6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 19, 2016 5:09 am

El bosque, el lugar mas tranquilo posible para un ser que busca siempre mantenerse marginado de todo lo demas. Mas que un escondite, un hogar para un ser que es mas una bestia que una persona y que no busca serlo, sino que se ocupa exclusivamente de mantenerse alejado de todo rastro que la humanidad pueda tener. El bosque le causaba paz, una tranquilidad notable al estar en completa armonia durante dias incluso en la misma posicion. Sentado con las piernas cruzadas y con una tunica de cuero vieja y deteriorada cubriendo su cuerpo.

Los animales a menudo paseaban cerca de el, en el corazon del bosque. Este los miraba con calma y una inherente paz, pues sabia que estos eran felices en sus hogares y que no veian al ser como un intruso, sino como uno mas de ellos. Hacia unas noches el viento que ahora soplaba se habia convertido en una dura tormenta que barrio con las hojas de varios arboles. En este caso el ser no habia tenido nada que ver en lo absoluto con ello. El habia permanecido inactivo todo ese tiempo. Pero lo que ocurria con eso era que el nido de unas aves estuvieron a punto de caer de la rama que lo resguardaba. Con tal de evitar una muerte tan preciosa como la de unas pequeñas aves procuro cuidar el a las pequeñas crias. La madre no estaba. Probablemente la fuerte tormenta habia alterado su orientacion y no le permitio encontrar a sus polluelos.

En esos momentos los pequeños polluelos descansaban bajo el saco del ser, que les brindaba calor y este los alimentaba cuabdo llegaba el horario para ello. Hasta que llegara su madre o estos aprendiesen a volar haria esto. Lo demas ya seria por su cuenta. Pero una presencia extraña alerto al ser que busco su orogen con su mirada. En la noche no le era demasiado dificil ubicarse, mas que nada por su agudo olfato que, efectivamente, habia rastreado el origen de aquel ser. Si bien el habia llegado hace un tienpo, estuvo durmiendo la mayor parte de este, y esta presencia suponia una posible amenaza. Una voz se hizo oir a traves de los susurros que el viento daba al mecer los arboles, y aquel ser se incorporo levemente, ya mirando en su direccion. - La misma pregunta se te es formulada a ti. Estos bosques no son para la gente. - Vocifero aitoritario, pero calmado, a aquel ser que se encontraba cerca. Su olor no era de humano, por lo que no seria prudente tratarlo como uno.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Lun Mar 21, 2016 5:25 am

Una vez al alcance lo miro, de arriba a abajo, inspeccionando friamente con su aguda mirada a aquel ser que se habia presentado en la fresca noche de manera inesperada. Sin embargo, este no reacciono de ninguna manera, solo limitado a observar al extraño en el bosque con atentos ojos, como si esperase una minima excusa para poder atacar. Su mente procesaba con calma sus palabras, aunque no encontraba alguna contrariedad a su presencia ya sentia que pronto seria de esa manera. - La naturaleza es sabia. Aunque no sabe cortar las malezas que crecen junto a las flores. Asumir tu bienvenida al bosque es una manera de ver las cosas ciertamente ingenua. - Musito con total sequedad en su voz, muestra de su objetividad al hablar no solo con desconocidos, sino con cualquiera que se cruzase.

En efecto, no confiaba en aquel hombre que aparentaba ser algo mayor por aquella poblada barba y cuerpo robusto que podia percibirse por el simple hecho de notar aquella larga tunica cayendo por sus anchos hombros. Pero esto no le intimidaba. No importa que tan fuerte o sabio se precie de ser un ser cualquiera, a la vista de su aparente inmortalidad. Por su mente rodaban esos pensamientos sin el minimo sentimiento de preocupacion, aun si no sabia nada del contrario.

Cerro sus ojos ante la pregunta. Si algo le molestaba al heraldo era recibir informacion que a su punto de vista era mas que inutil. "Siempre enfrascados en explicar nimiedades..." No era muy paciente con respecto a esas cosas, pues facilmente menospreciaba las palabras y dejaba ese detalle pasar. - No tengo nombre. Soy solo quien corta las malezas - Se limito a decir. Era hombre de pocas palabras, y decir eso era ciertamente un poco corto para describir todo lo que aquel hombre podia llegar a ser.

