you're home
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos. Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.
Nuestra Moneda Dromes | Billetes - Soilses
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
SWEET HEART
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem.
THANK YOU
Instituto Takemori Rol esta protegido por licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional. Este skin fue realizado por Roshio & Andréade | Entourage Themes.

Prohibida la copia total o parcial del contenido gráfico, intelectual y de códigos, bajo denuncia ante Foroactivo. Las imágenes pertenecen a sus respectivos artistas, en especial agradecemos a Star Academy, nosotros las hemos editado para que estén acorde al diseño.

Agradecemos a todos los usuarios por pertenecer a nuestra hermosa comunidad. Nos sentimos orgullosos de decir que hemos cumplido 8 años online. ¡Por favor sigan disfrutando de esta comunidad! ❤
directorio élite
we are family - nuestros afiliados. af. normales
Bienvenidos [Club de Jardinería] DypOKI9Bienvenidos [Club de Jardinería] J7W6UdyBienvenidos [Club de Jardinería] 35x352Academia LegacyCrear foroBienvenidos [Club de Jardinería] V40_MNt_TBienvenidos [Club de Jardinería] K70u_LZ6Bienvenidos [Club de Jardinería] 8_Oamxl_CBienvenidos [Club de Jardinería] Hn_V7_Bl_YBienvenidos [Club de Jardinería] 1_Hc_J9n_Yr_oBienvenidos [Club de Jardinería] 30x30Bienvenidos [Club de Jardinería] PNevNqJBienvenidos [Club de Jardinería] KHg-CSCqa-oBienvenidos [Club de Jardinería] Ztbx-V6lr-oBienvenidos [Club de Jardinería] Fxhje_FUBienvenidos [Club de Jardinería] 2_FTHEODBienvenidos [Club de Jardinería] 9pasbk_GBienvenidos [Club de Jardinería] Afi_35x35Bienvenidos [Club de Jardinería] OjSWOQTBienvenidos [Club de Jardinería] BObGd5DBienvenidos [Club de Jardinería] PruebaBienvenidos [Club de Jardinería] FOaAwqBBienvenidos [Club de Jardinería] 40x4010Bienvenidos [Club de Jardinería] AdSKI4VBienvenidos [Club de Jardinería] OK7cyjsBienvenidos [Club de Jardinería] Af235Bienvenidos [Club de Jardinería] Ug5-Qw-LCa-oBienvenidos [Club de Jardinería] OViTflcBienvenidos [Club de Jardinería] 45x45Bienvenidos [Club de Jardinería] Mcvmf_10

Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Dom Mar 13, 2016 2:58 pm
Invitado
― WELCOME ―
CLUB DE JARDINERÍA


El día había llegado. Después de haber estado un tiempo hablando con la escuela para poder abrir mi propio club, lo conseguí. Me habían ofrecido el invernadero del instituto para poder utilizarlo para fines de mi club. Aquel día me había despertado temprano para prepararlo to para la bienvenida de todos los miembros que se habían apuntado hasta ahora. Llevé un cartel muy bonito que se colgaría en la puerta del invernadero para que cada vez que alguien entrase lo leyese. También llevé conmigo unos dulces que había comprado en la ciudad el día anterior y algo de material de jardinería.

Cuando llegué al recinto dejé todo con cuidado sobre la mesa y me dirigí a la puerta para colocar el cartel. Una vez hice esto, volví hacia la mesa que había en el centro, repartí los dulces y las bebidas de manera que quedase bonito y llevé los utensilios de jardinería hacia unas mesas que había al lado de los grandes ventanales del edificio. Esa sería la zona de trabajo y, la mesa central, sería donde nos sentaríamos a hacer las reuniones de club, la tarea del colegio y cosas por el estilo. En las mesas laterales había repartidas unas cajas de madera que cada una llevaba escrito el nombre de alguno de los miembros y, dentro de ellas, había material básico como una pequeña pala, un saco de tierra, un par de macetas, una regadera y un paquete de semillas. De momento ese era todo el material que necesitábamos para empezar.

Esperé a que los miembros fuesen llegando para así explicarles en qué consistía aquella primera reunión del club.

Muy buenas —dije saludando a todos los presentes con una pequeña reverencia y ofreciéndoles un puesto en la mesa para que empezasen a comer algo— Hoy se inaugura el club de jardinería gracias a todos vosotros. Para empezar, quiero agradeceros que os hayáis presentado para pertenecer a esta pequeña familia. Ahora bien, os tengo preparada una sorpresa. Primero de todo, os he traído algo de comida y bebida para que podamos coger algo de fuerzas antes de empezar con un ritual de iniciación que habrá en este club.

Di una pequeña pausa tomando aire y observando la cara de los jóvenes antes de proceder con la explicación. Hice un pequeño movimiento con la mano mostrándoles las cajas con sus nombres que había sobre las mesas de trabajo.

Bien, esas cajas de allí será donde guardaréis vuestro material desde un principio. En ellas encontraréis lo básico para realizar el rito de iniciación de hoy —tragué saliva y anduve hacia la caja que tenía mi nombre esperando que los demás hiciesen lo mismo con sus cajas— Hoy vamos a plantar unas semillas de Bonsái, pero os advierto que no son unas semillas cualquiera.

Saqué la pala, las macetas, las bolsitas con las semillas y el saco de tierra de la caja y lo dejé sobre la mesa de manera ordenada. Después me coloqué un delantal de color oscuro para no ensuciarme la ropa.  Cada uno de ellos debía traer un delantal propio, ese era el único material del que se debían encargar de traer los chicos.

Estas semillas van a representar vuestra evolución dentro del club. Una vez las plantéis, irán creciendo un poco cada día, llegando a ser una bonita planta si vuestra participación es activa. Debéis haceros cargo de vuestra pequeña planta, pues las raíces de ella significan el principio en el club, el tronco la estabilidad y las ramas vuestra participación en él —les miré con una sonrisa mientras abría el saco de tierra y empezaba a llenar una maceta rectangular con ella— Deberemos cuidar de nuestra planta para que esta no muera, pero no sabremos ni qué tipo de Bonsái tenemos ni sus propiedades hasta dentro de un tiempo. Bueno, creo que esto es todo, así que...¡a plantar se ha dicho!

Esperaba que aquello les hiciera tanta ilusión como me la hacía a mi. Con una sonrisa sobre mis labios, vertí las semillas en la tierra y luego las cubrí con un poco más del material marrón. Aquel era el primer día en el club; el primer día en el que todos nos conocíamos y en el que empezábamos una pequeña aventura todos juntos.


Última edición por Blair Valois el Lun Mar 28, 2016 3:31 pm, editado 1 vez
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Lun Mar 14, 2016 6:43 pm
Invitado
Bienvenidos [Club de Jardinería] Giphy
"El amor por la jardinería es una semilla que una vez sembrada nunca muere"
(Gertrude Jekyll)


Para dar paso al comienzo de su nueva aventura en el instituto Takemori, Rei decidió dar un gran paso. Unirse a un club. Nunca había asistido a algo parecido pero al ver que era un club de jardinería no pudo resistirse al recordar que tanto le gustaban las flores a Amelia y que de alguna manera se le había pegado una partesita de aquella fascinación.

