FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» El teatro de "Allan Cipher"
Hoy a las 6:58 pm por Arthur kirkland

» El Dios Asiel,destructor de mundos.
Hoy a las 6:55 pm por Alice Sadao R.

» Ficha de Personaje
Hoy a las 6:54 pm por Alice Sadao R.

» Shie Kokone [ID]
Hoy a las 6:52 pm por Alice Sadao R.

» —Je ne crains pas la mort【Ayshane ID】
Hoy a las 6:52 pm por Alice Sadao R.

» Bloody Print
Hoy a las 6:52 pm por Alice Sadao R.

» Reserva de físicos
Hoy a las 6:46 pm por Alice Sadao R.

» { Vampire Prince } — Cain Edelvault
Hoy a las 6:37 pm por Alice Sadao R.

» CAPITULO III: EN MEDIO DEL MAL (BASE DE LA SECTA)
Hoy a las 6:37 pm por Alex Strike

» Nero [ID]
Hoy a las 5:24 pm por Nero

BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trama Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Derven Greyback el Dom Ago 21, 2016 1:12 am

Recuerdo del primer mensaje :




CAPÍTULO I - PARTE I

EL INICIO DEL CAOS


INSTITUTO TAKEMORI- CASAS- 8:30 P.M.

Las luces de múltiples colores iluminan por completo la ciudad. La tranquilidad y alegría prevalecen inclusive ahora que el cielo nocturno cubre los hogares. Alumnos y habitantes parecen disfrutar de la hermosa velada, hoy, especialmente, con un cielo estrellado. Algunos regresan a sus casas luego de una larga jornada laboral; otros, terminan sus tareas mientras que los más pequeños descansan o son arrullados por sus padres. Todos y cada uno de ellos están a la espera de un nuevo día, lleno de aventuras y trajines cotidianos; no obstante; su paz prontamente se vio perturbada.

Los discentes alojados en las instalaciones del instituto se hallaban distraídos, inmersos en sus trivialidades juveniles o en sus pensamientos más profundos, con sus preocupaciones individuales. Las luces provenientes de las cuatro casas avisaban que muchos aún se encontraban despiertos... y menos mal que era de esa forma.

Sin previo aviso, como un capricho cruel de la tierra, el suelo se comenzó a mover con fuerte intensidad; las paredes se agitaban con cada remezón y los objetos perdían balance de los sitios en los que fueron colocados. Unos no le tomaron importancia debido a la localización tectónica del país, el resto permanecía precavido o asustado; sin embargo un fuerte estruendo que resonó afuera, logró que todos entraran en alerta.

Junto a los profesores encargados, los estudiantes salieron. Sus ojos no podían creer lo que observaban: un pedazo de gigantes proporciones, de algún objeto extraño, cayó en medio del campus. Parte de la estructura de su centro de estudio había sido aplastada por aquel monstruoso y raro material.

Los murmullos se convirtieron en silencio cuando uno de ellos alzó la mirada hacia el firmamento, con lentitud alzó su mano y lo señaló.—A... Ahí.— en medio de la oscuridad azulad común de la noche, un hueco de coloración negra se hizo presente. Líneas blancas con cierta transparencia, como si fuesen celdas, comenzaron a hacerse visible en el cielo, exceptuando el sitio de la mancha negra. No había alguno que no se preguntara, ¿Qué diablos estaba sucediendo?

El mutismo terminó cuando este se convirtió en pánico. Estar cerca del trozo los enervaba, algo proveniente de él les quitaba la quietud y los hacía entrar en desesperación, ¿Acaso era debilidad lo que sentían? Quienes parecían no tan alterados por la extraña presencia del mismo, eran los humanos. Gritos, llanto, palabras con intenciones de calmar a los presentes; la situación se había salido de control. Los maestros tampoco estaban muy seguros de lo que sucedía, ¿Podían acaso actuar al respecto?

Fue en ese instante que, como ayuda proveniente del cielo, el hombre alto y robusto, con mirada confiable, aquella persona que todos los habitantes de Éadrom respetaban, se hizo presente: Derven Greyback. Su expresión de desasosiego no era alentadora; mas, su postura firme y mirada decidida eran suficientes para darles cierta confianza. Él poseía un amplio conocimiento con respecto a Éadrom, mejor que el de ningún otro. Nadie más que Derven podía esclarecer su pregunta.

Hoy, hemos sido testigos de una de las mayores catástrofes en las que se ha visto nuestra ciudad, la Ciudad de la Luz; es por eso que quiero pedirle a todos que guarden la compostura y no se dejen vencer por el miedo a lo desconocido ante la verdad que les presentaré: la esfera que ha protegido a Éadrom durante muchos años, se ha desquebrajado... Este, es un pedazo de la misma— mencionó fuerte y claro, proyectando su voz seguridad para que todos los espectadores lo escuchasen—Más que antes, debemos estar juntos. Si seguimos los ideales del señor Takemori y nos mantenemos todas las razas unidas, podremos superar este obstáculo que la vida nos ha impuesto. ¡Por favor, no se dejen vencer por el temor!— finalizó por decir.

El aura de los oyentes se relajó. La faz temerosa fue cambiada por la confianza del líder; pero lo que ellos no sabían era que esa serenidad duraría tan solo fragmento de tiempo, que tan solo era el inicio del caos...


• NORMAS •
Debido a que es un tema relativamente libre, las reglas serán algo distintas en este caso:
— Mínimo de líneas: 8. No hay máximo de líneas.
— Ficha aceptada.
— Se deben desactivar las firmas, esto con el propósito de que la o las páginas carguen con mayor rapidez. Recuerden que varios estarán dentro del tema.
— Se prohíbe el ser overpower o cualquier variación que vuelva a tu personaje indestructible o infalible (en caso de humanos, Mary Sue o Gary Stu). No puedes manipular a otros personajes a menos que estos acepten.
— No está permitido el doble post seguido. Máximo puedes postear dos veces cada 24 horas.
— Puedes entrar con multicuenta.
— Todo post del evento debe girar en torno a la ambientación colocada en este tema. Si deseas crear un post basado en esta ambientación, estás en tu derecho de hacerlo. Es importante que sepas que no puedes alterar ni reparar algo con tus poderes. La esfera posee una magia bastante fuerte, deben respetar esto.
Fecha de cierre: 30 de agosto.
Tema reservado para estudiantes, maestros, personal del instituto y algún habitante que se encuentre dentro por alguna razón.
LOS HABITANTES TENDRÁN SU PROPIO TEMA.



avatar

Dromes :
181902
Reputación :
23
Mensajes :
10281

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo


Trama Algo como esto no pasa todos los dias.