Bajo su tunica los pajarillos dormian apaciblemente gracias al calor generado por el cuerpo del reptiliano, quien aunque sentia incomodidad ante las bajas temperaturas que azotaban la noche, se aseguraba de mantenerlos calidos entre sus brazos. Era extraño ver actuar a aquel ser de una manera tan parcial, pero sus razones no serian sencillas de explicar.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Vie Abr 01, 2016 3:06 pm

A pesar de ser una persona que aprecia la soledad y paz que el bosque le puede brindar, al igual que cualquier otro espacio natural despoblado, no parecia mostrar señales hostiles hacia su interlocutor. Este parecia ser una persona calmada y recta, aunque eso no era algo que al ser le fuese a variar las cosas despues de todo. Sin embargo, si sentia al menos un poco de calma. No habian señales de que fuese a atacar al extraño de manera repentina, pues aparte de mostrarse benevolente, compartia un poco de su manera de ver las cosas en cuanto a la vida natural, y era por eso que no habia hecho movimientos bruscos en lo absoluto. Sin mencionar que eso despertaria a aquellas aves que tenia guardadas bajo su manto. - En eso tienes razon. Lamentablemente no se cumple, y el planeta sufre por culpa del egoismo de aquellos quienes van por la vida a sus anchas - La tension se hacia notar con aquellas palabras tan frias del ser.

No prestaba considerable atencion a su acompañante. Solo la necesaria para acerciorarse de evitar algo de lo que se podrian arrepentir luego. Pero se extraño un poco al oir aquello. Ciertamente el que estaba frente a el era un hombre extraño y poco usual. Casualmente ambos estaban protegiendo lo mismo, o al menos eso parecia. La situacion de aquellas aves era algo normal en la naturaleza. Pero Ouroboros ya habia dejado pasar muchas injusticias, y sentia que deberia preservar unas vidas, por muy insignificantes que estas fuesen frente a el.

Aquellas aves estan a salvo por ahora. Pero no resistiran el invierno por cuenta propia ahora que su madre ha pasado a un plano distinto tras la ultima tormenta que azoto el bosque. No sobreviviran de ninguna manera - Para probarle que no mentia alzo su harapiento tapado y le enseño el nido con los polluelos chillando. Quedaria ver que hacia el hombre ante tal demostracion, pero no habian muchas posibilidades de poder ayudar a esos animales.

Se levanto y dejo el nido en el suelo, disponiendose a caminar del lado contrario. - Lo mas misericordioso sera acabar con el sufrimiento que pasaran si un depredador los atrapa o mueran de hambre. Espero que si sabes apreciar una vida, sepas cuando debe ser finalizada para que no sufra - Comento con tono dictatorial.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Lun Abr 04, 2016 2:17 pm

No tardo demasiado en notar que en verdad su interlocutor era un apasionado por la naturaleza y por cada una de las criaturas que la componian. Daba a entender que tenia aficion por la vida animal y vegetal en toda su extension. Le recordo a el en cierto punto, aunque con una vision mas ingenua de la realidad de como lo planteaba. El estaba tranquilo, pero no se mantendria parcial por mas tiempo ante ninguna criatura. Habia concluido en que la opcion menos sadica era la de dejar morir a aquellos animales. Sin importar el tamaño de esta, una vida era una vida, pero dejarla en la amarga agonia era peor que la peor de las muertes.

Eres en verdad ingenuo. No puedes alterar el orden de la naturaleza. Dejar morir a esos pajaros es lo que el destino quiere, y no puedes interponerte a ello. La vida y la muerte nos ata a todos, llevarle la contraria solo atraera problemas. - Replico el ser, caminando lentamente hacia el hombre de poblada barba.

Que ocurriria si crias a esos animales, y estos al crecer te quitan los ojos? Entonces estaria bien haberlos salvado en su momento, yendo en contra del balance que el mundo intenta mantener por su propia cuenta? - Planteo el moreno de extrañas marcas, quedando frente al contrario a una distancia de tres metros.

Lo miro de arriba a abajo, probando si este se amedrentaba ante las palabras que le dedico. Era muy estricto en lo que era su deber, y ya habia actuado irresponsablemente por un capricho al mantenerlos resguardados por tanto tiempo a aquellas aves. Si este no desistia de aquella actitud se veria obligado a interceder por su cuenta.

