Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






UNA CITA CON DEIDARA A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Miér Sep 23, 2015 7:19 pm

Era una tarde un tanto calurosa, mientras me encontraba sentado en el escritorio de madera de uno de los salones de tercero, con la luz que se podía reflejar por la ventana, revisaba una cantidad casi infinita de exámenes, los alumnos se habían esforzado mucho y varios obtuvieron buenas notas, por la puerta entreabierta del salón veía alumnos pasar y uno que otro maestro charlando de su día.

Conforme calificaba a cada alumno, llegue poco a poco al examen de Deidara, vaya la sorpresa que me lleve al ver que había reprobado en mí materia, no lo podía creer, Deidara siempre fue un buen estudiante, ¿como había reprobado?, simplemente era algo que no entendía. Baje la cabeza y reflexione los motivos que pudieron llevarlo a eso, pero por más que lo pensé no encontraba ninguno. -¿Cómo paso, por qué, qué puedo hacer para ayudarlo.?- Sentándome casi recargado de lleno en el asiento, se me ocurrió una idea con un toque de encanto y pasión, era perfecta para ayudarle y poder pasar un rato juntos, eh instantáneamente pensé. -Debería dejar de ser tan centrado en los deberes y pasar un rato agradable a su lado.- Claro estar siempre a su lado era uno de los momentos más sublimes y perfectos de mis días desde que lo encontré de nuevo.

Solo de pensar en Deidara y en poder estar tan cerca de él, sus labios, sus ojos, esa silueta que me embriaga y me hace caer como en un torbellino de emociones entre azul pastel y rojo pasión no podía evitar sentir que mi corazón latía y casi se salía de mi pecho, por un momento deje de pensar en los deberes de la clase, centrándome únicamente en el recuerdo de él, para que al siguiente momento retomara mis labores y tiempo después ir a buscarlo y contarle.

Terminando mis deberes salí en su búsqueda, caminando por aquellos pasillos del edificio buscaba con la mirada poder encontrarlo rápidamente, pase por el 3º, 2º y 1º piso y no lo halle, así que salí al patio. -Espero que no haya regresado a su habitación en la casa ámbar.- Ya comenzaba a creer que me tardaría para encontrarlo, cuando apareció en el patio junto a sus amigos. -Gracias por hacer que lo encontrara.- Él estaba con unos compañeros, pero parecía muy tranquilo y sin problemas, y aun así prestaba atención a lo que decían los demás.

-Deidara.- Me acerque feliz a verlo. -Tengo que decirte algo, pero es necesario que sea en privado.- Evite tratar de decirle lo que planeaba frente a los demás, no solo por que era un asunto de pareja, sino por que también al ser por notas bajas no quería que los demás le dijeran algo. -Entonces te espero en el salón para que hablemos.-. Después de eso me retire al salón. Más que como profesor, era por que quería estar a su lado, poder pasar el tiempo juntos, y cualquier oportunidad que pudiera hacer que estemos juntos debía ser tomada en cuenta.


Última edición por Sasori el Miér Dic 09, 2015 7:59 pm, editado 3 veces
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Miér Sep 23, 2015 7:55 pm

Otro día mas de clase, caluroso día de verano para variar, aunque en fin, clases son clases y aunque no quiera ir, faltar no es una opción,  creo que para mi, por lo único que asistía a clases, eran dos motivos, vagar por ahí durante las horas libres y en las horas del descanso, y saber que de nuevo estaba con Sasori, aunque solo fueran unos cuantos minutos al día, de eso y nada, pues que mejor que eso. Como siempre, me la pasaba aburrido en algunas clases, me la pasaba haciendo dibujos en mis cuadernos, en lugar de prestar atención al tema que decían los profesores, aun y con todo y mis distracciones, según yo, mis calificaciones, son lo que podría decirse como "pasables", ni muy altos, ni muy bajos, promedios normales.

-Por fin terminaron las clases, es taaaan aburrido estar horas y horas todos los días sentado sin nada que hacer mas que escuchara las y los profesores hablar, hablar y hablar de temas que no son mucho de mi interés, pero bueno, ya que, eso es algo que en pasa en todas las escuelas, supongo hmm-, me sentía aliviado de que el día de clase por fin hubiese terminado, me disponía a ir a caminar a los jardines, o tal vez, visitar los demás lugares del Instituto, pero en eso, algunos de mis compañeros para platicar sobre quien sabe que cosas, nos fuimos al patio para pasar el rato, curiosamente todos tenían algo que contar, excepto yo, así que, escuchaba lo que decían y ocasionalmente daba mi opinión sobre alguna cosa.

