de largo y que ella podría llegar a una avenida no tan importante que colindaba justo con la esquina de la calle en que estaban los cuatro, justo frente a sus ojos y a espaldas del grupo de hombres. No retrocedió como la lógica dictaba a cualquier otra chica en su situación, continuo a su encuentro, asegurándose de guardar los audífonos en un bolsillo del jeans, escucho como uno golpeaba el brazo del otro y luego agregaba un “Si es ella”, desecho con rapidez la solución de que cada uno siguiera su camino esta noche. Sabía que no podría con los tres a la vez, no era una máquina de matar o una súper mujer entrenada para golpear hombres o ganar peleas, podría defenderse, sí podría pero nada le aseguraba que ellos tomasen la ventaja por el número. Apretó los puños y tensó los hombros, fingiendo que no estaba pasando nada fuera de lo común hasta que se plantaron los tres a unos palmos de distancia, formando una especie de barrera humana.

El mismo que recordaba de ojos verde intenso -ahora con una cicatriz en su mejilla derecha- volvió a hablar con goce perverso, pidiéndole que entregase sus cosas, todo lo que llevaba, todo. A quien ella le había soltado un golpe en la mandíbula se rio por la connotación y el sentido de la frase de su colega, por un momento ella misma creyó estar de regreso en el bosque medio desnuda ¿acaso los patrones de los abusadores jamás cambiaban?  Y la respuesta llego por sí sola, el mismo que esa noche llevaba una gorra ahora volvía a hacer amago de asustarla, solo que esta vez no llevaba una gorra sino una playera roja con un logo gastado y una cicatriz en su cuello, como esa fina línea invisible a la vista sugerente al tacto, que ella misma poseía debajo de su cuello y que sospechaba ellos se la hubiesen dejado de recuerdo -Tu realmente eres idiota- respondió despectiva, tensa, alerta, demasiado segura de sí misma para revelar el miedo que se mantenía en la base; el rostro del quien llevaba la playera roja se descompuso, uno de ellos exploto en risa y el de ojos verde amenazo con que no escaparía dos veces., no tendría más oportunidades si no actuaba ahora, ellos eran algo parecido a ese ex novio que nadie más querría ver y aun así, seguía allí para molestarte.

Empuño su mano izquierda, el corazón le latió con fuerza en los oídos, probablemente le dolería en la mañana pero daría todo de sí para salir nuevamente intacta. Siguió la lógica de quienes eran brutales, golpear primero y preguntar después, así lo hizo. Se abrazó a la adrenalina y al impulso, su mano esta vez más certera que la primera vez dio en el punto exacto, sus nudillos entrenados gracias a su viejo y sus ideas de que su hijita no saliese con chicos mayores sin saber defenderse encontraron el ajuste certero en la mandíbula dura. Resintió el golpe, apretó los labios, el oji verde tastabillo hasta caer sentado al piso semi desorientado, el que poseía esa risa perversa la afirmo por uno de sus costados, con fuerza entre la cintura y abajo del escote pronunciado, ella se removió con cierta fiereza mientras aquel que había llamado idiota también se lanzaba hacia adelante para tocarla y contenerla.
Off rol:
Oh my! Me quedo biblia bella luci x///D lo siento mucho!!! Intente que quedase lo más acotado posible ;u; intentaré regresar a las respuestas más cortas para no traumarte XD y como dije en el mp, tienes total libertad de usar a los npc (entiéndase a los 3 hombres) y mover a kay como creas mejor que pueda ser la escena ( si crees que cuando velkan llega ella está en el piso o aun están peleando o lo que te haga más sentido) para tu post. Espero que estés bien! y que el trabajo no esté tan pesado, en el otro spoiler va la ropa que lleva Kay esta noche uwu (lleva zapatillas más su mochila de cuero en la espalda)
Outfits!:


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Miér Oct 05, 2016 11:59 pm

Había noches como esta en las cuales Velkan no quería saber absolutamente de nada, no quería revisar las tareas y exámenes aplicados a sus grupos, no quería saber nada de la empresa que dirigía con bastante éxito y por supuesto, no quería pensar en su venganza contra el cielo, específicamente contra Elohim, sabía que sus hermanos solo estaban cegados como él había estado antes de la muerte de Evangeline.

Sin embargo esa noche era precisamente el recuerdo de ella lo que le agobiaba de sobremanera, recordar la belleza de todo su ser y esa infinita bondad, el amor que ella profesaba a todos y cada una de las creaciones sin distinción, sin fijarse en el bien y el mal, en ese instante todos los recuerdos de lo que vivió a su lado le llegaron de golpe como una mala broma de la vida ¨Dime Khaa´in… ¿realmente es necesario que continúes luchando? Tal vez deberíamos irnos lejos, los dos juntos y vivir tranquilos¨ ella se lo había pedido y él se negó ¿por qué? Se lo había dicho ¨estoy aquí para proteger, no puedo darles la espalda¨ pero ella se lo dejo claro ¨al final de cuentas, una espada solo sirve para matar, y mientras continúe la guerra un arma nunca será símbolo de protección¨ Debió escucharla cuando tuvo la oportunidad, antes que su pureza se corrompiera y fuera condenada a morir por aquel a quien llamaban padre, a manos de quien consideraba su rival y más cercano amigo.

— ¡Maldición! —Mascullo al tiempo que golpeaba la mesa e ignoro el sonido del fax, tan solo eran papeles de un nuevo contrato para apoderarse de otra empresa pequeña, pero aquello no le causaba la menor satisfacción y su teléfono comenzó a sonar, algún socio o su secretaria seguramente, él no tenía momentos de descanso y la mujer que trabajaba para él tampoco, por eso le pagaba una fuerte cantidad de dinero.

Pero en ese instante no quería nada, solo quería despejar su mente y alejar esos sentimientos que de vez en cuando lo agobiaban, ese amor que había profesado y el mismo que lo había condenado y que aun después de tanto tiempo continuaba atormentándolo.

Respiro profundo y observo la hora, ¿en qué momento dieron las 11?, el tiempo había pasado rápido a su parecer y considero que era buen momento para salir, a esas horas las calles estarían menos concurridas a excepción de algunos jóvenes que buscaban diversión en los bares, tal vez consideraría ir a uno y dejar que pasara lo que tuviera que pasar.

Fue así que se dispuso a tomar la motocicleta Yamaha pues después de haber perdido la Harley no se había dado tiempo de comprar otra y esa noche le pareció una ventaja pues necesitaba de la adrenalina al manejar a máxima velocidad por las calles desiertas, poco la importaba la seguridad, si bien sabía que no era inmortal, un choque o algo parecido no lo mataría aunque seguro lo dejaría con graves heridas que no tardaban demasiado en sanar.

¨Tu guerra es inútil Khaa´in, buscas venganza sin saber que vas directo a tu muerte¨ La voz de la mujer que amo resonaba en su cabeza, una voz y palabras imaginarias que sabía ella le hubiese dicho de seguir con vida ¨Por favor desiste vive y no te quedes atrapado en el pasado¨ Acelero más sin importarle nada, había dejado el casco pues realmente casi nunca lo usaba y solo se puso el cubre-bocas que abarcaba la mitad de su rostro, el cabello agarrado en una coleta baja ondeaba con el viento y realmente no miraba por donde iba, giraba en algunas calles sin observar, solo dejándose guiar por el viento.

Y fue entonces que los miro, una joven de cabello rojo defendiéndose y otros tres amenazándola, a la velocidad que iba paso de largo por la calle horizontal donde ellos estaban ¨no es mi problema¨ se dijo sin embargo su cuerpo actuó por sí solo, giro la motocicleta para regresar a la escena.

Basto observar con mayor detenimiento para reconocerla pese a la situación, ella seguía luchando mientras los otros soltaban improperios y varias obscenidades que tenían planeado realizar en ella ¨no es mi problema¨ volvió a decir pero la motocicleta comenzó a avanzar de nuevo a velocidad y en dirección de aquellos hombres mientras soltaba una maldición para sí mismo.

—Tres hombres contra una mujer ¿no les resulta patético? —Dijo de pronto al bajarse de la motocicleta y no se hizo esperar el primer golpe a la mejilla de aquel que poseía la cicatriz en la mejilla, y a esa distancia confirmo que se trataba de la misma joven que lo había ayudado en el instituto, la había visto en otras ocasiones por la escuela aunque no había vuelto a acercarse a ella…hasta ese momento.

Los insultos e intentos de pelea no se hicieron esperar, el de camisa roja de inmediato se lanzó a golpearlo por la espalda y lo logro aunque para Velkan un humano al pelear le resultaba tan débil y patético como una cucaracha ante un zapato, no sabía porque lo hacía pero lo dejaba lanzar golpes que no llegaban a tocarlo, al parecer solo estaba jugando y tomo de la mano a uno, un grotesco sonido se hizo presente seguido de un alarido ¨este bastardo le rompió la muñeca¨ el tercero que se había mantenido a la espera mientras sostenía a la pelirroja termino por soltarla para unirse a la pelea, al menos uno había quedado fuera de combate pues continuaba retorciéndose en el suelo ante una muñeca rota.

Velkan por su parte necesitaba eso, solo jugaba con ellos pues realmente no resultaban ser dignos oponentes y de alguna forma le ayudaban a sacar su frustración y enojo, pobres hombres que en una noche buscando diversión se encontraron con el caído. No paso mucho, una nariz rota y otro noqueado cuando dejaron de proporcionarle diversión — ¿Te encuentras bien? —Cuestiono de pronto al tiempo que volteaba a verla con detenimiento, sin duda era ella y aunque ya lo sabía lo confirmo en ese instante que la miro más de cerca.


Off Rol:
Jaja ntp por la biblia, me obliga a escribir mas asi que esta bien(?) y espero te guste la respuesta! perdon por tardar tanto, he estado ocupada y mi pareja esta de vacaciones hasta el dia 9 asi que ando limitada por la atencion(?) XD
Vestimenta y cubrebocas:

Motocicleta :
avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Lun Oct 17, 2016 5:23 pm

Había soltado golpes, mordidas y patadas, algunas lograron su cometido otras quedaron en el aíre mientras intentaba salir de su alcance. Casi habían logrado tumbarme al piso pero la patada directa en la canilla de quien tenía esos ojos claros me había ayudado a mantenerme aun en pie; escuchaba todo lo que decían de manera lejana, como si mis sentidos hubiesen entrado en modo “automático” y solo tuviera un objetivo: salir de allí lo más ilesa posible. Mi cuerpo no reparaba en el dolor que sentía, estaba magullada a causa de los golpes y jalones que me alcanzaban, una de las mangas de mi camiseta estaba a medio rajar, había sido manoseada en medio del forcejeo pero ese era el menor de los males, no era momento para detenerse en el dolor físico, no al menos que lograse quitarme a esos tres hombres o más bien dos y medio de encima.

Uno grito algo mientras intentaba sujetarme del cabello, mi rodilla subió por impulso e instinto encontrando el encaje justo en su entrepierna, estaba libre, dos pasos el de gorra bloqueaba la salida, su puño impacto contra uno de mis brazos, ocupe la fuerza del empuje de mi cuerpo para hacerlo retroceder, nuevamente era afirmada de la cintura, volvía a retorcerme al momento que el sonido de algo que mi conciencia no era capaz de definir surcaba el silencio de mi pelea. Segundos, únicos segundos en los que mis ojos azules se dieron el tiempo para mirar fugaz a quien se hubiese detenido, no hubiese sido necesario mirarlo, podría haber reconocido el tono de su voz con facilidad. Los golpes que ahora Velkan propiciaba se volvían más que certeros, a tal punto que acababa de romper una muñeca como quien se ata los cordones
“Que carajos…”

La presión de quien me sostenía se deshizo al instante que se lanzó a golpear al peli negro “No tienen oportunidad” el pensamiento se clavó en mi interior y aunque podía darme cuenta que para Velkan esto parecía un juego, un desquite personal, no me molestaba. Yo no era tan buena como para correr a detenerlo a pedirle que dejara de partirles el cuerpo por lo que habían hecho, para decirle que no debía desquitarse, que la violencia solo traía más violencia, no, esas mamadas de doncella pura no iban conmigo, quería que los golpease, sí, porque iban a intentar violarme por segunda vez, era egoísta y aunque no estaba a favor de la violencia injustificada, en este momento, para mí, esto estaba perfectamente justificado.