El ambiente, tenso como ya estaba, empeoro al ser asediado por fuertes rafagas de viento que sacudian las hojas de los arboles y unia muchas nubes, formando nubarrones aun mas grandes y gruesos que amenazaban con una portentosa lluvia. La presion aumentaba conforme los segundos pasaban y se volvian a su vez mas lentos y pesados. Cada uno parecia una eternidad cuando las miradas de aquellos seres, tan similares y a la vez tan distintos, se cruzaban. En cualquier momento el cruce seria inevitable, y es algo que no acabaria bien. Ouroboros preferiria mantenerse en su molde y no causar un desastre que desequilibre todo, pero podria perder la paciencia finalmente y atacar con el fin de cumplir lo que le corresponde.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 09, 2016 2:38 am

En su rostro se formo una sonrisa. No una sonrisa de alegria, no de satisfaccion, mucho menos de empatia. No, esta sonrisa era algo mucho mas alla de cualquiera de esos sentimientos que el ignoraba al considerarlos mundanos. Esa sonrisa revelaba, junto con su mirada, una condescendencia extrema hacia el contrario por aquel pensamiento. Altruista en parte, hasta humanitario. El, en cambio, lo veia como conspirador e insubordinacion a las fuerzas que rigen la naturaleza en si misma. Esa sonrisa era una burla a la ignorancia del contrario, quien veia las cosas de una forma demasiado ingenua en cuanto al funcionamiento de la vida y la muerte se referia.

Cuando una persona tiene su destino sellado a la Muerte, este debe resignarse a morir. Solo asi encontrara paz en su interior. En cambio, aferrarse a algo tan insignificante como lo es una vida solo hace que el dolor sea insoportable aun a momentos de la muerte y tras esta. Asi mismo, al ver a alguien a punto de morir debes resignarte a que, por muy tragico que sea, o que tan pura haya sido aquella persona, o impura, era su destino morir en ese momento. Intentar aferrarlo a la vida por cuenta propia es algo aun mas indebido, pues esa persona podria estar finalmente lista para morir y tu le arrebatas esa paz. - Musito totalmente tranquilo, sin siquiera mirar al hombre a su lado. Su mirada reflejaba mas de una cosa, pero era totalmente indescifrable al ifual que sus pensamientos.

No te atrevas a atarme a la etica y moral de los mortales. Mi razon de ser es incomprensible para cualquiera de ustedes. Tu te conviertes en el asesino del Destino al evitar la muerte de alguien o de algo. Y eso genera una ruptura en un balance perfectamente definido. ¿Vale tanto la vida de unas simples aves como para hacer peligrar a no un continente, sino al planeta entero? - Camino lentamente, dejando sus pesados pies hundirse en la hierba fresca. - No interfieras con los mandatos supremos cuando ni siquiera conoces el funcionamiento de la vida y la muerte, o lo pagaras muy caro...con tu propia sangre. - Respondio amenazante. El viento habia subido de nivel, ahora eran potentes ventarrones que derribarian humanos con facilidad, propios de una tormenta de grandes proporciones. Ouroboros ya estaba decidido a actuar si no cesaba su adversario en su necedad. Estaba dispuesto a todo con el unico fin de demostrar su certeza, pues esto iba mas alla de unas meras aves huerfanas a tales alturas.

Decidido a todo, Ouroboros se acerco lentamente al contrario, con una calma y silencio aterradores. Inesperado fue el momento en el que al acercarse a este hombre, haya lanzado un golpe con la parte externa de su mano, como si lo quitase del medio. El ataque facilmente podria causar mucho daño, por mas que este lo haya hecho sin siquiera cambiar su postura para atacar, debido a la gran fuerza del ser. El ataque impactaria en la cabeza del enemigo, mas precisamente del lado derecho, pues fue un duro reves el que este le dedico, confiandose acerca de la fuerza de su oponente como de costumbre, pues un golpe asi como minimo lo mandaria a volar varios metros.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Vie Abr 29, 2016 8:36 pm