Luego de haberse inscrito, estaba esperando a que el club abriera sus puertas para al fin poder comenzar con las actividades  y ver que tanto podía hacer en aquel lugar y si de verdad podría ser bueno con aquella hermosa actividad manual. Rei podría ser despistado y despreocupado pero respetaba mucho a la flora a pesar de apenas conocer de ella. Sin dudas esta experiencia sería bastante favorable para sus conocimientos y su sentido de responsabilidad.

El mensaje de la presidenta del club lo había sido el despertador de aquel día. Abandonó la cama y corrió hacia el baño para su aseo rutinario, después se vistió con el uniforme escolar, tomó el delantal que debía llevar para el club metiendolo en su morral y corrió hacia afuera de la casa ámbar con rumbo hacia el invernadero.

Cuando llegó al lugar se topó de frente con un hermoso cartel que adornaba la puerta dando la bienvenida a todo aquel que entrara al recinto. Se adentro con total tranquilidad y saludo a los presentes con una reverencia para luego hacer caso a la seña de la presidenta y tomar asiento en la mesa del centro para probar unos dulces mientras escuchaba las palabras de quien sería su "jefa" en el club.

Estaba totalmente contento con el ambiente tan amable que se apreciaba en el lugar, sin embargo, se extraño un poco al escuchar la palabra Ritual  pero no tenía tiempo de pensar, la presidenta daba otra indicación valiosa. Cada miembro del club poseía una caja con todas las herramientas básicas que necesitarían para las actividades del lugar. Se acercó unos segundos después de que la peliverde lo hiciera, a las mesas que estaban al lado de los ventanales, al igual que su superior sacó cada una de los objetos y los dejo de manera desordenada sobre la mesa, a continuación: al escuchar la palabra "plantar", agarró el delantal que había traído de su casa y se lo puso sin mucho cuidado para no manchar su ropa. Se tomó unos segundos para mirar las semillas y luego , mientras la voz femenina hacia de fondo musical para él, comenzó con el trabajo de plantar aquellas semillas que significaban el comienzo de todo en aquel entorno. Primero abrió el saco de tierra un tanto bruto y ensucio un poco la mesa de trabajo pero priorizo rellenar la maceta primero, se aseguró de no poner demasiada tierra y luego se percato de que había comenzado sin tener la orden de la peliverde pero solamente sonrió, estaba emocionado con la idea de que aquella plata estaría solamente a su cuidado. Era solo suya y significaba su progreso. Luego de verter la tierra, uso sus manos para hacer un pequeño hoyo y ahí meter las semillas, con suma delicadeza cubrió el agujero empujando un poquito más de tierra y para finalizar le dio unas suaves palmaditas al elemento marrón para sellar lo que sería el nacimiento de su segundo hijo.



Rei quería lograr que en su interior creciera aun más la pasión por las flores y plantas y este sería el primer día; sería su bienvenida en la jardinería y el comienzo de la creación de una nueva "familia".
Desde ahora compartiría días de su vida con aquellas personas y deseaba ser capaz de juntos poder sacar adelante aquel pequeño y hermoso club que apenas comenzaba a brotar.


Última edición por Rei Hitsugaya el Miér Mar 30, 2016 5:16 pm, editado 1 vez
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Mar Mar 15, 2016 8:53 am
Invitado
" Porque sembrar una planta es cocechar vida "

Ya habían pasado unos años desde que aquel alto elfo había dejado atrás su reino en aquel valle conocido como Rivendel para adentrarse a un nuevo mundo, del cual ahora formaba parte como un maestro de aquello que tanto amaba la Alquimia en aquel instituto conocido como Takemori, aunque solamente habían pasado dos días exactamente desde que se había inscripto en este, aún le costaba asimilar algunas costumbres humanas, de hecho le habia resultado curioso el que aquel instituto tubiera aquello llamado clubes y mas que uno de ellos fuera de jardinería, después de todo su raza era afín a la naturaleza por no decir que provenían de ella, además de ser excelentes guerreros.

Por ende habia decidido formar parte de aquel club como el profesor encargado de este y ahora una invitación habia llegado a su puerta en aquella casa verde de la cual formaba parte, la cual parecía ser de la presidenta de este citándole en el invernadero.

Ante lo cual y sin perder mas tiempo se dispuso a atenderla, cubierto bajo unas vestimentas de un tono verdoso cual fina esmeralda y de una seda que parecía brillar ante la luz del sol con unos finos relieves en esta, la cual pertenecía a su raza dándole cierto toque de distinción y respeto se encaminó hacia dicho lugar a paso firme y decidido, para una vez allí observar aquel cartel finamente decorado ante lo cual esbozó una ligera sonrisa gentil y amable, mientras se abría camino hacia el interior del invernadero, para dar con una joven peliverde, quien seguramente sería la presidenta de dicho club y un joven pelinegro que parecía portar una especie de delantal.

Aunque aquello parecía ser fundamental en aquel club este solamente portaba sus clásicas vestimentas, las mismas que había usado en sus tiempos por su reino, quizá porque sería extraño que cometiera descuido alguno o que estas terminaran sucias, ya que cada uno de sus movimientos parecía estar finamente planeados casi como una coreografía perfecta, los cuales parecían resaltar aquella agilidad y perfección de su raza.

Oyó claramente las palabras de la joven y la descripción que le daba a aquella planta ante lo cual sonrió ligeramente ya que esta parecía estar perfecta, ante lo cual se encaminó hacia aquella mesa alargada junto a aquel ventanal, en la cual yacían unas cajas finamente ordenadas cada una con su nombre, le sorprendió un tanto ver el suyo ya que en su reino solían tratarle con respeto y autoridad, después de todo era parte del alto consejo, se dispuso a tomar aquella caja y a observar aquellos utencillos en esta, los cuales eran fundamentales para dicha labor, aquello le recordó a su estancia en aquel reino y a aquellos vastos jardines que formaban parte de este, al igual que aquel bello y majestuoso paisaje que brindaba la Naturaleza misma.

Tomó cada uno de ellos y los desplegó sobre aquella mesa en un orden casi simétrico, para comenzar por aquella bolsa de tierra y rellenar aquella maceta pequeña de una forma rectangular, la cual sería ideal para dicha planta ya que crecería y podría extenderse libremente sin marchitarse, colocó aquella tierra hasta la mitad de esta para una vez allí, realizar un pequeño orificio con aquella pala y buscando que aquella tierra no se desparramara, para tras esto tomar aquella semilla y colocarla en el centro de aquel orificio, la cual daría paso a una nueva vida cuando el tiempo lo requiriera.

Finalmente la cubrió nuevamente y colocar aquellos utencillos a un lado, para ahora observar con aquellos ojos verdosos cual fina esmeralda a quienes de ahora en adelante serían sus nuevos compañeros de club, su nueva " familia " en aquella institución y a lo cual sería su nuevo pasatiempo.

Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Mar Mar 15, 2016 9:35 am
Invitado
Hace tiempo ya había sabido que abrirían el club de jardinería y All había estado interesado de inmediato en unirse al club y por fin el día había llegado, después de varias semanas de espera al fin había llegado la fecha en la que el club abriría sus puertas por primera vez.

había visto de reojo a quien seria su presidenta, sin embargo no sabía nada del resto de los miembros, el momento de conocerlos había llegado, lo primero que llamo la atención de All fue el cartel que estaba en la puerta del club, bastante lindo, quien lo había hecho le había dedicado bastante esfuerzo, tal parece que los miembros del club, o por lo menos algunos serian personas o criaturas comprometidas, esa idea le agradaba.