Las horas transcurrían de forma normal, en ocasiones, sentía que las horas pasaban demasiado rápido, mientras que en otras ocasiones, sentía que iban demasiado lento, pero hoy, todo era normal, quizá no sentía alguna velocidad en las horas, debido a que no tenía nada que hacer, y por eso no tenía presiones ni prisa de nada, momentos después, sentí que alguien se acercaba, mas no le di importancia, estaba algo distraído en la conversación de mis compañeros, pero después ese alguien, nos saludo a todos y de inmediato supe que ese alguien, se trataba de Sasori no Danna, como no reconocer esa voz, esa inconfundible voz que hace que se erice mi piel y mi corazón se acelere, me mantuve tranquilo y sereno, escuchando atentamente lo que Sasori nos diría, naturalmente, respondí a su saludo como es debido.

-Me pregunto a que habrá venido Danna?, que será lo que nos a venido a decir, tal vez nos dirá alguna tarea, o nos dará una lista de materiales para la próxima clase de arte, que será?-, me dije a mi mismo mientras esperaba a saber que nos diría, para mi sorpresa, dijo que quería hablar conmigo en privado en el salón sobre algunos asuntos, me dijo que me esperaba y en donde debía encontrarme con él, -Claro Sasori no Danna,  ahí estaré, no faltaré, al final de clases lo iré a buscar al salón-, le respondí rápidamente, una sonrisa se dibujo en mi rostro, al mismo tiempo mi curiosidad comenzaba a surgir, preguntándome el por que me había citado, -Que será, que me dirá, acaso tal vez....vaya son muchas las cosas que rondan en mi mente y no se que será lo que me quiere decir, solo me queda esperar para verlo y saber que es aquello que quiere decirme-.

Las clases llegaron a su fin, y sin dudarlo ni pensarlo, me eche a correr para llegar lo mas rápido al salón donde debía ver a Sasori, corrí lo mas rápido que pude, hasta que por fin logre llegar, y ahí estaba él, esperando mi llegada, -Danna ya llegue, perdón si tarde, es que aunque me vine corriendo, debía ser cuidadoso al mismo tiempo, para no chocar con nadie ni tirar alguna cosa de los pasillos-, le dije para después entrar al salón y esperar a que me dijera el motivo del por que me había citado.


Última edición por Deidara el Vie Oct 02, 2015 7:36 pm, editado 1 vez
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Miér Sep 23, 2015 10:25 pm

Me encontraba en el salón mirando atreves de la ventana, me sentía tranquilo al momento de ver el cielo azul y tibio de verano. -Parecen tardes perfectas.-  Era un lindo día después de todo. Esperaba la hora que acorde con Deidara, en eso escuche unos pasos apresurados y casi al instante escuche la voz de Deidara que se disculpaba por si había tardado pero que debía tener cuidado de no sufrir ningún accidente o tirar algo, y de inmediato entro por la puerta. -Sabes que te espero, no es necesario que vengas corriendo, bien dices tú, pudiste haber tenido un accidente o tirar algo y lastimarte.-, aprovechando que no había nadie, me acerque a él y lo bese en los labios. -¿Te parece si vamos a caminar un rato?,  quisiera que fuéramos a mí departamento, en el camino te explico el por que quiero que vengas conmigo, ya se hace tarde y no podemos quedarnos aquí.-.

Tome mis cosas y salimos del salón. -Pasemos primero a un restaurante y compremos algo de comer, tú escoges lo que te guste, yo invito.-. salimos del instituto y pasamos a un vistoso lugar con estantes de vidrio y paredes con muchos diseños y fotos de animes, en ese restaurante venden muchos platillos de diferentes tipos, ya alguna vez había ido y no termine de recorrerlo, él veía todo, buscando algo que le gustara. a lo que yo vi unos panecillos que se me antojo comprar.

Verlo recorrer el lugar hacia en mi mente una enorme trucada, -Me pregunto que tanto más puedo caer en ti, cuantas noches más me robaras el sueño solo por que en mí mente no puedo dejar de preguntarme y preguntarle a las estrellas si estarás viéndolas igual que yo, tantos días llevas haciéndome soñar despierto en media clase y tú sin darte cuenta lo que me causas.-, casi sin darme cuenta solo pude decir en voz baja. -Sí pudiera tomar parte del cosmos y poner una ley creo ya se cual seria.-

Después de tanta meditación interna, me acerque a él y le dije, -El motivo por el cual te llame son dos, uno es por que reprobaste en mi materia y lo segundo es para que pasemos ratos juntos con clases privadas en mi departamento al terminar la clase habitual, de paso podemos estar un buen tiempos solos tú y yo, y sin nadie que nos interrumpa.-, se veía tan feliz, como bastaba una sola expresión para darme a entenderlo todo.