Pase la punta de mi lengua por sobre mis labios notando por primera vez la sangre del corte en estos, poco a poco fui siendo consciente de mi cuerpo, el dolor, las contusiones, sin considerar que probablemente no era el mejor rostro que podría haber puesto. Observe en silencio como cayó una inconsciente y otro quedo sentado rogando que no lo golpease con la nariz rota -Me han usado de saco de box y casi intentan violarme por segunda vez ¿Tu qué crees?- respondí con esa ironía que me era tan característica para las preguntas tan obvias en diversas situaciones mientras la sonrisa coqueta se formaba en mis labios, resintiendo el dolor del corte en el labio inferior de inmediato y transformando mi expresión en un ligero ceño fruncido, esa era la única muestra de dolor que me permitía frente a los demás.

Recogí mi mochila pequeña mochila de cuero, no podía definir en qué momento esta se había ido al piso, para luego avanzar hacia Velkan, deteniéndome un segundo al lado de quien ahora me observaba con cierto temor -Te advertí que eras idiota- fue lo único que dije apretando los puños para contener mis impulsos de patearlo en el piso, luego mis ojos azules se quedaron sobre el pelinegro ¿Cómo lo decía sin sentir que estaba vomitando algo? ¿Cómo se le agradecía a alguien sin sentir que le debías demasiado? Eso no era posible o al menos no era tan fácil para una chica como yo -Si no quieres seguir quebrando miembros, te invito un poco de música- quizás otra chica fuera a invitarle un trago pero a mí no me apetecía beber en demasía, necesitaba salir de allí, alejarme de ese trio de imbéciles, relajarme y buscar la forma de decirle gracias sin sentir que iba a deberle algo. Incluso a mí misma le resultaba peculiar como podía mantener la cabeza fría en la situación en la que me encontraba pero de cierta manera se lo atribuía a la adrenalina que aún mantenía mi cuerpo alerta y al simple hecho de no estar sola contra ellos tres, de alguna manera la presencia de Velkan no solo acababa de imponer respeto también me había traído cierta seguridad, cosa que, jamás admitiría en voz alta.
off rol:
Bella lamento haber tardado tanto pero ya está up la respuesta! Había pensado que si tu quieres moverlos hacia el bar puedes mover a kay detrás de la moto de Velkan como mejor te plazca hasta el bar uwu


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Lun Oct 17, 2016 8:41 pm

Las suplicas no funcionaban con él sin embargo ya los había dejado fuera de combate, lo cual había sido su único objetivo pues no le miraba lo interesante ni el honor a pelear con simples humanos, menos aun con chiquillos ante la percepción de él quien poseía una larga, larga vida. Mas al verla con detenimiento logro observar las magulladuras, el labio partido y la sangre que manaba de él mas no con abundancia, se dio cuenta de su propio error al preguntar si se encontraba bien pues antes de preguntar no se había percatado de los daños en ella, pero no tenía caso corregirse, ella ya había señalado lo inútil de preguntar.

—Por segunda vez…— Sopeso aquellas palabras y volteo a ver a aquellos que seguían conscientes, su mirada gris era lo único que podía verse aunque de alguna forma podía sentirse la sonrisa de amenaza a través del cubre bocas con solo mirar sus orbes platinas —Estoy seguro que no habrá una tercera— Termino por decir y había toques de una amenaza con aquellas palabras, detestaba ese aspecto de los humanos, como se dejaban llevar por deseos tan mundanos y el poco honor que mostraban, las costumbres se habían perdido con el tiempo y los mortales solo demostraban ser menos dignos con el pasar de los años.

Se quedó quieto tan solo observando lo que ella hacía, por un momento imagino que aprovecharía para golpearlos pero no lo hizo, lo que solo provoco que el interés que ella había generado en él en ese primer encuentro se mantuviera intacto o más en el caído —No pensaba seguir haciéndolo, solo quería dejar en claro una lección, no tiene sentido pelear con personas que perdieron antes de iniciar la pelea— Le aclaro y eso podía sonar arrogante pero no era ese el sentido con el cual lo decía, simplemente sabia a la perfección que un humano no se le podría enfrentar a menos que tuvieran habilidades especiales y sin duda esos tres lo único que tenían era su patética existencia.

—No tengo cascos, si eso no te molesta ven conmigo— le dijo mientras la guiaba a la motocicleta, sin embargo antes de subir, reparo en la condición de la blusa de Kaylee a lo que se quitó la chaqueta para ofrecérsela seguido del cubre bocas —No aceptare un no por respuesta— Sus músculos presionaban contra la tela, dejando notar su bíceps y tríceps bien trabajados en conjunto con sus hombros anchos, como era de esperarse en él, incluso la camisa blanca era de manga larga, no se debía al frió en realidad, eran las innumerables cicatrices que incluso poseía en sus brazos, solo algunas partes de su cuerpo estaban exentas de marcas.

Y sin nada más que esperar, se dispuso a prender la motocicleta cuando ella se subió detrás de él —Sujetate bien— Aunque no le dio opciones, si quería agarrar con las manos la parte trasera de la motocicleta o si quería aferrarse a él no se lo impediría y una vez listos, puso en marcha la motocicleta, al principio a una velocidad moderada para después acelerar como acostumbraba en dirección a uno de los pocos bares que conocía de la ciudad.

avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Mar Oct 18, 2016 8:25 pm

-No me importa- respondí de inmediato ante su acotación sobre los cascos, quizás si mi viejo me hubiese escuchado le hubiese dado un mini infarto pero en este momento realmente no me importaba, sentía la imperiosa necesidad de salir de allí antes de que la adrenalina me abandonara haciéndome temblar piernas y manos por igual, era fuerte sí pero cuando la adrenalina bajaba era normal que el cuerpo reaccionase de alguna forma. La primera noche que todo esto había sucedido el resultado había sido aún más peculiar que ahora ya que al despertar del golpe que me había sumido en la inconsciencia estaba en el cuarto del samurái y medio desnuda, ahora estaba totalmente consciente y con el ligero temblor que quería apoderarse de mis manos.

Le seguí dándole una última mirada a esos tres, recordando la clara amenaza que Velkan les había dado
“¿Por qué?” el cuestionamiento se formuló en mi interior y creció con una rapidez abrumadora, ¿Por qué se había detenido a ayudarme? ¿Por qué se tomaba tantas molestias? No podía decir que lo hacía por un total desinterés, la única persona altruista que había leído alguna vez en mi vida era el supuesto dios que por lo demás no creía ni en sus historias para mí las personas no eran tan buenas, tampoco podía asegurar que lo hacía porque éramos amigos porque siendo totalmente objetiva no lo éramos, lo había visto en otras instancias en la universidad pero ninguno de los dos se acercaba finalmente entonces ¿Por qué lo hacía? “Impulso” fue la única respuesta lógica que encontré, de igual manera fuera lo que fuera, estaba en deuda con él y lo estaría por mucho tiempo, porque quisiera o no, sabía que una noche de música no alcanzaría a pagar lo que él acababa de hacer por mí.

Mis ojos azules se fijaron en su expresión y mi interior se sorprendió por su acción junto con sus palabras, intente no centrarme en ese sonrojo interior que amenazaba con formularse en mis mejillas porque estaba claro que no iba a dejar que alguien me viese avergonzada y solo sonreí haciendo que mi rasgo natural de coquetería se apoderara de mis labios -Gracias- respondí de manera sincera tomando la chaqueta de cuero y el cubre bocas, en otro momento y en otra situación quizás hubiese hecho hincapié en su galantería de caballero motorizado pero en esta situación era algo que apreciaba, que me había sorprendido al punto de casi lograr hacerme sonrojar, esos detalles que para otros podrían ser tan normales o naturales eran los que yo sabía apreciar. Me acomode ambas prendas percibiendo el aroma propio de Velkan impregnado en su ropa y ese dejo de calor que dejaba en su ropa y traspasaba hacia mi piel, tenía que admitirlo adoraba esos detalles; me acomode a su espalda, apegando mi cuerpo a su espalda para acomodar mis brazos a la mitad de su vientre -Veamos qué es lo que la Yamaha puede hacer- añadí con mi tono de voz semi ahogado por el cubre bocas, de cierta manera estaba expectante adoraba las motocicletas y si el la corría la noche iría cada vez mejor.

La ciudad pasaba zumbando a nuestro alrededor, podía sentir mi propio corazón corriendo ante la emoción que me producía ir a velocidades poco prudentes, la vibración bajo mis piernas, el temblor de la adrenalina sobre mis manos, el cabello revuelto como una llama constante ante la velocidad, los sonidos inconexos, cerré los ojos y apoye mi mejilla en su espalda dejando que mis sentidos se embargaran de las sensaciones que pasarán al repasar con mayor detalle todo lo que había sucedido hasta ahora, incluso por el calor que lograba emanar su cuerpo. Al momento que la velocidad iba siendo reducida volví a mi posición inicial observando el bar que estaba frente a nosotros -Creo que es la primera vez que vengo a este- añadí por sobre su hombro esperando que estacionara para bajarme y quitarme el cubre bocas guardándolo en uno de los bolsillos de su chaqueta -¿Corres la Yamaha para huir de tus emociones o solo porque te gusta?- pregunté en la entrada del lugar, quizás había sido demasiado directa pero quería saber la respuesta, si mal no recordaba él había pasado zumbando por la calle.  

No nos hicieron mucho lio para entrar al bar, ni siquiera se detuvieron a pedir las credenciales de identidad probablemente el aspecto de Velkan había ayudado a que el guardia solo nos dejase entrar y una vez en su interior el lugar parecía tener vida propia, estaba repleto de hombres y mujeres; en una primera mirada se podía ubicar perfectamente bien a quienes andaban de “caza” y quienes iban solo a divertirse, la música no estaba mal, no era precisamente mi estilo pero me agradaba, era música finalmente -Debo admitir que si no me hubieses traído, no hubiese creído que eras un hombre de antros-


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Miér Oct 19, 2016 1:05 am

Ni siquiera él comprendía el motivo por el cual los amenazo, tal vez se debía al hecho de lo patéticos que le resultaron y el hastió de su bajeza, el ver como los mortales demostraban ser menos dignos que en el pasado y el coraje que le provocaba el comprender a Luzbel y el motivo de su rebeldía y descenso. Pero eso no explicaba por qué se había regresado, no era su problema y pudo haber seguido como muchas otras veces sucedió en antaño, pero no lo hizo, regreso por el camino y no siendo suficiente les había propinado una paliza para ¨enseñar una lección¨ y asegurarse que no se repetiría, se maldijo mentalmente por aquella acción que no tenía nada que ver con el altruismo o un repentino ataque de heroísmo.

Escruto su expresión, buscando algún indicio de incomodidad o molestia aunque igual dejo en claro que no aceptaría una negativa a su ofrecimiento, rara vez actuaba así, en realidad no recordaba haberlo hecho algún día en los años anteriores, al menos no por voluntad y siempre siguiendo una norma mortal al acompañar una dama, pero no fue el caso en ese instante, al igual como hizo al regresar en la moto, ofrecerle la chaqueta de cuero y el cubre-bocas fue algo por voluntad y completa consciencia de lo que hacía. —…— sin embargo al escucharla pareció sonreír aun si ella no lo notaba al ir tras su espalda y no fue necesario decir nada ni alardear pues la velocidad lo diría por sí misma, Velkan realmente resultaba bastante temerario al manejar, se metía entre carros, esquivaba otros y sin disminuir ni menguar en lo más mínimo, el miedo no formaba parte de su vocabulario y tan confiado estaba de su habilidad que tampoco le preocupaba chocar llevando a Kaylee con él pues sabia la posibilidad de una colisión resultaba casi nula. Incluso llego a pasar rozando por poco un auto que se atravesó repentinamente, lo esquivo y acelero más mientras el sonido del claxon contrario expresaba los improperios que seguro el conductor estaba soltando en ese instante en referencia al motociclista imprudente.

