FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trama Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Derven Greyback el Sáb Ago 20, 2016 8:12 pm




CAPÍTULO I - PARTE I

EL INICIO DEL CAOS


INSTITUTO TAKEMORI- CASAS- 8:30 P.M.

Las luces de múltiples colores iluminan por completo la ciudad. La tranquilidad y alegría prevalecen inclusive ahora que el cielo nocturno cubre los hogares. Alumnos y habitantes parecen disfrutar de la hermosa velada, hoy, especialmente, con un cielo estrellado. Algunos regresan a sus casas luego de una larga jornada laboral; otros, terminan sus tareas mientras que los más pequeños descansan o son arrullados por sus padres. Todos y cada uno de ellos están a la espera de un nuevo día, lleno de aventuras y trajines cotidianos; no obstante; su paz prontamente se vio perturbada.

Los discentes alojados en las instalaciones del instituto se hallaban distraídos, inmersos en sus trivialidades juveniles o en sus pensamientos más profundos, con sus preocupaciones individuales. Las luces provenientes de las cuatro casas avisaban que muchos aún se encontraban despiertos... y menos mal que era de esa forma.

Sin previo aviso, como un capricho cruel de la tierra, el suelo se comenzó a mover con fuerte intensidad; las paredes se agitaban con cada remezón y los objetos perdían balance de los sitios en los que fueron colocados. Unos no le tomaron importancia debido a la localización tectónica del país, el resto permanecía precavido o asustado; sin embargo un fuerte estruendo que resonó afuera, logró que todos entraran en alerta.

Junto a los profesores encargados, los estudiantes salieron. Sus ojos no podían creer lo que observaban: un pedazo de gigantes proporciones, de algún objeto extraño, cayó en medio del campus. Parte de la estructura de su centro de estudio había sido aplastada por aquel monstruoso y raro material.

Los murmullos se convirtieron en silencio cuando uno de ellos alzó la mirada hacia el firmamento, con lentitud alzó su mano y lo señaló.—A... Ahí.— en medio de la oscuridad azulad común de la noche, un hueco de coloración negra se hizo presente. Líneas blancas con cierta transparencia, como si fuesen celdas, comenzaron a hacerse visible en el cielo, exceptuando el sitio de la mancha negra. No había alguno que no se preguntara, ¿Qué diablos estaba sucediendo?

El mutismo terminó cuando este se convirtió en pánico. Estar cerca del trozo los enervaba, algo proveniente de él les quitaba la quietud y los hacía entrar en desesperación, ¿Acaso era debilidad lo que sentían? Quienes parecían no tan alterados por la extraña presencia del mismo, eran los humanos. Gritos, llanto, palabras con intenciones de calmar a los presentes; la situación se había salido de control. Los maestros tampoco estaban muy seguros de lo que sucedía, ¿Podían acaso actuar al respecto?

Fue en ese instante que, como ayuda proveniente del cielo, el hombre alto y robusto, con mirada confiable, aquella persona que todos los habitantes de Éadrom respetaban, se hizo presente: Derven Greyback. Su expresión de desasosiego no era alentadora; mas, su postura firme y mirada decidida eran suficientes para darles cierta confianza. Él poseía un amplio conocimiento con respecto a Éadrom, mejor que el de ningún otro. Nadie más que Derven podía esclarecer su pregunta.

Hoy, hemos sido testigos de una de las mayores catástrofes en las que se ha visto nuestra ciudad, la Ciudad de la Luz; es por eso que quiero pedirle a todos que guarden la compostura y no se dejen vencer por el miedo a lo desconocido ante la verdad que les presentaré: la esfera que ha protegido a Éadrom durante muchos años, se ha desquebrajado... Este, es un pedazo de la misma— mencionó fuerte y claro, proyectando su voz seguridad para que todos los espectadores lo escuchasen—Más que antes, debemos estar juntos. Si seguimos los ideales del señor Takemori y nos mantenemos todas las razas unidas, podremos superar este obstáculo que la vida nos ha impuesto. ¡Por favor, no se dejen vencer por el temor!— finalizó por decir.

El aura de los oyentes se relajó. La faz temerosa fue cambiada por la confianza del líder; pero lo que ellos no sabían era que esa serenidad duraría tan solo fragmento de tiempo, que tan solo era el inicio del caos...


• NORMAS •
Debido a que es un tema relativamente libre, las reglas serán algo distintas en este caso:
— Mínimo de líneas: 8. No hay máximo de líneas.
— Ficha aceptada.
— Se deben desactivar las firmas, esto con el propósito de que la o las páginas carguen con mayor rapidez. Recuerden que varios estarán dentro del tema.
— Se prohíbe el ser overpower o cualquier variación que vuelva a tu personaje indestructible o infalible (en caso de humanos, Mary Sue o Gary Stu). No puedes manipular a otros personajes a menos que estos acepten.
— No está permitido el doble post seguido. Máximo puedes postear dos veces cada 24 horas.
— Puedes entrar con multicuenta.
— Todo post del evento debe girar en torno a la ambientación colocada en este tema. Si deseas crear un post basado en esta ambientación, estás en tu derecho de hacerlo. Es importante que sepas que no puedes alterar ni reparar algo con tus poderes. La esfera posee una magia bastante fuerte, deben respetar esto.
Fecha de cierre: 30 de agosto.
Tema reservado para estudiantes, maestros, personal del instituto y algún habitante que se encuentre dentro por alguna razón.
LOS HABITANTES TENDRÁN SU PROPIO TEMA.



avatar

Dromes :
181350
Reputación :
23
Mensajes :
10224

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Christa N Reiss el Sáb Ago 20, 2016 8:57 pm



Casas 08:30 pm

INSTITUTO TAKEMORIl


Era una noche tranquila, las estrellas asomadas con su tenue pero presente brillo, la luna con su presencia tan imponente como siempre iluminaba las edificaciones y los individuos gozaban de aquella paz momentánea, una que pronto sería quebrantada pero a ignorancia de todos, no sabrían valorarla al menos el momento que quedaba.
Las casas del instituto estaban normales, no había pasado nada fuera de lo "común" por así decirlo, las diversas razas tranquilas en sus respectivas habitaciones o estancias hablando, socializando o incluso divirtiéndose como otros, sólo estudiando tranquilos, en éste caso, Christa tomaba el último.
La chica sabía perfectamente que la época de exámenes finales estaba pronta así que aprovecharía que su madre estaría en el hospital en la guardia nocturna para permanecer en aquel sitio que se había vuelto su hogar momentáneo.

Tenían una raza de café, si bien no era tarde, tal bebida nunca estaba demás y aún era más importante beberla en presencia de tantas materias que tomar en cuenta.
Junto a Accel Venom, un chico que estudiaba en la misma clase que ella, habían acordado juntarse para hacer las prácticas de los ejercicios matemáticos entre otras dudas que tenían- Bien, ésta parte yo la entendí pero no comprendo bien ésta, no quiere decir que no la haya captado, sólo que el profesor se contradijo -Hablaba con él cuando justamente, pasó algo extraño. El suelo empezó a moverse anunciando que un temblor estaba presente, la taza de café se movería al ritmo de aquel compás a tal punto de voltearse y caer al suelo quebrajándose. Rápidamente la rubia buscaría el equilibrio y asomarse a la ventana una vez que todo movimiento cesó con intensión de observar que ocurría, pero no había logrado notar nada - Vamos Accel, algo pasó aparentemente, éste temblor no es normal -Comentaría para apresurar sus pasos fuera de su habitación con intensión de salir de aquel edificio y al igual que los demás, quedar atónita observando el cielo en dirección que el ajeno había señalado con anterioridad notando que... se había ¿quebrado?

Si, se había quebrajado, le faltaba aparentemente un "pedazo" como si un techo de vidrio estuviera sobre ellos y éste hubiera perdido un "pedazo" del mismo, que extraño. La joven andaba igual o más confundida que los presentes, no podía entender nada...
Observaría como algunos individuos se "sentían mal", y otros al igual que ella estaban normales, no había sentido efecto secundario como algunos otros que se desmayaban o sentían alguna especie de debilidad, como fuera al menos ella estaba bien- Seguramente es el pánico -Musitaría para sí misma al notar aquellos efectos para luego su vista azulada concentrarse en la aparición de uno de los seres más admirados y respetados no sólo por los que formaban parte del instituto sino los habitantes de la Ciudad, el director: Derven Greyback. Anunciando algunas palabras que habría otorgado calma pero también aún más pánico en otros.

La esfera que protegía Éadrom ¿quebró? Pero... ¿Cómo? o ¿Porqué? -Si bien ella no había entrado en pánico pero tampoco estaba del todo calmada si la absorbía la duda, múltiples interrogantes se hicieron presente una tras otra en su cabeza a la expectativa de la razón de aquella situación en la que estaba aconteciendo. Pero estaba segura que al igual que sí misma muchos no tenían idea alguna de lo que sucedía y respuestas no podía obtener, ya que si el director emitía esas cortas palabras, era prácticamente debido a que era todo lo que tenía en conocimiento... O eso era lo que pensaba en absoluta totalidad... pero.- ¿Sólo nos mantendremos en calma? ¿No haremos nada más? ¿Y la solución? -Si, un bombardeo de dudas e interrogantes aparecían cada segundo una nueva se hacía presente pero, ¿qué podía hacer? que impotencia podía sentir pero nada podría hacer la verdad... Estaba atada de manos por decir de algún modo.


Última edición por Christa N Reiss el Sáb Ago 20, 2016 9:17 pm, editado 1 vez
avatar

Salón :
3 A
Edad :
18
Dromes :
226987
Reputación :
57
Mensajes :
2701

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 20, 2016 9:03 pm

La noche cayó en Éadrom. La mayoría de los alumnos estaban en sus habitaciones o haciendo cosas de adolescentes normales, pero Alexander no. Por alguna razón, él había salido del Instituto horas antes. Estaba en el edificio antiguo, lugar que se volvía ideal para apreciar las estrellas si se contaba con un cielo despejado.

Alexander se encontraba sentado en la escalera de entrada del Edificio antiguo del Instituto. La tranquilidad era inmensa, o al menos lo fue hasta que comenzaron los extraños sucesos: las luces, el temblor y el gran pedazo de quién sabe qué cayendo al suelo, casi en frente suyo. Lo primero que el metamorfo hizo fue pararse y hacer aparecer su arco lumínico; no tenía una razón lógica para hacerlo pero era mejor estar preparado por si algo o alguien más venía acompañando esa extraña cosa. Luego gritos y llantos habían comenzado a sonar en el lugar, pero Alexander no se inmutó. Era cierto que estaba lleno de nervios y dudas, pero no quiso demostrar eso a los demás.

Cuando el Director llegó al lugar, el metamorfo prestó atención a sus palabras, logrando darse cuenta de que tendría que luchar contra algo junto a las demás personas del Instituto Takemori. Era fácil deducirlo, una guerra o algo por el estilo llegaría. Alexander se movió entre la gente con facilidad, para quedar entre el director y la multitud. Luego, dejó salir secas palabras de su boca, acompañadas de cierta postura seria ante el hombre.

—Lindo discurso, Director. Pero… ahora necesitamos saber un poco acerca de esto, y al parecer usted sabe qué es lo que acaba de pasar y qué pasará.
— Alexander soltó un suspiro para luego continuar hablando, mientras mantuvo bajo su arco lumínico, que soltaba destellos rojizos— ¿A qué nos enfrentaremos?

