FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
BÚSQUEDA DE STAFF
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
GRADUADOS Y
CONDECORADOS
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pelea Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Tashiro Monji el Vie Mar 18, 2016 4:11 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Se dice que en el bosque puedes poner a prueba tu imaginación, así también como tu creatividad. Es el lugar perfecto para meditar y pensar, Tashiro es fiel creyente del poder de este bosque y camina dentro y a sus alrededores todas las noches. Le gusta alimentar a los animales que se encuentran allí, todo rastro de vida era recibido con una gran sonrisa por el viejo, cada vez comprendiendo mas el significado de las cosas en el mundo humano.

Hacia frió, las nubes no dejaban ver el cielo, un viento brusco corría la túnica de Tashiro con violencia y en cualquier momento se venia una lluvia. Eso solo despertó la curiosidad en el panda, cada faceta que presenta este bosque era interesante de ver y mas sentir ese fuerte y frió viento en tu cuerpo.

Pero algo despertó su curiosidad. Un nido de pájaros que Tashiro alimentaba todas las noches habia desaparecido, esa era una de las razones por la que iba al bosque. Eran 3 crías y la ave madre,y ya no estaban.

-*¿Se habran ido?*-

Pensó, pero era muy poco probable, eran crías con pocos días de nacimiento, desaparecieron junto con el nido. Esto despertó gran tristeza en el anciano, había estado cuidando mucho de esos pajaritos y ahora no sabia su condición. No perdió mas tiempo y empezó a recorrer el bosque en busca de ellos y tal vez poder escucharlos, tocando con su bastón cada arbusto y árbol.
Pero no tardo en darse cuenta que no se encontraba solo, sentía una gran presencia a sus alrededores, lo cual era raro, pues el siempre estaba solo en este lugar.



Las pupilas de Tashiro desaparecen al sentir la misteriosa presencia.


Última edición por Tashiro Monji el Dom Mayo 08, 2016 11:33 pm, editado 1 vez


Takari
De la boda:


La Guardia Real (E.E.P)
avatar

Edad :
97
Dromes :
219447
Reputación :
25
Mensajes :
702

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo


Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Derven Greyback el Sáb Jul 02, 2016 9:54 pm

El miembro 'Tashiro Monji' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


#1 'Habilidad de Ataque' : 1

--------------------------------

#2 'Habilidad de Ataque' : 1


Voz:
avatar

Dromes :
181756
Reputación :
23
Mensajes :
10273

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2016 2:01 am

Ouroboros estaba tranquilo, nada parecía afectarle a su estado mental. Había esquivado el ataque con una facilidad que demostraba una buena diferencia entre ambos combatientes. Pero lo mejor de todo ocurrió al contraatacar con un relámpago. Ataque que dio en el blanco, dejando en un estado bastante lamentable al hombre calvo. Pero éste aún permanecía de pie, demostrando que seguiría peleando a toda costa. Eso le hizo esbozar una leve mueca, que podía confundirse con una sonrisa. El oponente se había ganado algo de su respeto. - No eres de papel, al parecer... - Murmuró condescendiente. Estaba algo extrañado, pues no habían muchos que lograsen resistir un ataque de ese tipo. "No es un hecho muy normal."

No lo subestimaba, pues ya había sido afectado por la habilidad del hombre anteriormente, y confiarse en ese momento podría ser letal. Las palabras del anciano no le intimidaban. Ya había conocido seres verdaderamente rudos, y él era uno, pero no le iba a desanimar ni desconcertar. De hecho, se veía aún bastante seguro. Seguía pensando firmemente en que vencería ese combate. Clavó su mirada en el hombre, respondiendo como pocas veces solía hacer.

El oponente comenzó a arremeter, ciego de la furia por el daño causado. Ouroboros notó que su capacidad de moverse estaba siendo más ventajosa, quizás por el lamentable estado en el que se encontraba el angel caído. Sin embargo, eso no era una garantía de nada en lo absoluto. Simplemente se limitaría a evitar sus ataques.