Y pudo sentirla, como se aferraba y apoyaba en él conforme avanzaban, pero como todo en la vida nada resulta eterno y el momento de ir disminuyendo la velocidad se hizo presente, el bar estaba a la vista y no parecía tener nada diferente a los usuales, sin embargo se debía precisamente a la falta de menores de 20 años en el lugar lo que lo hacía ir ahí, la inmadurez y las peleas estaban en lo más mínimo y la música no resultaba ser de esas consideradas ¨actuales¨ predominaban las bandas de rock de los 70 a los 90, para Velkan las últimas generaciones rescatables de la humanidad. —Ambas razones son acertadas— Reconoció aunque ¨huir¨ no era la palabra ideal, no había forma que esas emociones tan arraigadas en él se alejaran por manejar a velocidad, pero al menos estar pendiente del camino, solo sintiendo el aire y la adrenalina que el vuelo no le proporcionaba resultaba ser mejor que estar atormentándose por un pasado que por más que deseaba no podía cambiar.

—Tienen un buen whisky—
Si bien no tenía una predilección por las bebidas alcohólicas, a excepción de un buen vino, podía tomar algún whisky que captara la atención de su paladar, ahí había encontrado uno en particular, japonés curiosamente y a voz del cantinero, estaba catalogado como el mejor whisky existente. —¿Esperabas algo diferente? — cuestiono en referencia las últimas palabras de la menor, si bien era cierto que Velkan no tenía finta de andar en antros, lo cierto era que desde que llego a Eadrom, ese sitio era el único al que iba, en el pasado incluso llego a visitar burdeles, tenía necesidades como muchos otros y si bien la culpa no lo amedrentaba al estar con mujeres sin nombre y otras decentes que conocía por casualidad, todo parecía ser un vano intento por llenar el vacío que Evangeline había dejado en él.

Pero esa noche no tenía la intención de buscar a alguien que lo acompañara por una noche pues la pelirroja resultaba ser mejor acompañante sin necesidad de buscar algo más allá que su compañía sana en ese instante después de lo acontecido minutos atrás, tal vez por ese motivo ignoro por completo al grupo de chicas que parecían desvivirse por llamar su atención desde que entraron.

avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Jue Oct 20, 2016 7:52 pm

Camine hacia uno de los costados del salón mientras mi cuerpo comenzaba a moverse lentamente al ritmo de Robert Plant y mis dedos entrenados marcaban las notas que soltaba Jhon Paul Jones en mi bajo imaginario, ese que siempre llevaba conmigo, era Led Zeppelin uno de los clásicos del estilo que me encantaba, el hard rock, poco a poco comenzaba a vislumbrar que Velkan no tenía tan mal gusto para la música y al parecer el antro que nos acogía esta noche, estaba cargado de sorpresas.

Ya llevaba una pequeña lista interior sobre él, cosas que podrían gustarle y disgustarle, ahora había aprendido un poco más desde nuestro último encuentro en los pasillos -Yo no espero, Velkan- respondí con mi sonrisa coqueta característica y mis ojos azules sobre su expresión fría, esa afirmación tenía demasiados matices y como se mirara probablemente fuera correcto -Es mejor así, si no esperas, si dejas que todo siga el curso para bien o para mal puedes sorprenderte- no era precisamente una mujer de planes, me gustaba que mis emociones experimentarán todo lo que pudiesen sentir a la intensidad que mi huracán interior me hacía percibirlo -Justo como ahora, he descubierto que también puedes ser un hombre de antros y que escuchas rock, no creo que tus alumnos de Takemori pudiesen imaginar eso de ti- mi expresión se torno ligeramente traviesa, probablemente tendría algún sequito de alumnas o algún mini fan club con las pintas de badass que se cargaba -Voy tu whisky, es una de mis formas de pagarte- añadí dejándole solo mientras avanzaba hacia la barra, el lugar estaba repleto de personas que intentaban comprar algo para beber, agolpadas unos contra los otros luchando por un espacio necesario.

Apreté los labios me era incomodo estar rodeada de tantas personas, si no hubiese sido por la buena música y la compañía de Velkan probablemente hubiese preferido mi propio antro, ese con nombre tóxico poco conocido donde la noche pasaba tranquila entre los estilos de música que a los pocos clientes les agradaba escuchar, seguía siendo un alma que apreciaba la soledad y el silencio o bien se debía a esa incomodidad que se había formado hace unos años al estar rodeada de tantas personas -No me interesa- respondí directa a unos de los chicos que intentaba sacarme plática mientras desviaba mis ojos azules hacia el badass que había dejado atrás
“¿En que momento?” intente no reírme desde mi posición pero era difícil cuando a Velkan lo cercaban tres mujeres con claras intenciones, parecía que lo habían casi acorralado entre las tres, una, la rubia despampanante hablaba y coqueteaba entre risas, desde mi percepción parecía la más directa y no lo dudaba con esa micro falda entallada y en negro de seguro podía sacar todas las miradas que quisiera, pareciera que quería acercarse mientras su boca se movía en lo que supuse sería un desborde de preguntas su mano se apoyó sobre el brazo del peli negro, su amiga de cabellos blancos le llevaba la competencia mientras se arrimaba por uno de los costados como si quisiera lanzarse la caballería encima, en este caso, lo que ella tenía por delante con ese escote en v en la blusa morada que dejaba nada para la imaginación y finalmente estaba la que iba de frente, una pelirroja en un vestido que parecía ser dos tallas más pequeño o quizás solo le gustaba mostrar un poco de trasero al caminar, la pelirroja de cabellos cortos, reía a la par con la que supuse eran sus amigas, con una botella de cerveza en una mano y la otra que se la ofrecía a Velkan, no sabía cuál de las tres parecía estar más dispuesta a una noche con el pelinegro, a pesar de todo, me sorprendía que no estuviesen sacándose los ojos entre ellas para ver quien se lo ganaba primero “Quizás les gusta en grupo” soltó mi propia voz y la risa se escapó de mis labios justo al momento que avanzaba contra la barra y el bartender llevaba su atención hacia mi -Un whisky y una bebida por favor ¿no tendrás algún trago que se llame espanta zorras? Si es así, pido tres-
 

off rol:
Bella te deje la intro de las chicas acosando a Velkan para que lo sumaras a tu post, no que prefieres sacarlas en el siguiente post de Kay o que molesten por bastante rato, si las quieres acosando por basten rato habia pensado que al menos uno se quedase con ellos para ver si conseguía algo y podemos moverla entre las dos owo, allí me avisas <3


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Sáb Oct 22, 2016 2:01 am

Ya resultaba ser algo común en él estar al pendiente de todo lo que acontecía a su alrededor pues había nacido como un guerrero y moriría como tal, por ese motivo no se podía dar el lujo de bajar su guardia en ningún momento, siempre atento a cualquier indicio de posibles peligros. Sin embargo en ese instante observo atento cada acción de ella y como sus dedos parecían danzar con vida propia en sintonía con la música.

—Y te evita decepciones— Comento después de escucharla, no esperar le parecía una de las cosas más prudentes y atrayentes por igual, por su parte tampoco buscaba planear el curso de su vida aunque si tenía claro el final que quería, los únicos planes que tenía en mente eran aquellos de guerra contra el lugar que erróneamente llamo ¨Hogar¨ en el pasado —Se imaginan muchas cosas y aunque lo descubrieran me tiene sin problemas, todos tienen una vida lejos de la escuela, no busco ser un buen ejemplo pues no me interesa convivir con ellos fuera de la escuela, solo necesito que aprendan mientras este en clase— Admitió y en eso se basaba, no formar lazos con los alumnos pues a su idea estricta de una escuela, se iba precisamente a estudiar, aprender cosas útiles para su vida fuera y aplicar el conocimiento adquirido y en nada de eso enlazaba una relación afectiva.

Asintió con la cabeza y la observo alejarse mientras él se apartaba de la multitud para así recargarse en la pared más cercana y escrutar con su mirada todo el establecimiento desde ese punto, esa noche el bar parecía tener más vida de lo usual pues los días que lo había frecuentado pocas personas habitaban el sitio, comenzó a cuestionarse si lo mejor sería irse de ahí pues las aglomeraciones de personas le disgustaban en demasiá.

Sin embargo mayor fue su molestia cuando aquellas tres indeseables mujeres se acercaron a él sin el menor recato, eso era una de las tantas cosas que detestaba de la generación actual de humanos, no conocían la decencia, la elegancia y el respeto se había perdido en muchas mujeres y resultaba incluso desagradable la manera en que se le insinuaban, pero se mantuvo imperturbable al menos en apariencia y la indiferencia se podía notar a distancia en su mirada —Tengo compañía y no me apetece dejarla por estar con ustedes— Directo y conciso con esa característica mirada gélida y voz profunda, al tiempo que apartaba de un movimiento la mano de aquella rubia sin el menor disimulo, sin embargo parecían no desistir en su intento.

—Te divertirás más con nosotras. —, —Si, vamos no puede ser más…productivo el tiempo a nuestro lado—, —Es tu novia ¿Qué tiene de interesante? —

Las insinuaciones estaban presentes a cada palabra, esos tonos pastosos e irritante mientras la rubia había señalado en dirección a Kaylee, el caído observo aquel gesto y se dio cuenta que ella ya estaba pidiendo las bebidas pues minutos atrás la había visto rechazar un intento de flirteo por parte de alguien —…— Pero no perdió el tiempo diciéndoles algo más, contestarles de nuevo seria dar entrada a que continuaran insistiendo, sin embargo cuando se apartó de la pared, esas tres de nuevo le cerraron el paso, al parecer no tenían la intención de ser rechazadas.


Off rol:

Como creas mas conveniente, por mi no hay problema*O*


Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Dom Oct 23, 2016 4:30 pm

El bartender río ante mis palabras, indicando que no tenía pero crearía una para la ocación, me recargue con cuidado sobre el mesón observando sus manos hábiles trabajar entre los licores “Y te evita decepciones” había dicho él en el fondo, sabía que tenía razón. Me ahorraba demasiadas cosas el no esperar nada a cambio daba más sabor a la expectativa esa expectativa que me encantaba y sobre todo, servía como una buena defensa para mantenerme frente a los demás, para guardarme lo más privado, personal, lo más difícil de sacar para que fuera únicamente mío y no me viese en la necesidad de tener que hablar sobre mi misma, sobre lo que me era complejo, sobre lo que podía llegar a querer, sobre lo que aun dolía, incluso sobre las dulzuras y los gestos amorosos que había aprendido y estaban allí abajo, escondidos, dormidos pero no olvidados.  

“Aquí están” añadió el chico de las bebidas y logró sacarme de mis pensamientos, le regrese la sonrisa y pague los tragos mientras él llamaba a un camarero para que llevase el whisky, el jugo y las tres espanta zorras conmigo, “creación de la casa” había mencionado antes de dejarme con el joven que cargaba los tragos en una bandeja; notaba como las tres mujeres aun parecían insistir sobre Velkan y por la cara que traía de seguro ya las había rechazado. La rubia seguía intentando acercarse y a medida que nosotros estábamos más cerca podía oír sus voces, como la de cabellos blancos continuaba incitándolo a que se fuera con ellas y la pelirroja agregaba que su novia podía ser muy aburrida. ¿Realmente parecía su novia?, intente no reírme para no arruinar la sorpresa, si iba a ser la novia falsa por una noche iba a ser que fuese divertido.