El metamorfo dio unos cuantos pasos para atrás, manteniéndose a una distancia considerable del Director y quedando primero entre todos los estudiantes y maestros que estaban en el lugar. Alexander podía oír los murmullos provenientes de los alumnos, maestros y habitantes. Sentía la necesidad de saber qué era lo que decían, aunque sentía una mayor por saber qué era lo que iba a pasar en el Instituto. Varias preguntas se repetían una y otra vez en la cabeza del joven; ¿Lo que pasó se repetiría? ¿Qué ocurriría con él y los demás? ¿Qué ocurriría con… Éadrom?


Última edición por Alexander Galloway el Sáb Ago 20, 2016 10:32 pm, editado 2 veces
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Zephyr el Sáb Ago 20, 2016 9:27 pm

Potentes temblores habían logrado alertar a un despierto y siempre alerta Hampnie, pero que estaba oyendo música en su cama en el momento en que la lámpara comenzó a agitarse con violentos movimientos sobre su cabeza. Al ver aquello se puso en pie, quitándose los audífonos y oyendo la vibración de los cristales de la ventana. Eso haría que se dirigiera fuera de manera casi inmediata, sin dar tiempo a ningún pensamiento ni un lapsus que pudiese ponerlo en un peligro innecesario. Pero, como era de esperarse, no esperó a ningún profesor encargado de la casa ni mucho menos, por lo que simplemente salió del edificio por la ventana de un golpe. Podría culpar al temblor de eso, lo principal era ponerse a salvo. Una potente aura mágica le rodeaba, lo que le llegaba a preocupar más de lo que se podía imaginar.

Una vez fuera estuvo tranquilo, pero su tranquilidad fue totalmente efímera. El estallido de una extraña placa que aplastó la casa le quitó el sueño de una vez por todas. Su habitación estaba del lado de aquel enorme trozo semi-transparente que había cedido. Estupefacto, dirigió su mirada al cielo, observando con sorpresa y casi horror una escena realmente ficticia. La imagen del cielo que parecía resquebrajarse era algo nuevo e inusual hasta para un demonio, y podía vérsele tenso y hasta inseguro. No sabía a que se debía algo como eso, por lo que no podía evitar sentirse preocupado. - ¿Qué es... todo esto? - Su mente estaba bloqueada en pensamientos llenos de incertidumbre y desconcierto, algo totalmente nuevo para el albino.

La llegada del afamado director del instituto fue algo que advirtió, mas no dirigió en ningún momento la mirada hacia este, limitándose a oírle sin devolverle la mirada. Era de fácil habla, lo que aplaudía, pero no logró obtener la misma seguridad que todos los demás al presenciar tal discurso frente a un hecho así. "No necesitamos solo un apoyo moral... Estas son fuerzas de mayor escala..." Pensaba pesimista el demonio.
avatar

Dromes :
103383
Reputación :
11
Mensajes :
349

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Accel venom el Sáb Ago 20, 2016 9:58 pm

La noche era hermosa, las estrellas y la luna adornaban el cielo, todo estaba tranquilo y en calma, por un momento tuve ganas de ir a saltar por las azoteas como siempre solía hacerlo, pero probablemente en la ciudad las cosas eran diferentes, tan ruidosa como siempre; ademas ahora mismo estaba ocupado con otra cosa, se acercaban los exámenes finales, no era algo que personalmente me preocupara, pero no debía confiarme por ser inteligente, siempre era bueno practicar y ahora mismo christa n reiss seria mi compañera de estudio, así que comenzamos con algunos problemas de matemáticas y un par de tazas de café -no tomes mucho o no podremos dormir en días... descuida, se controlarme... ademas solo es café...

mientras centraba mi atención en una de las dudas de mi compañera algo muy extraño ocurrió, un temblor sacudió la habitación repentinamente, la razón de que fuera extraño no era el temblor en si mismo, lo extraño era que yo no sabia que pasaría... obviamente no puedo ver el futuro, pero siempre monitoreo la actividad de las placas tectonicas y de cualquier cosa que sea un peligro, por ende si hubiese un temblor o algún otro desastre yo lo sabría de antemano -estoy de acuerdo, esto no es normal... espera no te... no tuve tiempo de hablar o de hacer preguntas, christa se apresuro en salir para ver lo que sucedía y corrí detrás de ella sin pensarlo. Al salir note la presencia de todos los demás, todos estaban en silencio y a la expectativa, luego de que el extraño señalara hacia el cielo pude ver algo diferente, el cielo mismo parecía haberse quebrado, todos parecían estar confundidos y algunos incluso asustados; pero yo estaba dividido, por una parte estaba fascinado con el hecho, pero mi instinto me decía que algo andaba terriblemente mal -tu también lo sientes verdad... ya lo creo, pero no pierdas la calma... podía sentirlo, esto solo era el comienzo.

había escuchado hablar de una esfera que protegía la ciudad, con eso en mente la conclusión era bastante simple, la esfera se había quebrado, la razón me era desconocida, pero ahora mismo no era importante, ya había sucedido -ojala supiera porque Christa... esto... diablos me siento impotente... las palabras del director confirmaron lo que muchos de nosotros sabíamos y aunque mantener la calma era lo primordial, no podía aceptar quedarme de brazos cruzados, eso no estaba en mi naturaleza, siempre que podía reparar algo lo hacia, pero por mucho que me costara aceptarlo, esta situación me superaba por mucho -cálmate Christa, pienso igual que tu... pero no podemos hacer mucho por el momento... me acerque para susurrarle esas palabras al oído, también aproveche la cercanía para captar mejor su aroma, lo hice de tal forma que ella seguro lo notaria -solo en caso de que haya problemas... no queremos perderte de vista, por decirlo de alguna forma... después de eso concentre mi mirada en aquel trozo que había caído, cada fibra de mi cuerpo quería tocarlo y estudiarlo, pero aunque estaba emocionado de cierta forma, mantuve una expresión fría y calmada, era mejor conservar las distancias y mantener la cabeza fría, los que estaban mas cerca habían reaccionado de forma un tanto diferente y no quería sentir lo mismo que ellos.
avatar

Salón :
3 B
Edad :
76
Dromes :
165378
Reputación :
8
Mensajes :
314

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Mss Oppai el Sáb Ago 20, 2016 10:25 pm

Después de una jornada intensa, el atardecer da paso a la noche, momento para el sosiego y la calma nos llama al descanso, a la serenidad, a cambiar de ritmo. La noche, con su penumbra, nos ayuda a tomar conciencia de que somos mortales y necesitamos detenernos y reparar fuerzas, resetear nuestro cuerpo y desconectar. Las personas se preparan para dar por terminado lo que ha pasado hoy y dan paso a lo que les puede ofrecer el mañana, todos se sienten a salvo bajo las miles estrellas y se cobijan lentamente con la luz de la luna, solo aquellos que han dado por hecho sus actividades pueden disfrutar esta calma.
Pero cuántas veces, he utilizado la pacífica noche para continuar con el ritmo acelerado del día, no hablando de las clases, sino para obtener un conocimiento aun mayor... Siempre he sido arrogante con mis habilidades, pero nunca desconfío de mi conocimiento adquirido todos estos años, a diferencia de todos los demás que disfrutan el hoy, yo no merezco tener alguna comodidad.

Mis pensamientos estaban metidos solamente en el pequeño libro que sostengo en mis manos y no hago caso a los demás estudiantes que salen en silencio del salón en donde estoy, ni siquiera me di el lujo de ver la hora, solamente aprendo a un ritmo lento el tema que se verá a continuación sin esperar que algo me molestara... La primera vez que note algo extraño fue un pequeño mareo en la cabeza; era una especie de migraña que nublaba mi visión por un segundo, cuando mis ojos quitaron su atención en el libro la tierra comenzó a sacudirse violentamente.
Demonios maldecía en mi mente mientras intentaba pararme de mi asiento ¿Un temblor ahora?,apenas podía pararme correctamente, pero me las ingenie para salir del salón sin caerme. Cuando llegue al pasillo podrían oírse  los gritos de los algunos estudiantes en todos los pisos del edificio, algunos entraban en pánico y corrían empujando a los demás para llegar ilesos a la salida otros por su lado estaban en el piso tapándose la cabeza para no ser golpeados o esperar a que pasara el temblor lo antes posible, esto se estaba convirtiendo en un desastre y no quería ser parte de esto, sin dejar de tocar las paredes caminaba para salir de inmediato sin tener algún accidente en el trayecto. No paso mucho tiempo para que saliera finalmente del lugar y volteando a ver al edificio pude notar el pánico de la gente.
Todo esto no es normal
murmuraba en voz baja mientras observaba a mi alrededor, casi toda la institución estaba reunida en un solo punto y estaban demasiados asustados por la situación y me imaginaba que el resto de la ciudad también. Los estudiantes y maestros miraban como el cielo se quebraba lentamente, como si de una esfera de cristal se tratara, algunos miraban con miedo, otros con curiosidad, por mi parte podría decirse que estaba entre las dos partes. Esto era malo... muy malo.
El director apareció entre el desastre para calmar a sus trabajadores y alumnos, eso fue una movida inteligente, ya que después del bello discurso muchas personas retomaron la calma y se tranquilizaron enormemente.
Pero yo sabia que no tenia que tranquilizarme, sé por experiencia que algo malo iba a pasar, lo podía sentir en mi cuerpo.
El hecho que se haya roto la esfera es una señal de ello.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
56931
Reputación :
5
Mensajes :
360

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 20, 2016 11:01 pm

Era una noche que prometía ser tranquila, la azabache se encontraba en su habitual rutina nocturna: Perder el tiempo en algún acto de vandalismo. Actualmente se encontraba en el edificio abandonado de la escuela, tenía algunas latas de pintura, ahora mismo se encontraba con los puños en la cadera, como vestimenta llevaba un overol puesto, este estaba completamente manchado de pintura, el cabello lo tenía tomado y algunas manchas de pintura naranja eran visibles en su rostro. Contemplaba su obra de arte, era su autógrafo plasmado en una de las antiguas murallas, rodeado de fuego, murciélagos y la enorme cabeza de Adam Sandler que amenazaba con explotar - Deberían pagarme por hacer semejantes maravillas, me merezco un descanso - Hablaba para ella misma, secándose el sudor de su frente con su manga derecha, para seguido quitarse la prenda que utilizaba para protegerse de la sucia pintura.

Ahora utilizaba su habitual vestimenta, se había recostado en el marco de alguna ventana cercana, donde pudiese llegarle la fresca brisa veraniega, en sus manos sostenía una guitarra acústica, parecía que estaba tratando de componer una canción, o simplemente tocaba acordes aleatoriamente e improvisaba una letra sin mucho sentido, era una noche típica para Nanako, por lo menos hasta que su equilibrio fue comprometido, tuvo que afirmarse del marco para no caer - ¿¡Pero qué diablos!? Tierra, no te vayas a destruir ahora, era mi día de relajación - Comentó un tanto molesta, levantándose, para quedarse de pie unos segundos, esperaba que aquella construcción no se cayese con ella dentro, por lo que cuando el terremoto paró, tomó la guitarra y una lata de pintura, para salir del lugar.

De nuevo la sensación de que algo iba mal la invadió, podía escuchar el pánico, gente gritando, otros huyendo de quién sabe que, en estas situaciones quizás lo mejor sería esconderse y analizar lo que fuese a ocurrir, pero para la azabache ir al centro del problema parecía más prometedor, por lo menos si algo malo ocurría, tendría la oportunidad de utilizar a algún estudiante como escudo de carne... O por lo menos si moría, aparecería en los créditos de alguna película pidiendo condolencias a su familia. Al llegar notó lo que todos, algo había caído y eso era el farol de toda la desesperación cercana, una sonrisa traviesa se dibujó en el rostro de la azabache "Así que... Tantos años de paz por fin están pasando a cuenta, que maravilloso momento para llegar" Pensaba mientras escuchaba lo que el director tenía para decir. Soltó un suspiro cuando este terminó.