Mensaje por Invitado el Dom Ago 28, 2016 3:34 am

Era una noche tranquila, la luna se situaba en el centro del cielo junto a un millar de estrellas titilantes, había pocas personas en la calle las cuales eran iluminada por la luz artificial de los faroles, la mayoría se encontraba dentro de sus casas o habitaciones descansando de una largo día de duro trabajo, se podía percibir un sentimiento de silenciosa paz, algo raro en las ciudades de hoy en día.
Por mi parte me encontraba en mi nueva habitación, hacia poco que me habían convencido de unirme al instituto Takemori algo que no había planeado en un principio. La habitación se encontraba prácticamente vacía a excepción de una cama con una pequeña mesa de noche a lado, un escritorio, una silla,  y un pequeño ropero de madera; No había traído nada conmigo para poder decorarla a mi gusto, ni tenía el dinero para comprar algo. ¿También tendría que conseguir un trabajo? Pensé, esperaría algunos días para tomar una decisión, aunque la verdad, no era algo que me apeteciese hacer. No había mucho que hacer esta noche, aun no tenía amigos, y ya era tarde como para recorrer un poco la ciudad, por lo que tome una decisión simple: Saque de mi mochila una consola portátil junto a una bolsa de frituras y un envase de refresco que había comprando hace no mucho en una tienda local, me recosté en la cama tratando de sentirme lo más cómodo posible, y empecé a jugar mientras que de vez en cuando paraba para comer una fritura o beber un poco de refresco.
Mi mente estaba completamente enfocada en el RPG que jugaba, había perdido la noción del tiempo, tal vez había pasado una hora desde que empecé o quizás más, pero paso algo que me saco de mi concentración. Pude sentir como la cama donde me encontraba se movía con cierta fuerza, y el refresco que había dejado en la orilla de la mesita caía al suelo, regando el poco liquido que quedaba dentro. Genial un terremoto. Pensé en ese momento, rápidamente apague la consola y me levante de la cama, sin embargo, tan repentinamente como empezó el terremoto este paro. Apenas me dio tiempo para analizar lo que había pasado hace apenas unos segundos atrás, cuando nuevamente sucedió algo extraño:
De la nada surgió un gran estruendo que sacudió por completo el edificio. ¡¿Pero qué demonios está pasando?!  Pensé, lo que aparentaba haber sido un día tranquilo se había convertido en una locura. Salí de mi cuarto, quería saber que era lo que estaba ocurriendo, puede ver que los chicos que vivían en las habitaciones  circundantes a la mía salían de ellas dirigiéndose a las afueras del edificio, al parecer con la mismas intenciones que yo, por lo que no dude en unirme a ellos y salí corriendo a toda velocidad con dirección al patio.
Cuando por fin me encontraba en el patio de la escuela pude ver a una enorme muchedumbre de alumnos, maestros, y uno que otro curioso que pasaba casualmente por aquí cuando todo esto paso, rodeando un enorme cráter. Al parecer había caído algo del mismísimo cielo y se había estrellado aquí en Takemori, tal vez era un meteorito, basura espacial, un satélite, inclusive podía ser una nave extraterrestre. Trate de hacerme paso entre toda la gente para poder ver con mis propios ojos el extraño objeto que había caído, pero era imposible eran tantos los que también querían ver aquel objeto que resultaba prácticamente imposible poder avanzar hasta el cráter. Podía escuchar los murmullos de la gente, su manera de expresarse daba a conocer sus sentimientos, estaban asombrados, otros preocupados, inclusive algunos asustados; esto era algo que no pasaba los días.
-Ahí.- Dijo alguien de la multitud, acto seguido todos levantaron la vista hacia el firmamento. Un gran agujero negro surgía de en medio del cielo,  el pánico surgió, inclusive yo me sentía intranquilo al mirar aquel “agujero negro”, simplemente era algo muy surrealista como para ser verdad. Fue en ese momento cuando un hombre alto y robusto destaco entre los demás, su mera presencia hacia que el ambiente se tranquilizara, pero lo que dijo aquel hombre no era algo bueno: Al parecer la barrera que protege esta ciudad se ha empezado a romper y lo que cayó es un pedazo de la misma; no sé mucho de esta ciudad pero sé que esto es malo, muy malo.
Fantástico, no llevo ni un mes aquí y todo se está yendo al demonio. ¿Acaso atraigo la desgracia?
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Ayshane Lipnitskaya el Dom Ago 28, 2016 3:45 am

El día había transcurrido de la manera más normal posible para ella, había tomado nuevas responsabilidades para las cuales debía prepararse mentalmente, debido a su problema de habla tal vez sería un verdadero problema el comunicarse con los demás, diablos, muchas veces era consciente de que llegaría el día en el cual se vería obligada a hablar por la situación, pero ahora debía dejar todo el miedo de lado.

Casa Roja
Hora desconocida

La castaña se había decidido por salir a pasear un rato en la noche, alguna vez ya lo hizo, eso de salir en la tarde para practicar sus poderes en el área de la piscina, aparte de que ya la descubrieron, lo seguía haciendo, esto ya era una mala costumbre de su parte, pero ir a la playa tan tarde…no le gustaba mucho la idea que digamos.

Abrazada a su pequeño peluche de conejo  salió de su habitación en aquella casa, de alguna manera, el ambiente no lo veía peligroso, pero jamás hay que confiarse mucho de lo que suceda, siempre puede haber algún problema que lo dañe, aunque no se explicaba por qué pensaba en eso, dejando el tema de lado, se encamino a aquella parte del instituto sin que nadie se diera cuenta.

Piscina
Hora desconocida

La pequeña intrusa del lugar se estaba alistando para comenzar con su práctica, lo primero que haría, la flor elemental, en su caso, la de agua, quería desarrollar al máximo aquel poder, tal y como lo desarrollaba cualquier miembro de su familia o de su propia raza, ella aún era muy débil en ese aspecto, a veces eso era frustrante, pues no le permitía tener confianza consigo misma.

Dejó las cosas que traía con ella a un lado para posteriormente comenzar con el “ritual”, juntó sus manos y se concentró al máximo en esto, el agua de la piscina comenzó a agitarse, más tiempo después se daría cuenta de que no era por su causa aquel movimiento, cuando el piso que estaba bajo sus pies también comenzó a moverse, primero suave, y luego el movimiento exageró en demasía, haciéndola perder el equilibrio y casi caer en el agua, de no ser porque podía manejar esta habría terminado mojada. “¿Qué fue eso..?” se preguntó mentalmente, de inmediato los sonidos de la gente se comenzaron a escuchar, algunos gritos de miedo, muchos no pertenecían a Japón y no estaban conscientes de los movimientos sísmicos que había en el país, pero lo más curioso, era como se tornó el cielo, no entendía la situación.

-¡En el campus! Algo cayó del cielo

“El campus” se repitió en la mente para salir corriendo tras salir de la piscina tomando sus cosas, dejó la puerta abierta de lo apresurada que estaba, sin duda alguna esto no era solo un sismo.