Una vez en una posición ventajosa, emplearía una fracción de su fuerza física en el dorso de su mano, impactando un golpe directo en el torso del enemigo. Éste estaba dirigido a la boca del estómago. Si impactaba, podría ser fatal.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Derven Greyback el Vie Jul 08, 2016 2:01 am

El miembro 'Ouroboros' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 14, 7
avatar

Dromes :
181756
Reputación :
23
Mensajes :
10273

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Tashiro Monji el Sáb Jul 09, 2016 1:18 am

Aunque fue muy veloz en ir a intercambiar golpes con el, su velocidad había disminuido, las heridas de aquel relámpago le estaban pasando factura. El sujeto logro esquivar con facilidad sus golpes, pero algo raro ocurrió... El anciano, lastimado, quemado y con algo de sangre, seguía con una gran sonrisa desafiante y de maniático en su rostro. De estar enfurecido por aquel recibido aquel ataque, ahora estaba sonriendo de una forma perturbadora. El de verdad disfrutaba la batalla, por dentro estaba analizando cada movimiento y muy serio, pero por fuera no debía expresar eso, por fuera tenia que parecer sumamente confiado. Un rostro para el recuerdo, pues aunque no podía lograr conectarle los golpes, el no parecia decepcionado, solo estaba riendo en voz baja y sin despegar esa sonrisa de su rostro.

-Vamos, ven aquí, solo te dolerá un montón-

En un intercambio de golpes, Tashiro logro capturar uno de sus puños, haciendo fuerza para ver quien ganaba en aquel forcejeo. Pero el misterioso hombre tenia otros planes que tomaron por sorpresa al viejo. Debido a que estaba herido, sus reflejos no fueron suficientes para ver como se aproximaba un golpe directamente a su estomago, así que reacciono como pudo. Casi cuando este estaba por impactar de lleno en su estomago, Tashiro logro capturar también este puño, bloqueando su ataque. Al impactar el puño ajeno en su palma causo una pequeña onda expansiva alrededor, la fuerza y poder de estos dos seres era algo de otro mundo. Ambos forcejeaban para ganar esa demostración de fuerza, y parecía que podían seguir así por bastante tiempo. Eso no estaba en los planes de ángel, para despistar a su enemigo, despego sus manos de los puños del malvado y efectuó su ataque.

-Palma Kinshi!-


La distancia entre ambos era mínima, y la Palma Kinshi era enorme y con la fuerza suficiente para aplastar y lastimar a su enemigo, ya que esta iba en dirección a abajo. Esta técnica ejecutada desde tan cerca era un disparo a quemarropa, el escudo arrasaría de cerca con su enemigo, dejándolo lastimado y estampado en el piso


Última edición por Tashiro Monji el Sáb Jul 09, 2016 1:54 am, editado 1 vez


Takari
De la boda:


La Guardia Real (E.E.P)
avatar

Edad :
97
Dromes :
219447
Reputación :
25
Mensajes :
702

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Derven Greyback el Sáb Jul 09, 2016 1:18 am

El miembro 'Tashiro Monji' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


#1 'Habilidad de Ataque' : 12

--------------------------------

#2 'Habilidad de Ataque' : 9


Voz:
avatar

Dromes :
181756
Reputación :
23
Mensajes :
10273

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 16, 2016 4:58 am

El combate no hacía más que intensificarse. El ser estaba casi disfrutando de ello, el combate le estaba pareciendo muy emocionante, aunque su expresión no lo demostrase. Hacía mucho que no encontraba a un rival que le llevase el ritmo por tanto tiempo, y pretendía que eso durase más. Debía durar más. Estaba sintiéndose bastante diferente a como de costumbre, estaba peleando con más énfasis que de costumbre, y se notaba en sus movimientos, que dejaban de ser tan mecánicos y simples para ser fluidos. Eso era una demostración de la tranquilidad que se convertía en unas inevitables ansias. Su oponente resistía, resistía mucho y seguía haciéndole frente aún después de todo el daño que debió recibir en ese momento.