Avance entre medio de la rubia y la pelirroja arrastrando al joven que cargaba los tragos conmigo -Aquí está- fue lo primero que salió de mis labios mientras le entregaba el vaso con alcohol a Velkan, probablemente iba a necesitar un trago fuerte después de esto -Oh cariño- añadí haciendo énfasis en la palabra mientras fingía sorpresa al ver a las tres mujeres allí -¿Ya tienes compañía? Que suerte que traje algo, adelante chicas va por la casa- agregue con mi sonrisa característica mientras tomaba mi vaso de jugo, me paraba al lado de Velkan recargado el costado de mi cuerpo contra el suyo y dejando al pobre muchacho de la bandeja incomodo intentando hacer que las otras tres mujeres tomaran sus tragos. Al principio parecieron dudar, la primera en recibirlo fue la de pelo blanco, luego la pelirroja y finalmente con un ceño fruncido la rubia despampanante -El bartender dijo que era especial para espantar zorras y mantener las ladillas dentro de sus piernas- di un sorbo a mi jugo y espere a ver como sus rostros se desfiguraban ofendidos, la pelirroja soltó improperios dignos de un futbolista ebrio insultándome, la peli blanca ofendida añadió que ella no era una zorra y por último la rubia, empujo al chico de la bandeja para dejarle el espacio libre defendiéndose a sí misma y a sus amigas, agregando que era una chica vulgar y que aquel hombre no me merecía, reí un poco mientras afirmaba la mano de Velkan con mi mano libre como si realmente fuéramos una pareja disfrutando de la noche en un bar, solo para añadir más picante a la salsa -No soy yo quien está acosando a un hombre contra la pared y uno con pareja ¿Por qué no se hacen un favor, recogen eso que les queda en el piso y hablo de su dignidad, no de sus bragas y se van a buscar a alguien más?- la peliblanca quedo muda mientras que la rubia comenzaba a ponerse roja de lo que supuse era ira y la pelirroja tomaba su brazo para contenerla, arrastrándola por el lugar a lo que supuse sería el baño de damas, nuevamente había espacio para ambos.
off rol:
Bella lo dejo allí por si en tu post quieres hacer más salseo (esto de poder hacer drama, es hermoso ;////; aunque sea a cuesta de Velkan XD) y hacemos que vuelvan a molestar si es así les buscaré una imagen a cada una de las 3 XD Espero que tu fin de haya estado súper y pudieses descansar lo necesario <3


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Dom Oct 23, 2016 8:48 pm

Sin duda ya estaba más que hastiado de esa situación, tan solo observaba a Kaylee y cada movimiento mientras esperaba a que regresara pues esas tres al parecer no tenían la más mínima intención de alejarse por más que rehusó su compañía —No me interesan, ninguna de las tres— Volvió a decirles aunque estas seguían insistiendo en acompañarlo, no querían darse por vencidas y tenían ese idiota pensamiento de que mientras más resbalosa y fáciles se mostraran lograrían captar su atención en algún punto, solo cuerpos sin mentalidad y eso para él carecía de atractivo.

Agradeció que Kay ya caminara de regreso en compañía de un mesero, aunque observo con cierta duda las 3 bebidas que alcanzo a ver en la charola, lo que le hizo pensar que tal vez Kaylee habia considerado que él acepto la compañía de esas tres y esperaba que no fuera así pues no creía poder soportar un minuto más con esas insistentes y desagradables mujeres.

—Gracias— Pronuncio el caído cuando Kay llego a su lado y le entrego aquel vaso, sin embargo una expresión de sorpresa apareció fugazmente en su rostro cuando ella agrego aquel ¨oh cariño¨ y pronto regreso a su expresión estoica cuando se dio cuenta del motivo y contrario a lo que hizo con las otras tres, a Kay no la alejo y no tenía la atención de hacerlo —Tardaste, las…señoritas no comprenden el significado de ¨No¨, al parecer necesitaban una muestra de lo que es alguien realmente interesante— Al contrario de lo que se esperaría de velkan, su mano libre le rodeo la cintura a Kaylee para seguir con esa línea de ¨la novia¨ mientras miraba como a las jóvenes les cambiaba la expresión, la forma en la que en vano buscaban insultar y por fin después de todo ese tiempo, Velkan mostró una sonrisa, esas de medio lado pero no sincera, parecía algo más como una burla a las tres que se alejaron indignadas, aunque el caído tenía la ligera impresión que aquellas jóvenes no se quedarían tan tranquilas después de semejante humillación, los humanos resultaban ser tan predecibles que estaba seguro en un 99% que volverían.
avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Lun Nov 07, 2016 9:06 am

Debía admitirlo, no esperaba esa reacción por parte de él, esperaba que al menos escupiera el whiskey o quizás se atragantara con el trago por mi jugarreta cualquier cosa que me aseverara esa primera imagen que me había formulado de él pero estaba totalmente equivocada, ahora para mi sorpresa y cierto deleite, Velkan estaba siguiéndome el juego contra todo pronóstico que en un principio había creído. Intente no sonreír demasiado detrás del vaso de jugo cuando termino de hablar más me era inevitable, ahora éramos dos jugando esto podría ser sumamente interesante.  

Recargue mi costado contra el suyo de manera natural como si fuéramos una pareja, intente no pensar demasiado en el tacto de su mano contra mi cintura podía sentirlo extrapolado en las sensaciones, ese calor que expelía su cuerpo mezclado con el olor natural de su chaqueta, lo percibía aún más y si me detenía a pensarlo una parte de mi interior podría estremecerse. La pregunta llego inevitable, expulsando cierta ironía que identificaba bien
“¿Cuánto tiempo había pasado?” la última persona que me había colocado una mano encima con esa cercanía fue aquel samurái quien desapareció de la misma forma que llego, sin dejar rastro en una noche que podría haber dado para mucho pero solo acabo antes de siquiera comenzar, no era el lugar ni el momento para darle vueltas a esos asuntos, no estando bajo el falso resguardo y la cercanía de Velkan, recordándome que era ilusorio y que solo estábamos jugando un juego, que esto era solo un juego para espantar a esas tres.

-Y bien- Comencé observando como aquellas mujeres se perdían para el baño -¿Siempre hay que espantarte a las acosadoras o solo es algo de esta noche?- mis ojos azules se fijaron en la expresión de su rostro ¿eso era una sonrisa burlesca? Al parecer él era un hombre que traía sorpresas consigo, sonreí con mi sutil coquetería de regreso -Quien iba a decir que disfrutabas del mismo placer malvado, no creí que me fueras a seguir el juego, debo admitir que pensé que te daría un mini infarto o algo así, al parecer tienes tus sorpresas y eso me agrada- reí suave y armónica antes de dar otro sorbo al vaso de jugo que cargaba conmigo mientras uno de mis pies marcaba el ritmo de la música que nos rodeaba -Aunque es probable que esas mujeres vuelvan, no las creo tan listas como para dejar de intentarlo- por alguna razón recordé nuestra primera charla sobre el interés y el capricho, si tuviésemos que buscar ejemplos sobre nuestras palabras esas mujeres serían el vivo ejemplo del capricho.

Di otro sorbo al vaso de jugo para apoyarlo finalmente en una mesa cercana -Vamos a bailar o al menos a intentarlo- añadí tomando su mano dejando que la risa sutil se apoderara de mis labios ante mi última afirmación -Si vamos a jugar a ser novios hay que hacerlo creíble, además me da curiosidad conocer tu destreza sobre una pista de baile- mis ojos azules estaban fijos sobre los suyos, estaba tanteando un terreno que bien podría ser totalmente peligroso pero mi huracán interior, todos mis sentidos e impulsos estaban dispuestos a ver hasta donde podríamos llegar bajo la imagen que habíamos proyectado en el bar.


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Vie Nov 11, 2016 1:49 am

Aun a pesar de que aquellas tres enfadosas se alejaron, Velkan no aparto su mano de la cintura de la joven y al contrario parecía ser un gesto de lo más natural y nada forzado al tiempo que le daba un sorbo al whisky, sintió el escozor en la garganta sin embargo su expresión no vario en lo más mínimo por aquello lo que significaba que estaba acostumbrado o bien hacía falta algo más fuerte para alterar aquella expresión de fría indiferencia en el rostro del caído.

Sintió el cuerpo de ella contra el suyo ante la acción de la joven al recargarse en él y no la aparto, se dio cuenta de algunas miradas curiosas y como algunos jóvenes desviaban la mirada de Kaylee cuando los gélidos orbes plateados de Velkan se posaban en ellos, aquello aunque no lo pareciera le causaba cierto tipo de satisfacción, doblegar la voluntad de las personas con solo una mirada era un disfrute personal que no revelaría, al menos no en ese instante.

Continuo bebiendo y observando sin prestar atención del tiempo transcurrido aunque estaba seguro que no había pasado demasiado pues la canción que había comenzado cuando Kaylee llego apenas estaba terminando…3 o 5 minutos a lo mucho habían transcurrido aunque le dio la ligera impresión que el tiempo se había detenido hasta ese instante en el cual ella comenzó a hablar sacándolo de su distracción.

—Suelen alejarse después de unos segundos, estas resultaron ser más…insistentes— Aunque esa no era la palabra que estaba buscando ¨idiotas, ingenuas, huecas¨ parecían ser la definición más exactas para ese grupito que al parecer se empeñaron más en su objetivo por el simple hecho de haberlo visto acompañado pues Velkan estaba seguro que aquellas 3 lo habían visto llegar junto a Kay.

—Hace falta algo más para que me dé un ¨mini infarto¨ Contesto y algo en su tono parecía denotar cierta diversión por esas palabras aunque no era sencillo notarlo a excepción por la forma en que el contorno de sus ojos se relajó, había algunas líneas de expresión apenas visibles pues pese a ser un ángel y poseer una vida longeva, el paso de los años igual hacia efecto en sus facciones, 28 años aparentes y cientos más con experiencias acumuladas, peleas y muerte pasaban factura después de todo, poseía un rostro joven sin duda pero una mirada vieja pero con tanta fuerza y vitalidad ante un objetivo que solo él sabía a donde se dirigía.

Y solo asintió ante sus palabras, sabía que aquellas tres regresarían pues era fácil darse cuenta por la forma en que voltearon a ver a Kaylee antes de perderse dentro del baño, sin embargo al escucharla decir que bailaran, su expresión de siempre regreso, esa expresión casi relajada y más ¨normal¨ que había aparecido en su rostro se desvaneció de nuevo aunque la forma en que la miraba parecía mostrar algo más, no esa frialdad ni indiferencia, era algo más como interés —Muéstrame como y puede que lo descubras— Con esas palabras tan solo la estaba incitando, si bien no había aceptado tampoco se negó y solo esperaba por ver si ella comenzaría a bailar o desistirá en el intento.
avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Vie Nov 11, 2016 7:42 pm

La pelirroja estaba segura que si lo anterior no le había causado un mini infarto, por la nueva expresión que tenían su rostro ahora si sucedería o al menos apostaba a esa “nueva carta”. Por lo que llegaba a conocer de él, Velkan alías el badass no parecía la clase de hombre que fuera a perder su tiempo en una pista de baile y si era sincera consigo misma, ella realmente se estaba divirtiendo con ese jueguito que se habían montado “Jugar a ser novios ¿he?” había soltando esa parte que tendía a ironizar los hechos de la vida y ahora se burlaba de ella y de sus propios impulsos. Allí estaba esperando su respuesta, como si a través de sus labios pudiese colarse hasta su paladar esa tención que le causaba detenerse mientras el formulaba una respuesta y sus impulsos internos formaban un remolino, un huracán a punto de arrasar con todo.

Sus ojos, esos que acostumbraban a teñirse de una frialdad que para ella era muy fácil colar en duda, detrás de esos ojos ella apostaba que había mucho más, en esos ojos ahora se formulaban lo que para ella parecía un atisbo de algo más ¿sería un reto? ¿un arrepentimiento? ¿un paso atrás quizás? ¿o todo lo contrario? ¿habría traspasado con su juego alguna línea hacia los pasillos del interés? De alguna manera que no lograba comprender estaba expectante, estaba esperando su respuesta, doble ironía para alguien como ella, alguien que no tiende a esperar a nada ni a nadie y allí estaba saboreando los segundos hasta que le escuchó.