Cuando entró unos pocos miembros habian llegado antes que el y habían acomodado la mesa, colocando unos cuantos dulces repartidos para los integrantes del club, All tomo uno de los puestos vacíos, había llegado justo a tiempo para escuchar el emotivo discurso de la presidenta, y desde luego para saborear uno de los dulces.

una muy interesante idea la que había expresado la presidenta, sin duda alguna esa semilla marcaría el inicio de cada miembro y su evolución, All espero su turno pacientemente, observando como la presidenta y luego dos miembros mas tomaban los utensilios del club y plantaban su semilla en unos materos, una vez ellos habían terminado fue el turno de All.

All tomo un matero que estaba parcialmente lleno con abono y tomo su semilla, la pieza que simbolizaba su alma dentro del club, dependiendo de como All la tratara, la planta podría crecer fuerte, seguramente no muy grande, pero si fuerte, simbolizando un alma fuerte en el club, o podría morir, simbolizando la muerte de All dentro del club, la comparación entre el alma del miembro y el arbusto era bastante interesante.

basta de divagar, hay que plantar la semilla se dijo mentalmente y saco de su bolso el único equipo que el club no le proporcionaría, su propio delantal, no era el mejor, sin embargo serviría para la ocasión.

Tras depositar la semilla en la tierra la cubrió con un poco de tierra y se aparto del sitio, ahora era miembro de una nueva familia, estaba ansioso por lo que vendría, pero por ahora se conformaría con conocer a sus nuevos hermanos.

Spoiler:
por mas que intente no pude alojar la imagen del delantal asi que la dejo aca para quese vea. Bienvenidos [Club de Jardinería] 11r4r9x
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Vie Mar 18, 2016 12:28 pm
Invitado
Al fin, el día en que se habría el club de jardinería había llegado. Lo había estado esperando con ansias desde que entré en Takemori, al ver los anuncios de clubes y que este buscaba miembros me emocioné nada más poner la primera letra de mi nombre para inscribirme. Desde que había vuelto de la granja no había tenido tiempo para disfrutar de las plantas, ni si quiera en el enorme jardín de mi casa. Mis padres tenían contratado unos jardineros que hacían todo el trabajo mientras a mí me mantenían ocupada en clubes absurdos de etiqueta. Solo me permitían el lujo de estar en kendo y por que era algo que mi padre quería que hiciera.

Mi necesidad de cuidar flores se había ido acumulando cada día que pasaba, cuando vivía en la granja todos los días nos ocupábamos mis abuelos y yo del huerto, de las flores, los árboles... podar, trasplantar, hacer injertos, labrar la tierra... todo aquello que me había apasionado y unido a la naturaleza y que ahora recuperaría en el club de jardinería.

Cuando llegué al invernadero lo hice sonriente e ilusionada, estaba realmente ansiosa, quería empezar ya. La gente comenzó a llegar poco a poco, incluso vi una cara conocida, Ahldon, a quién salude sonriente. La presidenta del club comenzó con su discurso y nos explicó el ritual de iniciación que tendríamos. Me hizo mucha ilusión que tuviésemos aquel ritual, era muy interesante el plantar un bonsái que crecería  dependiendo de nuestra implicación con él. Había sido muy acertado por su parte presentar así el club.

Saque mi delantal que había comprado expresamente para el club y cogí la caja cuando la chica de pelo verde acabó de hablar. Saqué cada cosa, las puse al lado y comencé a llenar la maceta de tierra, después metí la semilla y la tapé mientras sonreía ilusionada cual niño con zapatos nuevos.

Sonriente coloqué las cosa en su sitio y observé a mi compañeros del club, todos parecían haberle puesto ese toque personal y mágico a su proceso de plantación. Respiré hondo, había un estupendo ambiente cargado de emoción. Sí, se podría decir que estábamos echando raíces.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Dom Mar 20, 2016 2:50 pm
Invitado
Bienvenidos [Club de Jardinería] 2elf58l
El día al fin comenzaba, habían abierto ya el club de jardinería y me estaba preparando. Me bañe y me puse unas botas marrones con una polera también marrón y unos Jeans Ajustados verdes y un sombrero café claro. Trataba de verme lo mas jardinero posible. Aunque parecía mas de granja. Tome una mochila y guarde en ella comida, decoraciones para mi maceta, y un delantal de una gota tocando el agua. Me gusta ir preparado para todo.

Salí de mi habitación y me dirigí al invernadero con la mochila ya puesta. Al estar fuera vi un cartel muy llamativo. Abrí la puerta y vi desde la entrada todo lo que mis ojos alcanzaban a ver. Vi unas cuantas mesas y suspire. Estaba muy feliz de estar en ese Club. Vi a unas personas reunidas alrededor de una chica peliverde hablando. “Ella debe ser la presidenta” pensé. Me acerque y en señal de saludo incline mi espalda junto con mi cabeza (Costumbres Asiáticas). Luego escuche lo que la peliverde nos decía.

Ella nos daba la bienvenida y nos explicaba lo fundamental sobre el club. Al final la presidenta nos permitió plantar y lo primero que hice fue ir directo a mi caja con materiales. Me puse mi delantal y puse mis materiales sobre la mesa con delicadeza, luego me senté y saque una maceta de la caja, luego saque un listón verde y lo enrede en la maceta para al final hacer del listón un moño.

Con mis manos puse un poco de la tierra en la maceta observando que ni una sola pisca de tierra cayera en la mesa. Luego lenta y delicadamente puse unas cuantas semillas sobre la tierra y al final eche un poco mas de tierra para tapar las semillas

Que feliz me sentí porque que iba a conocer a mas personas y el hecho de que iba a crear plantas me alegraba. Ahora solo era cuestión de esperar para ver como el tiempo hacia su “Magia”.



Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Lun Mar 21, 2016 6:09 pm
Invitado
Me levante temprano según mi costumbre y me lave la cara, sonreí, es mi primer día en el club de jardinería y estoy emocionada, además tengo todo listo, bueno, casi todo, me falta preparar el desayuno pero lo demás ya está, mi cama hecha, mi cuarto, contra mi costumbre, arreglado, mi mochila hecha, esperen! Mi mochila no tiene nada dentro, poco a poco regreso en mi memoria hasta el día anterior, me despierto y dedico todo mi día a que el suelo de mi habitación se vea, cuando termino pienso en ordenar mi mochila donde llevo prácticamente todo; saco a Moegi y la dejo en su camita, saco todo lo demás y mi orden desaparece. En ese momento tomo conciencia y voy corriendo a mi cuarto, todo ese orden era un recuerdo y lo encuentro tan o peor desordenado que antes, sonrió, luego recuerdo que tengo que ir al club, y nunca iría a ningún lugar sin mi mochila, me apresuro a guardar las cosas aun cuando no he desayunado, para cuando termino ya es hora de irse, voy corriendo y miro el reloj, me paro en seco y pienso: no importa si llego un poquito tarde y con paso bastante pausado entro a una tienda y compro croquetas que me voy comiendo en el camino.
Por fin he llegado pero como no veo a nadie y me falta comer varias croquetas me subo a la biga donde no me pueden ver aun cuando de ahí se ve todo y me como con celeridad mi croqueta, veo llegar a varias personas a quienes cuento cinco y pasa un tiempo, luego del cual sonrió y miro preocupada pues no quería llegar tarde, coloco la croqueta en mi boca para tener ambas manos al bajar, luego tomo la croqueta en las manos y le doy un gran mordisco, entro veloz y justo a tiempo, espero.
Escuchamos su explicación y cogimos nuestras semillas, luego nos encaminamos a las masetas, teníamos que decorarlas como quisiéramos. Cogí las semillas y las plante, no me puse el delantal, no podía, no lo había traído, más exactos, lo había olvidado en mi casa y, bueno, igual no me gusta usarlo aunque me ensucie, para decorar la maseta me acerque a una caja de listones pero luego pensé que tenía que tener nuestro sello personal, me acerque y encendí una llamita color azul de mi mano y acercándola a la maseta le grabe con ella una estrella, se veía bien, sonreí e intente pensar en que más hacer, mire la tierra donde iba a estar una planta cuando creciera y dije en voz un poco alta pero hablando con la planta:
- Te llamare Cordelia, te gusta?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Jue Mar 24, 2016 4:45 pm
Invitado
La mañana había comenzado casi como cualquier otra, sólo que esta vez el despertador que resonaba en la habitación de Hazama había empezado a cumplir su función una hora antes de lo que acostumbraba, la programó de esa manera para asegurarse de no llegar tarde a la reunión del club al que se inscribió, para su fortuna ya tenía cierta experiencia manejando plantas pues en su hogar antes de llegar a Éadrom solía cultivarlas con el fin de experimentar con sus frutos de distintas maneras, la mayoría para el desarrollo de distintos venenos que usaba su escuadrón.

-Supongo que esta vez no será por trabajo- bostezó mientras pensaba y se dirigía a tomar un baño rápido aún estando la mayoría de su cuerpo dormido, la ducha rápida le ayudó a librarse de los bostezos continuos que tenía y sin mucha dilación se colocó su ropa a la vez que se tomaba su típica taza de café de la mañana -los viejos hábitos nunca mueren- antes de salir de su habitación tomó unas cuantas bolsas de plástico pequeñas y se las guardó en el bolsillo derecho de su pantalón.

Llegó a tiempo sin problemas a donde se había acordado cuando se inscribió y antes de entrar logró notar el cartel que había en la entrada de reojo y ralentizó su paso para alcanzar a leerlo, al terminar de verlo suspiró y entró susurrando -No es una mala frase…-.

Escuchó atentamente lo que decía la presidenta del club a quien conocía por primera vez y en el momento que le pareció oportuno se dirigió a donde estaba su caja, no compartía el mismo nivel de entusiasmo que ella pero ciertamente estaba animado por comenzar a su manera, tenía un tiempo sin realizar ese tipo de trabajos y él siempre había pensado que cuidar las plantas era algo relajante, en especial en el lugar donde creció donde tenía la presión de muchas personas desde una edad muy temprana.

Se quitó el traje por si acaso y como era costumbre suya, al tomar la pala la empezó a girar mientras que con la mano libre abría la bolsa de tierra y colocaba a un lado la maleta, tomó con ligero cuidado el contenido de la bolsa y lo colocó en el recipiente. Antes de colocar la semilla en su sitio la observó en la palma de su mano pensando en la analogía que había dicho Blair antes y con una sonrisa colocó la semilla en donde pertenecía y lo cubrió con una manta de tierra.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Vie Mar 25, 2016 1:59 pm
Invitado
Era un día hermoso para conocer a nuevas personas en el instituto, a Luna le había parecido fantástica la idea de unirse a un club para familiarizarse con el lugar y su gente, además porque no ese club si tanto le gustaba la jardinería ¿ era una fantástica idea que había tenido. Luna se acomodó y arreglo para ese día con una coleta, su bluejean y camiseta además llevaba unas botas que le ayudarían a no mancharse  el ruedo del pantalón.

Ahora que estaba lista se dispuso a salir, esta caminaba felizmente por el lugar oliendo las flores de la ciudad aunque las personas la miraran extraño, ella no podía evitar sonreir y relajarse al oler las hermosas flores que se hallaban sembradas alrededor de la ciudad de éadrom tomo algunas cayenas las que se colocó detrás de su oreja, luego se distrajo mirando las tiendas hasta que vio  la hora en una de ellas –Woow! Es tardísimo! …llegare tarde me van a regañar!! – Enseguida comenzó a correr al instituto que todavía le quedaba un poco lejos.

Espera…porque no tomo el bus ¿ - Se pregunto asi mismo cuando justo vio un un bus que iba a pasar cerca de ella asi que se dispuso a sacarle la mano para que este parase, luego que paro se sento en el puesto mas cercano a la entrada para salir rápidamente en su parada.  Pasaron unos minutos hasta que llego a su destino – Al fin!- Se sentía angustiada rápidamente le pago al chofer y bajo caminando lo mas rápido que podia hasta el club, aunque realmente no sabia donde quedaba ya que ella era nueva.

Etto…en donde era? …-Camino un poco por el lugar hasta que hayo unos chicos a los cuales le pregunto en donde quedaba el invernadero y estos le indicaran en un panfleto donde se encontraba el club, asi que Luna decidida pero rápida corrió hacia el lugar para no llegar mas tarde de lo que ya era.  Cuando por fin había encontrado el sitio esta iba a entrar pero al parecer la presidenta del club estaba hablando por lo que espero que terminara de dar la bienvenida para ella pasar lo mas discreta posible.

Mientras la presidenta señalaba unas cajas rápidamente Luna entro sin que ella se diese cuenta solo un par de chicos pero ella hizo como si nada, en una mesa ella vio unos dulces lo que le parecio increíble, todos parecían emocionados por lo que Luna también se emociono junto con ellos, habían muchas caras que no conocía asi que era una oportunidad de tener amigos.

Bonsai? Wooow increíble…siempre quise plantar uno – Dijo para si misma, estaba feliz, allí podia hacer algo que tanto quería y además iba aprender, le gustaba la idea de colocar su nombre en una de esas cajas y decorarla a su manera. Luna solo asentia emocionada mientras escuchaba a la presidenta del club, le parecía increíble esa idea de ella para que permanezcamos en el club de una bonita manera. Me encantan los Bonsais ..-Dijo en voz baja mientras anhelaba comenzar a trabajar.

Tomo la semilla y la tierra las coloco un lado, se coloco su delantal y tomo la pala para abrir la tierra, seguido de esto coloco la semilla del bonsai y la cubrio con la tierra del saco. Vamos querido Bonsai debes crecer mucho - Sonrio y le coloco enseguida agua ademas con su dedo toco la tierra haciendo que esta se iluminara un poco. -Seguro creceras fuerte...ahora voy a conocer a mis compañeros- Coloco de nuevo todo en su lugar, escribió su nombre en la caja y se fue a donde estaban los demás.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Lun Mar 28, 2016 10:36 pm
Invitado
Estuvo esperando este día todo el mes, destacado en su calendario con marcador azul. Estuvo contando los días para que llegara, el primer día en el club de jardinería. Desde que supo sobre la creación del club, estaba segura que debía de formar parte de él. La explicación era simple para Ame, las plantas era lo único que resultaba beneficiaba de sus habilidades. El solo recordar las veces anteriores que uso su habilidad terminando en fracaso, la posibilidad ante ella se abrió al ver como varias plantas de su balcón crecían al verla llorar. Ame quería saber más sobre lo verde que le rodeaba, que mejor que ese club, donde le enseñarían todo lo básico sobre la jardinería, podía hacer crecer más que sólo sus lágrimas.