Tenía muy claro que su ataque había surtido un gran efecto en su rival, pero eso no sería suficiente para poder detenerlo, o derrotarlo. Estaba claro por sus determinadas palabras que seguiría combatiendo hasta el cansancio... o la muerte. - No te creas tanto... - Verlo atrapar sus puños con tal maestría le hizo enarcar una ceja, siendo aún su rostro el de total seriedad. Sin embargo, eso le tomó por sorpresa, pues pudo detener ambos golpes. La fuerza que ambos imprimían era terrible, esa onda de viento que los rodeó fue la prueba de ello. Ouroboros estaba tranquilo, sin mostrar sorpresa ante la fuerza sobrehumana de su rival. Pero fue su ataque el que le tomó por sorpresa, siendo totalmente inesperado. La palma que antes logró detener lo comenzó a comprimir contra el suelo, éste intentaba detenerla cubriendo su cuerpo con ambos brazos sobre su cabeza. El suelo a sus pies comenzaba a formar un cráter debido a la presión que se ejercía entre Ouroboros y el ataque enemigo. El suelo simplemente no podía resistirlo, era demasiada fuerza que se ejercían entre la defensa y el ataque. - Esto... no es nada... - Mascullaba entre dientes mientras comenzaba a mantener a raya aquella palma sobre su cabeza que amenazaba con aplastarlo hasta los huesos.

La distancia entre él y su oponente era mínima, por lo que vio que era una oportunidad perfecta. Sus dientes, que previamente se apretaban entre sí, se abrieron, y un disparo de energía de igual potencia que el anterior se lanzó hacia el angel. Buscaba aprovechar la confianza de su rival, sin mencionar que estaban a una distancia mínima que él ya había aprovechado. Con eso esperaba quitarse de encima aquel escudo, y relajarse un poco. No sentía peligro alguno, y la intimidación que intentaba hacer no funcionaba con él. - Eres joven y muy ingenuo... Tu fuerza es sorprendente, pero... - Sorpresivamente, una sonrisa se dibujó en su rostro. Aunque con un rostro como ese, una sonrisa era mejor no verse.

avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Tashiro Monji el Dom Jul 24, 2016 11:17 pm

Tashiro sinceramente pensaba que podria aplastar a ese sujeto. Su palma Kinshi estaba aplastandolo de tal manera que la tierra estaba sufriendo la consecuencia de tal colisión. Pero lo esperado paso, su contrincante estaba resistiendo a duras penas la palma, una digna demostración de fuerza. No esperaba que su movimiento fuera a ser efectivo tan sencillamente, obviamente esperaba una respuesta del otro sujeto, y todo paso según lo esperado. Tashiro se encontraba preparando con su otra mano otra palma Kinshi, con la intención de golpearlo de manera horizontal y mandarlo a volar por los aires, dándole el tiempo suficiente para preparar alguna estrategia en base a sus objetos.

-Palma Ki..- Ni siquiera pudo efectuar su ataque, ya que pudo visualizar una extraña luz saliendo de la boca del enemigo. Inmediatamente se puso a pensar sobre otro rayo de energía, igual al anterior. Pero cuando se trataba de esta distancia, esta era mínima, tanto que los ataques de ambos era literalmente mas fuerte de lo normal. Es por eso que pudo cancelar su segundo escudo a tiempo. Saco a Ichimonji de su espalda y la puso en frente de el, para bloquear esa ráfaga de energía maligna proveniente del contrario. La defensa fue exitosa, pues Tashiro no había recibido daño. Sin embargo, su cuerpo que estaba detrás del pincel, fue empujado varios metros por el impacto, dejando a Ichimonji un tanto roja/quemada por aquella energia, pero al poco tiempo este rasgo fue desapareciendo. Para romper a ese pincel tan especial, se necesitaría algo mucho mas fuerte que eso.