Sus ojos azules se abrieron un poco mientras que sus cejas perfiladas subieron en conjunto ¿había oído bien? ¿No era una jugarreta de su cerebro volviendo la noche con esos tintes que ella adoraba?
“No” le repitió su cerebro y estaba segura, oh sí que lo estaba. Fueron segundos los que pasaron y su expresión de sorpresa cambio, sus azules se suavizaron ligeros hasta tocar con esa chispa interior que se proyectaba de ellos siempre que se topaba con esas situaciones, sus cejas enmarcaron el rostro ante la picardía y sus labios formaron esa sonrisa coqueta que le era totalmente característica. Velkan la había incitado de esa manera tan directa como a ella le encantaba y ahora sentía, percibía a la perfección como sus sentidos se agudizaban, se dejaban llevar hacia la situación que se volvía impredecible como un hormigueo constante.

No dijo nada porque no hacía falta una respuesta de si y no, con sus actos bastaba. No necesitaba un shot de whiskey para activarse, no necesitaba seguir la tonada que sonaba incluso en ese momento, para ella bailar entre notas imaginarias era parte de su vida, era parte de respirar. Tomo su mano con esa seguridad que era parte de su personalidad, fijo sus azules sobre esos grises profundos y lo arrastro hacia la oscuridad.

La pista de baile a las espaldas de ella y de frente a él los recibió con sus penumbras como si fuera un abrazo esperado, en ella ya había otras parejas moviéndose a un ritmo ligeramente frenético que tomaban los temas del antro pero para la pelirroja no era necesario tomar el mismo compas. No aparto la vista de su mirada cuando su cuerpo se acercó al de él, de manera inequívoca la distancia se redujo, definitivamente eso era lo más cerca que habían estado frente a frente y aun así solo era un ligero roce, un traspaso de calor entre sus cuerpos que si se daba un paso en falso podría acabar de una forma completamente distinta. Para ella era caminar en una línea muy delgada, una que le gustaba disfrutar, sonrío sugerente.

Su cuerpo comenzó a moverse lento, sus caderas generosas acompañadas de sus piernas contorneadas al compás de un ritmo suave, cargado y tentador que solo parecía tocarse para ambos. Su cintura estrecha ondulo como si marcase las notas siguiendo al resto de su piel entre la oscuridad de la pista de baile y las luces escuetas que definían las formas de su cuerpo y su piel desnuda que se colaba entre el escote que podría entreverse incluso a través de su chaqueta. Sus brazos se elevaron cuidadosos, rozaron en el movimiento partes de la camisa blanca pero no le tocaron más, guiaron a sus manos hasta sus cabellos y se quedaron allí como si juguetearan entre el aire y sus cabellos rojos; cargo la mirada sobre él una última vez, allí estaba impuesta su incitación, justo antes de cerrar sus ojos y dejarse guiar totalmente por la melodía seductora que la envolvía y que podría alcanzarlo, si él se lo permitía.


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Jue Nov 24, 2016 8:17 pm

Esperaba una respuesta, alguna reacción inusual en ella y noto como sus cejas subieron ligeramente ante la sorpresa, incluso él no se había esperado aquello, había dado la respuesta por impulso, algo que realmente nunca hacia pues jamás actuaba por impulso y ahí estaba, con ella dejándose llevar, realizando cosas que nunca antes había hecho y jamás creyó hacer en su vida actual, pues incluso antes de ser un caído siempre fue cauteloso.

Al sentir que lo tomaba de la mano, Velkan dejo el vaso sobre la mesa y le hizo una señal al mesero para que dejara otro en el mismo lugar donde él había colocado el vaso para así continuar siguiéndola sin nada que le estorbara aunque fuera en las manos, la música comenzó a sonar, al príncipe lento pero fluido mientras él continuaba observando los ojos de la joven, como acortaba la distancia, aquel roce tan pequeño pero a la vez significativo.

Pero cuando comenzó a moverse, comenzó a sentir cierta tensión, no de manera negativa, era una tensión atrayente conforme la observaba mover sus caderas, sus piernas moviéndose al ritmo de la música y la tensión seguía presente, Velkan la miraba con intensidad ante cada acción, como se movía su cintura, cuando elevo los brazos y evitaron tocarlo dirigiéndose a esos cabellos carmesí y esa última mirada termino por elevar la tensión que venía sintiendo y al observarla cerrar los ojos, sin mediar palabra alguna, alargo su mano para tomarla de la cintura, acercarla un poco más, sentir el movimiento y luego…dejarse llevar, lentamente.



Pasa el cursor por la imagen(?)

Haz caso al diablo y te recompensará con el infierno.
Khaa´In
ya no existe el camino al perdón.



—Hablo— Narro ¨Pienso¨
avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Dom Nov 27, 2016 6:17 pm

Concentrada únicamente en la melodía privada que creaban los movimientos de su cuerpo, el tiempo tendía a oscilar con facilidad en su entorno. Había privado a sus azules de las expresiones que esos profundos ojos grises podrían mostrar, todos sus sentidos estaban concentrados, expectantes al reto que acababa de lanzarle y por cada movimiento en la oscuridad se abría una brecha de distancia que solo él podía decidir sortear; centrada en esa melodía que inundaba sus sentidos y guiaba sus movimientos sugerentes ¿hacia cuanto que no disfrutaba de esa manera? dejándose llevar por lo que fuera que estuviese por suceder entre ellos.

Sintió sus manos asirse de su cintura ondulante y sus pies avanzaron los dos pasos necesarios para percibir el calor de su cuerpo, sus brazos que danzaban en el aire con su propia melodía bajaron hasta apoyarse sobre sus hombros, sus manos se cerraron en un agarre sutil detrás de su nuca, estaba cerca, peligrosamente cerca y como era su costumbre se dejó llevar, después de todo era solo un juego ¿no? solo jugando a simular ser una pareja que se colaba en la oscuridad de un bar para fundirse en uno solo. Abrió los ojos, fijo sus azules en su rostro y no necesitaba verbalizarlo, estaba caminando en esa línea delgada del impulso, sus labios formaron esa sonrisa sutil, seductora ¿realmente iba a hacerlo? ¿era parte del juego o de sus deseos e impulsos personales? No necesitaba darse una respuesta, se conocía bien.      

Se inclinó hacia él lentamente ladeando el rostro, apegando el cuerpo, la prudencia nunca había sido una de sus características. Velkan respondió a su vez, inclinándose hacia ella, disminuyendo la diferencia de altura, el juego había quedado muy atrás junto con las distancias; podía percibir su respiración chocar contra su rostro, las yemas de sus dedos comenzando a acariciar la zona de la nuca donde le alcanzaban y sus labios a tan escasa distancia que para cualquier podría ser un excelente método de tortura pero para ella eran esos detalles que adoraba gravar en su mente. Iba a besarlo, con toda certeza que iba a hacerlo y que acabasen donde fueran a acabar, ya no le importaba, él tenía ese magnetismo en ella, él resultaba impredecible pero las escucho justo antes de dar el último impulso, justo antes de acortar todas las distancias, justo antes de probar sus labios.


-Queríamos disculparnos- dijo la rubia y un “si” la coreo, ella no necesitaba mirar para saber que esas tres debieron estar esperando el momento justo para acercarse, volverían como Velkan había dicho y para interrumpirlos -Venimos en son de paz- añadió otra riéndose a la vez, quedaba claro que no les permitirían seguir; las maldijo mentalmente mientras en su rostro se revelaba una molestia que solo para Velkan podría ser visible a causa de la cercanía que desaparecía a medida que ella alejaba su cuerpo para quedar frente a frente con el trío de mujeres -incluso les hemos traído un par de tragos, lo sentimos nos comportamos como unas tontas- añadió la rubia mostrando una sonrisa mientras el mesero que las acompañaba extendía dos tragos en dirección a ambos, parecía nervioso como si realmente no quisiera estar allí -Que altruismo- ironizó tomando el vaso que no era whiskey, ya que al parecer esas chicas habían pensado en todo.


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Lun Dic 05, 2016 2:10 am

Si bien solía frecuentar ese tipo de lugares, siempre fue con la intención de conseguir con quien satisfacer ciertas necesidades físicas y nunca porque el ambiente le resultara agradable, participar en la pista de baile tampoco era una de sus prioridades pues si bien sabia moverse era más en el ámbito de bailes de salón y nada improvisado y tan espontaneo como resultaba ser ese instante.

Pero ese momento era diferente, se estaba dejando llevar por ella, por cada movimiento provocativo y el ritmo lejano de lo que parecía ser una melodía que solo ellos dos podían escuchar pues a su alrededor el tiempo transcurría más rápido mientras ellos se mantenían a su propio ritmo o al menos el caído así lo sentía en ese instante.

Que terminara de acercarse, la manera en que coloco las manos sobre sus hombros y después en su nuca, la cercanía y cada movimiento parecían incitarlo a mas, estaba consciente que aquello traspasaría una barrera que en otra circunstancia hubiese evitado pero que en ese momento no tenía intención de frenar, ella lo miro y Velkan no dudaba de lo que haría, no era solo un impulso pues estaba haciendo caso al deseo y el hecho que ella parecía sentir la misma atracción.

Termino por cortar esos escasos centímetros de distancia entre sus cuerpos, estaban peligrosamente cerca y no necesitaba preguntarle pues las acciones decían más que las palabras y ella le había dado una respuesta que él no dudaba en corresponder, se inclinó hacia ella, solo era necesario tocar sus labios con los propios pero antes de consumar su intención a solo centímetros de su boca…la interrupción lo hizo apartarse mas no con brusquedad pues aún seguía estando cerca pero la intención de besarla se había esfumado.

—Eligieron un mal momento— Su tono de voz grave esta vez tenia realmente matices de molestia frialdad, la forma en la cual las miraba denotaba el repentino malhumor que lo invadió ante la interrupción pero también por su propio actuar tan poco prudente motivo por el cual fue soltando el agarre en ella incluso después de haber visto la molestia en el rostro de la joven. —…— Y se mostró desconfiado en un inicio, aquellas tenían la P marcada en toda la frente y algo no le cuadraba con aquello, pero Kaylee ya había tomado uno de los vasos y Velkan se confió por el mesero pues de haber sido aquellas tres quienes les hubiesen entregado las bebidas sin duda lo hubiera rechazado en vez de agarrar el vaso con Whisky como hizo en ese instante.

avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Mar Dic 06, 2016 3:48 pm

Velkan agrego que habían elegido un mal momento con ese tono de voz frio que podría congelar toda posible intención, yo distaba que solo fuera “un mal momento” esas tres habían arruinado el momento. Me bebí el jugo de un solo trago si hubiese traído alcohol probablemente ahora estaría un poco mareada pero no solo era jugo, regrese mi vaso a la bandeja del mesero, las tres chicas sonrieron como si acabase de comerme una bandera blanca de tregua y paz, ellas acabaron con todo en menos de un minuto, incluso la música y el tiempo volví a acorrer para nosotros como para todos los demás.

Velkan también había bebido el suyo y regresaba el vaso de vuelta al mesero -¿Van a quedarse ahí mirándonos?- añadí alza ambas cejas y demasiado directa para el gusto de cualquiera, creí que ellas no tenían la intención de dejarnos y yo no esperaba seguir allí para tomar más tragos de “tregua” pero para mi sorpresa las tres negaron con rapidez retirándose hacia la barra -Velkan- dije girando hacia él para tomar su mano y arrastrarlo hasta la salida más entre el giro y en volver a fijar mis ojos en el la mirada se me desenfoco y mi mano alcanzo el aire, el mareo había sido súbito pero corto, como si fuera una mirada demasiado rápida hacia algún lugar, fruncí el ceño -¿Quieres quedarte?- alcance a preguntar antes de que el asco lo invadiese todo y la arcada subiera desde mi estómago hasta la garganta, lleve mi mano hacia mi boca para cubrirla por acto reflejo
“¿Qué carajos?” fue solo una afirmación personal mientras veía al barman regresar rápido hacia la barra con unos billetes sobresaliendo del bolsillo trasero de su pantalón. Iba a señalizarlo hacia Velkan, pero la nueva arcada surgió y el mareo aumento con ligereza, apreté la mano contra mi boca.