Salió del edificio, dirigiéndose al campus entre toda una multitud, cabe mencionar que tuvo que pasar por debajo de las píernas de los demás, ya que no podía pronunciar un “permiso”, y nadie la leería si llegara a escribirlo, estaban concentrados en el centro del lugar, “¿Qué pasa?” se seguía preguntando hasta que pudo llegar a visualizar lo que los demás veían, no pudo pensar nada, no podía explicarlo con palabras y eso que ella se destacaba si de eso se trataba, pronto escucharía la voz del gran director, algunas veces lo había visto por el instituto, pero nunca logró hablarle por obvias razones.

Calmarse…

Nadie se podría calmar luego de ello, y mucho menos si se descubría que la barrera que los protegía se estaba cayendo en mil pedazos, esto… ¿esto significaba que le podía pasar lo que le pasó a su familia? Hombres malos vendrían a por todas las criaturas que habitaban Éadrom, exactamente, de que los defendía esta barrera…tenía miles de preguntas que no podía decir, y mucho menos podría obtener respuestas claras sobre eso, tenía miedo, como odiaba tenerlo, pero el solo pensar que algo malo pasaría le hacía temer, abrazó su peluche mientras escuchaba las quejas de todos los demás estudiantes, era obvio que nadie se calmaría, pero alterarse tampoco valdría la pena, tal vez era hora de hacer relucir el emblema de cada casa, ya que, cada una se especializaba en algo, ¿no?, ¿y si en vez de calmarse sacaban a flote esas habilidades?.
avatar

Salón :
2 B
Dromes :
25179
Reputación :
5
Mensajes :
109

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Dom Ago 28, 2016 4:00 am

Últimamente las cosas en su vida habían tomado un giro inesperado, si bien fue a Eadrom para que eso sucediera, no esperaba que tomara uno de tal magnitud como el que había hecho, no había asistido a clases estos últimos días, tendría que igualarse un montón cuando regresara, primero, no se sentía muy bien del todo, y segundo, tenía vergüenza de ver a cierta persona en el instituto.

Casa Roja
Hora desconocida

¿Entonces te acostaste con él? — decía la muchacha detrás del celular con un cierto toque de sorpresa pero a la vez de gracia, Giulio sentía que en cualquier momento iba a explotar en risa —No me lo creo...eres...¿eres gay?— Giulio no contestó a lo que ella decía porque no estaba conscientes de si lo era o no.

Deja de reirte...— debía pararla de alguna forma, no le parecía gracioso, es más, era una situación importante y si había recurrido a ella era porque necesitaba hablarlo con alguien y era la única que se le pasó por la mente.

Lo lamento~ no ha sido mi intención, pero te envié allá para liberarte de tu abuelo, no para ligar Giulio, ¿acaso te emborracho o qué?

. . .— esta chica le daba al clavo a todo, de verdad. —No volveré a llamarte

No ya, espera, no cuelgues — se puso un poco seria para atender lo que el morado le quería decir —No quiero sonar agua fiestas pero... ¿Has pensado en que dirá el viejo si se entera?

Y no quería ni pensarlo, y mucho menos recordar los planes que tenía destinados para él, se apoyó a la ventana de su habitación, su compañero de cuarto no solía estar en las noches así que no habría problema de hablar libremente —...No creo que deb...— en el momento de responderle, el pelimorado logró observar a través del vidrio algo muy extraño cayendo del cielo, ni siquiera pudo pensar si quiera en que era cuando el piso comenzó a moverse bruscamente, soltó el celular para dirigir su total atención a lo que sucedía, no tardaron mucho en salir corriendo aquellos que habitaban esa casa, no solo esa, sino las cuatro representativas de Takemori, el también salió olvidando por completo lo que staba haciendo, al menos en las casas el caos era horrible por todos los que salían corriendo.

"El campus, el campus"

Todos al parecer se dirigían al mismo lugar, era allí donde cayó lo que vio, dudando un poco de si ir o no, al final optó por hacerlo.

Había una multitud de gente cuando llegó, no quiso meterse entre todos, así que se conformaba con lo que escuchaba de los demás estudiantes hasta que llegó el director, no había tenido el placer de conocerlo hasta ahora a pesar de que suele pasar a menudo según los rumores.

Así que el cielo se les viene encima, no estaba enterado de que había un escudo que protegía la ciudad, ahora entendía perfectamente el porque de tanta tranquilidad en el sitio, no.muchos de los presentes estaban deacuerdo con lo que dijo el director, exponiendo sus pensamientos sin temor a ser llamados la atención, el no sabía perfectamente la gravedad del asunto puesto que muchas cosas estaban ocultas para los estudiantes, ¿sería este momento en el que las razas se dividirían para formar su propio plan? ¿que pasaría ahora?.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Dom Ago 28, 2016 4:58 am

No sabía qué hora exacta era y no era algo que le importara, mientras más durara la noche, para ella era perfecto, estaba acostumbrada a dormir poco  y algunos otros días acostumbraba a no hacerlo , después de todo quería convertirse en una poderosa bruja y si se dedicaba a descansar más de lo necesario, sería imposible para ella  lograrlo; aquella noche, no dormiría, estaba convencida de eso, quera aprender un hechizo que llevaba estudiando por varios días , al haberlo entendido en su totalidad había decidido ponerlo esa noche en práctica y estaba decidida a lograr manejarlo en pocas horas, no era algo de gran dificultad, quería que su magia con estrellas se viera más real, por lo que había estudiado otro tipo de figuras para moldear su magia y así hacer sus estrellas parecer más reales, pero ese no era el único propósito de aquel hechizo, parecía haber logrado entender cómo cargar las estrellas de energía electrica, ya que hasta el momento solo eran figuras de luz, por lo que con las nuevas podría atacar sin problema, ¿Qué más podía desear?,  sería el hechizo perfecto para ella  después de todo, era lo que más apreciaba cuando veía el cielo de noche.

Aquella noche decidió quedarse en su habitación, era normal para ella entrenar en el bosque pero, al no ser un hechizo peligroso no vio problema en quedarse y practicarlo ahí, hizo espacio en el centro de su habitación, después de todo este solía ser un completo desastre, apago las luces para poder ver a detalle aquello que crearía y sin más  se sentó mirando la obscuridad a su alrededor, cerró los ojos con la intención de concentrarse  y  levanto la mano hacia el techo,  justo antes de poder lanzar la estrella con su magia, sintió un fuerte temblor lo que le hizo inmediatamente abrir los ojos y levantarse de aquel lugar al escuchar un fuerte sonido -Yo no hice nada de esto…- murmuro y camino tranquilamente dirigiéndose  a prender la luz observando como algunas cosas de su habitación caían por el movimiento aun  producido, no era algo que le preocupara, después de todo su habitación no podía quedar más desordenada, suspiro «quizás debía de haber ido al bosque para que nada ni nadie me interrumpiera» penso mientras caminaba hacia la ventana de su habitación al escuchar un gran alboroto fuera, observando como la mayoría de los estudiantes y profesores salían de las casas un poco asustados; usualmente ella hubiera hecho caso omiso a aquello pero, decidió ser prudente por una vez en su vida e ir hacia donde ellos estaban, despues de todo al verlos reunidos le hizo pensar que  estarían tratando algo importante.