- ¿Acaso con todo esto quiere decir que ahora nos veremos envueltos en una guerra? ¿O peor? - Preguntaba acercándose más al director, hablaba fuerte, para hacerse oír entre todas las masas que hablaban bajo, especulando sus propias teorías. La azabache rápidamente dejó caer la lata, era una mala idea hablar al director con eso en la mano, pero la guitarra simplemente se la colgó al hombro - Son palabras muy lindas, pero no nos ha dicho nada sobre lo que realmente importa ¿Exactamente a que nos enfrentamos? Odio estar de acuerdo con la rubia, pero tiene razón ¿Nos quedaremos sentados y ya? ¿Sin saber nada? Si de verdad es una situación de crisis, no puede esperar que perdure la calma, las falta de información simplemente retrasará lo inevitable - Fue lo último que dijo, cruzándose de brazos, su rostro era completamente serio, aunque en el fondo quería echarse a reír, toda esta situación hacía hervir su sangre, realmente poco le importaban las respuestas, pero quería saber hasta qué punto podía presionarse esta situación.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 20, 2016 11:30 pm

Fue un día agotador para la pequeña. Tenía tareas acumuladas por todos lados y sus notas estaban muy bajas. Esta noticia llego a los oídos de sus padres y enfurecidos estos la obligaron a hacer todo lo que se le había mandado, todo acompañado de un fuerte regaño. Taida no tuvo de otra, tenía que hacerlas sin más. Paso todo el día encerrada en su habitación (de la casa Ámbar) haciendo todos sus deberes, eran infinitos, a la pequeña ya le comenzaba a doler la muñeca de tanto escribir. Tenía que hacer proyectos ya fuese en cartelera o en el ordenador. Comía de sus cubos de azúcar y escuchaba música acelerada para mantenerse despierta todo el día, cosa la cual para ella era un gran sacrificio. Pasaban las horas y seguía pegada a su escritorio ya fuese escribiendo o en el ordenador. Taida no es una persona que cualquiera llamaría perfeccionista pero es de su agrado y le satisface mucho ver que su trabajo esta ordenado, presentable y limpio, por este motivo, se atrasaba un poco más al ver que el trabajo se veía mal y lo repetía de nuevo. Ya se hacía cada vez más tarde, los ojos de la pequeña se veían cansados pero esta seguía con sus deberes sin pausa alguna. Esta vio la hora que daba su ordenador: 8:30 de la noche. Taida solo se estiro aun sentada en la silla y bostezo restregando sus ojos con ambas manos para luego seguir con sus deberes pero se detuvo enseguida al sentir que el escritorio temblaba. El temblor se hacía cada vez más fuerte provocando que todo objeto en una repisa cayera al suelo. La pequeña comenzó a mirar a su alrededor mientas se levantaba de la silla precavida.

"¿…Qué está pasando…?" Pregunto para sí misma.

El temblor se hizo muy fuerte, tanto que la pequeña no podía mantenerse de pie en equilibro. Manterse de pie la distrajo de un gran librero que caería justo encima de ella. Esta se dio la vuelta y vio como el librero estaba a punto de aplastarla pero enseguida sintió un gran empujón. La pequeña cayó al suelo golpeándose fuertemente en la canilla con la esquina de una pata de su escritorio. El dolor y el ligero sangrado lo tomo como algo relevante en ese momento, esta solo se preocupaba por quien la había salvado, ya sabía que se trataba de su maestro, Voodoo-Shi.

¿Voo-Shi? … ¡Voo-Shi! – Comenzó a preocuparse por no recibir respuesta alguna, al ver que su maestro en su forma salía de entre el librero, esta sin pensarlo dos veces, lo tomo de su pequeña mano y enseguida, abrazándolo fuertemente salió corriendo de la habitación antes de que algo peor ocurriese. Corría por los pasillos de aquella gran casa, el dolor en la canilla la limitaba un poco pero a pesar de esto, siguió corriendo por su vida, algunos jarrones y cuadros caían a unos milímetros de ella asustándola e interrumpiendo su paso, miraba a todos lados frustrada mientras seguía por otra parte, finalmente pudo encontrar la salida y rápidamente se dirigió a donde todos estaban reunidos. Abrazaba fuertemente a Voodoo-Shi. Se sentó en el suelo ya que sentía muchas náuseas y mareo debido a la presión y el temblor. Miro hacia el cielo y noto un gran hueco pero rápidamente bajo la cabeza asustada. No quería pensar en nada. Solo trataba recobrar la calma. Escuchaba los comentarios de los otros en silencio.

"Ese discurso… No me calma del todo… ¿Por qué ese hueco está ahí? ¿A que nos estaremos enfrentado? … ¿De verdad habrá una guerra? … No podemos estar tranquilos sin saber qué demonios está pasando o que pasara…" Pensaba la pequeña en silencio mirando a el director, esperando a una respuesta clara a todas aquellas dudas que todos tenían.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Dom Ago 21, 2016 2:52 am

Among the sheeps, whilst among death

¿Cuentos sueños abre visto hasta ahora…? no puedo recordarlos aun cuando pienso que se encuentran frescos en mi memoria. – Esta noche es diferente por alguna extraña razón que aún no logro descifrar, tiene eso que hace erizar mi piel, “calos fríos”  es lo que muchos dirían. – Me rasque la barbilla mientras apelaba a la luna y a su grandiosa sabiduría para apoyarme. ¿En qué punto se abran fusionado las estrellas y las nubes que he dejado de vislumbrarle a ella; a nadie más que ella…? - Mi estadía en Takemori ya es más que permanente, estoy atrapado buscando un ideal y la razón para seguirlo. - Los últimos meses eran iguales a las hojas en el gélido otoño que se avecinaba, serenos y apacibles.

Una paz que no puede durar para siempre y aun así. El sitio es tan utópico que a veces me hace sentir algo de pena por los humanos que viven en él, tan aislados de la realidad… tan alejados de… - Un estruendo dramático me silencio, justo como lo haría el redoble de tambores predicando la más terrible de las sinfonías. Me encontraba descansando en lo más alto de la torre del reloj del edificio del gobierno cuando lo vi caer – “Temerán los hombres y mujeres cuando el cielo que veneran caiga encima de vosotros… cuando dios los haya elegido para su extinción” cito del hombre más famoso de todo el universo conocido. ¿No es así, Kiev?

Me acerque en silencio hasta la zona del impacto, moviéndome entre las sombras para no llamar la atención. La multitud se había hecho presente y poco alcance a escuchar de uno de los hombres más curiosos de todo Takemori. Alguien que no se veía mucho pero que sin duda, era un hombre cercano al mismo Decano de Äsfil. Debo agregar que para mí fue un honor estar cerca de él, y a pesar de que el desastre se avecinaba. Él lograba que los humanos sintieran calma, algo que no todos los demás compartíamos.

¿Y ese viejo? ¿A que le debemos el honor? – Aquiles no se demoró en aparecer, estaba bastante molesto y cruzado de brazos mostraba indignación – No sale nunca de sus oficinas a menos de que se le caiga el cielo encima. “Literalmente” hablando – Indico mientras se acercaba hasta una de las mamparas y se recargaba a escuchar

Es alguien poderoso, seguro que tiene una estrategia para lidiar con el problema. No tienes que ser tan grosero con él, Aquiles – “Derven Greyback” tenía eso que hace a los hombres respetarle y temerle. Eso estaba más que claro cuando se le llegaba a ver rodeado de alguno que otro estudiante o profesor. Con aquella mirada fulminante y ese iris lleno de poderío, su rango entre las razas era igual que el de un dios caminando entre los hombres – Y vaya que he conocido dioses más pequeños que él.

Kiev tuvo contacto con este hombre, ¿Cómo es que nunca fuiste por su Plüm, Noah? Cualquiera con tanto poder debería de poder entregarla a voluntad sin resistencia – El mal humor de Aquiles empezaba a llamar la atención entre los que estaban alrededor, su apariencia en si tampoco era alentadora. Para las demás razas quizá era como cualquier otro, para los ojos humanos; un tipo con una vestimenta medieval no suponía nada más que problemas – Si fuera por mí, yo…

Le coloque la mano en el pecho y le convertí en espada silenciándole al instante – Es difícil poner atención con tantas quejas, Aquiles. – Me acerque un poco más hacia el centro y alce la voz para hacerme escuchar. No lo suficiente para molestar pero si, tratando de recibir algo más de información al respecto – Yo al igual que muchos aquí pienso que sería conveniente saber el origen pero, más que el origen; me gustaría preguntar sobre el velo del cielo

Yo ni siquiera sabía que había uno, tengo mucha curiosidad señor decano – Shinkou apareció de la nada sobre mi espalda, como era algo natural en ella; la casualidad de sus preguntas lograban desconcertar a más de uno. Pataleaba a la par que parecía estar tarareando una canción mientras organizaba su ideas – El cielo es bello pero; parece que ahora está algo triste porque un fragmento de él cayo y aplasto a muchas personas. De pocos sus corazones se están apagando igual que las velas – Guiando sus dedos con delicadeza, varias pequeñas flamas aparecieron a su alrededor y empezaron a cegarse. La última, por un suspiro de ella – La muerte ya nos acompaña. ¿Podríamos dejar de cortejarla e ir al grano, Decano?

En sus palabras, había algo de verdad. A los ojos de todos, incluso de los más poderosos, la muerte danzaba igual que la más bella de las doncellas con el más grácil movimiento de tobillos. Con su velo blanco cubriendo su fina piel de seda; sentía como besaba las mejillas de los hombres, las mujeres y los niños… - “La muerte llega en la noche más silenciosa y en sus cunas les dará la paz eterna a los más puros… sufrirán, todos aquellos perdidos entre las ovejas… y los lobos”

avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Dom Ago 21, 2016 5:24 am

El material de natación aún seguía mojado, y eso que había pasado un tiempo desde que fue usado. Portaba entre mis manos, apoyándolas contra mi pecho, un par de tablas azules que servían para ejercitarse a la hora de nadar, y aunque la textura no me era muy agradable por la leve dentera que le tenía, el simple echo de que estuviera húmedo me agradaba. Iba de un lado para otro de la piscina guardando todo lo que usamos aquel día, era ya por la noche y nadie decidió quedarse a ayudar, pero a mi no me importó trabajar un poco más. Con una bonita sonrisa bordada en mi rostro, como de costumbre, procedía a salir del armario donde se guardaba todo lo que estaba portando y, acto seguido, cerré la puerta.
Me giré un momento y contemplé la gran piscina, toda tranquila, apenas se podía escuchar el filtro del cloro que estaba en funcionamiento en aquel momento, por lo que me relajaba bastante observar la sopa llana de la que disponía. Me senté en uno de los banquillos donde se encontraba una toalla y al lado, un vaso con te frío que pensaba tomarme al terminar. Agarré el recipiente y lo miré atentamente, cuando algo extraño sucedió.