-Voy al baño, ya regreso- anuncie hacia Velkan intentando enfocar de mejor forma, avanzando lo mejor que podía entre las personas que ahí estaban, de alguna forma había logrado entrar al baño, no sabía si había sido el baño de hombres o mujeres solo me había colado en el primer baño que ahí estaba y cerré la puerta con cerrojo para vomitar todo lo que había comido durante el día y aun no se digería por completo, me deje caer sentada en el suelo asqueroso del baño que no sabía a qué sexo correspondía pero me importaba bien poco, cerré los ojos y apoye la cabeza en la puerta, todo comenzaba a dar vueltas.


~~~~~~~ uwu ~~~~~~~

No quería aceptarlo, quizás había sido demasiado fácil pero la jugada estaba demasiado perfecta para cantar victoria, no me importaba ¡él estaba muy bueno y tenía que ser mío! A su voluntad o a la mía, como todos.

Mis “amigas” o mejor dicho las chicas con las que salía y que hacían que me viese aún más hermosa a su lado, no sabían de la droga que había puesto en sus vasos, incluso me aseguré de encontrarles dos hombres, claramente no tan guapos como ese semental, pero al menos ya no eran un problema ni yo tendría que compartir y bien podría decir que habían sido ellas porque mi “novio” me respaldaría ciegamente, iluso. Desde la barra lo podía ver, fingiendo que la conversación con mi actual “novio” o lo que a él le hacía creer que era el “único al cual amaba porque no había nadie más como él y que solo él podía ayudarme” es decir, el nuevo barman del bar que me daba tragos gratis y podía manipular, estaba esperando cual depredador por su presa. La horrible chica era el mayor problema ahí si la sacaba a ella el sería totalmente mío, verla tambalearse al baño por la droga que le había metido en el jugo fue una pequeña victoria y me saco una sonrisa de satisfacción, ahora solo tenía que esperar

-Si, lo que tú digas cariño- no puse atención a lo que mi “novio” decía solo acaricié su rostro mirando por el rabillo del ojo al semental de cabellos oscuros, no podía permitir que tal 10/10 se me escapara, el avanzo -Cariño, ya vengo enfócate en tu trabajo, no me esperes de regreso a casa- un beso rápido en los labios y le seguí el rastro al hombre que quería esta noche hasta el pasillo que dirigía la entrada del baño, lejos de las miradas de los demás solo para quienes entraban y salían -¿Adónde vas tan apresurado?- sonreí coqueta cortándole el paso con mi cuerpo, posando una de mis manos sobre su abdomen -¿Aun no estas interesado o ya cambiaste de opinión?- mi mano dibujo las formas de su abdomen, sabía que no podría negarse aunque quisiera la droga anulaba su voluntad y solo traía estimulación, si el semental poseía la voluntad para negarme, cosa que no creía posible debido a mi belleza, de alguna forma tendría que bajarse las ganas y esperaba estar allí para ayudarlo


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Lun Dic 19, 2016 2:34 am

Existían algunas cosas que la expresión de Velkan jamás podría ocultar, la indiferencia pura, la molestia y el enojo, en ese instante por supuesto, la molestia resultaba ser lo que predominaba en la mirada del caído cuando aquel momento único y atemporal –al menos para ellos- fue abruptamente interrumpido, sin embargo intento mantenerse estoico al tiempo que se tomaba el vaso de whisky para posteriormente dejarlo sobre la bandeja del mesero.

Justo diría algo para aquellas tres sin embargo Kaylee tomo primero la palabra lo cual le agrado la manera tan directa de decir las cosas y estaba preparado en caso de que aquellas tres se negaran pero eso no paso y los dejaron solos de inmediato, pareció aliviado al respecto pues no estaba de humor como para lidiar de nuevo con aquellas tres insoportables. Escuchar su nombre por parte de la pelirroja lo hizo voltear a verla —No, será mejor irnos— Contesto comenzando a notar algo extraño en ella hasta que le dijo que iría al baño, la observo alejarse y por un momento se quedó ahí de pie hasta que se dispuso a seguirla, no pensaba dejarla sola en ese lugar y menos aún en aquella condición, muchas cosas podían suceder en tan solo segundos a causa de un descuido…descuido que ya habían cometido.

Fue gracias a su capacidad para resistir venenos y drogas lo que impidió que aquello que contenía la bebida tardara en hacer efecto, camino en dirección a los baños hasta que alguien le evito el paso, ahí estaba de nuevo esa insufrible mujer y aunque quiso ignorarla, algo en él evito que continuará avanzando, un súbito incremento en su temperatura corporal seguido de un breve mareo —Fui bastante claro— Expreso cortante y dio un paso al frente provocando el desconcierto de la mujer al creer que no había hecho efecto, algo no resultaba normal en él por lo que tuvo que hacer uso de su plan B una súcubo nunca dejaba ir a un objeto y fue cuando un aroma dulce comenzó a invadir sus fosas nasales del caído, la mujer sonreía y algo en su mirada parecía diferente a la primera vez.

—Vamos cariño, no te hagas el fuerte, aun si no eres humano tú también eres capaz de sentir deseo— Antes de que Velkan la hiciera a un lado, la mujer apego más su cuerpo a él, podía notar la forma en la cual las pupilas del caído comenzaban a dilatarse y la manera en la cual parecía querer luchar contra aquellas sensaciones que seguro comenzaba a experimentar por la droga y los poderes de la súcubo, el aroma se hizo más intenso para el caído y pronto comenzó a sentir como su miembro presionaba contra el pantalón.

Algo no iba bien en lo absoluto, el calor le resultaba insoportable así como también el dolor en su entrepierna, aquel órgano palpitante por deseos que en otra circunstancia hubiese sido sencillo para él controlar. La mano de aquella mujer toco por encima del pantalón y se relamió los labios —No trates de luchar, sabes que lo deseas... tu cuerpo no miente— Expreso sin dejar de acariciar por encima del pantalón, incitándolo más con sus habilidades.

—¿Qué demonios hiciste?— Velkan la tomo del cuello pegándola contra la pared en un intento por anteponerse a aquello sin éxito, no sentía la fuerza suficiente para resistirse y su miembro cada vez dolía mas, el calor seguía aumentando al punto en que sentía no soportaría más y fue ahí que la súcubo realizo su jugada, fue un movimiento en realidad en el cual terminaron dentro del baño, poco importaba si era el de hombres o mujeres.

—Sabes que lo deseas, deja de luchar y hazlo de una vez— Sus labios se aproximaron a los de Velkan, sin embargo este aun presa del deseo irrefrenable la tomo del cabello haciéndola para atrás antes de llegar al beso y una sonrisa peligrosa se formó en sus labios del caído —¿Quieres jugar? Bien, juguemos— Pero sería bajo sus propias reglas, la mujer pareció ahogar un grito ante aquello cuando velkan la empujo contra el lavabo.

Sin embargo la situación no sucedió como él había planeado, pronto el juego dio un giro radical, la droga termino por hacer efecto y el mareo se apodero de él seguido de un descenso de su fuerza y voluntad, la súcubo no desaprovecho cuando se abalanzo contra él, abrazándolo por el cuello y consiguiendo por fin su principal objetivo, darle un beso para completar el efecto de la droga y la anulación de su voluntad. Para ese punto Velkan ya no podía resistirse y un ruido sordo se hizo presente cuando sin separar sus labios de los de ella la acorralo contra la pared sin saber que precisamente en ese sitio se encontraba Kaylee.

avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Vie Dic 30, 2016 8:11 pm

Ocupe toda mi fuerza de voluntad para lograr enfocar las manchas de dudosa procedencia que estaban frente a la pared del baño y donde mis ojos estaban clavados, aun sentía esa acides y el asco pegado en mi interior, tenia muy claro porque y como se producían pero me costaba aceptar que había sido tan estúpida. Si hubiese sido la misma situación pero hubiese estado sola ni sometida a tortura aceptaba un trago de alguien mas que yo no mirase como lo prepararan, mi viejo lo había repetido como mantra cuando las salidas de adolescente eran un hecho y no solo el lo había repetido mi madre en su momento también “no aceptes cosas de extraños” y yo, cual idiota me había bebido todo el contenido del jugo que aquella insoportable mujer  me ofrecía en muestra de falsa paz, únicamente yo tenia la culpa por haber bajado tanto las defensas, por haberme sentido segura estando con Velkan creyendo que realmente nadie podía llegar tan lejos para interrumpirnos por segunda vez, los impulsos me devolvían la pasada.

Junte fuerzas internas al pensar en el, no esperaba que estuviese preocupado porque era un hecho que yo no esperaba nada en concreto de los demás, solo que esta vez era yo quien comenzaba a sentir esa preocupación interna como factible, si esa mujer había sido capaz de llegar tan lejos podía ser capaz de hacer cualquier cosa y si, estaba  realmente preocupada por el badass. El había bebido su whisky y yo acababa de vomitar no quería especular sobre lo que el whisky podía hacer en él, tenia que moverme para verificar por mi misma que estaba bien.

Inhale el asqueroso olor del baño aun sentada en el piso cuando la puerta fuera de mi cubiculo se abrió, alguien había entrado al lugar y gracias a mi oído entrenado por la música podía dilucidar que eran dos pares de pies, no me hubiese importado en lo absoluto hasta que reconocí la voz femenina y a los pocos segundos la del mismo Velkan, maldije mi habilidad musical y al malestar interno. Las palabras no pasaron desapercibidas para mi ni tampoco el ruido de pies ¿¡Que carajos estaba pasando!? La fuerza de voluntad, mi gran fuerza de voluntad reunió el impulso suficiente para levantarme del piso, tardando varios segundos en reponerme del mareo que aquello trajo por consecuencia y solo cuando estuve segura que podía coordinar mis movimientos de manera correcta abrí la puerta para encontrarme con el espectáculo, parecía que toda la situación comenzaba transcurrir en cámara lenta desde mi posición con el baño a mis espaldas y ellos dos al frente.

Velkan estaba con la chica rubia y mi atención parecía seleccionar los detalles a perfecto orden, el beso contra la pared, la mujer con los brazos atrapando el cuello, los cuerpos sin distancia, el pantalón a medio abrir, la excitación visible del badass bajo la ropa y la sonrisa de ella, satisfactoria como si acabase de ganar el premio millonario de la lotería; mis emociones pelearon unas con otras con intensidad dando paso a algo que no creía que fuese capaz de llegar a sentir, celos. Jamas lo aceptaría en voz alta, era algo totalmente visceral y venia desde un lado que estaba demasiado escondido, sentía celos de ella, de que fuera ella, de que fuera ella y no yo quien no tuviese acorralado contra la pared, de que hubiese sido ella y no yo quien ahora estaba besándole; mi egoísmo se unió de la mano con ese sentimiento que nacía desde esa parte que a veces olvidaba que seguía allí, que aun guardaba allí sentimientos que estaban muy enterrados y que lograba hacer que mi corazón ahora latiera a una nueva velocidad, no necesitaba confirmarlo, ni dedicarle horas de pensamiento me conocía demasiado bien como para saber el porque de todo esto, después de todo, el ya tenia mi atención mi verdadera atención pero estaba claro que eso tampoco lo diría en voz alta, no ahora. Quizás otra chica, una racional, una que viese lo que yo estaba viendo como una traición o una ofensa debido a los matices que la noche presentó para nosotros, una que no considerara que incluso en esta situación algo nuevo podía salir, que incluso desde los celos podía apreciar como la excitación del badass podía ser contagiosa, quizás otra chica que no fuera yo hubiese actuado de otra manera pero ahora con el tiempo volviendo a correr a la velocidad abrumadora que siempre avanzaba no podría haber actuado de otra manera. Mis pies coordinaron los movimientos y estaba segura que había caminado de forma demasiado abrupta hacia ellos, una de mis manos agarro el brazo de la rubia y tiro de este hacia atrás dejando a medio liberar el agarre del cuello, separando sus labios y su cuerpo, ciertamente ella no se lo esperaba de y yo no iba a dejar que hiciera lo que quería puesto que mis sentimientos comenzaban teñirse con molestia, pronto seria un torbellino que aplastaría todo, absolutamente todo a su paso.