No estaba dispuesta a salir como cualquier persona y recorrer todo caminando, sería algo sumamente tardado además   tenía la ventaja de tener su escoba junto con ella siempre, por lo que la apareció y sin más abrió las ventana de su habitación , se subió a su escoba y salió volando por esta, era una ventaja para ella estar en uno de los pisos más altos de las casas después de todo era divertido para ella  salir siempre por la ventana; inmediatamente voló cerca de donde estaban todos reunidos y bajo inmediatamente de la escoba, recargándola después en uno de sus hombros caminando hacia el resto de la gente para incorporarse y entender lo que estaba pasando,  escuchando solo un poco del discurso del director, pero fue suficiente para entender algo de lo que estaba pasando«¿Y que se supone que tenemos que hacer ahora?...» estaba un poco confundida, no sabía en qué medida debía de preocuparle todo eso, confiaba en las habilidades de todos por  si algo realmente grave llegaba a pasar, pero aún más importante, confiaba en ella, y estaría dispuesta a ayudar en todo lo que fuese necesario para proteger Éadrom y a la gente que habitaba ahí, quien quizás, era lo que más le preocupaba.


Última edición por Marisa Kirisame el Lun Ago 29, 2016 5:21 am, editado 3 veces
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Loly-pop Chan el Dom Ago 28, 2016 6:08 am

Silencio, estaba presente en toda la habitación. La luz tenue de la mesita de noche era lo único que iluminaba el lugar, dejando a la vista las olas pintadas con oleo en la pared, la montaña de peluches hechos a mano, las fotos que yacían pegadas por doquier, la figura de la joven que dormía plácidamente en su cama. Sí, Lucy se había quedado dormida esperando a su compañera de cuarto, con el día agotador que tuvo en el instituto era de esperarse que cayera ante los brazos de Morfeo. Un día como los anteriores, y como el de toda joven estudiante de su edad esperaba que terminara igual como lo demás. Más no fue así.

El sonido de su móvil quebró la quietud del lugar.

Un mensaje, fue eso lo que le hizo despertar. Se levantó pesadamente negándose a abandonar la cómoda posición que tenía. Bostezó. Con sus brazos se estiro lo más que pudo intentando abandonar el sueño que le asechaba de volver a cerrar los ojos, debía de contestar, la joven sabía perfectamente de quien se trataba, había puesto esa melodía sólo para él.

“¿Dónde estás?” Era lo único que había escrito su hermano. Por alguna razón Lucy se extrañó, no por lo corto del mensaje, ya que acostumbraba a ello, sino por el hecho que le escribiera a esta hora, no era común en él. Solía escribirle todas las mañanas, a las 7:30 para ser exactos, ¿Qué había cambiado? No quiso pensar mucho, seguía atontada por recién haber despertado.

“En casa, ¿Pasa algo?” Texteo con torpeza. Aun no lograba acostumbrarse a la pantalla táctil, extrañaba su viejo móvil a teclas. Una vez enviado dejo el celular en el mesón dispuesta a ir por algo de comida ya que su amiga aun no llegaba. No pasó ni un minuto y el aparato volvió a requerir atención. Esta vez era un tono de llamada.

¿Hermano?—le contesto. Empezó a caminar volviendo a lo que iba a hacer, pero la voz desesperada de la otra línea hizo que parara en seco quedando en medio de la habitación.
—¡Lucy!¡¿E-estas bien?!—le pregunto notoriamente preocupado. Su voz se oía entrecortada, como si estuviera haciendo algo que denotara actividad física. Lucy pensó que corría, acertó, pero junto con algo más. Alice lo sabía, pero no pensaba decírselo.
Claro que estoy bien ¿Qué p—Su oración no fue completada ante la interrupción del mayor. Estaba segura que era porque era lenta al hablar
Que alivio. Escucha Lu, necesito que salgas de esa casa, ahora—Le ordenó el mayor. No le dio tiempo de apelar, ni pedir motivos, la insistencia y la urgencia de su tono de voz le asustó—Yo voy en camino, te explico todo allá—.
Mala señal.

Continuo escuchando su voz o más bien su respiración agitada a través de la comunicación mientras con su mano libre se colocaba con dificultad sus vans oscuras, por la prisa tomo la chaqueta gris que estaba a mano, le hubiese encantado cambiarse el vestido azul por algo más abrigado, lamentablemente carecía de tiempo. Salió de la habitación en tan solo segundos, tiempo record. Estaba nerviosa, no comprendía el motivo, pero que su hermano le diera esas instrucciones, que le dijera que iba en camino a encontrarse con ella, claramente no sonaba a algo bueno. Algo se avecinaba, aquello lo confirmo en las escaleras.

De la nada la tierra comenzó a remecerse violentamente. La fuerza del movimiento sobresalto a la joven, que sin poder evitarlo termino rodando escaleras abajo. El gritillo que se escapó de sus labios fue lo último que se escuchó en la línea antes de perder la comunicación. Ya en el primer piso pudo ver como todo a su alrededor se movía, por un momento se sintió como en esos juegos mecánicos que odiaba subirse. No perdió la calma, a pesar de los gritos y el llanto que se escuchaban en otros lados de la casa; calma que se perdió al oír un estruendo afuera, como si algo se quebrara, ahora si tenía miedo.Está cerca sintió una puntada en la sien. A pesar del dolor de cabeza, de los hematomas creados recientemente, de la sangre que escurría por su frente, Lucy se levantó rumbo a la salida. Debía de salir de allí.

Oh Dios.

Iluminada por la luz nocturna Lucy no podía creer lo que estaba ante sus ojos, incluso los restregó varias veces para confirmar que fuera cierto—El cielo se está cayendo—escapo de sus labios al ver ese hueco que destacaba sobre ella. Temblaba. Su piel se erizaba y no era por el frío. Podía ver como en masas las personas se dirigían a un lugar en específico, el centro de todo “Donde cayó el trozo de cielo” pensó. Dio unos pasos, pero luego se detuvo. Quería ir, más debía de esperar allí, su hermano aparecería en cualquier momento. “¿Qué pasa? Vamos” Oyó dentro de su mente, la voz que ella creía que era su consciencia. Se negó, no podía, no quería preocuparle más. Si debido a la caída de la señal estaba incomunicada con él, estaba seguro que ahora su hermano estaría al borde de la desesperación, le conocía perfectamente. “No pasará nada, además, siendo que debemos no debemos quedarnos aquí. Debemos averiguar que sucede” Dudo, al cabo de unos minutos emprendió destino rumbo a donde le guiaba su instinto. Deseaba saber si sus amigos estaban bien, quería ser de ayuda, aunque fuera de mínima utilidad, no podía estar quieta en un momento así. Por primera vez Lucy no acato las ordenes de su hermano. Estaba asustada, no lo iba negar, pero lo que más le aterraba era no estar al tanto de nada.
Todo era un caos.