Escogió lo que quería y fuimos a pagar. Al salir del restaurante nos retiramos a mi departamento, localizado en un segundo piso. -Disculpa que este algo vacío, como apenas me instale debo acomodar aun varias cosas, para la próxima que vengas prometo estará mejor.-, creo estaba emocionado, lo vi en él, aunque creo que quien estaba más emocionado era yo, o tal vez y muy seguro ambos lo estábamos.

No podía evitarme sonreír y es que la alegría no cabía en mi, por una parte sabia que debía tocar el tema de mí materia, pero por otro lado mi cerebro ya había mandado de paseo todo lo referente a la escuela y los deberes. -Y yo que me creía alguien serio de pensamiento.-, -Oye Deidara.-, tomando a Deidara de las manos lo abrace casi como queriendo cubrirlo con todo mi amor, -Dime, ¿comemos y después vemos lo demás?.-, y hay estaba yo solo con él, el departamento era todo nuestro, y solo silencio y calma a metros y metros de distancia, ya solo esperaba que me diera su opinión.


Última edición por Sasori el Miér Dic 09, 2015 8:07 pm, editado 3 veces
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Vie Sep 25, 2015 10:39 pm

Después de tanto correr por fin llegue al salón donde se encontraba Sasori, me disculpe por mi hora de llegada, para después entrar y saber por fin el por que me había citado, no lo niego, estaba emocionado y a la vez algo nervioso, por que no sabía que me diría, y en mi mente rondaban tantas posibles opciones, que la verdad ya no podía esperar mas, ya quería saber, pero tampoco podía decirle "para que me quieres?", no eso no, se vería como algo desesperado o tal vez se podría interpretar como algo de enojo, tenía que ser paciente y estar tranquilo, se que Sasori me conoce de hace mucho tiempo, pero aun así quería que viera que soy capaz de estar tranquilo y que no soy tan impaciente como algunos piensan.

Casi me desmayo cuando escuche que me dijo que camináramos juntos, pero donde si sentí que mi corazón se salía fue cuando me invito a su departamento, oooooh eso si me volvió loco, -claro, iré contigo, te seguiré a donde me lo pidas, sin dudarlo, eso tenlo por seguro Danna-, salimos del Instituto y después pasamos por un lugar donde vendían una gran variedad de comidas, Sasori me dejo elegir lo que yo quisiera y que él pagaría, así que entre y mire atentamente todo lo que había disponible, era complicado elegir una sola cosa, pero debía elegir algo rápido para no hacerlo esperar o de lo contrario se enojaría conmigo, terminé tomando unos dangos. Me sentía tan feliz de estar con esa persona a quien tanto quiero que no pude evitar sonreír todo el camino que recorríamos juntos.    

Momentos después, por fin me dijo los motivos de la cita, primera, para decirme que yo había reprobado la materia, cosa que me era difícil de creer,-Que yo que?, como que reprobé la materia, eso no puede ser, se que mis calificaciones no son las mejores, pero, reprobar, enserio Danna, no estas jugando conmigo, dime que es una broma, enserio eso de reprobar uff hmm-, sinceramente, creí que mentía con eso de las calificaciones, pero, por otro lado tenía que ser verdad, por que, él nunca me había mentido en nada, así que tuve que admitir que estaba en lo correcto, aun y cuando esa noticia no era de mi total agrado. Pero después mi enojo por la calificación se fue totalmente cuando escuche que Sasori me sugería clases de estudio privadas en su departamento, lo cuál era algo que me emocionaba muchísimo por que tendría tiempo para estar con él a solas, -Tal vez debería reprobar otras materias y pedirle que me ayude hmm-.

-Sabes Danna, esa es una muy buena idea, esto de las clases privadas aquí en tu casa, es perfecto por que así podré aprobar las materias, y podrías ayudarme con otras en las que tengo problemas hmm-, sentía que estaba dentro de un sueño, hacía tanto que no estaba a solas con él, que ya casi había olvidado todos esos momentos que pasamos juntos, -Y con lo de tu departamento, pues si quieres, yo podría ayudarte a que termines de amueblarlo, ya sabes, venimos y acomodamos los muebles, luego comemos y después...estudiamos...-, bien bien, lo admito, por mi mentecilla pasaron algunas cosas mas que acomodar muebles y estudiar materias, por que no, estudiar otras cosas no tan de las clases?, bueno solo son ideas mías que podrían volverse reales...