El contenido comenzó a vibrar y, acto seguido, mi cuerpo entero, como si me agitaran bruscamente. Pasé mi mirada sorprendida a la piscina y vi como la tranquilidad que la comprendía se había desquebrajado... aunque no sería lo único que se rompería aquella noche. El brusco movimiento cesó, acompañado de varios golpes y sonidos de cosas cayendo provenientes del armario donde se encontraba el material de la piscina; se habrían caído por la simple agitación.
Aún nervioso y únicamente pensando en Sakura y su estado, miré por la ventana sujetando tranquilamente el vaso, pero lo inevitable llegó. Un estruendo catastrófico proveniente del campus del instituto hizo que me levantara de golpe y tirara el te, más que por el susto, por las ansias de saber qué demonios lo habría ocasionado. "Sakura..." dije, completamente preocupado. Lo que era una sonrisa permanente, a partir de aquel instante, pasaría a ser lo que se entiende por una expresión de asombro y miedo.

Corrí hacia la salida y procedencia del gran golpe, y allí estaba. Parte de uno de los edificios del centro estaba derrumbado y la muchedumbre tapaba la causa. Me detuve en seco cuando lo vi, había gente que llegaba y adelantaba por detrás, a veces chocando contra mis brazos, o simplemente pasando de largo. Murmuros, llantos, gritos alentadores y, sobre todo, un silencio incómodo que pondría nervioso a quien fuese. La masa de gente que se formaba llegaba casi hasta mi, y antes de que incrementara la intenté atravesar de a poco para, a continuación, encontrarme entre todos pero con una visión de lo ocurrido plena. Un trozo de algo parecido a lo que es cristal había caído del cielo, mirar hacia arriba era lo peor que podría haber hecho; un gran hueco negro dejaba verse, y a la par, varias grietas formando celdas, como si de una colmena irregular se tratase.
Alguien que, nada más mostró su rostro al público desde lo alto, pude saber de quien se trataba, comenzó a hablarnos a todos los presentes. Tragué saliva mientras escuchaba a Derven, el director de Takemori.

A pesar de que su discurso era alentador y tranquilizante, al decir "...la esfera que ha protegido a Éadrom durante muchos años, se ha desquebrajado." algo en mi interior comenzó a funcionar, y las imágenes de mi pasado comenzaron a aparecer de nuevo en orden, algo realmente extraño, ya que no me había ocurrido desde hace mucho tiempo. Tragué saliva y di varios pasos hacia atrás recordando a mi tío, lo bien que lo pasaba a su lado, su trato como si fuese su propio hijo, el descubrimiento de mis poderes, el agua que fluía alrededor mía y... por último... la transformación a aquella gigantesca y abominable cosa. Sentía que, ocurriendo lo que pasaba con la esfera que protegía a Éadrom, la gente no estaría segura de la misma forma que no lo estaba cuando yo pasé a ser un gigante formado enteramente por agua por unos instantes, un par de años atrás. Abrí tanto los ojos que daría miedo mirarme al rostro: "¿Nuestra paz... destrozada?" comenté. Cuando Derven cesó su discurso, no pude hacer otra cosa que mirar hacia abajo y cerrar los ojos, ¿qué es lo que pasaría a continuación? Temeroso, la intriga se apoderaba de mi, pero el miedo contraatacaba. No quería que nos pasara nada a ninguno.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Gabriel Martizer el Dom Ago 21, 2016 10:49 am

Un ambiente de tranquilidad y aburrimiento se hacia presente en la habitación de Gabriel, un silencio total, la música salia únicamente de sus auriculares conectados a su computadora. Pero aun así la música era tranquila, una tonada de violín que haría que el joven peli-negro se durmiera si tuviera sueño, pero pronto la cambia por algo mas movido. Estaba navegando en internet si ningún rumbo fijo, jugando juegos al azar de paginas web, pero sin meterse en el código de nada, el no tenia ganas de hacer algo como eso. Solo relajarse, por alguna razón.

Pero todo eso se le fue al sentir un temblor, al principio no le molesto, ya que sabiendo donde estaba, no le parecía raro en realidad. Pero todo cambio cuando escucho un fuerte sonido fuera, no dudo, pauso la música y fue hacia la puerta, pero antes de llegar se detuvo. Corre hacia su mesita de noche y abre el cajón, sacando el cuchillo de caza que su padre le regalo y la ajusta a su pierna, pegada al peroné.

Sale fuera, junto a los demás, no dice nada, se mantiene en silencio mirando lo que todos miran, ese pedazo de material que derrumbo media escuela. [¿Que sera?] Escucha la explicación de Derven, si, ha escuchado algo de eso, pero ahora lo sabe de verdad. ¿Confusión? ¿Miedo? No, solo duda, ¿Que hará con Oka? Es una decisión difícil, conoce el poder que todos los que lo rodean podrían tener, en cambio Oka solo es otro humano, no sabe que hacer. Lo único que le preocupa, es que bando tomara. Sin embargo, sospecha que elegirá el del instituto, no esta apegado a Oka como para decidir arriesgar su vida para irse con el. La pistola Xen le gusta, es cierto, pero prefiere estar con la escuela, a estar con solo otra persona, o un par mas, quien sabe.

Mira con frivolidad su alrededor, en apariencia solo es uno mas de los que están allí, no resalta, no habla, no hace nada, solo se queda quieto, como una oveja en un rebaño, pues a diferencia de muchos otros, eso es todo lo que puede hacer.
avatar

Salón :
1 B
Dromes :
55488
Reputación :
4
Mensajes :
274

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Draco el Dom Ago 21, 2016 1:03 pm

Acababa de llegar del super, pues habia estado concentrado tanto en los examenes del curso que se me habia olvidado un poco surtir la nevera y la despensa de material útil para mi estómago, y me disponía a hacer algo de tarea ahi en mi habitación. La tarde noche era muy tranquila como habitual, y algunas estrellas se asomaban un poco y su brillo tomaba fuerza. Según las noticias de la mañana, 3 planetas se podrían ver alineados si uno prestaba la suficiente atención al cielo nocturno, pero como en los últimos días habia estado lloviendo, poco o nada se pudo ver y me había olvidado del tema; sin embargo esa noche estaba despejada, y al mirar al cielo a través de la ventana, que se vestía con una cortina semitransparente de color salmón, pude sentir algo extraño, como si de un mal augurio se tratase, pero yo no tenía capacidad para determinarlo, no era muy afin a la esotérica, a diferencia de mi padre.

Decidií regresar a lo que realmente me ocupaba, terminar de hacer lo mio. De pronto un sonido, similar al que se escucha cuando un camión de grandes proporciones pasa muy cerca de la casa, comenzó a vibrar por los alrededores, y un estrepitoso movimiento sacudió mi habitación, de hecho, todo el edificio desde sus cimientos.

- ¡¿Qué diablos?! - Exclamé, y el pequeño felino, que dormía, se despertó repentinamente, asustado.

Lo único que pudo salir de su hocico que aún babeaba fué un grito sordo, que terminó en una pila de libros que se encontraban a un lado de donde yacia el sofá donde Happy dormía su siesta. ¿Un meteorito? Pensé, al mirar del tragaluz una clase de destello, además, un olor extraño impregnó el ambiente, similar al azufre, aunque no igual, como si un objeto victima de ignición hubiese caido muy cerca.

Happy se incorporó en sus patas, estaba aún algo temeroso, se acercó a mi y juntos nos dispusimos a ver por la ventana.

- D-Draco... ¿qué...? - Dijo entre palabras cortadas, mirando con asombro que no era de éste planeta, algo mágico y horroroso a la vez, el cielo desprendía un halo de luz, como si de un agujero negro que expulsa desde sus bordes chorros de energía se tratara.

Viré mi cabeza hacia ambos lados por no saber responder a su pregunta, porque yo también pensaba en un sin fin de preguntas.

- Happy, necesito que te quedes aquí, iré a ver que está sucediendo - Dije algo nervioso - ¡Pero Draco! - Respondió temeroso - Happy - Lo miré con seriedad, pues de verdad necesitaba que se quedara, a lo cual el felino asintió, comprendiendo que era mejor que se quedara por si algo posteriormente se presentaba.

Salí rapidamente de mi habitación y recorri el gran corredor que llevaba hacia la entrada principal de la casa. - No me gusta, éste olor tampoco me agrada - Pensé, mientras avanzaba con velocidad, casi corriendo, y sin quitar la mirada del horizonte nocturno, de donde aún se podían ver chispas de luz, como si el cielo se dispusiera a seguir escupiendo materiales gigantescos.

Un olor distintio se propagaba rápidamente, un olor como si de otro mundo proveniese, extraño y frío, muy distante quizá. ¿De dónde habría venido ese gran pedazo? ¿Era un broma verdad? Todo aquello comenzaba a parecerme más bien una novela de H.P Lovecraft, y aunque lo estuve evitando desde que miré la cosa enorme que se habia desplomado sobre el campus, un escalofrío inmundo recorrió mi espalda, y mi brazo derecho comenzó a palpitar, como si la sangre de éste me hirviera y la energía dentro se comenzara a acumular.

- ¿Qué rayos ocurre, Igneel?
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
145747
Reputación :
9
Mensajes :
201

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Dom Ago 21, 2016 1:55 pm

Era una noche relajante y fresca, toda la ciudad en silencio, solo podías escuchar algunos ruidos de animales callejeros en las cercanías, posiblemente dando un paseo nocturno, o buscando un lugar donde pasar la noche, ahora la pregunta ¿Que hago yo, a las 8:30 pm en la calle? Recapitulando.

Estaba sentado en la mesa mientras mi hermana servía la cena, estaba algo cansado, luego de ver clases, tuve que salir a hacer algunas compras para la cena y otras cosas, ya que mi hermana se la pasa trabajando a esa hora, solo quería tener una buena noche de sueño para recuperarme, pero dormir es lo último que haría, ya que mi hermana me recordó algo – Kota, ve sacando el pastel y colócalo en la mesa por favor – Al oír eso levante la cabeza de la mesa confundido – ¿Pastel? – pregunte incrédulo, yo no sabía nada de un pastel – Si, el que te dije que fueras a recoger a las pastelería antes que volvieras….lo olvidaste ¿verdad?-  Ya recordaba, el pastel, me puse nervioso, sabia como se ponía ella cuando comía esos errores, me daba el sermón de que debía ser más responsable, mire la hora, “8:10 pm, 20 minutos para llegar a la pastelería antes de que cierren, puedo hacerlo”. Me levante de la silla y me puse a mi abrigo, para salir lo más pronto a buscar el pastel.

Aquí estaba, en medio de la calle durante la noche con una caja con el pastel, para mi suerte logre llegar justo antes de que cerraran, por tener que correr ahora estaba más cansado, solo quería echarme en mi cama, aunque el universo parece que no quiere que duerma.

Mientras volvía a casa, perdido en mis pensamientos y por el cansancio, ni me di cuenta para donde caminaba, y termine dando una vuelta equivocada y caminando más de la cuenta, cuando reaccione mire a todos lados ¿Dónde estaba?,  camine un poco más para orientarme, dándome me cuenta de que podía ver las casas del instituto, ¿Tanto he caminado?, se supone que las casas están muy lejos del instituto; suspire colocando mi mano frente a mi rostro, bueno al menos podría aprovechar de echarle un vistazo a las casas, todo se ve tan silencioso durante la noche.

Aunque las casas aún se ven iluminadas en sus habitaciones, supongo que habrá gente haciendo deberes o estudiando. Me detuve un momento puesto que el piso empezó a temblar, me sostuve de una reja pero no caerme – ¿Un temblor? – era extraño, sabía que ocurrían temblores pero ese era bastante fuerte, cuando pareció haberse detenido, escuche un fuerte golpe, venia del campus, ¿Qué había pasado?, tuve que saltar la reja, para lograr entrar y ver qué pasaba, con prisa llegue a donde estaban los demás estudiantes y profesores reunidos.