Ouroboros había perdido toda motivación para seguir hablando y perder el tiempo. Ya había decidido cumplir su trabajo, y por eso fue a atacar al calvo. No demostró sorpresa alguna al ver como éste detenía el golpe. Eso le hizo saber un poco la cantidad de fuerza que su presa podía desplegar. Detener uno de sus golpes no era algo para vanagloriarse, pues apenas estaba jugando un poco. Provocar la ira del ser era, por lejos, una pésima decisión. - No seas pedante. Soy mas viejo de lo que tu simple mente puede comprender. - Respondió con sequedad. No estaba haciendo fuerza tras ser detenido el impacto de su golpe. - No te confíes por detener un simple golpe. Sigues estando muy por debajo de mí. - Le respondió al hombre, demostrando misticismo en sus palabras.

Sus sentidos se alertaron repentinamente al sentir como su oponente cambiaba su mentalidad para atacarle. La deformación de la energía que formó un escudo le sorprendió, pero al verlo venir pudo bloquear el impacto alzando la rodilla. Hacer eso absorbió el daño casi totalmente. Su velocidad de reacción y su resistencia le habían ahorrado un golpe muy fuerte en el que pudó salir despedido. Y casi lo hace, pero su pie se había enterrado en el suelo al ejercer fuerza contraria al escudo. - Parece que tienes algunos trucos bajo la manga. - Murmuró el hombre. Quería probar los límites de resistencia de ese escudo de energía, y fue por eso que comenzó a golpearlo con su otra mano. Le dio repetidos golpes, intentando destruir aquella energía con solo su fuerza bruta. En caso de que no funcionase usaría otro método. La fuerza que utilizaba en sus ataques generaría ondas de viento muy fuertes en situaciones normales, pero el escudo absorbía el daño de éstos, haciendo que el impacto se anulara al contacto, aunque temblaba muy fuerte, lo que daba a entender que Ouroboros hacía estremecer el escudo a puño limpio. En su rostro no había ningún gesto que mostrase preocupación, de hecho, se le veía inusualmente calmado. No tenía miedo, ni siquiera neevios o preocupación. No, el estaba completamente tranquilo. Ya tenía en mente el que vencería en cuestión de tiempo, y por eso no se preocupaba.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 08, 2016 12:41 pm

Era cuestión de tiempo antes de que el escudo se rompiera. Solo alcanzó a darle dos golpes, pero lo sentía muy débil ya. De no ser porque el contrario lo neutralizó, el escudo se habría partido con un golpe más. Ouroboros permanecía tranquilo, observando a su oponente. Lo analizaba, aunque no lo necesitase realmente. Por ahora lo probaría, quería ver que era capaz de hacer en plenas condiciones, y por eso no atacaba a matar, o el resultado se habría decidido desde un principio. El uso de aquella técnica le había sorprendido en su momento, pero era un simple escudo de energía como cualquier otro, y porr eso no le dió importancia al respecto.

Seres inferiores como ustedes no son capaces de comprender el peso de una situación como la que yo me encuentro. Son tan cerrados que calificáis a cualquiera que tenga un punto de vista diferente, o un distinto accionar. Es por eso que como raza no merecéis existir. No son más que un montón de alimañas que creen poder pasar por delante a cualquiera sin pensar en las consecuencias. - Exclamó con profunda voz. El bosque se agitaba, pues las olas de viento sacudían las copas de los árboles hasta puntos poco creíbles. Parecía avecinarse un huracán. - ¿Honor? ¿Quién necesita una cualidad abstracta y absurda como ésa? Eres muy arrogante, mortal. Tu ego no te deja ver lo que tienes enfrente, no sabes a lo que te enfrentas. - Ouroboros una vez más comenzó a caminar hacia el hombre. Indiferente de lo que éste pudiese hacer para defenderse simplemente caminaba. No le preocupaba en lo absoluto. Él jamás había recibido siquiera daño considerable en su vida, y por eso no temía a la posibilidad.