Allí estaba. Veía a lo lejos las últimas personas entrar y sonreía de nervios. Ato sus mechones azules en una coleta alta para que la brisa mañanera le enfriara la cabeza. Tuvo que escribir varias veces persona en su mano para calmarse. No quería por nada del mundo hacer llover tan temprano. Cuando estuvo lista se adentró maravillada con lo que la vista le ofrecía. Era hermoso, tuvo que mirar el suelo para prestar atención a las palabras de la presidenta, la chica de mechones verdes. Ya le había visto antes, su perseverancia por abrir ese club le motivo de igual manera, no diría nada sobre ello, prefería guardárselo para ella.  

Se colocó con cuidado el delantal blanco que compro de oferta. Para darle un toque más Ame, coloque varias pegatinas en él, quitando la seriedad del delantal. Con sumo cuidado introdujo la semilla en el hueco que había preparado para ella. Le alegraba no haber hecho un desastre con la tierra por primera vez. Estaba de suerte. Con la tierra sobrante le cubrió como si estuviera acunando a esa pequeña que le acompañaría en todo el trayecto de lo que sería su estadía en ese club.

Espero que nos llevemos bien planta-san—Le hablo una vez que su trabajo estuvo listo enseñando una tímida sonrisa. Al intentar guardar las cosas utilizadas algunas cayeron al suelo, sólo espero que nadie más hubiera visto. Lo único bueno es que salvo a Planta-san de morir tan joven y desparramarse en el piso. Otra vez estaba nerviosa, rogaba a los dioses del agua que no hiciera un desastre por una vez… sólo por una vez.

Primero protección para planta-san y luego guardar los materiales riesgosos de accidente lejos de planta-san” Lógica de Ame.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Lun Abr 04, 2016 9:06 pm
Invitado
No llevaba muchos días que había llegado al instituto. Había tenido algunos encuentros interesantes y el ambiente ahí era algo tenso para su gusto. No era una tensión negativa, simplemente, le parecía que los sonidos, los ecos que retumbaban en los muros de los edificios, e incluso el aire, tenía muchos matices diferentes... era como si todo ahí fuera un enorme laberinto o enigma que resolver, y aquello, la mantenía entretenida, pero un poco estresada también.

Fue quizás causa del destino, que pasara por en frente de aquel pasillo y aquella puerta en específico que daba a un apartado del instituto que aún no conocía. Tal vez fuera aquel cartel colorido que estaba al lado de la puerta la que llamó su atención primero. Era bonito, agradable, y se veía que habían puesto empeño en el. Rose era fan del arte, así que pecaba de ser algo "visual" cuando se trataba de que algo llamara su atención.

- club de jardinería - musitó para si al leer el letrero... Ahora que lo recordaba, había escuchado sobre los clubes que se ofrecían en ese lugar. Simplemente, estaba tan distraída con su arribo a la escuela y con las cosas llamativas que notaba en todos lados, que no se había puesto a pensar en qué club podría entrar, o si incluso podría entrar en más de uno.

No era especialmente buena cuidando plantas... incluso sospechaba que era mala, de hecho, le estresaba un poco hacer algo así por que su madre siempre la criticaba cuando intentaba hacer algo como eso, diciéndole que era aún demasiado inexperta en cualquier cosa para que le saliera bien y que las plantas o cualquier ser vivo que ella quisiera cuidar terminaría muerto.

Por alguna razón No lo pensó mucho, sacó un boligrafo de una bolsita que tenía colgando de su hombro y con cuidado y letra clara, se anotó en la parte de abajo, entre los últimos espacios de la lista disponible, al parecer el club era muy solicitado. Después de eso se dirigió a su cuarto, no importaba lo que le hubiera dicho su madre, y aun que quizás no habría lugar para ella ahí, al menos había dado el primer paso para decir "lo intenté".

Por eso se sorprendió un poco al recibir esa noche por debajo de la puerta de su cuarto, el anuncio de que podría presentarse a la primera sesión del club al día siguiente. Muy temprano se levantó al alba para preparar todo lo necesario y se dirigió al salón.

De nuevo la belleza del instituto la tomaba por sorpresa. Se encontraba dentro de un invernadero con mesas dispuestas con artículos de jardinería. Las paredes de cristal de la estructura se veían rodeadas de diversos tipos de plantas. Ahí había reunidos varios alumnos de al parecer diferentes grados y apariencias, pero todos miraban fijamente a una chica de pelo verde que parecía muy amigable. Los tonos en su cabello hacían juego con los del invernadero y con voz clara daba la bienvenida a todos, ofreciendo incluso ricos bocadillos para degustar mientras explicaba todo lo necesario.

Rose tomó uno, pero no lo comió, era algo temprano para comer dulces, en su lugar echó un vistazo alrededor... todos ellos serían sus compañeros de club... aquello la llenaba de nervios, ya que era la primera vez que recibía educación fuera de casa y ese club, sería lo mas cercano a tener amigos fuera de clases regulares por ahora. Una chica a su lado expresó que le gustaban los bonsai, y ella misma no pudo evitar sonreír un poco.

Cuando terminó la explicación la representante del club, todos ocuparon una mesa. Rose eligió una  que estaba un poco al fondo, cerca del cristal que dejaba ver hacia afuera los jardines del colegio. Observó las macetas, y la semilla pequeña y misteriosa que se le había dado. Con cuidado, tomó la pequeña semilla y la miró en la palma de su mano...

- Eres tan torpe que no importa si sea un árbol, una orquídea o un gato lo que salga de ahí, seguramente morirá en una semana por que siempre tienes la cabeza en las nubes y no puedes hacer nada correctamente - resonó la voz de su madre en su mente, cruel y desesperanzadora como siempre.