-¿Qué ocurrió? – pregunte a todos los presentes, mirando el trozo gigante  en el campus, seria eso que causo ese ruido, ¿pero que era? , no parecía un material normal, todos murmuraban cosas, nadie parecía tener idea de lo que era, ni siquiera los profesores. Alguien señalo al ciego de manera lenta al cielo, todos nos quedaron perplejos ante aquello, y yo no fui la excepción, había un enorme hueco en el cielo.

Era confusa la situación, los profesores intentaban mantener a todos en calma. ¿Qué podíamos hacer ahora? Todos quedaron en silencio, un hombre alto apareció, al principio no lo reconocía del todo, pero al verlo claramente, vi quien era Derven Greyback, aunque se veía muy diferente en persona que en las fotos. Él se dirigió a todos con un discurso para alentar a que todos se calmaran, y explicando la situación sobre aquel extraño trozo, y el agujero en el cielo – La esfera se ha ..¿Roto? – Un momento, si la esfera estaba para proteger la ciudad, ¿de que la estaba protegiendo? O de quien, esperaba que Aiko estuviera bien.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Clay Komura el Dom Ago 21, 2016 2:25 pm

Esa noche el demonio no desatendió a sus costumbres noctambulas, esa noche de nuevo tomaría dos de sus latas de bebida energética, y vestido con la ropa negra típica que solía llevar siempre alzó el vuelo, había conseguido una forma de llevar camiseta sin romperla al usar sus alas y básicamente era hacer un par de rajas en la espalda a la altura de sus cicatrices para dejar pasar a las alas que crecían de su espalda cada vez que las necesitaba

 No tardó casi ni cinco minutos en llegar a la azotea del edificio abandonado y una vez estuvo allí se sentó en el lugar en el que ya acostumbraba a estar, una parte rota del vallado de seguridad junto a la cual tenía una bolsa de basura, a causa de su primer encuentro con Christa en aquel lugar decidió tomar esa costumbre, para evitar otra riña si ella volvía a aparecer por allí, cosa que era bastante probable. 

 El cielo estaba estrellado para el disfrute del demonio el cual se dispuso a ponerse cómodo y pasar allí parte de la noche, se puso sus cascos en los cuales sonaba ya música desde que salió de su apartamento, abrió una de las latas que llevaba dando un gran sorbo, tras eso y como si fuera ya parte de un ritual propio sacó un cigarro y lo encendió para darle una calada y así ir intercalando entre su lata y el tabaco, parecía que iba a ser una noche tranquila como todas las que le precedían desde hacía ya varias semanas. 

 Esa tranquilidad no duraría mas de un rato pues algo calló del cielo, aplastando parte del centro donde estudiaban los chicos que cursaban secundaria. El albino tardó unos segundos en asimilar aquello que acaba de ocurrir antes de ponerse en pie y tirando la lata a medio beber y el cigarro casi acabado se dispuso a levantar el vuelo para observar aquello con mas detenimiento, no podía creer lo que veía.

 Estuvo sobrevolando la zona durante un instante antes de decidir sobrevolar las casas donde dormían los estudiantes, los cuales comenzaban a salir de sus habitaciones mientras que el en vista de el obvio peligro que parecían correr todos solo pudo pensar en algo, ¿donde se encontraba aquella chica a la que se había empeñado en proteger en aquel momento?

 La aparición del director, el cual intentaba hacer que la gente mantuviera la calma no hizo mas que acentuar mas su sospecha de que aquello realmente era algo bastante grande, aunque estaba claro que literalmente se les había caído el cielo encima, era bastante obvio que las cosas iban a ir bastante mal a partir de aquel momento. Por fin tras unos minutos observando entre la gran cantidad de personas que se encontraban frente al edificio de los alumnos logró ver a Christa. 

 Su descenso fue rápido, ralentizando su caída casi al llegar al suelo intentando ser lo mas suave posible para evitar dañar a la gente que se encontraba a su alrededor, ocultando sus alas nada mas tocar el suelo para evitar golpear a alguien con ellas, nada mas se incorporó.- Hey ¿Os encontrais bien? -Saludó a las dos personas que se encontraban frente a el con la mano, ignorando a los demás alumnos que se encontraban a sus alrededores, bastante ocupados observando al director, aunque su descenso no es que fuera nada discreto, a decir verdad, incluso puede que algún alumno asustadizo pensase que el albino era hostil.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
24
Dromes :
40801
Reputación :
4
Mensajes :
69

Ver perfil de usuario http://claykomura.wixsite.com/imagenes
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Kibou/ KinA el Dom Ago 21, 2016 4:02 pm

Kibou se encontraba acostado en su cama. Había pasado días sin ver a su compañero, mas no le dio tanta importancia. Se sentía como regresar al principio.

Se relajaba con música intercambiada de algún otro compañero. El bajo comenzaba a sonar, parecía que inundaba la habitación, mas los cascos estaban colocados sobre su cabeza.

Tenía apagadas las luces, no era necesario un gasto de energía cuando no estaba leyendo o, si quiera, parado. Se acomodó plácidamente en su cama. El colchón tan suave & la colcha aborregada hacían que entrara en el quinto sueño automáticamente. La voces que suelen oírse al estar cansado no se hicieron esperar. 

¡Hope! ¡Sálvate!

Corre

“Jaja, pareciera que se estuviera cayendo”

¡Destrucción! ¡Caos!

“¿Tu crees que esto ha sido todo?”

Puso atención a éstas voces sin ser capaz de distinguir la de alguno de sus compañeros o alguien cercano. Usualmente les ponía atención, ya que a veces esas frases se repetían en un futuro. Sin embargo lo dejó pasar. Si tenía un significado, después lo descubriría.

De un momento a otro todo comenzó a moverse. “Woah, eso no lo hace mi música.” Pausó el reproductor & se sentó como pudo al borde de la cama. Trató de colocarse los zapatos pero eso era tarea imposible. “Fuck it..” Transformó sus pies en patas de carnero & mutó sus ojos, adaptándolos a la obscuridad. Salió corriendo de la habitación. Varias personas salían de la casa Ámbar. Tuvo que esquivar a varios & mantenerse pegado a su puerta. “¿Qué sucede?” Trató de gritarle a alguien, mas todos corrían por sus vidas de la manera que mejor les sirviera. 

Volteó a ver atrás, el cuarto que había compartido con su compañero no sería más habitable, pues arenisca caía desde el techo. Al darle un último adiós, vio cómo sus libros se caían de las repisas que habían colocado, se estrellaban en el suelo, en la cama, en todos lados. Acababan abiertos & con las páginas dobladas. Le dolía ver esa escena de alguna manera.

Vio a varios compañeros de clase & de otras aventuras salir. Corrió junto con ellos, ayudando a su paso a cualquier persona que se cayera por el movimiento & guiando a aquellos que tuvieran dificultad de avanzar.

Vamos, no se detengan.” Murmuró por lo bajo hasta salir hasta la explanada principal, por donde se encontraban los jardines. 

Toda la gente se encontraba reunida mirando hacia el cielo. Al voltear a ver, distinguió aquella esfera negra & los varios rayos de luz que se extendían por la ciudad. “¿Que mierda sucede?” 

Una voz se escuchó desde el cielo. Pedía serenidad & paciencia. Esto hizo que algo dentro de Hope sospechara de aquél personaje. “Trust no one. Trust no one.” Se repetía mentalmente.

No importando qué amigos hubiera hecho a lo largo de su estancia (no tan larga, por cierto.) No confiaría plenamente en las personas, así como lo había venido haciendo a lo largo de los años. “Después de todo, las circunstancias cambian a las personas.” Vio como algunas personas le preguntaban sobre que pasaba. Alguno que otro hasta llegó a sospechar lo mismo. “Sabe algo. Nadie puede estar tan calmado tratándose de su casa.

Las palabras “Guerra. Destrucción. Caos.” viajaban & se revolvían en su cabeza. Flashbacks de cuando era pequeña regresaron como en aquél día de verano cuando las estrellas se alinean. “Otra vez esto no, por favor.” Su cabeza daba vueltas. Se arrodilló en el piso para no perder equilibrio & sostuvo su cabeza con ambas manos. De un momento a otro todo lo de alrededor se desvaneció. Una obscuridad se apoderó de su vista. Trató de mutarla, para ver si se componía de alguna manera, nada pasaba. Cerró sus ojos con fuerza. Súbitamente todo regresó a la normalidad. El ambiente tenso regresaba a hacer peso sobre sus hombros & a aplastar suavemente su torso. Se levantó, su apariencia seguía siendo la del chico, sus piernas aún seguían convertidas. A su alrededor, otros seres tenían alguna forma de dar a entender qué raza eran, ya fuera por alas, cuernos, colas, ojos, u otro extraño patrón modificado en sus cuerpos. 


Todos teníamos algo en común. Estábamos a la expectativa & un poco atemorizados.

Sabía que aquellas palabras significarían algo. Sabía que algo nos iba a pasar.

Algo me iba a pasar, lo presentía...
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
70
Dromes :
39052
Reputación :
10
Mensajes :
253

Ver perfil de usuario http://Oyarvide1104.tumblr.com
METAMORFOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Leer bajo su propio riesgo. (+18)

Mensaje por Deadpool el Lun Ago 22, 2016 7:32 am

Maldita sea, ahora resulta que no puedo ganarle a este patético jefe. Este juego me está humillando totalmente, pero es culpa de ese enano gordo y bigotón que no salta. Incluso estoy apretando el botón de salto tan rápido que podría estar echando humo de la fricción. - Tienes exámenes que corregir. Deja de jugar Super Mario. - ¡De todas formas todos los exámenes son pésimos! ¡Esos mocosos ni siquiera saben como "enmantecar el volcán"! - Mierda, apenas me distraigo un instante termino perdiendo otra vez y empezando el nivel de cero. - ¿Por qué a Nintendo no se le ocurre una trama más compleja? Rescatar a la princesa está muy visto ya. Como en Bleach, o Saint Seiya. - Refunfuños de nutria era lo más parecido que salía por mi boca. La pantalla terminó marcando "Game Over" y terminé arrojando el control a la pared. - De cualquier forma, solo te ganas un beso de aquella princesa retrasada... No lo vale, plomerín italiano. - ¿Terminaste de jugar? - ... Nooooooooo, ¿tu crees? ¿No te dice nada el hecho de que haya tirado el control por ahí? ¿Sabes qué? A la mierda. - Y la acción comienza. Tomé un revólver y disparé hacia la consola no una, ni dos, sino tres veces. Con eso Bowser no joderá más.

Fui a colocarme alguna prenda para salir, la noche me llamaba. No, no soy de "esos". Soy solo un transeúnte que quiere ir a divertirse en la oscuridad de la noche. - Tal vez me encuentre con algún asesino, o un riquillo con mal gusto para vestirse. - Iba subiendo el cierre de los pantalones cuando un desgarrador grito de dolor me quitó de mi "calmado silencio". - ¡Con un demonio! ¡La **** madre! ¡Me hice ***** los ***** ******! - ¿En serio? ¿Censura? - Ya te excediste demasiado, Wade. Debes cuidar el lenguaje.  - Uhhh, ******... - Con toda esa charla acerca de lo "políticamente correcto" el dolor por engancharme los Gotenks con el cierre pasó a segundo plano.