Última edición por Deidara el Vie Oct 02, 2015 7:38 pm, editado 1 vez
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 26, 2015 12:06 am

Deidara había hecho una pausa en lo que me decía, lo mire y sabia a lo que se refería con esas pausas aunque no se lo dije que lo note. -Entonces vamos de una vez, que tenemos mucho que hacer.- Caminando por en medio de la sala llegamos al comedor, no muy grande por que apenas empezaba a darle vista al departamento, pero lo suficientemente grande para que comieran varios. Me acerque a la alacena y saque unos cubiertos, platos y vasos, saque jugo del refrigerador y lo serví. -No te doy vino por que aun eres estudiante, me sacan del instituto si regresaras ebrio.-

-¿Dime, por que reprobaste mi materia?.- Quería escuchar una respuesta similar, algo como lo que me ocurre a mí cuando él esta presente en clases. -Hablando como profesor y sintiéndome como un crio de 5 años, emocionado por tener con quien compartir el día.- Aunque claro, no se trataba de solo alguien, se trataba de a quien amo muchísimo, eso me motivaba mucho más que cualquier persona sobre la faz de la tierra. Tenia motivos para mi sentir, los días eran diferentes, las cosas habían mejorado bastante y se volvieron un hermoso bailar entre nubes, pensamientos que no cualquiera se atreve a decir pero que existen justo en estos momentos dentro de mi cabeza y formando parte de mí mente, mis pensamientos y mis emociones.

Casi por un momento podía escuchar a un pequeño ruiseñor, tenia que hacer un esfuerzo y hablar de la dichosa materia que para este momento ya era solo parte de un algo que hice en otro estado de mi mente, -¿En que tuviste dificultades de mi materia?.-, preguntas como esa entre otras le hice, solo para poder hacer lo que era parte de ayudarlo. -Por muy emocionado que me encuentre no puedo permitir que repruebe y si le pongo calificaciones buenas cuando no se gano esas notas seguro ambos tendremos problemas, además de que seria un daño para su vida personal.-

A lo que yo preguntaba él me respondía, así como me decía respuestas lógicas había una que otra respuesta que me desconcertaba, no por la temática o el contexto de la respuesta, sino por que eran respuestas como las que quería escuchar, esas respuestas me hacían feliz, claro si nos corresponde nuestro ser amado somos felices, esto es así y poder verlo en el día, de verdad no podia pedir más, y no solo eso, lo tenia yo aquí, en mi departamento, los dos solos, por la tarde casi de noche, hay fue cuando mí mente ya pensaba más cosas que no tenían ya nada que ver con la escuela, ni el decorado.

En lo que platicábamos de la materia o mejor dicho, en lo que yo trataba de hablar de la materia, note que ya no se sentía en silencio el lugar. -Nunca había notado que este departamento era tan silencioso hasta ahora, como la perspectiva del ambiente cambia conforme al orden de lo que nos rodea.-. Terminamos de comer y fuimos directo a la sala, un espacio amplio, con muebles, electrodomésticos, y más chucherías. -¿Sabes?.- Voltee a ver a Deidara, -Esto es lo que me hacia falta... Tú.-, y era cierto, uno no se da cuenta de que tan solo esta uno, hasta que aparece esa personita que te lo demuestra.

Tomando como excusa que le explicaría la teoría que se redacta en los libros del instituto, nos sentamos en el mueble amplio, yo a un lado de él, procure sentarme lo mas cerca que pude, solo quería estar muy cerca, casi rozándolo, casi a un paso de tocar su esencia, tan cerca que podía por silenciosos momentos escuchar el latir de su corazón, por un momento me dije algo subido de tono a mí mismo, -Esta piel nos estorba.-


Última edición por Sasori el Miér Dic 09, 2015 8:13 pm, editado 3 veces
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Lun Sep 28, 2015 7:27 pm

Ya por fin en el departamento, los dos solos, sin nadie que nos viera, nadie del Instituto que pudiese molestarnos o hacer algún reclamo, mas que todo por que Sasori es un profesor y yo solamente un estudiante y que nos vieran juntos haciendo cosas de otro tipo, podría causarnos muchos problemas, como expulsiones mas que todo, y la verdad, aunque no me molestaría ser expulsado ya que así podría ir a vivir con Sasori, pero, tengo que reconocer que me agrada el ambiente dentro y fuera del Instituto, si bien no hago la gran cosa, pero me la paso bien no me quejo, ya volviendo a lo que realmente me importa, que es estar a solas con él, me sentía algo confundido, ya que no es la primera vez que estoy a solas con él, antes de llegar a esta ciudad, yo me la pasaba diariamente con Sasori, no se por que ahora sentía una mezcla de sentimientos.