Ya a unos 20 metros, de pie y con la vista enfocada en su rival. La batalla estaba tomando proporciones mas grande y desastrosas. A este paso, no tardarían en dejar el bosque hecho escombros y pasar su disputa a la ciudad.

-Para alguien que opina que la vida debe seguir su curso, eres bastante ignorante. Si el curso de la vida es que destruyas todo a su alrededor sin preocupación alguna, entonces me opongo rotundamente a ello. Hasta ahora, he estado luchando con la intención de no hacer destrozos a mis alrededores, priorizando la vida que se encuentra alrededor. Eres alguien muy prepotente, jamas esperaba toparme con alguien de tal poder por estos alrededores. Dejarte con vida, seria un gran pecado para mi, estaría haciendo daño a la vida que hay en esta interesante ciudad. Pero simplemente, no puedo matarte, no seria capaz de hacerlo, no esta en mi mente. Sin embargo...- Lo apunta con Ichimonji. -Estoy dispuesto a darte otro nombre, otro destino, otro ser. Cambiare esa manera de pensar tan peligrosa que tienes. Yo...- Cierra sus ojos con decepción y algo cansado. Luego de unos segundos, baja a Ichimonji, cesando cualquier ataque que tenga pensado. -... Yo tengo fe en que por ti mismo te darás cuenta que la vida no es algo que se pueda dejar al azar, cada acción que hacemos afecta a esta. Es por eso que si puedo salvar una vida, LO HARÉ.- Vuelve a mirarlo con una sonrisa, esas de antes de la batalla, y afirma con rudeza, haciéndole saber que por nada del mundo se va a rendir.


Takari
De la boda:


La Guardia Real (E.E.P)
avatar

Edad :
97
Dromes :
219447
Reputación :
25
Mensajes :
702

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Lun Ago 08, 2016 12:29 am

La destrucción causada por su ataque se dividió en dos, partiéndose el rayo de energía en dos secciones en base a la defensa impuesta por el angel. Ésto causó que el campo de batalla sufriera no una, sino dos nuevas explosiones tremendamente poderosas. Y, por su parte, el ser se mantenía imponente y muy tranquilo. Lejos de lo esperado no mostraba señales de fatiga, y se veía dispuesto a continuar el combate, aún si éste representaba un peligro para los habitantes de la enorme isla. Incluso parecía estar esperando tal cosa, aún sin saber los límites reales del poder de su adversario. Podía estar siendo impulsivo, pero claramente estaba confiado de su poder y no veía como una amenaza real al angel ahora que descubrió el peligro que podía representar su arma.

Hablas demasiado, no estoy interesado en mantener una charla con un mortal que no sabe comprender el verdadero significado de su existencia. Intervenir en una vida ajena puede traer consecuencias demasiado graves en un futuro y, gracias a tu irresponsable acción, causar un desastre. - Si bien, Ouroboros se tomaba el asunto con seriedad, hubo un comentario por parte de su oponente que se ganó la natural risa del dracónido. Tal fue la risa, que cualquier ser vivo que estuviese intentando regresar a su hábitat en ese momento tras huir por el estruendoso combate, se vería obligado a volver a su escondite. - ¿Acaso crees poder matarme aún si haces a un lado tu cargo de consciencia? Eres un ingenuo, mortal... - Su brazo derecho se alzó, y en su mano los músculos se hicieron notar mucho más rígidos. Enseñaba con ésto sus prominentes y afiladas garras y, tras un movimiento de celeridad breve, se abalanzó hacia el angel para rebanar con sus dedos el pecho de su adversario, quien tontamente bajó su arma en un momento de descuido. - Soy una fuerza natural, detenerme es imposible... - Sus palabras llegaron después que él mismo, siendo un eco tardío a su amenazante figura que acuchillaba de un solo movimiento a su enemigo. De ser recibido, el corte sería realmente fatal.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Tashiro Monji el Lun Ago 08, 2016 2:42 am