Iba caminando fuera del edificio cuando un sonido parecido a un crujido llamó mi atención. Miré hacia el suelo pensando que había aplastado un insecto. Un insecto grande y horrorosamente asqueroso. El suelo ahora estaba manchado de una sustancia pegajosa y olorosa. - Esto me recuerda a una película... ¿Edgar, eres tú? - ¿Crees que vaya a convertirse en una cucaracha gigante? No creo que salgas vivo de eso sin Will Smith. - No necesito a un Superman negro aquí. Yo soy más que suficien... ¿Ah? - Y finalmente, la razón por la que todos estamos aquí comenzó a ocurrir. Estaba cerca de una de las casas cuando comenzaron a evacuar por un temblor. - Wow... Volví a Hawaii. ¿Qué está pasando? - Ya todos se habían alejado, ¿acaso era un examen de actitud? Nadie me había avisado de ello. - Mira sobre ti. Todos miran hacia arriba. - ¿De qué hab... - Apenas subi la cabeza una enorme placa de vaya a saber uno qué cayó sobre mi. Me aplastó, literalmente, dejándome en el suelo bajo todo ese peso. Obviamente grité, porque me dolió. Pero nadie prestó atención a eso al llegar el director. - ¡Oye, Dante azul! ¡No te preocupes, estoy bien! ¡Me encanta tener un pedazo de cielo invisible sobre mi! ¡Siempre me gustó Chicken Little! - Con el cinturón salí de allí, posándome tras el dire y palmeándole el hombro. - Lindo, muy lindo. Pero no sé como quieres que arreglemos eso. Parece como si Galactus quisiera comerse el planeta, y tu solo lo venciste en Marvel vs Capcom. - Agregué como si alguien fuera a entenderme. Algo poco probable realmente. - Y ahora debes pagarme el seguro médico. - No creo que el seguro cubra caída de placas del cielo. - Vale la pena intentar, ¿no? ¿Ustedes qué dicen?

Y realmente no entiendo porque hago todo esto. Casi nadie lee todos los post que se hacen en temas así. Quizás por ser yo lo hagan, pero no creo que deba confiar en ello.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
73863
Reputación :
4
Mensajes :
74

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Rechy Syphiras el Lun Ago 22, 2016 7:49 am

Finalmente un día de jornada de clases había terminado, después de un día de ver profesores y tareas, se dispuso a relajarse un poco en su habitación antes de irse a dormir colocando algo de música de hip hop en su reproductor de música poniéndose a bailar al ritmo de la música cuando un temblor hizo que se cayera al suelo, el reproductor cayó en la mesilla apagando la música.

¿Un temblor en Eadrom? No sabía que existían los temblores en Eadrom.

Se levantó con dificultad debido al dolor de sus piernas por la caída y tomó de su mochila que estaba en el suelo su celular para llamar a su tutor una vez que colocó su número en la pantalla.

¿Derek, sentiste el temblor?...¿Cómo?....Estoy bien…De acuerdo…Te llamaré si vuelve a pasar…Estaré bien, no te preocupes tanto…Bye

Un fuerte ruido retumbo en mis oídos que me hizo brincar del susto.

¿Qué fue eso?

Con curiosidad y temor, salió hacia afuera. No era la única persona que estaba afuera por lo ocurrido, muchos alumnos y profesores también estaban afuera por lo ocurrido, ella se guiaba por algunos para ver donde estaba la cosa que había causado todo. Miraba hacia el cielo y observó un objeto extraño que cayó igual como si fuera un meteorito, o al menos eso le parecía a Rechy.
Sé que hay personas no humanas en Eadrom, pero no sabía que existía también la posibilidad de que sucedieran cosas raras pensaba.

Con la mirada al cielo observaba lo que pasaba sin entender nada, le asustaba demasiado al pensar que podía ser algo horrible. No quería que su vida acabara en esa ciudad, todavía no había recorrido todo el mundo.


No he hecho ni la mitad de las cosas que deseaba hacer.

Los extraños movimientos del cielo y reflejos de luz la asustaron.

¿Qué está pasando?

Rechy temblaba de miedo, un escalofrío recorrí su interior al acercarse al origen donde había caído la cosa rara que ella vio y de donde provenían las luces del cielo.
Se sorprendió demasiado al ver a un hombre proveniente de arriba, se asustaba de su presencia a pesar de que en su mirada no se notaba ningún rastro de maldad.


No entiendo de lo que está hablando pensaba escuchando lo que decía aquel sujeto.

Temía lo que estaba viendo, luego de escuchar aquellas palabras sintió como una calma entraba en su interior sin saber la razón por la que lo sentía. Aunque no sabía si era por ese sujeto o simplemente algo desconocido que me hacía sentir así.


¿Qué es ese sujeto tan raro?

Derek si se entera de esto nos mudaremos otra vez. Yo no quiero mudarme, me gusta vivir aquí y todavía no la he explorado toda.


Última edición por Rechy Syphiras el Sáb Ago 27, 2016 7:48 pm, editado 1 vez
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
65782
Reputación :
13
Mensajes :
306

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Lun Ago 22, 2016 10:54 am

Justamente había acabado otro castigo al modo Express como solía hacer no por nada podía clonarse, tampoco que fuera una niña rica de mamá y papá, aunque bueno, era la consentida después de todo por ser la única...Volviendo al tema de los castigos, aún tenía cuentas que pagar con el Instituto para su reivindicación ya que de ahora en adelante no iba a realizar más bromas que acaben con la paz del Instituto ¿ qué Ten no Yoko dejaría de hacer bromas? Corrección, en el Instituto, ya no quería más castigos que arriesgaran sus calificaciones.

Respira hondo tumbandose en su cama con una radiante sonrisa, Shen le estaba preparando un buen baño de agua fría, no tenía tareas para el día siguiente ¿Podría algo empeorar el día? Ya recordaba el porque dice "no tentarás a Jehová tu Dios". De la nada siente una energía extraña bajar demasiado cerca tras un leve sismo común Shen las..-! no pudo terminar la frase cuando su esclavo en forma humana  la carga y saca del cuarto por la ventana deslizándose por la pared para saltar antes de caer al suelo evitando que consiguiera algún rasguño.

Yoko no sabía que pasaba hasta que ya algo lejos pudo observar como su cuarto terminó destruido, hace un leve puchero para asistir a la reunión del director con Shen transformado en hecho y oculto entre sus cabellos Ya no hay...¿paz? esa pregunta hizo que su corazón se acelerará un poco ¿pdria defenderse sola de todo lo que vendría después con sus insignificantes poderes y el reloj en su contra?
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Soka el Lun Ago 22, 2016 1:19 pm

Parece que todo terminaría como un día ordinario, mientras caminaba hacia mi habitación un increíble temblor me hizo caer, pero algo callo del cielo, algo que solo había visto en películas.

Las personas entraron en gran euforia corriendo hacia todos lados, de pronto lugares destruidos se presentaron de entre el polvo, un tumulto de alumnos se pararon frente al objeto que recién había caído.

Me levante lo más rápido que pude y me encamine hacia el objeto, seguro podría ayudar en algo ya sea levantando escombros o con mi capacidad para estudiar o incluso con el uso de la tecnología de mi empresa.

-No puedo creer que me sienta emocionado por un suceso como este-

Estaba perdiéndome entre el grupo de estudiantes cuando el director apareció para pedir calma y explicar la situaciòn

-No puedo comprender del todo, se que aquí pasan cosas fuera de lo normal, pero una esfera protegiendonos

Levante mi mano esperando llamar la atenciòn

 Pueden contar conmigo para lo que sea necesario Satō Enterprises nos ponemos a la orden para contribuir con cualquier necesidad ante lo que estamos por atravesar


-Piensa- │ Actua │ Narra │  Habla │  Imagina
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
23
Dromes :
37400
Reputación :
0
Mensajes :
13

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Subaru Baizer el Lun Ago 22, 2016 9:40 pm

¿Y si la mala suerte le hubiese acompañado durante todo el día? ¿Y si hubiera tenido la peor suerte del mundo? No tuvo en ningún momento algún plan con el que poder entretenerse, pero nada. Lo único que tenía en mente era jugar con su perro por las afueras de Éadrom o salir con sus amigos, cualquier tontería pero que no le llegaba a convencer del todo. Las horas pasaban y pasaban y lo único que hacía él elementos de hielo era nadar en su piscina, bajo la atenta mirada de su cánido de oscuro pelaje el cual no entró a la piscina hasta que tuvo permiso de su fiel amo. Era un buen día de Agosto, caluroso, si, pero un buen día; Desde las tres de la tarde hasta las cinco menos cuarto se las pasó metido en su piscina, buscando una idea para entretenerse hasta que por fin se le ocurrió algo: llevarse a Fighter a una cala algo alejada de Éadrom, a unos veinte minutos caminando desde el Bosque.

Antes de partir se paró a preparar una pequeña bolsa para la playa con dos toallas, una crema solar, cacharros de comida y bebida para su mascota y un par de juguetes para él. También cogió una nevera potable con comida algo fría para ambos y varias botellas de agua, sombrilla no le hacía falta porque ya había varias palmeras que daban la suficiente sombra como para ponerse allí debajo sin necesidad de una sombrilla para protegerse del sol; Se colocó el primer bañador que encontró y no tomo el teléfono móvil para evitar que le llamasen, solo cogio las llaves de su casa y puso dinero en su bolsa. Salió de su casa sin camiseta, tan solo llevando un corto pantalón tejano y unas chanclas azul marino oscuro, también se puso nada más salir de su casa un poco de crema solar por el torso para evitar quemaduras, pues hacía bastante tiempo que no pisaba la playa a esas horas pero al menos no era plena mañana, pero aún así hacia bastante sol.

Aquel lugar era un pequeño paraíso afrodisiaco pero lo que más agradecía era que estuviera completamente vacío. Quizá la gente no lo conocía porque estaba en un lugar bastante extraño, y tenía una bajada un tanto mala para llegar a la arena pero era un lugar perfecto para disfrutar la playa; Se plantó debajo de la sombra de un trío de palmeras que había en aquella cala y después de comer un poco, se puso a jugar junto a su mascota en el mar —que por suerte era marea calmada.– con una pelota de Tennis. Estuvieron varias horas en aquel pequeño paraíso haciendo varias cosas, pero sobretodo se estaban divirtiendo.

Llegó a la ciudad japonesa a las ocho de la tarde y empezó a caminar hacia el Instituto Takemori “gracias” a su querida mascota, pues parecía tener batería infinita y ahora había empezado a perseguir una mariposa. Al menos a Subaru le resultaba gracioso ver cómo su pequeño gran “cachorro” daba saltos para intentar alcanzar esa mariposa que cada vez empezaba a volar más alto; El elemental de hielo no podía evitar soltar varias carcajadas ante el espectáculo que estaba dando Fighter allá por donde iba aunque una duda asaltó la mente del azabache y es que.. ¿Se podían tener mascotas dentro del recinto de Takemori? Nunca había visto a nadie con un perro ni con otro animal.

Se le escapó la correa de su perro cuando estuvieron en los jardines de Takemori, estaban cerca de las casas así que se le ocurrió la idea de pasarse por la Casa Verde a ver si estaba cierta persona a la que poder visitar y proponerle un paseo canino nocturno. Pero de la nada le llegó una mala vibración por todo el cuerpo así que inmediatamente se llevó el índice y el pulgar de su mano diestra a la boca y silbó para que su mascota fuera a donde estaba él «¿Qué co..?» A los pocos segundos la tierra empezó a vibrar. Fighter saltó a los brazos de su amo, el cual lo alzó sin ningún tipo de problema -Tranquilo pequeño.. Estamos en Japón, esto es algo normal.- Empezó a caminar —con algo de dificultad por todos los ladridos de su perro en su oreja izquierda y el temblor del suelo.— hacia la Casa Verde.  Nada más llegar allí lo escuchó: Un fuerte estruendo. Lo que pasó a partir de allí lo dejó parado en el suelo ¿qué estaba ocurriendo? ¿De verdad el escudo se estaba rompiendo? Aquello era malo, muy malo.