“Tranquila” volvió a escuchar “Estaremos a salvo” Soltó un suspiro y asintiendo avanzo a un paso más decidida. Lucy creía que era capaz de valerse por sí misma, después de todo era más fuerte de lo que creía.

“Si ocurre algo, yo siempre puedo tomar cartas en el asunto” dijo para sí Alicia.
avatar

Salón :
2 A
Edad :
17
Dromes :
24549
Reputación :
20
Mensajes :
419

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Jeimmy Palomino Miquet el Dom Ago 28, 2016 1:07 pm

Vaya! Hace algo de calor, me había quedado dibujando esta tarde en la biblioteca y me había quedado dormida, afortunadamente tuve tiempo de terminar y ahora me encuentro sentada en el barandal de la azotea pues he decidido quedarme a leer mi libro: ``Alicia a través del espejo´´ un libro eterno a mi parecer pues lo traje conmigo cuando llegue y aun no lo he terminado, avance un par de páginas pues el lugar lucía una gran calma y en ese momento la tierra empezó a temblar, por poco me caigo del barandal, me sujete con la mano en él y conseguí subir de nuevo, qué miedo! ni siquiera se me ocurrió usar mis alas, ahora si las desplegué para bajar al patio donde ya se agolpaba bastante gente, el director hizo su aparición, explico que había pasado para todos aquellos que estaban aquí, me pregunte porque no me había ido antes pero al parecer el temblor había ocurrido en toda la isla, el director era consolador pero sus palabras me asustaban un poco, además creo que todos habíamos visto como se cayó algo del suelo, en cierta forma era muy extraño, reí un poco, no sé por qué pero supongo que era de nerviosismo. Decidí llamar a algún amigo para saber si estaba bien pero las líneas estaban caídas, era mala señal pero no importa, seguro todos están bien, me quede allí esperando.


pincha para

ver mi ficha



Cedula de identidad:

avatar

Salón :
1 B
Edad :
15
Dromes :
69161
Reputación :
6
Mensajes :
185

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Dom Ago 28, 2016 2:09 pm

Black Star había olvidado su mochila en el instituto, si bien no era un problema grande, el poco dinero que le quedaba estaba allí y no podría cenar sin ese dinero. Cuando se dio cuenta de esto, estaba a mitad de camino en dirección a su casa, se dio la vuelta y corrió hacia el instituto, al llegar tomó su mochila y estaba por volver a su casa nuevamente, pero de repente le dieron ganas de ir al baño, entonces el joven de cabello azul se dirigió hasta el baño que conocía en el primer piso, todo el lugar estaba extrañamente tranquilo, se podía sentir que la paz impregnaba todo el lugar.

Cuando Black Star termino lo que fue a hacer se acercó a los lavabos, puso algo de jabón líquido en sus manos, abrió el grifo  y empezó a frotarse las manos para lavarlas, cuando las estaba enjuagando todo empezó a temblar de repente, el muchacho corrió abajo del marco de la puerta del baño y comando con ambas manos la mochila se cubrió la cabeza con ella.

Poco tiempo después todo se calmó, o bueno por lo menos la tierra no temblaba, ahora se escuchaban a los alumnos que aún estaban en el instituto hablar preocupados sin entender del todo que estaba pasando, Black Star se asomó a la ventana para ver que era lo que todos miraban, no entendía realmente que miraban, el joven de cabello azul estaba realmente confundido y al escuchar las palabras del director solo se confundió más. Miraba a su alrededor para buscar a alguien que le explique que estaba pasando ¿Esfera protectora? ¿Razas?, sin embargo no parecía el momento correcto, se apoyó sobre una de las paredes que estaba cerca de las ventanas y se dispuso a esperar que todo el lugar se calme un poco, entonces quizás alguien le podría responder a sus preguntas. "Creo que este lugar puede ponerse muy divertido." Dijo con una sonrisa en el rostro.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Dimitrio Palafoxt el Dom Ago 28, 2016 3:35 pm

Ya entraba la noche y Dimitrio estaba recostado en su cama disfrutando de una buena lectura donde la humanidad era amenazada por una raza extraterrestre aunque la historia era un poco predecible en su opinión, se acomodó un poco pasando la hoja un poco de ciencia ficción no le hacía mal a nadie. Por la hora debería de estar en su trabajo por suerte hoy tenía día libre, razón por la que esté en su cuarto donde todas las luces están apagadas a excepción de una pequeña lámpara a su costado que brindaba la suficiente luz como para alumbrar su lectura, leer una afición que tenia de la cual muy pocos sabían; solo en su cuarto se tomaba la libertad de hacerlo, donde nadie lo moleste, donde nadie le hable, donde está todo en silencio, ventaja de pedir la habitación solo para ti. Sin embargo todo eso se fue por el drenaje al empezar a temblar casi se tira para sujetar la pequeña lámpara que amenazaba con caer de su lugar con el movimiento de las placas tectónicas, al inicio no le dio gran importancia pero algo se sentía diferente.

-era la mejor parte...- murmuró dejando el libro boca abajo y con el ceño fruncido se acercó de mala gana a la ventana abriéndola para toparse con una escena que lo dejo helado Que mierdas es eso... pensó al instante recordando alguna que otra escena parecida al libro, claro que esta era la realidad, su realidad y el libro solo era una historia, no? Viendo como abajo se hacía una bolita de gente siendo lo más sensato salió del edificio como alma que lleva el diablo, de tres largos saltos a las escaleras y ya estaba en el primer piso, en poco tiempo ya estaba con los demás aunque un poco retraído al no ser de su agrado estar en medio de tanta gente. Claro dando prioridad a lo importante que era escuchar el discurso que si bien le dio tranquilidad esta no le duro mucho, tenía cierto temor aun cuando mantuviera un semblante tranquilo.

Escuchaba las dudas de los demás, incluso el tenia las propias pero la mayoría sino es que todos estaban de acuerdo en una y esa era “¿que eran esas cosas y cómo los enfrentaríamos?” callado a lo lejos, observando como poco a poco todo caía en pedazos.