Rose apretó los labios un poco, y luego tomó una de las macetas. Revisó que hubiera un agujero pequeño en la parte de abajo de esta, y por fortuna lo tenía, comenzó entonces a colocar una mediana cantidad de tierra, mientras con cuidado colocaba la semilla dentro - prometo no hacer algo como eso - no sabía bien si la promesa era para si misma o para la semilla, pero probablemente era para ambas. Luego colocó una sabana de tierra sobre la pequeña durmiente, dejando la tierra un poco revuelta en vez de palmearla para aplanarla. Apenas la pregunta de "¿qué es lo que surgirá de ella?", había pasado por su mente, cuando de pronto escuchó un revuelo en la mesa de al lado. Una chica había tirado sus herramientas de jardinería, y había apenas por poco salvado su propia maceta. Rose sin pensarlo, se acercó a la mesa, y con cuidado tomó las herramientas de la chica, alzándolas con cuidado y colocándolas dentro de la caja de la joven de cabellos azules. - ¿se encuentra bien? - preguntó mirando la maceta que tenía entre sus manos, sonriéndole luego - parece que está a salvo... debemos tener cuidado con estas cosas, parece que tienden a rodar por las mesas, será mejor dejarlas en la caja - regresó a la suya, tal vez sería sabio seguir su propio consejo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Vie Abr 08, 2016 8:28 am
Invitado
Estábamos en primavera, apagar el despertador en aquella solitaria y fría habitación se convirtió en uno de los despertares más emocionantes que viví desde mi estancia en la casa azul… Hoy comenzaría una nueva etapa para mí, yo ayudaría a crear vida en el club de jardinería, yo ayudaría a embellecer los jardines del instituto, y eso me llenaba de emoción aunque mi expresión no lo mostrase. Me levanté de la cama, me duché, sequé mi cabello, me puse el uniforme escolar, me arreglé y salí corriendo de mi habitación. Quería llegar la primera, quería conocer a aquellos que estarían cerca de mi persona y poner un gran esfuerzo en saludarlos. Cuando entré al instituto, vi a mi hermano, parecía estar ocupado, no quise molestarlo, así que pasé de largo. No había desayunado, y aún no comenzaron las clases, adentrándome en la sala del club de idols, abrí la pequeña neverita y cogí uno de los batidos que había. Mientras me tomaba el batido, miraba por la ventana, el jardín se veía hermoso, realmente la presidenta del club de jardinería hacía un gran trabajo y yo estaba ansiosa por ayudarla. ¿Qué tipo de persona era? Me preguntaba, no estaba segura, pero de seguro, tenía un gran corazón, pues aquel jardín parecía decirlo a gritos. Una sonrisa invadió mi rostro, mis mejillas se veía sonrojadas, y mi corazón  palpitaba a bastante velocidad, esta sensación se parecía mucho a la sensación que tengo antes de subir al escenario, esos nervios que me llenaban y gritaban “este es tu sitio, has de darlo todo en él”… Estaba feliz, feliz de embarcarme hacia una nueva aventura que llenará mis días de grandes vivencias en las que podría ayudar a crear vida. El club de jardinería para mí, será el club donde también prospere como persona, al igual que el club de idols.

Cuando sonó el timbre, corri hacia mi respectiva clase y esperé ansiosa que acabasen… En clase todos cuchicheaban sobre los nuevos clubes que se abrieron tras el mío, estaba bastante contenta, pues me sentía como la presidenta veterana, cosa que en parte también me llenaba de alegría. Llegando la hora, me levanté del pupitre y corrí hacia el invernadero, cuando estuve cerca de las puertas, sacudí mis ropas y entré. –Con permiso. –dije dando un paso hacia los adentros del lugar. Todo era hermoso, las decoraciones eran adorables, aunque lo que más me llamó la atención, fue que habían macetas con los nombres de cada miembro y Blair, la presidenta, se disponía a explicar la primera actividad. Las macetas que tenían los nombres de los miembros, estaban vacías, el reto consistía en plantar unas semillas de bonsái y hacerlas crecer. Esto simbolizaría el crecimiento que llevásemos dentro del club y me pareció una gran idea, estaba dispuesta a hacer crecer esta grandiosa planta. Con los debidos cuidados, podía hacer que el tallo de esa planta crezca tanto como mis ganas de hacerla crecer. Atendí ante las explicaciones de la señorita Blair, y asentí a cada palabra. Cuanto más avanzaba la explicación, podía notar como en mi interior se formaba un gran nudo de entusiasmo.

Cogí mi respectiva maceta, aplique un poco de tierra fertilizada, puse la semilla y la regué con un poco de mis aguas… –Yo cuidaré de ti y te llamaré, Luz. –dije ilusionada. Tras plantar aquella semilla, supe que ya comenzó una nueva etapa en mi vida… Aunque no podía relacionarme debidamente con los demás, sabía que las plantas nunca me rechazarían, porque yo me esforzaría al máximo por hacerlas crecer, y tal vez, este club se convertiría en el lugar donde yo pueda ser como soy, sin temer al rechazo y haciendo muchas planti-amigas…
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Dom Abr 17, 2016 8:33 pm
Invitado
Una mañana tan hermoso como aquella no tendría que haber sido interrumpida por el maldito ruido de un despertador. Toda la paz y serenidad que provocaba dormir era derrumbada con ese insoportable pitido del demonio, sonido que fue apagado de un solo zarpazo del castaño, cosa que hizo estando dormido y lo cual sería un problema para su plan de actividades ya planeado.

Estaba envuelto por una sensación tan cómoda y cálida que no quería despegarme de ese lugar pero tenía cosas que hacer así que de manera un poco molesta abrí mis ojos; los cuales por culpa del sol tuve que entrecerrar.Ahh que flojeraVuelvo a cubrirme con las sabanas y cerrar mis ojos.Necesito unos minutos másY me acurruque cómodamente para volver a dormir pero de manera exagera lleve mi cuerpo hacia delante, sentándome en la cama y apartando los cabellos de mi cara con mi diestra.Hoy tengo que ir al club de jardinería...¿Que hora es?Sutilmente gire mi cuello para poder observar mi mesita de noche, mejor dicho: para intentar mirar la hora.¡¿Qué?! N-No puede serIntenté levantarme de la cama pero debido al apuro, de saber que llegaba tarde, acabe enredándome y cayendo de cara al suelo.No hay tiempo para el dolor, tengo que correrY tal cual me levante, agarre mi mochila y corrí al baño para al menos realizar los aseos básicos. No le di importancia a mi cabello y sin pensar mucho me puse una camisa sobre mi remera de dormir y un pantalón de jeans para finalmente salir de prisa hacia el invernadero.

Despeinado y sin si quiera desayunar, Sato era todo un caso perdido. A pesar de que correr no era problema para el castaño, el hambre si era una de sus más grandes perdiciones y salir sin haber probado bocado iba a ser el error del que más se iba a arrepentir. En aquella soleada mañana unos cabellos cobrizos volaban libres y desalineados, frenándose en algunos momentos para pedir indicaciones y continuar con su camino apresurado. Sat no tenía tiempo que perder, aunque lo deseara.

Con mi respiración entrecortada  me detuve frente a la puerta de el tan famoso club de jardinería.Por fin...con lo que me costo...encontrarloMi voz salia de manera cortada debido a la falta de aire que padecía pero al poner mi mano en el pomo un cartel se cruzo en mi mirada.¿Plant a garden? Mmm seguro dice algo sobre plantar otra cosa y un jardín...tengo que ponerme a estudiar inglesSuspire a la vez que abría la puerta y saluda a los muchos presentes con un movimiento de mi mano seguido por una reverencia formal, en señal de respeto sobre todos ellos. Para mi suerte no me había perdido de nada, lo cual me pareció demasiado raro. '¿Podría ser que...atrasaron la platica de bienvenida? ' Cerré mis ojos para poder pensar  más seriamente sobre el asunto y fue allí cuando  me di cuenta de lo sucedido. 'Adelante el reloj para que justamente no me pasara esto...' Sin dudas se escucho un grito ahogado en mi mente y unas ganas terribles de ir a buscar comida o al menos de poder mirarme a un espejo y acomodar mi cabellera. '¡Sato eres un tremendo...!' Por suerte la presidenta del club comenzó a hablar y evito que me insultara a mi mismo. Me mantuve a tengo a la voz de mi superior pero al escuchar la palabra arquee una ceja. '¿Un ritual? Pensé que los únicos locos que mataban a un vampiro para la iniciación era mi manada, aún más importante...¿comida?' Quería ir hacia esa mesa y comer pero se iba a ver mal, nadie lo estaba haciendo y aún nuestra presidenta estaba hablando.