Lo que confirmó que era un desastre fue ver al director allí en medio, debía de ser algo muy importante como para sacarlo de su oficina.  Subaru no se acercó demasiado a escuchar lo que decía su director, pues estaba más pendiente de ir a por ella que de saber qué era lo que estaba pasando. Besó la cabeza de su compañero, exactamente entre las orejas mismo. Quizá Subaru tenía pintas extrañas: una toalla en el cuello, su perro en brazos y llevando una bolsa de carreras de Nike y una pequeña nevera portátil -Espero que al menos no hayan zombies.. No quiero tener más temores.- Pensó en voz alta antes de empezar a correr hacia la habitación de cierta rubia «Yo les pienso ayudar a pelear. No quiero que Éadrom caiga.»
avatar

Salón :
3 B
Edad :
21
Dromes :
43675
Reputación :
11
Mensajes :
184

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Rose Cavalli el Mar Ago 23, 2016 1:44 pm

Si dijera que todo su día transcurrió normal estuviera mintiendo de una forma que a ella jamás llegaría a gustarle, empezando el día, nada más despertar, pudo tener una especie de sensación extraña recorriendo todo su cuerpo, sin mencionar que eran las 3 AM cuando abrió los ojos, ¿sería que se sentía sucia o algo?, ¿Algo le pasó a su creador y aquel vínculo se lo estaba anunciando?, lo del baño fue lo primero que se le vino a la mente, optando por tomar una ducha a altas horas de la madrugada por así decirlo.

¿Cuantas veces me ha pasado esto en la última semana? Vaya idiotes esta que me traigo...— se hablaba a si misma mientras el agua se resbalaba por todas las partes de su cuerpo.

Casa Ámbar
9:45 AM

No ha ido a clases, no se sentía del todo bien y no quería que eso afectase al momento de aprender, si bien no era una fiel amante de las clases, prefiriendo autoeducarse muchas veces, solamente estaba con un short licra en color blanco y un bibidi negro, leyendo un libro de romance, ain quitarse esa preocupación que se traía desde la mañana, es horrible no saber lo que és, ¿¡debería de sacarse el corazón acaso!? Pero esperen, eso la mataría, ella no quería morir, era feliz respirando, se cacheteó en ese instante por estar discutiendo internamente por si misma, bueno, aún faltaba mucho para que acabaran las clases, se preguntaba si Klaus había ido a clases, que estaría haciendo, y sobretodo, si estaba bien, lo llamaría pero no tiene aquello que llaman celular, confiaba en que aquello que la preocupaba no tuviese nada que ver con él, si le pasaba algo...ella simplemente...

¡Ya Rose! No le pasó nada, él es un chico muy fuerte aunque no lo parezca, esta bien, todo esta bien— por más que trataba de distraerse no lo conseguía, sería mejor ver televisión, si, eso sería bueno.

Casa Ámbar
6:47 PM

No supo cuando el sueño había podido con ella más que algún otro día, hasta de lo concentrada que estaba en ese sueño e inquietante "pesadilla" que llegó a tener,  un hilo de saliva aprovechó para salir, ¡diablos!.

El sol estaba ya ocultándose, en realidad ahora mismo no se lograba ver mucho, solamente sus últimos rayos.

"Oh es verdad, debo ir a tomar unos libros de la biblioteca para el club..." pensó la joven, siendo vicepresidenta del club de Astronomía, había pensado en tomae esos libros como una opción para poder sacar ideas de próximos eventos para el mismo, se colocó una falda a cuadros negra y roja, un buso color crema por encima del bubidi negro, así como unas zapatillas, regresó a ver su habitación una vez más antes de salir y cerró la puerta.

Emprendió camino a la biblioteca, todo estaba normal a sus alrededores, pero, ¿has sentido alguna vez que ves a la gente pasar y sientes que en cualquier momento comenzarán a correr por algo? Bueno, eso es lo que le ocurrió a ella en ese momento, logrando dejar de lado eso cuando chicó con la puerta del lugar al que iba.

Biblioteca
Hora desconocida

Saludó a la bibliotecaria y comenzó a buscar entre las estanterías los libros que le serían útiles, no obstante, al momento de querer tomar el libro que creyó adecuado, comenzó a sentir que el piso se movía, así como muchos de los otros libros comenzaron a salirse de sua puestos chocando contra el suelo, sabía que en Japón era muy nomal que hubiesen esta clase de sismos, pero al jamás haber sido presente de uno si le tomó por sorpresa, no se pudo mover ni reaccionar cuando uno de los muebles de la biblioteca cayó sobre ella, gracias al demonio, solamente terminó con un dolor de cabeza horrible y una herida en la frente que seguro se recuperaría muy rápido debido a su raza.

Esto... joder...— estaba ciertamente desconcertada, pero puso salir de abajo de entre tantos libros y el pesado mueble que la había cobijado —Nunca estoy en el sitio adecuado...— la biblioteca era un verdadero caos, llegando a su mente solo una persona —Klaus...— le importó un diablo su condición y salió corriendo del lugar para ir a donde se encontraría su creador, pero una multitud de gente se lo impidió, se preguntaba que estaban viendo todos ahí amontonados, además,  el cielo no ayudaba mucho a que estuviera tranquila.

"¿Los extraterrestres se revelaron acaso?" Pensó acercándose al lugar que era el centro de atención de todos los estudiantes,mantenía su mano en su cabeza, no se le pasaba rápido el dolor por su condición de convertida, pero a pesar de todo se mantenía en pie normalmente.—Perdón, perdón, permiso, rubia sexy con cerebro pasando, quiero ver gracias— decía en un tono no muy alegre mientras se abría paso entre la gente para llegar a un punto en el que pudiera ver lo que había —¿Pero que demonios...?— ok, esto se estaba saliendo de las manos, que estaba ocurriendo, tenía demasiadas preguntas pero nada de respuestas, claro, hasta que se hizo presente tan peculiar personaje de Takemori, nada más que el director Derven.

Escuchando todo su discurso motivador para algunos quedó en toral desacuerdo —¿Y ahora qué? ¿Esperaremos a que el cielo se nos venga encima? Nada se resuelve con un "calmense" o sus derivados, se requieren acciones ¿o no?— no hacía falta decir nada más, después de todo ya los demás habían dicho mucho, tirarle más piedras al pobre director ya no servía de nada —Espero que este bien...— susurró mientras regresaba su vista al centro del campus, ni en estas situaciones podía dejar de pensarle.
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
31078
Reputación :
4
Mensajes :
166

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Mr. Avatar 2017 el Miér Ago 24, 2016 6:03 pm

¡¡Oye vuelve aquí, idiota!!— Como era habitual, Kisa se encontraba armando escándalo por los alrededores del instituto, Corría detrás de un joven que por un descuido suyo logro sacarle su espada. No detendría sus patas aunque se tardara todo el día en atrapar a aquel idiota. ¿Quién era el más idiota de los dos? Kisa fue el descuidado que no supo mantenerse atento a su arma y el otro era simplemente un ladrón o un bromista de mucho cuidado. La situación comenzó porque un pequeño cachorro inofensivo se cruzo en el camino de Kisa, lo que conllevo a que el albino se detenga para propinarle varias caricias y recibir una que otra mordida en un modo juguetón por parte del pequeño animal pero debido a eso una persona aprovecho la oportunidad para arrebatar aquella arma que descansaba en el suelo.

Esa escena inocente llevo a lo que sucede actualmente, una persecución que parecía no cesar en ninguno de los dos casos pero gracias a la suerte tan extraña que ronda al muchacho de ojos turquesas el suelo comenzó a temblar y provoco que ambos perdieran el equilibrio y cayeran, obviamente Kisa ignoro el echo de que el suelo se movió de manera nada normal y  se dirigió al desconocido para arrebatar su arma de las garras contrarias y agregaría un golpe como regalo por el ejercicio nocturno que lo obligo a hacer pero está vez la suerte estaría del lado del desconocido. —¿Qué se supone que es eso?— Su mirada estaba clavada en el cielo, no entendía lo que pasaba pero eso no era nada que sorprender tratándose de Kisa pero no era nada normal que pareciera faltar un pedazo de cielo.

Al parecer su "carrera" lo llevo a la zona de casas del instituto, nunca había estado en aquella zona pero era fácil pensar eso al ver la cantidad de alumnos y maestros que se reunían frente a...a...no sabría explicar que cosa gigantesca se encontraba en el suelo, no estaba totalmente seguro de que era pero tenía el presentimiento de que no podría ser nada bueno. Se acerco con curiosidad más en su paso no se toparía más que con pánico, gritos, vamos que todo era un caos; exceptuando algunas personas. El albino estaba distraído mirando el cielo, luego a la cosa en el suelo y luego de nuevo al cielo. Su rostro se mostraría serio, incluso ante presenciar como aquel hombre bajaba del cielo. Escucho las palabras emitidas, no con una atención al cien por cien pero al menos logro entender algo. "Supongo que...adiós paz" Pensaría de nuevo clavando su vista en aquel sitio oscuro que arruinaba el bello cielo. Le daba igual sinceramente tener que pelear, él sabía que la tranquilidad no era más que pasajera y si acaso lograban vencer a lo que fuera a venir, no harían más que conseguir otra paz momentánea pero la verdadera pregunta sería...¿Cuanto duraría aquella situación caótica?. A lo mejor las palabras del hombre no representaban más que un discurso de guerra, hacia su ejercito. Si la esfera que brindaba protección estaba rota...no quedaba más que mancharse las manos.


Habla — "Piensa" Narración  Ficha Cronología Npc

Gracias Mamiko, a ver si encuentro el avatar(?
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
82857
Reputación :
170
Mensajes :
1340

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Invitado el Miér Ago 24, 2016 9:58 pm

-¡Eres aburrido!-Me gritaba Charlotte, para después hacerme un mohín mientras yo le señalaba con mi dedo indice posado sobre mis labios que guardara silencio-¡Shh! No grites Lottie, ¿Cuantas veces debo decírtelo?-Le susurre mientras me acomodaba en la silla nuevamente y cruzaba los brazos, mirando a la bibliotecaria que ya hasta parecía molesta con nuestra presencia, bueno con la presencia de mi compañera ruidosa que no quería terminar su tarea.

-¡Todas las veces necesarias hasta que nos vayamos!-Me replicaba por quizás ¿cuarta? o ¿quinta vez? Al menos cada vez lo hacia mas bajo -No Lottie, termina tu tarea y nos iremos...-Me sentía una especie de grabadora al estar también diciendo lo mismo todo el tiempo, con la diferencia que yo cuidaba el volumen de mi voz y lo decía de manera calmada-Pe..pe..pero es que no entiendo Ethan...-Bien había bajado de nuevo el tono de  su voz, pero ahora estaba haciéndome carita de cachorro triste o con hambre mientras yo daba un pequeño suspiro y la quedaba mirando seriamente. Apenas captó que no me estaba comiendo su actuación inflo las mejillas y me mostró la lengua cerrando sus ojos a su vez, haciendo que yo terminara soltando una pequeña risa-Solo termina tu tarea... y nos iremos-No me contesto, no hasta después de unos minutos, mientras miraba el cuaderno con seriedad como si realmente estuviera concentrándose para resolver su último ejercicio de matemáticas.