"Pienso" Actuo -Hablo-


Jestro vs Dimitrio y su chancla power:


avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
39161
Reputación :
1
Mensajes :
32

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Meev el Dom Ago 28, 2016 5:56 pm

La tierra se movía como si estuviera bailando danzón, justo como un viejo gordo y sudoroso, así de estrepitoso e incómodo, hasta un punto fascinante y aterrador para aquellos que eran espectadores. Sin duda era un logro qué a él, todo este caos le pasara inadvertido. Nada parecía lo suficientemente alarmante para despertarlo: ni el temblor, ni los gritos, ni el sonido de algo impactarse con tal magnitud, que hubiera sido comparable a una explosión de dinamita. Nada.

La cuestión es que a Meev no podía despertarle absolutamente nada. Hace unas dos horas más o menos, había decidido tener un momento recreativo, por lo cual en este mismo instante se encontraba drogado hasta las cejas. No era sorprendente que después de hacer y deshacer por la habitación y parte de la facultad, ahora estuviese muerto en la cama, sin esperanza de revivir hasta entrada la madrugada o al día siguiente.

Sin embargo, algo más grande estaba sucediendo en la ciudad, algo que nadie podía advertir aún.

Tardó unos minutos en sentir el efecto, como un manto había llegado a él y su imperturbable sueño, una ola de gozo intenso le recorrió el cuerpo entero. Fue esa sensación de ensueño lo que le hizo abrir los ojos. Se levantó con una sonrisa en los labios tocando su cuello desnudo, masajeando con los dedos, sus pasos lo llevaron a la ventana, saltando fuera porque estaba en la primera planta. Aún no terminaba de despertar, pero una fuerza más allá de su comprensión estaba llamándole.

La noche era mucho más oscura de lo normal y húmeda, sus pies descalzos podían sentir el rocío gélido en la planta. Había solo un par de personas andando por allí, en su mayoría maestros que trataban de mover una placa de material desconocido. Sus ojos se colorearon de inmediato, negros, y la pupila se activó escarlata, cuanta más cercanía tenía de aquel trozo de escombro, su cuerpo se sentía mejor.

Tocó la superficie y una sonrisa sádica se dibujó en la cara de Uta, de la nada empezó a reír en voz baja, brotes de una risa que rayaba en la demencia, como si toda aquella destrucción, toda aquella catástrofe fuese el escenario más hilarante y entretenido. Escuchó a su espalda, el regaño de uno de los maestros, “no toques eso, es peligroso”, se vio con las manos en el aire y simplemente se retiró con una sonrisa calmada. Sin preguntar. Habría de retirarse al dormitorio de nueva cuenta.

No necesitaba hacerlo, porque en lo que a él respecta, aquella opresión y asfixia que había sentido desde la primera vez que había llegado a Éadrom… había desaparecido, dejando paso a una deseada libertad, si lo comparaba con algo, era el equivalente a sacarse del cuello, el collar del amo.


Interesante…
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
740236
Reputación :
40
Mensajes :
1291

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Lun Ago 29, 2016 4:15 am

Casa Roja: Noche
Algo no andaba bien, se reflejaba en la expresión de Touya hacía en estos momentos.

¡Ah! ¡Estás haciendo trampa!Le gritó Black enojado a la vez que le apuntaba inquisidoramente con el mando de la play.
—Que va—contestó su acompañando intentando contener la risa—Que seas malo no es mi culpa.
Resultado, el mando termino volando directamente a su cabeza.

¿Cómo llego a esto? Fácil. había sido invitado por Shane, su amigo-compañero de trabajo de la tienda de dulces. Noche de frituras, de consola y lo que más reconfortaba a Black, dormir bajo un techo. Es que no iba a mentir, si últimamente sus noches había mucho traqueteo en el bosque, estaba seguro que no era su amiga maga, era algo más, pero no quiso averiguarlo. Y ahí estaba, en la habitación de su acompañante, que casualmente era estudiante como él, bueno, él si iba a clases. No le fue trabajo colarse en la casa, pues ya estaba acostumbrado a entrar evitando al comité disciplinario. Lo que si le costaba era en estos momentos ganarle a su acompañante en Smash, el castaño para su mala suerte no estaba familiarizado con los mandos de esa consola, él era un fiel seguidor de Sony. Aunque lo negará, era mal perdedor. Es por eso que ahora estaba en el suelo lanzándole lo que encontrará a su amigo, transformando su pelea al 3d, todo acompañado de los infaltables insultos incoherentes.

Y pudieron seguir toda la noche de no haber sentido un movimiento, uno que posteriormente fue tomando fuerza—Tiembla, esta temblando—se escuchó entre gritos lo obvio.Oh mierda” Black por su parte cayo sin poder evitarlo, esperando que el cualquier momento parara. Estaba seguro que en cualquier momento la tierra se partiría en dos. Los estruendos, rompían sus tímpanos, al igual que los gritos que venían de otros lugares. Cuando el sismo cesó, estuvieron de acuerdo en salir pronto del lugar, a pesar del desastre que era la casa roja en esos momentos lograron encontrar la salida. El panorama de afuera no distaba mucho del anterior.

¿Es que acaso era el fin del mundo?

Quedaron en seguir a las masas, era lo más sensato para hallarle una explicación. Black estaba inquieto, su mirada no podía despegarse del cielo. “Un agujero negro” pensó, para luego descartarlo a centrarse bien, en detalle, parecía más algo roto. Durante el trayecto conversaron con tranquilidad, no tenían miedo como las personas a su alrededor, incluso su amigo se lamentaba no haber cargado la cámara. “Viejo, nos faltaba para narrar un docu”, ”Esto podemos subirlo a Youtube” o ”Si salen zombies estaría de lujo” fueron algunas de las frase que intercambiaban entre ellos. Incluso en un momento rompieron a carcajadas ante el lamento de Black de no tener ni para comprar una.

Cuando llego al lugar, un hombre de aspecto respetable informaba a la comunidad escolar sobre lo acontecido. Black no presto atención. Su mirada estaba clavada en ese trozo de cristal en medio del lugar. “Con que no era un agujero negro, alguien rompió este lugar” su mente se llenaba de pensamientos en torno a que pudo haber sucedido para que se rompiera la esfera. De todas las opciones que se organizaban todas giraban en torno al mal, villanos. Oh, ahora estaba ansioso.

Llego mi momentodijo llamando la atención de su amigo quien le preguntaba que rayos le pasaba. Sin dejar de mirar el cristal sonrióEs mi momento de ser... héroe.
—Black. Eres idiota— Fue lo que atino a decir Shane mientras se burlaba ante las ocurrencias del menor. Era idiota, y por ello no desistiría de la idea.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Tsukishima Kei el Lun Ago 29, 2016 12:34 pm

Observa detenidamente su reloj de muñeca, al parecer se había excedido de tiempos. Distraído entre libro en libreo. Con la mayor tranquilidad del mundo recoge lentamente todas sus pertenencias de la biblioteca y guardándolas dentro de su mochila.