-Entonces no me dejas otra opción... ¡Voy a detenerte de una vez por todas, hombre sin nombre!- Un decidido y algo enojado Tashiro se hacia escuchar fuerte y claro, ya no tenia mas nada que hablar con su rival, sus ideologías estaban mas que claras. Puso a Ichimonji de nuevo en su espalda y tomo su pose de Danza Carmesi, ese estilo de pelea para nada ortodoxo. Con ambas palmas estiradas por delante de su cuerpo, como si fuera un peleador de sumo. La posición de piernas de boxeo, en forma de L. Ya con su cuerpo listo y mentalizado para lo que sea, el panda esperaba a su furioso oponente, quien se encontraba riendo de una manera muy llamativa. Monji no sabe si se ha vuelto loco o simplemente así era el, ya no sabia que pensar.

Y el duelo no se hizo esperar, pudo ver como unas filosas y peligrosas garras salían de la mano de la mano del malvado. Tashiro lo espero lo suficiente hasta que por fin estaban cerca para intercambiar golpes, aunque esto no fuera así. El panda se dedico a esquivar cada zarpaso de la garra de su rival. Su danza carmesí le facilitaba el movimiento fluido en la zona, como si de verdad estuviera bailando. A veces sin mirar y de espaldas, pero nunca bajando la guardia, siempre atento a toda acción que el otro pudiera hacer. Si Tashiro quería golpearlo de manera solida, entonces debería arriesgarse a dejar un hueco en su guardia, y de esta forma, el extraño aprovecharía para clavar sus afiliadas garras en su cuerpo. Abrió su mano con la intención de golpear al villano de lleno con su devastadora palma, no la palma Kinshi, solo su palma, con todas sus fuerzas. Como si la victoria estuviera de su lado, gritó con una sonrisa desafiante y con aire de victoria, de esas que mostraba al principio de la batalla. Era ahora o nunca, el momento decisivo habia llegado


-¡¡¡AAAHHH!!!-
Choque Final:

Tal vez fuera el impacto, pero todo se torno un poco distorsionado en los ojos de Tashiro por unos segundos. El choque entre ambos había dejado un silencio atroz a los alrededores. Aparentemente, todo había acabado.

Tardaron unos pocos segundos para que pudieran verse las heridas. Un tajo de sangre salio del pecho de Tashiro, dejando a la vista un corte de 2 centímetros de altura, recorriendo todo su pecho. El panda no hizo ninguna expresión de dolor, la única muestra de esta estaba dentro de el mismo, con aquella sensación borrosa y distorsionada. Si no fuera por su energía ancestral, por su largo entrenamiento y su gran preparación, aquella garra lo hubiera dejado en un estado horrible, pero por suerte pudo minimizar un poco el daño. Aunque no todo lo que hubiera querido. Cayó sobre una rodilla, cerrando los ojos todavía con aquella sonrisa y respirando por la boca. -Je...je... je je...- Una leve, pero débil risa, surgiría de su voz. Lo que nadie sabia, es que Tashiro logro golpear el pecho de su oponente con su palma. Pero no era solamente su palma, su Kanji: Sello estaba escrita en esta, pudiendo de una vez por todas sellar y debilitar la energía y fuerzas de aquel individuo. Este era un buen resultado para Tashiro, dentro de todo lo que estaba en sus manos, era un resultado no tan favorable, pero un resultado al fin y al cabo.

Luego de su risa, mira de reojo por su espalda a su oponente, suplicando que su sello haya hecho el efecto deseado.