Note su expresión de sorpresa a causa del primer tirón, volví a hacerlo para terminar interponiendo mi cuerpo entre ella y Velkan, era una brecha que no pensaba ceder, gire mi rostro hacia él  -¿También necesitas ayuda para subirte la bragueta?- consulte con esas palabras que escondían los celos y volví a centrar mis ojos azules en la mujer rubia, realmente no esperaba tener que recurrir a otro tipo de acciones ya que aun sentía los nudillos resentidos por los golpes de la noche -Buen intento, pero yo no comparto- directa como siempre volví a girarme hacia Velkan, solo le había dado tiempo de que se acomodara lo mejor posible el pantalón antes de tomar su antebrazo con una de mis manos para sacarlo de allí.


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Mar Ene 10, 2017 12:35 am

La insistencia del beso por parte de la rubia se debía a una sola cosa, esa capacidad innata de los súcubos para conseguir todo lo que querían por sus propios y bajos medios, la ilusión formaba parte de eso, la ilusión de aquello que el objetivo deseaba, lo que quería, sus anhelos ocultos intensificados por la estimulación de la energía, pero Velkan estaba en clara desventaja por la droga así que su problema se veía intensificado más de lo normal, en condiciones normales hubiese podido anteponerse a la ilusión con dificultad pero lo hubiese logrado y tal vez…solo tal vez aquella mujer no hubiera podido salir viva de esa situación.

Sin embargo todo había hecho efecto y la ilusión generada solo él la sabia, algo era claro, se estaba dejando llevar por la lujuria de aquella mujer, sus cuerpos quedaron en extremo juntos y la súcubo tan se apresuraba para terminar con su cometido al sentir como él la tomaba con fuerza por la cintura, la lastimo un poco pero era producto quizá de la euforia, ella no podía arriesgarse a perder el control sobre él y se apresuró para quitar el cinturón y bajar la bragueta…faltaba tan poco y Velkan necesitaba con fuerza aliviar el dolor que se estaba generando en su miembro ante la excitación y la necesidad por descargar aquello que la droga y la habilidad de la súcubo generaron en él.

Conforme aquella situación avanzaba, Velkan no se dio cuenta de la presencia de Kaylee en el baño, el principal y único motivo por el cual había recurrido a ese sitio, la una razón que lo había hecho ir ahí era ella, movido por la preocupación para saber cómo se encontraba, pero a causa de la súcubo aquella idea fue empujada hasta lo más profundo de su razonamiento dejando solo el deseo hasta que aquella acción lo desconcertó, sintió el vacío, esa sensación de que algo abandonaba su cuerpo, el cambio de peso, otro jalón y enfoco mejor lo que sucedía, una cabellera dorada pero aquel tono rojizo predomino en su campo visual.

—Mierda… — Mascullo al caer en cuenta de la situación, aunque eso sucedió solo cuando escucho la pregunta de Kaylee, se sentía desorientado aun pero el efecto de la súcubo se había roto cuando la pelirroja los aparto, más el efecto de la droga intensificado por aquel desliz de poder por parte de la rubia, no lo admitiría pero sabía que sin Kay, aquella mujer se hubiese salido con la suya.

—Pero que… — Las palabras de la súcubo quedaron a medias apenas saliendo del letargo provocado por la abrupta interrupción, más al notar como velkan se acomodaba ¨aquello¨ sintió una oleada de coraje, había estado tan cerca…tan pero tan cerca —Yo menos — Declaro de pronto tomando por el brazo a Kaylee para hacerla voltear, la súcubo no estaba dispuesta a dejar marchar tan fácilmente a su presa después de haber estado a nada de conseguirlo.
avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Jue Ene 12, 2017 8:04 pm

El caos se había desatado, no podía definir el momento exacto en que el baño se transformó en un colectivo de gente avivando peleas y gritando obscenidades. En un comienzo, cuando la rubia termino por impedir la salida del lugar aún tenía cierta conciencia de lo que pasaría, había tirado mi brazo para detenerme y detenernos, yo había respondido librándome de su agarre, su mirada estaba cargada de cólera parecía que su hermoso rostro estaba casi desfigurado por el hecho de haberle arruinado la fiesta, ella tenía un solo objetivo ese era Velkan y yo solo tenía un objetivo, impedir que le pusiera una mano más encima.

No necesite una confirmación, una palabra o detenerme a pensarlo, incluso un par de horas atrás me había peleado con tres hombres ¿Qué le hacía pensar a ella que no iba a hacerlo ahora? era mi naturaleza, mi esencia, quisiera o no, lo aceptarán o no, un huracán de personalidad que no se detenía a mirar si aplastaba a alguien más, quien no estaba dispuesto a seguir el ritmo era mejor que se hiciera a un lado. En ese momento mientras apretaba mi puño izquierdo en algún lugar de mi consciencia un recuerdo nació con intensidad, era yo y mis antiguas amigas bajo el sol abrazador de California mientras sonaban los foo fighters de fondo en mi celular de gama baja, en las gradas del higschool luego de que mamá falleciera, yo y ellas mientras la voz de Dave Grohl comenzaba a acercarse al coro “The weel is spinnin in me, it´s never ending, nerver ending, same old story” y era mi puño izquierdo que le daba en la cara a quien había sido mi mejor amiga hasta el momento, ahora no era muy distinto, tenía a una rubia, nuevamente mi puño izquierdo elevándose y mi cabeza marcando el movimiento por la voz de Dave Grohl  que, justo al llegar al coro mi puño impactaba contra su mejilla, nada de delicadezas por mi parte.

Apreté los labios para no soltar ni un solo quejido de dolor a causa de mis nudillos resentidos, mis azules vieron como la rubia tambaleo hacia atrás por unos momentos, no había tregua. Mi cuerpo impacto contra el suyo en una tacleada que termino con las dos en el piso, su espalda sonó contra el suelo húmedo que la recibía con agua y orines del baño, mis antebrazos, codos y rodillas se golpearon contra los azulejos mojados, ella reacciono devolviendo el golpe esta vez fue mi mejilla y mi labio, ambos previamente golpeados por los tres hombres hace horas atrás, dolía de una manera punzante, más constante de lo que quisiera, esta vez apreté los dientes con fuerza para no quejarme.

Ninguna de las dos iba a ceder, sus manos tirando con una fuerza que no le creía posible de mis cabellos rojos mientras que mi puño derecho impactaba contra uno de sus pechos, fueron segundos de dolor para ella que aproveche para volver a golpearla. De alguna manera giramos por el piso, mi espalda golpeo algo que no podría definir como pies, piernas o muralla, era ella quien estaba encima de mí ahora. No estaba segura si la rubia decía cosas mientras peleaba, ni tampoco si quienes comenzaron a llenar el baño decían cosas estaba demasiado concentrada en buscar partes de su cuerpo para golpearla. Mi cabeza impacto contra el suelo con fuerza y necesite más de unos segundos para reponerme, ahora mis ojos azules notaban más de un rostro en el lugar, me removí como pude para quitármela de encima y de paso no solo me gane sus rasguños y golpes también me golpee más la espalda pero ahora era ella quien estaba a unos metros de mi reponiéndose del rodillazo que le había acertado; se levantó mientras un hombre que estaba cerca aprovechaba de ayudarle y pedirle que se calmara yo hice lo mismo mientras uno de los espectadores se me tiraba encima ganándose un empujón de mi parte justo antes de que la rubia me empujase y nuestros cuerpos golpeasen a quienes nos rodeaban, solo sentía manos y cuerpos que nos tocaban, se apartaban, empujaban y golpeaban a alguien más, el baño ya era oficialmente un ring de pelea.

Afirmándola del cabello tiré de él empujándola contra el grupo de gente que peleaba a nuestro alrededor, gritos provenientes de distintos lados, golpes que no eran nuestros, mi puño encajando en su estómago, su puño encajando en mi costilla, tenía que dar gracias a la adrenalina porque ella estaba mitigando gran parte del dolor que sentiría después.


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Lun Ene 23, 2017 2:34 am

Seguía desorientado, cuando creyó que la droga estaba pasando su efecto sucedió aquel repentino movimiento, se giró de inmediato y aquello solo provoco un mareo más intenso que el anterior, no tuvo tiempo de asimilar nada, solo observo como Kay levantaba la mano y la rubia trastabillo varios pasos atrás, la súcubo la miro incrédula sin embargo esa expresión solo duro pocos segundos cuando intento regresar el golpe pero la joven pelirroja ya la tacleaba…y así con demasiada rapidez la pelea comenzó y alguien grito respecto a una pelea en el baño, la gente como suele ser una costumbre con los humanos, comenzó a aglomerarse para ver lo que sucedía.

Sin embargo hubo quien estuvo dispuesto a intervenir, una de las conquistas de aquella mujer que no permitiría otro daño a su conquista, ese quien había agregado la droga a las bebidas y que no solo había recibido una promesa de amor, también una paga por drogarlos, Velkan lo reconoció y cuando se acercó a Kaylee para detenerla, su primera reacción fue tomarlo del hombro, girarlo y darle un golpe directo en la nariz, si bien la droga seguía su efecto, aquello no hacia otra cosa más que alterarlo de sobre manera por lo que cad ahombre que intentaba sujetar a Kay se veía golpeado por el caído quien en su alteración ya no estaba distinguiendo nada.

Estaba molesto aunque la palabra quedaba corta para el estado en el cual se encontraba en ese instante, golpes, gritos, improperios, más gritos y más golpes, las personas en la emoción del momento por los empujones se vieron enfrascados en la tremenda pelea que ahí suscitaba. Un golpe, basto un golpe acertado en la mandíbula de Velkan para que este recobrara la compostura, necesitaba alejar a la Sucubo de Kaylee, ese había sido su objetivo inicial pero la droga le había nublado los pensamientos hasta ese instante,

Y aprovecho la distracción, la forma en la cual todos parecían estar enfrascados en sus propias peleas al punto en el cual olvidaron quienes la habían iniciado y el caído logro verlas entre la multitud, se acercó con cautela, esquivaba golpes y personas hasta que llego a ellas aunque con dificultad, algunos golpes alcanzaron su cuerpo y propino algunos otros, pero ahí estaba específicamente a la rubia y la tomo por la espalda rodeándole el cuello con el brazo —Te encontrare— susurro una promesa y amenaza a los oídos de la súcubo y fue un movimiento por demás brusco para dejarla inconsciente.

No medio palabra alguna, tomo a Kaylee de la muñeca y comenzó a avanzar entre el tumulto directo a la salida mientras tecleaba algo en el móvil, debían salir rápidamente de ahí antes de que llegara la policía pues seguro estaba que el dueño del bar ya había dado aviso.

avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Mar Ene 24, 2017 6:25 pm

En blanco con un solo objetivo en mente, era el “piloto automático” de la conciencia la que solo buscaba acabar con la rubia el impulso venía desde muchas razones y conjeturas, desde los celos, desde la envidia, desde el enojo y esa molestia que lograba hacer que, a pesar de tener los nudillos gastados, siguiera golpeándola a ella y a quien se pusiera enfrente. Había perdido el sentido de la temporalidad pero ver su rostro marcado entregaba cierta satisfacción, sabía que cuando esto acabara cada parte de mi cuerpo reclamaría de dolor pero por el momento lo único que podía hacer era quitarme la sangre del labio inferior partido con el dorso de la mano y volver a lanzarme contra ella.