Lo vió sonreír, extraño gesto que no esperaba. Pero al oírle entendió el porque, y pudo percibir como otro escudo caía directamente sobre él. Lo miró indiferente, solo alzó su diestra con la palma abierta y detuvo el impacto. Tal fue el choque, que sus pies se clavaron en la tierra seca y dura hasta los tobillos, creando un pequeño cráter a su alrededor por la fuerza de oposición que ejerció en un solo brazo. - Me repugna tu arrogancia en verdad. Piensas que ésto es un simple juego. Les falta madurez después de todo. - Le disgustaba, pero tenía que emplearse un poco más si quería avasallarlo, y aunque el escudo no presentaba tantos problemas, sabía que debería apresurarse o podría perder fuerzas. Humo comenzó a salir de entre los labios del ser, cada vez más y más. Canales de humo negro salían aún sin que este abriera la boca. Pero en cuanto lo hizo, un rayo de energía enorme se dirigió hacia Tashiro, arrasando con la tierra que se cruzaba en su camino.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 25, 2016 4:58 pm

El rastro de destrucción fue enorme. Ouroboros cerró sus peligrosas fauces tras emitir aquel rayo de energía, pensando que acabaría con su enemigo solo con eso. Pero observó como lo esquivó, recibiendo un poco de daño en la zona derecha de su cuerpo. Aún tras conectar un golpe en su oponente, éste no mostraba vitores ni nada por el estilo. Simplemente observaba a su enemigo resentirse por el daño que el ataque le habría causado. Lo veía con mirada seria, dejando ver que no se preocupaba en lo absoluto por ser su oponente tan resistente como para aguantar uno de sus rugidos.

Palabras necias y vacías para un ser inmortal. Eso fueron cuando la muerte se presentó en la conversación, citada por el calvo frente a él. Sus afirmaciones significaban poco menos que nada para Ouroboros, quien lo observaba con calma y alerta. Ahora lo veía como una posible amenaza menor. "Resistir mi rugido no es poca cosa. Debo tener un poco de consideración hacia éste." Pensaba el ser. El ambiente olía, pero no era el olor que la lluvia, o la tierra puede dejar. No. Éste era el olor de la tensión que estos dos generaban con solo mirarse.

No pudo reaccionar demasiado bien, pues el ataque fue repentino y se vio empujado en aquella embestida. No le dolía, pero la sorpresa fue mucha, y logró separarse pronto de su oponente cuando ya se habían alejado del bosque y la devastación que el ser había causado en tal monstruoso ataque. - Sigo sin entender porque te opones a la voluntad de la naturaleza. Solo retrasas lo inevitable. - Al apoyar sus pies en tierra se pudo ver una ligera onda de viento circular alrededor de éstas. El viento cesó, dejando un ambiente calmado, pero no por ello pacífico. En el claro se alzaban dos bestias que se enfrentaban mostrando sus colmillos por muy poco que estuvieran haciendo. - Cambies o no el fondo, el resultado será el mismo... - Apretó su puño y lanzó un potente golpe al suelo, haciendo trizar el suelo en dirección de su enemigo. La idea era quitarlo del lugar, pues luego dio un salto bastante elevado para caer sobre él. Con su fuerza le sería suficiente para formar un cráter al caer.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Derven Greyback el Sáb Jun 11, 2016 6:02 pm

El miembro 'Tashiro Monji' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


#1 'Habilidad de Ataque' : 9

--------------------------------

#2 'Habilidad de Ataque' : 2


Voz:
avatar

Dromes :
188200
Reputación :
23
Mensajes :
10313

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Vie Jun 17, 2016 7:57 am

A pesar del extrañamente largo combate que estaba entablando la expresión de Ouroboros seguía siendo la misma. Ignoraba por completo las palabras de su contrincante, le parecían intrascendentes en todo lo que hablaba. Es por eso oídos sordos hacía hacia él, simplemente limitando su atención a las acciones que el calvo pudiese tomar.

Observaba con desdén como su oponente ahora desenfundaba un arma. Un arma poco usual a decir verdad. No era una espada, ni un arco con flechas. Le despertó algo de curiosidad aquella arma, al ser tan inusual sabía que debería ser un objeto mágico que aquel hombre de poblada barba debía confiar ciegamente en un combate. Quitando su perplejidad y la curiosidad que le despertaba aquel arma, Ouroboros permanecía tranquilo observando a su oponente. Aunque no le preocupaba, debía ser prudente para poder evitar caer en alguna especie de trampa que el mortal pudiese inflingirle. Ya había conocido casos en los que por confiarse se había llevado unas cuantas sorpresas.