Takari
De la boda:


La Guardia Real (E.E.P)
avatar

Edad :
97
Dromes :
219447
Reputación :
25
Mensajes :
702

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Jue Ago 11, 2016 8:52 am

La sensación del desgarramiento de carne era algo bien conocido por Ouroboros, quien había atacado con salvajismo el pecho del ángel, sin muestra alguna de compasión o restricción. Era realmente terrible, una sensación abominable que se venía a dar a conocer con el olor a sangre y carne expuesta por el feroz corte que ahora teñía la yema de sus dedos de un rojo oscuro bastante lúgubre. El movimiento había sido casi instantáneo en el momento que pudo conectar el corte con su oponente al bajar la guardia, siendo un breve instante en el que había aparecido detrás de éste ya habiendo causado el devastador ataque que una ola de polvo llegó a arrastrar, prueba de la tamaña fuerza y velocidad empleadas en su movimiento. Un golpe así fue capaz de causar el mayor daño a su oponente, lo tenía claro. El corte iba destinado para desgarrar la piel, y le sorprendió enormemente percibir la respiración aún en su rival, lo que le dio pruebas de su enorme resistencia. - Tu tenacidad no deja de sorprenderme... - Ni siquiera había volteado a mirarle. Sus sentidos le daban a entender que seguía con vida, y al no captar un olor a sangre tan asfixiante como lo esperado le daba a entender que la piel de su oponente era más dura de lo que pudo esperar en su ataque. No obstante, la sangre en sus dedos era toda la prueba que necesitaba para saber que había causado un terrible daño, aún si era menos que el que buscaba hacer.

Estaba muy seguro de haber ganado el combate. Ahora que su adversario llevaba una herida de ese calibre en su pecho parecía tener la victoria en la palma de la mano. Irónico sería que fue la palma del oponente la que no permitiría ésto. Cuando se dio cuenta fue al oír la risa del anciano, lo que llamó poderosamente su atención, haciéndole dirigir la mirada hacia su pecho, dónde el sello comenzaba a hacer efecto. Inmediatamente notó sus fuerzas menguar considerablemente. - Tsk... Más de ésto... - Aunque lo intentase, ya era bastante tarde para intentar anular el efecto. El sello había cumplido su cometido y Ouroboros no podía moverse con libertad. Un poco de sincronización con su propio cuerpo, ahora debilitado, le hizo falta para poder voltear a ver a su contrincante, esperando ver su última acción. - Has logrado suprimir mis fuerzas. Te felicito. Pero... eso no bastará para matarme... - Continuó. Estaba inmóvil en ese punto, pero aún mostrándose imponente ante el ángel.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Tashiro Monji el Lun Ago 15, 2016 2:25 am

Tashiro se limito a cerrar los ojos y escuchar por calma y tranquilidad a su rival, pues sabia que todo estaba bajo control. Con una mano en su pecho por la herida que pudo ser fatal y con su oponente detrás de el diciendo que el sello no seria suficiente, el panda se puso de pie poco a poco y se dio la vuelta para mirarlo a la cara, con la frente bien en alto. -Tienes razón, hombre malvado, eso no sera suficiente para matarte, pero es suficiente para detenerte. Podríamos continuar con esta disputa por días y días, y la gente haría canciones sobre este encuentro, pero no lo vale. No estoy en condiciones de seguir peleando, podría agarrar mi pincel y cortarte en trozos ahora, pero no hay nada honorable en aquello. Ademas, me arriesgo a que tengas una carta bajo la manga, y ya me he arriesgado lo suficiente hasta ahora jeje...- Con su mano libre (la otra en el pecho) se rasco la nuca mientras reía levemente, le causaba un poco de risa como un simple conflicto se torno un gran enfrentamiento entre dos ajenos del destino.

-Pero... dejemos esto en un empate...tsk- *apretar su pecho levemente por un dolor* -Espero verte mas adelante y así acabar con esas ideas tan erróneas que tienes sobre la vida. Es peligroso dejarte andar por alli suelto con tal mentalidad, y es por eso que espero verte en un futuro...- La energía ancestral se hizo presente a su alrededor y el viejo empezó a levitar.  -Espero que la próxima vez que nos veamos, no sea en un enfrentamiento, y reflexiones sobre la vida misma- Sin apartar la vista del malvado, Tashiro empieza a volar en dirección contraria, no quería arriesgarse a recibir un ataque por la espalda. Mientras se iba lo miraba con una cara muy seria y autoritaria, pero en los últimos segundos, le sonrió con los dientes como de costumbre, despidiéndose y volando hacia la ciudad.