Me dedique a seguir con la mirada todos los movimientos de la chica de cabellera verde pero no me había enterado de que teníamos que hacer lo mismo que ella, así que cuando se acerco a aquellas cajas yo me quede en mi sitio pero al ver que todos se iban hacia allí me apresure y seguir a los demás, situándome en la caja que portaba mi nombre. Tal y como todos mis compañeros hacían, me dedique a sacar cada objeto que la caja escondía.
'No entiendo un pepino...' Trataba de disimular mi desconcierto y solamente me dedique a observar. '...Olvide el delantal...' Otro error más. Exhale un poco de aire y me concentre en intentar plantar, mientras que de fondo escuchaba la suave voz de mi superior.Bien, primero tierra y luego semillasAbrí el saco de tierra de tal manera que salpico por todas partes, por suerte no llego a ensuciar a nadie más que a mi. No me importaba en lo más mínimo. Llene la maceta pero me pase bastante y tenía que volver a sacarle tierra, obviamente con mis manos. Después agarre la pala y hice un hueco en la tierra, demasiado grande. Vertí las semillas y cerré el hoyo.Mission CompleteMusite para mi mismo y mire la maceta fijamente. 'Que divertido es esto pero debo comprometerme en cuidar a la señora maceta' Asentía con mi cabeza a la vez que dejaba la maceta en su respectivo sitio y corría a la mesa de dulces, cometí muchos errores pero para el próximo encuentro del club ya abre estudiado lo suficiente sobre el tema de la flora, sin dudas no volvería a equivocarme, me llene la boca de dulces tratando de endulzar aquel momento tan vergonzoso para mi mismo. 'Señor bonsai, lo cuidare muy bien, ya lo vera' Masticaba aquellos dulces mientras pensaba eso con una expresión de ilusión en mi rostro, estaba totalmente comprometido con este club, quería conocer más de las plantas y la naturaleza.

Una nueva aventura se hace presente en la vida de este lobo solitario, los líos y equivocaciones serían dos cosas que acompañarían por mucho tiempo su paso por aquel hermoso club. Su semilla había sido puesta en aquel lugar; ahora tan sólo restaba esforzarse y intentar crecer fuerte, aportando su pedacito de raíz para que el club se mantenga en pie por mucho tiempo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Mar Abr 19, 2016 4:16 pm
Invitado
Delantal de Scar — Invernadero. — Mañana— Con la gente del club.

Club~, club ~, club ~ — Tal y como lo pregonaba mientras caminaba, o más bien, cuando iba medio brincando por el camino ¿Puedes adivinar a donde va? ¡En efecto, no has acertado! El destino de Scarlet ahora mismo es para su casa. Sí, aunque vaya pregonando de forma tan animada aunque, levemente adormilada.

La razón es simple, y radica en que salió con tanta prisa aquella mañana que se le quedó encima de su escritorio lo único que el club al que se había apuntado dijo que había que traer; Un delantal, y no, no se trataba del club de cocina; Era el club de jardinería al que Scar dio preferencia aunque su pobre cocina llora cada vez que cocina y necesite mejorar, eligió a las plantitas antes que a los fogones. Después de todo, le gusta comer no cocinar. Abrió la puerta para ir flechada a aquella zona donde estaba aquel delantal de color bastante chillón que había comprado unos días atrás, única y exclusivamente para el club puesto a que las pocas veces que cocinaba no hacía uso de ello, realmente, no lo veía necesario.

《 Sueeeeño ~ 》

Pensó al salir, mientras seguía caminando a paso ligero hacia el invernadero; Su destino para el club de jardinería, era un buen día para este tipo de actividades después de todo en esta mañana el sol luce en todo su esplendor, los pajarillos cantan y seguro que las lombrices se restriegan por la tierra y se arrastran felices, aunque era muy temprano para Scarlet, pero en realidad no lo era tanto, no para las personas que no sean como Scar; Unas dormilonas, era claro que acabaría por dejar de quejarse internamente en poco tiempo cuando cualquier cosa tomase su atención.

Nada más asomar su cabeza de forma curiosa en el invernadero para asegurarse de que estaban allí, aquel pequeño club al cual entró por curiosidad se ganó su corazón de inmediato ¡Había comida! Una pequeña sonrisa apareció fugazmente para quedarse mientras movía su cola de lado a lado, ilusionada. Incluso se le olvidó que tenía sueño por un momento al verlo 《 ¡Esto si es un club, como debe ser! Yey ~ 》 ¿Qué decir? La comida era la mejor forma de que Scar estuviese contenta. Era fácil de contentar, la verdad. Terminó por entrar completamente y acercarse a donde los demás, con cuidado de no mover su cola demasiado eufóricamente por si daba a alguien o a algo, pero a quien vamos a engañar, seguro que le dio a alguien pues tenía ganas de escuchar lo que iban a hacer, tenía ganas de empezar, tenía ganas de comer esos dulces que había en la mesa.

Y toda esa intriga la descargaba por la cola.


Cuando la presidenta de verdes cabelleras saludó Scar correspondió el gesto con la mano, moviendo la punta de sus orejas para escuchar atenta lo que decía la presi. Buscó con la mirada la caja con su nombre.

Rei.
Ame.
Amatsuki
Hazama.
Luna.



Más y más nombres ¿Pero donde estaba el suyo? Infló las mejillas achicando los ojos. 《 Allí ~ 》 Pensó animada, quería empezar ese rito, sonaba tan chulo que se le era irresistible a Scar. — No son semillas normales…~ — Repitió por lo bajo mientras curioseaba las cosas de la cajita que tenía un “Scarlet” escrito, osea, su caja. Estaba escuchando a Blair aunque pareciese estar a lo suyo, dejó de sacar las cosas y al ver por el rabillo del ojo como Blair se ponía su delantal hizo lo mismo por su parte y se lo colocó, quizás, era el delantal que más llamaba la atención pero a ella no le molestaba hacerlo ¡Es más! Le era divertido.

No era una tarea difícil, y Scar pudo plantar las semillas de su bonsai sin mucha complicación, justaba de toquetear la tierra que usaba para cubrir el pequeño agujero con sus manos, era una sensación que le agradaba. Escuchó que había una chica de cabellos claros poniéndole nombre a su bonsai, curvó los labios en una pequeña sonrisa, era una muy buena idea así que se puso a pensar un nombre que le gustase. — Te llamaré Kovu. — Dijo con una amplia sonrisa, aunque esta se descompuso un poco para luego ladear la cabeza — ¿O eres un bonsai chica?, bueno, igual serás Kovu y serás la planta más cool de todas. —  Asintió con seguridad, se aseguraría de que creciese y fuese tan 'cool' como ella.

《 Ay. 》
《 Pero tu no me traiciones, eh. 》  

Pensó al recordar la película del Rey León ¡Ella...El...¿Il? ¡No la traicionaría! “La belleza de una flor proviene de sus raíces.” (— Ralph W. Emerson) Esa frase que se le vino a la mente, pero su planta era jodidamente fea ahora, pero ella la quería igual ¡Como una mamá! Que aunque su hijo sea el más feo del mundo para ella siempre será el más guapo/guapa. Pero bueno, ahora ni raíces tenía, quien sabe, quizás cuando crezca no es fea.