No suele quedarse hasta  estas horas en el instituto;  sin embargo esta vez era diferente, realmente  sedeaba alargar aún más cada segundo que le llevaría el trayecto de regreso a casa. Evitar toparse con su hermano mayor en el departamento que comparte era su único objeto en este momento. Detestaba como su hermano mayor  lo hostigaba con tantas preguntas, como si de alguna manera desde que empezaron a compartir techo,  este se convirtiera en  una clase extraña de madre sobreprotectora y metiche.

¿Por qué el tiempo pasa tan lento? Maldición Tampoco le agrada la idea de quedarse demasiado tiempo entre los pasillos de instituto, todo  estaba tan oscuro y silencioso a la vez que sentía una enorme incomodidad, sentimiento que aumentaba por cada paso que daba.
Sus ojos se sienten muy pesados, como si en cualquier momento pudiera derrumbarse  en el suelo a descansar. Solo quería ingresar al departamento y recostarse sobre su cama sin entablar conversación alguna con el sujeto que deseaba evitar.  Entre largos bostezos constantes caminando con un paso lento en los pasillos de instituto; todo lo que sentía hasta ese entonces se esfumo como si fuera una burbuja al sentir unos temblores.

¿Qué está pasando? Rechistan sus dientes mientras se aferra a una de las paredes. Después de unos minutos eternos  logros encontrar la salida, percatándose de una multitud de alumnos reunidos.
- ¿No estará pensando que me creeré  ese cuento? Utilizando un tono de voz tan bajo que apenas el mismo puedo distinguir su propias palabras de entre soplo del viento. No podía  creer lo que estaba pasando en estos instantes, el objeto que descendió del cielo y el discurso poco factible del director le resultaban toda una tomada de pelo.




Hablo - Pienso - Narro
Spoiler:
 

Spoiler:




HQ!:




avatar

Salón :
3 B
Edad :
19
Dromes :
64614
Reputación :
1
Mensajes :
77

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Noire N. Reiss el Mar Ago 30, 2016 12:43 am

Camino a la Casa Verde ϟ 8:00 pm
El manto nocturno se mostraba ante ella como algo sumamente armonioso, las estrellas se mostraban con su típica y tenue luz y la luna se reía impotente de las pobres criaturas que allí se encontraban, su luz iluminaba el camino a las habitaciones, pues su trabajo la había mantenido hasta tarde aquel día, el café había estado lleno y las actividades del club estarían agotándola un poco.

Todo lo que sucedía era completamente normal, en el camino a las casas del instituto se encontraba con algunos animalitos que corrían felices por allí. Noire enfocó un poco su luz para guiarse entre medio de ese paisaje nocturno, como una luz propia que se encontraba en los caminos a la casa verde.

El silencio era sepulcral, aunque varias luces se podían observar, lo que decía que la gente aún estaba despierta, todo parecía estar dormido, por el silencio tan grande que había, como si un hoyo negro se hubiese tragado todo el ruido que había. Pero no, eso era sólo su atípica situación de muchacha distraída, la cual no esperaba mucho más que acostarse en su cama y descansar, aquel día había sido extraordinariamente agotador. Quizás jugaría algún videojuego antes de dormir, o quizás simplemente caería rendida ante el cansancio que se le había acumulado desde los últimos días. Pero el destino tenía otras cosas preparadas para esa extraña noche.

Habitaciones ϟ 8:15 pm
-Ya llegué Gi-Gi- abrió la puerta lentamente mientras susurraba esas palabras, la habitación se encontraba en un silencio sepulcral durmiendo profundamente por lo que Noire intentó hacer el menor ruido posible, en ese mismo momento, envidiaba completamente a su compañera, ella también quería dormir. Prendió cuidadosamente la luz en el velador que se encontraba al lado de su cama para intentar no molestar demasiado y finalmente se recostó en la cama.

El colchón era sumamente suave y cómodo, dando una agradable sensación a sus adoloridas piernas que se encontraban trabajando desde hacía ya tiempo, sus brazos parecían no querer responderle ya, y su cama estaba completamente cómoda, sentía como su cuerpo se hundía ligeramente en la misma, su pelo se encontraba completamente revuelto encima de las sábanas y el cubrecama. Poco a poco, sus ojos se cerraron para caer en un profundo sueño.

Casas ϟ 8:30 pm
¡BUM!

Un ruido inmenso logró despertar a la muchacha para dares cuenta que la habitación era un desastre, las cosas se habían caído de su lugar y se encontraban en el suelo, sobresaltada alumbró la habitación con su propia luz para encontrarse con que Gi-Gi ya no se encontraba allí, gritos, llantos y pánico se escuchó desde las afueras lo que no hizo que la muchacha perdiera el tiempo en quedarse a apreciarlos, al contrario, se dedicó a atravesar la habitación con sumo cuidado para salir a las afueras de la Casa. Se alumbró de sí misma para guiarse el camino, que aun somnolienta debido al cansancio no lograba encontrar la salida del todo.  “¿Qué estará pasando?” Su curiosidad era grande y, sin embargo, logró controlarse y no caer presa del pánico, después de todo, no era el tipo de chica que se asustaba por cualquier cosa.

La confusión sólo fue en aumento cuando logró escuchar la historia de aquella persona, todos se encontraban atónitos, se encontraban completamente extrañados y atemorizados, pero para la muchacha dormilona que parecía más ser un zombie que ella misma no era alguien que se caracterizase sobre lo que pasaba allí.

.- ¿Esfera?- susurró en un momento de duda y de incertidumbre sin comprender mucho la situación, suspiró para seguir hablando aunque un poco más alto que antes. -Eso… tampoco puede ser tan malo…. Creo.
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
239553
Reputación :
14
Mensajes :
315

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Derven Greyback el Mar Ago 30, 2016 3:35 pm




CAPÍTULO I - PARTE I

EL INICIO DEL CAOS


INSTITUTO TAKEMORI- CASAS- 8:45 P.M.

Las inquietudes no se hicieron esperar y no era para menos, el acontecimiento ocurrido hacia tan solo hace algunos minutos, era poco digerible inclusive para él. La prioridad eran sus alumnos, su personal, con la mirada debía corroborar que todos estuviesen bien en su entorno; no obstante, algunos se encontraban heridos y lo peor de todo, era pensar que luego de aquello, muchos se quedarían sin un hogar donde resguardarse. La indignante situación no podía quedarse así.