Su herida seguía sangrando y se puso a reflexionar sobre su uso de poder. Si hubiera liberado a Ichimonji, las cosas hubieran sido distintas, pero juro no usarla en tontas disputas de poder, solo si la vida de alguien peligra. Este juramento no le gustaba del todo, pues sentía que Ichimonji estaba atrapada en ese pincel sin poder "respirar", se arrepintió de no haberla liberado. Ademas, la situación era distinta. Al tocar al albino con su sello, pudo sentir como sellaba a una gran bestia con un gran poder, no había sentido nada igual en todos los años que llevaba en la tierra. Tashiro definitivamente tenia mucho que aprender sobre los humanos y sus alrededores, y ese tal Ouroboros era alguien a quien estudiar.


Takari
De la boda:


La Guardia Real (E.E.P)
avatar

Edad :
97
Dromes :
219447
Reputación :
25
Mensajes :
702

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 20, 2016 4:45 pm

Pronto toda señal de hostilidad desapareció por completo en la voluntad de la criatura, quien dejaba caer libremente sus brazos mostrando la docilidad que antes no se había visto. Su expresión, no obstante, permanecía con esa frialdad y severidad que siempre enseñaba, mientras terminaba por acostumbrar su cuerpo a las sensaciones que le provocaba notar sus fuerzas mermarse hasta el mínimo posible. En esas condiciones no podría continuar, aun contra un oponente herido. Sabía muy bien que eso no llevaría a nada bueno al tener sus fuerzas selladas. La pregunta que no pudo evitar hacerse fue: "¿Cuánto tiempo durará esto?" Sabía de antemano que su propio y abrumador poder lograría anular ese sello pronto, pero el tiempo era un factor en contra del reptil, que no lograba tener una idea clara de lo que podría suceder mientras estaba poco menos que indefenso.

Y aunque el enfrentamiento parecía haber terminado, el instinto asesino de Ouroboros permanecía latente bajo esa fachada relajada y totalmente neutral. - Suenas como los humanos de antaño, que buscaban celebrar sus victorias a traves de cánticos y orgías. En absoluto eres un humano normal. Sin embargo, te confundes al llamarme malvado. - Replicó dándose la vuelta y dirigiendo la mirada directamente hacia el anciano. - ... O tal vez soy un mal necesario encomendado por los dioses con el único fin de equilibrar la balanza de la vida y la muerte en este mundo... Puedes interpretarlo como quieras.

Ante lo anterior no pudo evitar reírse histéricamente. Una total gracia le había provocado un comentario de tal magnitud, se había divertido bastante durante ese combate, y aunque no consideraba eso un empate, ya no podía rechazar ese handicap en su actual estado. - Comprobaremos pronto que tan fuerte es tu apego por la vida, efímera y vana como lo es realmente. - Al verlo desaparecer volando terminó por concluir lo que ya hacía mucho sospechaba. "Un poder destructivo inmenso, una extraña herramienta y una serie de habilidades cuanto menos curiosas..." - Jeh... - "Nos veremos pronto, anciano..."

Por su parte, no tenía un lugar fijo al que dirigirse. La naturaleza era su abrigo y su hogar, por lo que caminó en dirección a las montañas. El único lugar donde podría encontrar algo de tranquilidad hasta que la revolución natural comenzara. - La balanza no para de sacudirse violentamente... Se aproxima una guerra... - Fue un murmullo en el viento de las montañas. Las criaturas no tardaron en alejarse de su paso, incluyendo las más feroces y violentas. Abriendo paso al destructivo ente que pasaba a refugiarse en las montañas a descansar y reponer sus fuerzas.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Amadeus Mozart el Vie Ago 18, 2017 6:07 am

Si desea volver a abrir el tema puede hacerlo Aquí.
*Lugar: Bosque
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
24
Dromes :
26767
Reputación :
5
Mensajes :
171

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.