-¿Puedo irme contigo esta noche después de terminar la tarea?..Pooooor faaavuuur~-Soltó de la nada, ahí estaba, por eso no quería terminar la tarea-Me lo pensaré...-Conteste con una pequeña sonrisa mientras que ella fruncía el ceño-Si la haces bien a la primera, vienes, sino te quedas en tu cuarto-Termine de decir, viendo como la cara de la albina se alumbraba completamente de la emoción, y luego se bajaba de la silla dando un pequeño brinco-¡Espérame!, ¡espérame!...que voy por un libro-Le escuche decir antes de que se fuera corriendo a quien sabe que parte de la biblioteca.

"¿Si quiera podrá alcanzar el libro que ha ido a buscar?" Me preguntaba soltando una pequeña risa al imaginarla saltando o encaramándose en los muebles por obtenerlo "Hay que admitir que siempre logra lo que se propone..."Pensé esto ultimo en lo que escuchaba un par de cosas cayéndose " Y de manera desastrosa a veces...díganme por favor que no es ella..."Me dije esto ultimo levantándome de mi silla, en lo que al mismo tiempo se sentía como todo se empezaba a mover y veía que con el paso de los segundos las cosas empezaban a moverse de una manera mas brusca, dejándose escuchar uno que otro grito por el miedo en lugar, en especial uno que conocía "¡Lottie!" Se vino de inmediato a la cabeza, corriendo con dificultad hacia donde había escuchado el grito buscando también con el olfato el lugar donde esta podría estar para llegar justo a tiempo, pues casi en el mismo momento sino me hubiera abalanzado sobre ella para cubrirla le habría llegado todo el daño del mueble que se acababa de caer encima de los dos.

Los llantos de la albina se seguian escuchando hasta que el movimiento ceso, ahí fue cuando abrió los ojos y dejo su posición de "bolita" en la cual la había encontrado como toda una niña temerosa lo cual la hacía irreconocible a lo que se veía a diario -¡Ethan!-Le escuche decir gritando, mientras esta me abrazaba y al parecer seguía llorando por lo que sentía, no podía decirlo con exactitud ya que se estaba cubriendo la cara con mi pecho mientras yo aun tenia el peso del mueble con algunos libros que no se habían caído.

-¿Estas bien Ethan?-Preguntaba ahora sin dejar de apretarme fuertemente, y moviendo la cabeza hacia los lados suavemente, mientras yo me movía un poco-Dame un momento Bebé..-Le murmure, para después con algo de dificultad tirar el mueble hacia atrás y quitándomelo de encima a la vez que al parecer botaba otro muebles o quizás solo había caído encima de alguno que ya se encontraba tirado solo de por si -Ahora si, ¿Estas bien tu bebé? -Como siempre era descuidado al momento de proteger a alguien, me dolía un poco la espalda obviamente pero no era la gran cosa después de todo solo era un mueble con libros, no con cosas filosas-Si..y ¿tu? ¡No tuviste que haber hecho eso!-Se suponía que ahora me iba a regañar pero al verla haciéndome un par de pucheros con los ojos llorosos, creo que ni el animo, ni las ganas tenia al parecer, así que solo me agache un poco como para abrazarla y para mi sorpresa salto encima mio pegándose como una especie de lapa o koala bebé-Estoy bien-Fue lo único que le respondí para luego abrazarla de igual manera y comenzar a caminar con ella hacía afuera del lugar, pues no parecía tener ganas de despegarse de mi.

La gente se veía reunida, muchos tenían cara de espanto, otros de asombro y lo que mas destacaba en este momento era aquella cosa que parecía una esfera y se encontraba en medio llamando la atención de todos. Las palabras seguras del director y la explicación de que era calmaron a muchos y a la vez trajeron varias dudas en especial a mi"¿Qué pasara ahora? ¿Por qué lo dice como si fuera avecinarse una catástrofe?"Me calle mis pensamientos a la vez que sentía como la pequeña me abrazaba mas fuerte tanto con sus piernas como su brazos-Tengo miedo...-Le escuche murmurar en lo que yo acomodaba mis brazos para poder sostenerla bien con solo uno y así acariciarle la cabeza suavemente con la mano del brazo que ya se encontraba desocupado, mientras que seguía escuchando lo que todos decían a nuestro alrededor y a la vez esperando las respuestas del director que parecía que no iban hacerse presente, no en esta velada o en este momento.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Mamiko Sakakibara el Vie Ago 26, 2016 9:06 pm

Malditas ''casualidades'' de la vida.

Precisamente esa velada, Sakakibara se dirigió hacia el instituto en el cual estudiaba para dejar un formulario del club, ya saben, papeleo necesario para los administrativos de la escuela; además de eso, una tarea que le dieron permiso de llevar hasta esa misma tarde, ¡Y vaya! Vean la hora que era, ocho de la noche en punto y ella a penas se encaminaba hacia el lugar de su constante ''sufrimiento''. Lo hermoso de ir en ese momento, es que todo estaba solitario. Los alumnos yacían en las casas que Takemori ofrecía como servicio de hospedaje para ellos, así que, relativamente, no vería a nadie, solo las luces de los edificios.

La noche estaba particularmente estrellada. Como era usual, la castaña caminaba relajadamente, con las manos dentro de los bolsillos de su pantalón. ¡Ahhh! Otra bella razón para estar a gusto en ese instante: no llevar la fastidiosa falda ni la fastidiosa blusa de colores chillantes. Prefería el uniforme para deportes; aparte de que el de chicas podía ser con pantalón, a elección de la estudiante, los profesores poco le podían decir por andar con el.

Quince minutos transcurrieron y finalmente llegó. Suspiró pesado mientras pensaba que tendría que tomar el siguiente bus que la dejara en los alrededores del centro para ir a su hogar lo más rápido posible. Una vez dentro, se dirigió a la oficina de la secretaria, o como se llamara, el punto es que fue a dejar los papeles. Luego de un nada amable agradecimiento, fue a buscar a aquel profesorSi no está, dejaré la tarea en el salón de maestro pensó. Otros diez minutos pasaron en tanto buscaba y no halló al ''bendito'' hombre. Cuando hubo dejado aquel folder por debajo de la ranura que quedaba entre el final de la puerta y el piso, se dispuso a salir.

Unos 4 minutos le tomó bajar para acercarse a la entrada. ¡Al fin, libertad! Al menos libertad momentánea, porque lo que ocurrió justamente un minuto después, no lo esperó.

El movimiento inicial fue; no obstante, este se intensificó de inmediato. Mamiko miró por encima de sus hombros a ambos lados, buscando un punto donde su vida corriera, aunque fuese, un uno por ciento menos de peligro. Se mantuvo quita al lado de una pared hasta que la tierra dejó de moverse. Aquel terremoto no había sido normal. En medio de la agitación, le pareció haber escuchado un estruendo.

Sakakibara, por su seguridad, fue hasta las afueras de las casas... Quizás hubiese sido mejor no hacerlo. Los rostros de desesperación ajenos era, ¿Cómo decirlo? Incómodos y molestos. Detestaba estar rodeada de tanta gente; sin embargo, era eso o largarse bajo su propio riesgo de sufrir en pleno camino una réplica, y quién sabe lo que sucedería si un pedazo de casa o edificio le cayera encima, porque su madre vivía muy lejos como para enterarse de ello de buenas a primera.

Notó algunas caras conocidas, miembros de su club para ser exactos: la rubia, ¿Christa Reiss se llamaba? Se encontraba acompañada de un muchacho algo femenino. También vio a la enana peleona, al vicepresidente y a ''Rous''. Pronto, aquel hombre, al cual varias veces le había visto la cara por obvia razones detención, se paró frente a todos y frente a esa... cosa que, sinceramente, no tenía ni idea de que era, mas no pintaba bien.

El discurso por parte de él no se hizo esperar¿Un pedazo de esfera? ¿Qué coj...? y las preguntas no se hicieron esperar luego del discurso. Todos creían que se trataba de un anuncio de catástrofe, guerra, mal.... Sí, el mal. Según las clases que poco prestó atención, tiempo atrás hubo una guerra y blabla, por lo cual ''Winter'' creó esa esfera, ¿Se habría terminado su magia? No descartaba la posibilidad de un conflicto; no obstante, eso no le importaba en ese momento —Que la esfera se haya roto, ¿Significa que ya nada nos protege de ''agentes'' exteriores, no? A parte de eso, ¿Qué más puede suceder? Digo, el hueco en el cielo no nos va a golpear y, quitando la infraestructura dañada, la gente que se hirió en este momento, no veo que otro problema haya— sonaría estúpido y lo que quisieran, pero se lo iba a tomar con calma. Lo otro más probable, es que cayera otro pedazo, tomando como razonamiento el hecho de un ejemplo sencillo: una cáscara de huevo rota.

El ''mal'' dentro ya estaba, es decir, al menos Sakaki no representaba una parte muy buena de Takemori debido a su conducta delictiva y podía aseverar de que muchos de los presentes, en su pasado, se cobraron algunas vidas; mas las razones, no le eran de interés. Solo quería saber la respuesta de Greyback.

avatar

Salón :
3 A
Edad :
18
Dromes :
366285
Reputación :
48
Mensajes :
1125

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Satoi Madarame el Sáb Ago 27, 2016 7:43 pm

No solo las estrellas hacían gala de su luminosidad esa noche. La luna grande se posaba entre la niebla nocturna del cielo. Tal vez no era el momento adecuado para salir, siquiera para estar en aquel sitio cuando él tenía su propia casa en la ciudad; sin embargo, era la gratificante sensación de encontrarse solitario, inmerso en la oscuridad como los días en los que, siendo joven, se mantuvo oculto, lo que lo llevaron al instituto a tales horas.

Relajó los hombros y se sentó a contemplar con calma su entorno. Tanta tranquilidad, incluso proveniente del hospedaje estudiantil. ¿Cómo sería convivir con alumnos cuando ya las clases habían acabado? No estaba del todo seguro, mas, pensaba, que se divertían allí dentro.

Satoi no era el hombre más sociable del mundo, por su propia forma de ser, a veces prefería mantenerse alejado de ciertas situaciones. Respiró hondo y botó el tibio aire por la nariz, lentamente mientras seguía meditando. Temas no muy complejos abarcaban su mente ahora que se encontraba relajado. Acarició la tierra en la que se hallaba sentado y, de manera progresiva, se fue poniendo de pie. Un presagio al mirar el cielo lo advirtió: un acontecimiento no muy bueno ocurriría.

No transcurrieron ni treinta segundos cuando un terremoto sacudió la ciudad. Rápidamente corrió hacia donde más gente a conglomeraba. Un pesado impacto lo hizo detenerse, casi sintió como varios escombros y polvo levantado ensuciaron su ropa. ¿Qué era aquello? Solo lo peor podía llegarse a su cabeza.

Los estudiantes salieron de sus recintos atraídos por el estruendo anterior. Madarame solo se preguntaba que ocurría. Las palabras del director no eran del todo tranquilizadoras, mucho menos lo que sugería cada estudiante. ¿Una guerra? Varios fueron aplastados por lo que, al parecer, era un pedazo de esferaContrólate, Satoi. No era precisamente el temor lo que lo mantenía inquieto.

Las respuestas habían sido planteadas y él solo esperaba que la respuesta no fuese tan mala como esperaba, de lo contrario, tendría que prepararse para luchar contra un enemigo que desconocía...

avatar

Dromes :
85493
Reputación :
4
Mensajes :
303

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Capítulo 1 - Parte I: EL INICIO DEL CAOS

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.