¡Ay! tenía que recoger, todas sus cosas estaban esperriadas a su alrededor porque estaba embobada con "Kovu". Esperemos que este bonsai crezca fuerte y sano, y sobretodo 《 ¡Que la presi vuelva a traer comida para darnos fuerzas antes de realizar las actividades del club! 》 Era de esperarse, para ella, la comida era lo mejor del mundo ¡Pero después estaba Kovu, eh!
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Jue Jun 02, 2016 4:37 am
Invitado
Bienvenidos [Club de Jardinería] Av___pink_flower_sprite_by_firstfear-d4ffcha En el invernaderoBienvenidos [Club de Jardinería] Av___pink_flower_sprite_by_firstfear-d4ffcha


Gracias a la ayuda de los Tres Bel pude lograr traspasar la barrera del tiempo y llegar al lugar donde tenía que llevar a cabo la misión. Los tres sabios hicieron bien su tarea aunque no bien del todo, ya que acabé colgada en uno de los árboles que rodeaba el Instituto Takemori. Aún me encontraba en mi forma élfica así que busqué en el bolsillo de mi vestimentacon hasta que saqué el Talismán Valkyrie.

- Telmiirkara Neshyrr. - dije en susurros para que nadie me pudiera oir.

Sin saber que efecto tendría el talismán empezó a emitir una luz que no me permitió ver lo que ocurría y cuando ya abrí los ojos me vi transformada en un ser humano. Lo primero en que me fijé fue en mis manos, que eran más diminutas y redondas, me toqué la cara, el cabello y el cuerpo y finalmente me hice un análisis visual de la vestimenta que llevaba. Volví a guardar el Talismán Valkyrie en uno de los bolsillos que tenía en mi ropa y de un salto bajé al césped que rodeaba el Instituto Takemori.

- Espero no haber llamado la atención con la luz que se emitió al transformarme. - pensé.

Estuve caminando por el exterior del Instituto Takemori y podía ver como alumnos y profesores corrían de un lado a otro. Llegué a la entrada del instituto y en su interior pude observar un panel de anuncios. Me llamó la atención un cartel que decía que había un Club de Jardinería, junto con la frase de "¡Te enseñaremos a cultivar plantas medicinales y mucho más!".

- Tal vez no sea mala idea saber como se las apañan los seres humanos en temas medicinales y en el cuidado de las plantas. - dije mientras buscaba en el cartel alguna manera de inscribirse.

Al ver que no indicaba nada de lo que buscaba observé con más atención el cartel y podía ver que señalaban el lugar donde tendría la primera clase de jardinería, que según ponía aquí era una especie de rito de iniciación. Me memoricé el lugar y me encaminé hacia el jardín, que logré llegar hasta el lugar gracias a las indicaciones de algunos profesores y alumnos. Parece que no era la única ya que había más gente y por suerte llegué a tiempo para escuchar la charla de bienvenida a los alumnos. Tras haber terminado su explicación sobre qué trataba el club y de lo que íbamos a hacer pude ver que la caja que señaló en la explicación ponía mi nombre.

- Tal vez el que estuviera ya inscrita en el Club de Jardinería fuera cosa de los Tres Bel. - pensé mientras me dirigía hacia mi puesto.

Observé como cada uno se vestimentaba con un delantal para no marcharse de tierra y demás, parecía que era la única que no tenía así que observé los alrededores y por suerte encontré un delantal de sobra. Me lo puse y empecé a manejar los materiales que tenía delante mía.

- Este tipo de manualidades florales me recuerda mucho a cuando era pequeña. - pensé mientras reía con nostalgia.

Intentando no llamar mucho la atención cogí la maceta que tenía en mi lado, la rellené con la cantidad necesaria de tierra, introduje la semilla que nos correspondía a cada alumno y la volví a cubrir con la tierra a su justa medida. Tras haber realizado mi labor pude observar el tipo de personas que habían.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Jue Ago 25, 2016 2:47 pm
Invitado
Bienvenidos [Club de Jardinería] Tumblr_n2846ngduu1s8tpd7o1_500

Siempre había sido duro para Aylén adaptarse a un nuevo entorno, le costaba y vaya que sí, relacionarse con los demás. Entonces, al escuchar sobre el Club de Jardinería, sabía que esto iba a ser una solución para adaptarse al lugar. Ella le encanta la botánica y los espacios amplios, sin duda alguna se anotó para pertenecer al club. Contaba los días que faltaba para la inauguración del Club, estaba tan ansiosa por ayudar y crear nuevas amistades.

Ella, no dudaba tampoco, de que al ir se encontraría sola y tan sólo pensarlo la ponía nerviosa. Tal vez es esa una de las razones porque las cuales aleteaba tan rápidamente como podían sus alas.
<< Estoy llegando tarde, bravo Murphy >> Pensó mientras esquivaba algunas que otras ramas, ser un colibrí no es tan fácil como parece.

Al llegar al lugar indicado, vió que en la entrada del edificio antiguo se encontraba un cartel delicado y hermoso, se notaba que lo habían hecho con mucho entusiasmo, pero mientras leía lo que decía el letrero se transformó nuevamente en una humana ,y cayó al piso sin previo aviso. No se había dado cuenta que estaba a una altura considerable, tan alta que cuando cayó sus dientes le dolieron por apretarlos tanto. Soltó un quejido de dolor, y levantándose lentamente del suelo, comenzó a sacarse la suciedad que traía encima. Ramitas y hojas se habían atascado en su campera, corroboró si todavía traía encima su celular y su delantal y allí estaban.

Avanzó hacia la entrada curiosa, y leyó lentamente:
- To plant a garden - Musitó bajo, para sí misma.- is..-una sonrisa surgió de sus labios.- to believe in tomorrow.
Entró al lugar, y vio a varios sentados y otros parados atentos a las indicaciones de la muchacha que al parecer era la jefa del club. Se acercó para escuchar atentamente, no quería cometer ningún error, nuevamente. Los dulces realmente le llamaban su atención, no había comido a la mañana pero sentía que sería una molestia para los otros miembros que ella agarrase unos dulces mientras la jefa está hablando con tanto entusiasmo. Sus palabras realmente la hicieron sentir tan bien que sería capas de plantar más de treinta plantas en un día, su amor por la naturaleza aumentó.

El Bonsái será la primer planta que plantará y la ayudará a crecer, cómo también crecerá de ahora en adelante nuestro club. Cuando terminó de hablar la chica y ésta se dispuso a agarrar su caja correspondiente, aprovechó a ponerse el delantal y buscar su caja con su nombre. Apoyó la caja en una de las mesas y sacó todas las cosas de su interior lentamente, mientras veía a sus otros compañeros hacer lo mismo.

Vertió la tierra hasta la mitad de la maceta circular, con la pala formó un orificio en el medio para allí depositar cuidadosamente una semilla. Luego terminó de llenar la maceta con más tierra, emocionada sí, por todo lo que pasaba a su alrededor. Realmente sentía que éste era un nuevo comienzo, y lo estábamos haciendo todos juntos.

-Crecerás tan alto que tendré que usarte como árbol para Navidad. -Susurré para luego soltar una risa discreta, y guardé lentamente los utensilios en la caja.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINKel Dom Nov 06, 2016 3:57 pm
Invitado


Tema

cerrado
Tema cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de dos meses inactivo.
Si desean volver a abrirlo pedirlo aquí.

➢ Lugar: Alrededores - Invernadero.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

 Mensajes
 Dromes
 Reputación

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.