Al ver como se aproximaba dispuesto a atacar no preparó posición alguna, pero sí estuvo atento a sus golpes. Golpes que comenzó a evitar tras una serie de veloces movimientos. Como se esperaba desde un principio también se propuso esquivar aquellos que fueron esgrimidos por el enorme pincel, dando un salto hacia la derecha y alzando el brazo derecho así poder evitar el mínimo contacto con el misterioso arma. Tras ese pequeño salto aterrizó sobre su pie derecho, y sin restar más tiempo lanzó un potente golpe, el más fuerte hasta el momento, usando su pierna derecha. Buscando impactar el costado derecho de su oponente. Con un golpe así era capaz de romper huesos de humanos, pero si su oponente poseía más resistencia o lograba bloquear el golpe saldría potencialmente herido, mas no con quebraduras graves.
Off Rol:
Lanzaré los dados, y dependiendo del resultado será si se logró alcanzar a Ouroboros con el pincel. Lanzaré un tercer dado para medir el impacto del golpe. Los principios serán los mismos.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Derven Greyback el Vie Jun 17, 2016 7:57 am

El miembro 'Ouroboros' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 3, 1, 4
avatar

Dromes :
188200
Reputación :
23
Mensajes :
10313

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Derven Greyback el Vie Jun 17, 2016 10:34 am

El miembro 'Tashiro Monji' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


#1 'Habilidad de Ataque' : 4

--------------------------------

#2 'Habilidad de Ataque' : 4


Voz:
avatar

Dromes :
188200
Reputación :
23
Mensajes :
10313

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 01, 2016 7:05 am

Por más que lo intentó, Ouroboros no logró esquivar aquellos ataques. En sí no representaron un daño verdaderamente significativo, por lo que no parecía especialmente preocupado. Conectar el golpe hacia su oponente fue sencillo, aunque éste logró bloquearlo y frenar la terrible fuerza bruta impresa en el golpe. Eso disminuiría el daño considerablemente, haciendo retroceder al hombre de prominente barba.

Al estar separado de su enemigo recuperó el equilibrio al apoyar su pie en tierra. La situación de sus extremidades que entraron en contacto le llamaba la atención. Tenía bien en claro que un arma tan sospechosamente inofensiva debía tener algo oculto. Había vivido mucho tiempo, y sabía de sobra que existían armas y seres con capacidades por demás extrañas. Pero ese pincel era algo nuevo, y no pudo evitarlo. Ahora debería ver cuales eran los efectos del ataque.

Alzaría la ceja al oír lo que el oponente dictaba. La incesante condescendencia absurda del hombre le parecía un insulto. - Mide tus palabras, o lo lamentarás. No puedes matarme, no importa el poder que utilices, todo es inútil. - Echó un corto vistazo a su mano afectada y notó que parte de ésta había sido "cortada", y no podía moverla con total libertad. "Con que eso hace." Pensó el inmortal mientras observaba, sorprendido, como su oponente se acercaba a toda velocidad, comenzando una andanada de golpes. Su movilidad, al ser disminuida, le complicó un poco las cosas en cuanto a su propia defensa. Víctima de esa extraña habilidad, estaba desacostumbrado a combatir con sus habilidades mermadas. Le daba crédito al anciano por su ingenio, pues era interesante un combate en esas condiciones.

Una extraña marca pudo notar aparecer en la palma del sujeto, ya había visto que dejarse alcanzar por sus movimientos era peligroso. Por lo tanto, debía evitarlo a toda costa. Preparado para el contraataque comenzó a amontonar nubes sobre sus cabezas. Nubes que comenzaron a cargar electricidad, produciendo ligeroa truenos. Le lanzaría un relámpago tras esquivar el ataque. Por eso se lanzó hacia su derecha, impulsándose con la pierna izquierda. De ser alcanzado por el ataque, el cual solo funciomaría al esquivar el contrario, le produciría mucho daño.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Derven Greyback el Vie Jul 01, 2016 7:05 am

El miembro 'Ouroboros' ha efectuado la acción siguiente: Juegos


'Habilidad de Ataque' : 11, 4
avatar

Dromes :
188200
Reputación :
23
Mensajes :
10313

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Pelea Re: Encuentro inesperado, palabras densas (Ouroboros)

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.