Lo primero era atender a los heridos. Derven realizó un recorrido visual que parecía ser eterno, sin emitir una sola palabra, mientras ellos seguían soltando preguntas que pasaban como en cámara lenta frente a sus pupilas. ¿Dónde dejaron su sentido de compañerismo y solidaridad? Estaba bien tener tantas dubitativas ante aquel objeto que por muchos años protegió esas tierras; pero, por otro lado, el presente era lo que vivían y los que salieron dañados necesitaban urgentemente ser atendidos. El egoísmo se mezclaba con la preocupación del ambiente.

Pronto, los encargados de la enfermería aparecieron. ¿Cómo pudieron ser tan oportunos? Mientras Derven, minutos atrás, atravesaba el camino desde su oficina hacia el campus, se comunicó con el personal médico de Takemori, previendo que habría gente herida, tomando de base lógica terremotos de gran magnitud ocurridos con anterioridad en el país. El hombre alzó su mano derecha y la cerró hasta formar un puño—¡Suficiente!—pronunció con fuerza para que los presentes guardasen silencio. Greyback le indicó a los enfermeros cuáles eran los heridos.

Al primero que cuidadosamente atendieron, fue al maestro que había sido aplastado por una placa que cayó sobre él (Piscina de la Muerte). Seguidamente, una de las mujeres encargadas se acercó a la señorita de cabello verde menta, la cual tenía una herida en su canilla (Yurumi). Esta le preguntó a la jovencita si se encontraba bien, si no tenía alguna otra herida. El director giró su rostro y, quizás equivocado, se acercó a un joven de cabellos azulados que se encontraba junto a una señorita (Ethan); sus movimientos sutiles le hacían pensar al mayor que ese muchacho tenía alguna dolencia. Colocó una mano sobre su hombro y lo miró a los ojos—¿Estás bien?— volteó la mirada hacia atrás y llamó a uno de los enfermeros—Por favor, revisa a este chico.— Ordenó para luego trasladarse al punto inicial en el que se encontró.

Tomó aire y de nueva cuenta vio a cada uno—Ya han salvado sus vidas ustedes mismos. Si buscan una respuesta a qué hacer, si piensan que no está bien quedarse de brazos cruzados, primeramente, ayuden a quienes no corrieron con la misma suerte que ustedes.

Si bien entiendo su sentir y comprendo que muchos no pueden permanecer tranquilos al ver tal desastre, también deben analizar ustedes: ¿Las situaciones se resuelven con apuros? Pensando con desesperación y buscando acciones que no han sido planificadas, ¿pueden encontrar una solución? Recuerden que esta solución debe beneficiarnos a todos, no solo a sí mismos.

Esa unión amistosa y solidaria es la que ha mantenido a Éadrom a salvo durante tantos años; sin embargo, parte de los pensamientos que giran en torno al ''yo'' son los que nos han llevado a esta catástrofe. Y ahora se preguntarán, ¿por qué? Muchos de ustedes desean saber el motivo de que la esfera se haya desquebrajado.
—Guardó silencio esperando que, quienes seguían charlando alterados, cesaran para que sus palabras llegasen a oídos de todos.

Una de las señoritas mencionó con anterioridad que la falta de información solo retrasaría lo inevitable, ¿Pero al menos ella fue consciente de su entorno caótico? Emitir una respuesta sin ser escuchado solo empeoraría el acontecer.

La esfera que nos protege… Fue hace cientos de años que una batalla se libró a razón de ciertos seres que estaban contra la causa de William Takemori, El seis de agosto de ese año, el primer director de este instituto, murió a manos de un soldado enemigo. Fue entonces que el ángel Winter bajó; ella, poseía un poder incomparable al de ningún otro. Con ese mismo poder, creó la esfera de cristal y al declarar que la misma nos protegería, alzó sus manos y aquel objeto sagrado surcó hasta la atmósfera para tomar esa apariencia que hasta ahora es perceptible ante nosotros.—Tal vez algunos sabían esa parte de la historia; no obstante, lo esclarecía al joven castaño que había cuestionado y también para aquellos que recién llegaban a la ciudad.

Pero la esfera cambió su curso. El porqué no es certero, quizá la magia de la misma se agotó o puede que los distintos pensamientos de quienes vivimos en esta ciudad hayan cambiado su curso. No cualquiera puede entrar a Éadrom. La paz de la que Winter nos habla, puede ser un concepto tan ambiguo. Lo que esté bien para mí, puede que no lo esté para ustedes y es así como pensamientos corruptos se han infiltrado a nuestras tierras.—Eso les explicaba por qué existía una zona prohibida y riesgosa, poco conocida, dentro de la ciudad.—Nuestro futuro es incierto. El decir a que nos enfrentamos sería una mentira. Muchas criaturas que antes no pudieron adentrarse a este terreno pacífico, ahora podrán hacerlo. Todos aquellos con instintos reprimidos por hacer el mal, podrían llegar a desatar esa parte suya. Esta esfera, inclusive…—de pronto, las placas tectónicas comenzaron a moverse con furia inmedible. ¿Le echarían las culpas por eso?

En medio del movimiento, su sentido de alerta se encendió al ver como caí un pedazo de techo en dirección a un grupo de jóvenes que se encontraban cerca de las paredes—¡CUIDADO!—Si bien su poder no servía como una ventaja sobre ese material, el golpe de un rayo azul expulsado de la palma de sus manos rompió en mil pedazos la losa, logrando así salvar a los discentes de ser golpeados.

Un extraño ruido, muy molesto, se escuchó desde la lejanía y, una vez más, el sonido estruendoso de un objeto colosal cayendo sobre la tierra, resonó por todo Éadrom. Ellos lo escucharon antes: se trataba de otro trozo de esfera. Derven resopló e inhaló preocupado para terminar de hablar.— Nuestro peor contrincante en este momento sería un cambio climático extremo o una alteración del ciclo de liberación de energía natural. La esfera también nos ha protegido de terribles fenómenos naturales durante años. —Greyback estaba algo consternado. Su ataque no fue tan poderoso como usualmente lo era, ¿Qué ocurría? ¿Su peor temor se estaba volviendo real? Lo que leyó siendo joven, cuando tan solo era un estudiante, ocurría en ese instante— ''Si la esfera se llega a destruir, la magia que la sustenta se liberará de forma alterada. No solo puede afectar el curso de la naturaleza que protege, sino de la energía que consume el poder de los… seres místicos''.— citó en voz alta, tratando de no lucir perplejo.

Éadrom nos necesita.—Se puso en marcha, en dirección a la ciudad.—Todo aquel que sienta que debe hacer algo, el momento es ahora. La gente necesita de nuestra ayuda.—dicho esto, salió y de un pronto a otro, se desvaneció bajo la luz de un poste eléctrico.

¿Qué ocurriría ahora con la Ciudad de la Luz? Como dijo Derven, su futuro era incierto.

© JONSEI PARA ITR


avatar

Dromes :
181902
Reputación :
23
Mensajes :
10281

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.