Rodamos una vez más y su rodilla golpeo una de mis costillas mientras que mis manos se encargaban de dejar un recuerdo en uno de sus muslos, chocamos contra alguien y ese alguien nos empujó haciendo que nos llevásemos al suelo a otro par de personas; no supe como terminamos en pie jadeantes y con la mirada fija en la otra, ninguna de las dos iba a rendirse y para mi estaba perfecto, no me gustaban las peleas fáciles. Moví mi cabeza y la sonrisa desafiante cruzo mis labios haciendo que la herida del inferior se abriese un poco más, estaba cansada pero la adrenalina mantenía todo a tope y con el piloto automático encendido la noche sería muy larga o al menos eso creía.

Levante mis manos para defenderme cuando ella se movió más su cuerpo no llego hasta el mío, la figura del badass surgió entre el tumulto de masa en forma de cuerpo que era quienes las rodeaban y de un solo movimiento limpio la rubia estaba en el piso, el piloto automático paso de encendido a apagado. Mis piernas le siguieron torpes al comienzo para luego afirmar con la mano libre el brazo que sostenía mi muñeca, de alguna forma desde mi posición Velkan se me asimilaba a un guerrero, implacable, frío y dispuesto a todo con tal de abrirse camino, por alguna extraña razón me sentí segura detrás de él y de sus movimientos, incluso en esta situación más mi lógica me recordó que no era el momento para bajar la guardia; avance con él hasta la salida del baño quedando de cara al bar casi vacío algunos trabajadores conversaban muy preocupados detrás de la barra y el dueño parecía demasiado ocupado dándole indicaciones a quienes, desde nuestra posición, se veían claramente como policías, todos demasiado ocupados en sus asuntos como para notar nuestra presencia aun así la entrada principal estaba totalmente descartada -Salgamos por atrás- dije en un tono que solo Velkan pudiese oír, no me apetecía pasar el resto de la noche metida en la comisaria y a mi viejo soltándome un sermón por terminar en pleitos como en California mientras trataba de sacarme de la detención común en tiempo record con sus influencias y seguía reclamando por las peleas, por el chico con el que andaba, por las horas que andaba sola en las calles, por los golpes, por toda la situación.

Avance con él hacia las letras verdes y luminosas con los kanjis de “salida” refulgiendo sobre la puerta e intente ser lo más silenciosa al salir del lugar hacia una de las calles al costado del bar, hacia nuestra derecha se veía varias patrullas estacionadas y con las luces prendidas y en movimiento mientras que hacia la izquierda solo la calle principal al final, no dije nada ni señale la dirección solo avance hacia allí no había que remarcar lo obvio -¿Aun estás mareado?- consulte con la preocupación clara en mi tono de voz sin dejar de observarlo mientras caminábamos -Podemos tomar un taxi de regreso, me preocupa lo que te pudo haber dado esa mujer y prefiero verificarlo por mí misma con un botiquín entre mis piernas- dije sincera pasando el dorso de mi mano por mi labio para quitar el resto de sangre debido al corte, el dolor fue instantáneo al igual que el resto de mi cuerpo la adrenalina iba pasando y cada paso me recordaba lo humana que era, me dolía absolutamente todo no había parte de mi cuerpo que hubiese sido golpeado que no reclamase justo ahora, apreté los labios y mi agarre sobre su brazo de manera inconsciente para no emitir quejido alguno aguantándome el dolor, luego ya tendría tiempo de examinarme a mí misma y ponerle hielo en los lugares que fueran necesarios, ahora lo primero era examinarlo a él y los efectos de la droga que esa mujer le había dado -Aunque tenemos que volver por la moto- añadí al recordar el vehículo estacionado en la misma calle que las patrullas de policía.


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Velkan Alexander Belmont el Sáb Feb 04, 2017 3:11 am

En ese instante la adrenalina y el enojo parecían estar haciéndole frente a la droga, más aun el hecho de evitar que alguien la lastimara en el proceso de salida, pues cada que alguien se aproximaba se veía abruptamente apartado de su camino con un golpe o algún empujo pero no dejaba que nada ni nadie se les acercara demasiado y algunos otros se apartaban por voluntad, lo habían visto y algunos de los presentes no resultaban ser humanos, podían sentir en el aura de él ese instinto mortífero.

Sin embargo así como la adrenalina y el enojo lo estaban invadiendo, su prudencia y razonamiento se vieron menguados como todo lo que sucedía cada que la ira lo invadía, estuvo a punto de dirigirse a la salida principal hasta que ella hablo y asintió para regresar sobre sus pasos en dirección a la salida de emergencia, su mensaje ya había sido enviado y solo sería cuestión de minutos para que el chófer llegara o al menos eso creía pues sus palabras para la secretaria habían sido claras.

Nada más salir y avanzar unos pasos en dirección a la calle principal, aquel efecto de la droga que se vio pausado por lo ocurrido dentro del bar regreso con fuerza provocando que la tomara con un poco más de fuerza por mero impulso para no caer —Mierda— mascullo para después llevarse una mano a los ojos y cubrirlos, todo le daba vueltas y no fue necesario responder a su pregunta pues era claro que el malestar seguía presente y cada vez peor pues estaba haciendo acopio de su fuerza de voluntad para intentar sobreponerse aunque en vano pues aunque con los años aprendió a tolerar drogas y venenos, aquello que bebió era diferente —No es necesario, alguien vendrá por nosotros y por la motocicleta— Contesto con la voz jadeante ante el esfuerzo abismal que había hecho ahí dentro y que aún seguía presente, aquella droga y el poder de la súcubo seguían presentes alimentando su libido.

Sin embargo sintió aquel fuerte agarre por parte de ella y se obligó a voltear a verla, fue hasta ese instante en el cual noto en que condición se encontraba la menor y frunció el ceño mientras un brillo inusual se presentaba en sus pupilas dilatadas al observar el corte en su labio, el cabello despeinado y la condición de la ropa sin mencionar los golpes que se alcanzaban a ver en su cuerpo —Fui descuidado— dijo de pronto y la atrajo a él aprovechando que aun la tenía tomada de la muñeca, ese brillo inusual seguía presente en sus ojos grises que parecían ser invadidos por el color negro de la pupila y levanto su mano libre en dirección al labio de ella evitando la herida pero no el pequeño trayecto de sangre que parecía volver a caer y que se dispuso a limpiar, tal vez se debía en parte a la droga y en parte por el momento que tuvieron en la pista y les fue arrebatado, el deseo seguía presente pero una nueva interrupción apareció, cuando su móvil sonó y tuvo que soltarla mascullando otra maldición al sacar el celular para contestar.

*Señor la calle está llena de policías, llegare por la calle principal y cuando todo este despejado alguien se llevara su motocicleta* La voz femenina se escuchó clara pero no fuerte ante la cercanía —Date prisa— Ordeno con un tono más agresivo de lo normal y colgó para regresar su mirada a ella —Llegaran pronto por nosotros— Le indicio a Kaylee mientras se dispuso de nuevo a avanzar aunque sin caer en cuenta que su secretaria había utilizado la palabra ¨llegare¨ en vez de ¨llegara¨ refiriéndose al chófer que le había ordenado enviar.

avatar

Edad :
28
Dromes :
5160
Reputación :
1
Mensajes :
177

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Kaylee Stoessel el Lun Abr 17, 2017 5:02 pm

Él estaba débil, podía verlo a través de su postura corporal y aquello solo acrecentaba más mi preocupación, tenía que seguir avanzando hasta el fondo de la calle por ese taxi como fuera; al parecer la peculiar noche pasaría a ser una noche de “objetivos”, golpea, huye, golpea otra vez y ahora taxi con tal de asegurarme que él estaba bien.

Me quedé momentáneamente quieta cuando el se detuvo y el mareo pareció vencerlo por unos momento
"¿Qué carajos le ha dado esa mujer?” conocía de drogas aunque únicamente lo esencial, verlo así hacia que olvidase mi propio dolor corporal y solo pudiese centrar mi atención en él ¿Cómo era la mejor forma de proceder? “Fuck this” la palabra cruzó por mi cabeza y mi cuerpo, ahora omitiendo el dolor físico, se acercó nuevamente queriendo pasar su brazo por sobre mis hombros “renovados”, Velkan era un hombre imponente, si se caía al piso no iba a poder arrastrarlo eso era seguro al menos de esta forma podría asegurarme de llevarlo hasta el fondo de la calle por ese alguien que vendría.

Por un momento, estaba segura que había perdido la coordinación o el intento de movimiento cuando se volvió hacia mí con esos profundos ojos grises, es más no me había movido ni un mísero centímetro ¿Qué me estaba sucediendo?
"No es tiempo de pensar en ello” me repetí pero sus ojos era una tentación demasiado grande como para no quedarme colgada a ellos. Sucedió nuevamente, estaba cerca, muy cerca, tan cerca que el dolor corporal era opacado por mis latidos furiosos y mis impulsos a flor de piel, no temía que el los oyese, es más esperaba que pudiese hacerlo y comenzará a seguir la tonada que podía dar mi peculiar ser.  Me quede observándole desde una nueva visión, desde una nueva cercanía y repentinamente lo sucedido antes que apareciera la mujer rubia se clavó en mi memoria "Tan cerca..” peligrosamente cerca.  

El tacto era un choque eléctrico directo a los sentidos y una chica como yo, adoraba sentir esas sensaciones -No te preocupes- respondí y mi mano, la que tenía la intención de pasar su brazo por sobre mis hombros se adueñó de su muñeca con delicadeza, era una caricia personal, el deseo seguía ahí, latente, intacto, avanzado a esos pasos abruptos y agigantados, tormenta a punto de estallar -Puedo resistir un par de golpes- no hacía falta mencionar que el espíritu era demasiado fuerte e inquebrantable, sonreí con cierta suavidad, quizás demasiada suavidad para mostrarla en este momento -Luego se me ocurrirá como puedes compensarlo- añadí con esa picardía innata, aunque si era sincera conmigo misma, era la excusa perfecta para volver a verle sin demostrar un interés abrumador, un pequeño juego de palabras, un inicio que podía ir más allá. Quería mantener el momento en segundos infinitos, pero al parecer el destino o lo que fuera le gustaba jugar con mi suerte esta vez no era la rubia sino su celular, volvió a su posición anterior y yo acompañe su maldición con una propia a murmullos.

Volvimos a avanzar, esta vez me aseguré de coordinar mis movimientos de tal forma que su brazo pasara por mis hombros y pudiese recargar parte de su cuerpo en el mío para avanzar sin que los efectos de la droga fueran mayor problema, apreté los labios, lo golpes resentían su peso pero no pensaba soltarlo en parte porque comenzaba a agradarme tenerlo cerca -¿Quién vendrá?- consulte guiándolo por el callejón hasta la calle que se veía despejada de vehículos policiales, con las sirenas sonando a nuestra espalda y malas palabras, al parecer estaban sacando y arrestando a quienes habían estado en la pelea -Por cierto, si hubiese sabido que tenías este don innato para tales problemas, hubiésemos salido antes- añadí con mi peculiar humor negro y mi sonrisa coqueta natural, observándole de medio lado, asegurándome de no volver a prenderme de sus ojos grises y concentrarme en evaluar su estado general.

El final del callejón llego más rápido de lo que hubiese esperado y la luz de la avenida nos recibió junto con la mirada de los pocos transeúntes como si fuéramos un par de ladrones arrastrándose a la luz, lo cual era una ventaja nadie hacia preguntas. Me aseguré de avanzar hacia la muralla de la izquierda para que pudiese apoyarse ahí -Aparte de los efectos de la droga ¿no tienes algún otro tipo de herida?- la droga me preocupaba, pero tenía que asegurarme que en la pelea no lo hubiesen herido.


Muchas gracias Daia por la firma ❤
Yo hablo *❄・ Yo actuo *❄・ "Yo pienso"

Baby love me apocalyptic:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
47915
Reputación :
2
Mensajes :
112

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Sin deudas pendientes [Priv.Velkan]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.