-Por que me siento así?, antes estábamos juntos todo el día, durante mucho tiempo, por que ahora siento como si, como explicarlo, no es miedo, si me siento feliz de estar a su lado de nuevo, acaso será que tanto tiempo distanciados me provoco que me acostumbrara a la soledad y ahora que esta a mi lado, de nuevo debo acostumbrarme a esto?- tenía que hacer a un lado mis confusiones, pero aun así, no podía evitarlo, por otro lado, teníamos que repasar los temas de la materia para que no la reprobara, pero sinceramente prefiero hacer algo mas que estudiar esa materia, aunque si me distraigo y hacemos otras cosas que no sea estudiar, puedo usar eso de pretexto para venir mas seguido a su casa, así podría re-adaptarme de nuevo a estar a su lado y disfrutar de su compañía.

Era una verdadera lastima que él estuviera viviendo en un sitio y yo en otro, aunque bueno, eso le da cierto toque especial diría yo, esperar a vernos y estar juntos aunque sea por poco tiempo, se tiempo sería mi recompensa del día, así que tal vez deba salir mal en otras materias. En fin, Sasori me hacía varias preguntas y debía responder, fuimos a su comedor, el trajo todo lo necesario, aunque algo injusto, vino para él y jugo para mi hmm, pero bueno que mas da, tenía razón en los problemas si regresaba pasado de copas al Instituto, cuando me pregunto el por que había salido tan mal en su materia, pues le dije la verdad, -Verás Danna, el motivo del por que salí tan mal, fue por que pues no escuchaba lo que decías ni ponía atención al tema por que me distraía mirándote durante toda la clase, me concentraba tanto viéndote que simplemente no escuchaba tu clase, se que suena tonto pero es la verdad, aunque pensé que mis calificaciones eran aceptables, vaya sorpresa la que me diste con eso de que salí muy mal hmm-, se que esa tuvo que ser la peor respuesta que pude haber dado, pero fue verdad, no se que me pasa con Sasori que siempre que lo veo, me pierdo en todo su ser, al grado de que no escucho si alguien o él mismo dice algo, comienzo a pensar que él es mi verdadero punto débil hmm

Después de eso, me pregunto en que había tenido problema en su materia, y en realidad no había tenido ningún problema, solo que... -Amm, pues pues pues, no es que haya tenido así un problema como no entender algo, por que ya cuando estaba yo solo en otro lugar, leía el libro y entendía bien las cosas, o bueno sentía que las entendía bien, pero pues ya vi que no era como yo pensaba y esos feos resultados lo demuestran, pero te prometo estudiar mucho y ser atento a lo que me digas aquí en tu casa y así poder sacar mejores notas, tan buenas calificaciones que te sentirás orgulloso de mi hmm-, Sasori había comenzado ya a explicarme mas sobre la materia de arte, y yo ponía atención y hacía todo lo posible por concentrarme, pero de nuevo me perdía con solo mirarlo, sobre todo al ver sus ojos, esos ojos que me encantan y me hipnotizan, enserio es complicado concentrarse en el tema cuando quien dicta el tema es el motivo mas grande de mis distracciones y emociones, literalmente me vuelve loco, aunque debo hacer todo lo posible por calmarme y no dejarme vencer por mis impulsos y deseos hacía él.

-Concéntrate en el tema Deidara, concéntrate en el tema-, era todo un reto y desafió poner mi total atención a esa materia, por mas que intente controlarme, no pude y me acerque lo mas que pude a Sasori y le bese la mejilla, yo quería besar en otro lugar, pero eso lo haré en la siguiente oportunidad, -Lo siento Danna pero no pude contenerme, es que enserio, quiero concentrarme en la materia y en lo que me dices, pero es que no puedo, lo que si quiero es...-, nuevamente le di un beso a Sasori, pero esta vez, logre acercarme lo suficiente poniéndome casi frente a él para conseguir lo que realmente quería, besar sus labios, espero no se moleste, -Espero no te molestes conmigo por eso, es que quería besarte desde hace un buen rato, pero te vi muy concentrado en esto de la clase para mejorar mi calificación y sabes, creo que, tendré que venir mucho mas seguido por que, me distraigo mucho estando a tu lado hmm-, ahora si puedo decir que tengo una clase favorita, y esa es mi clase privada con Sasori...  


Última edición por Deidara el Vie Oct 02, 2015 7:42 pm, editado 1 vez
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Lun Sep 28, 2015 9:01 pm

Deidara se veía algo inquieto, por una parte podría decir con toda la seguridad que es por que esta en mi departamento, la materia no podía ser por que en sus anteriores notas se ve claramente su desempeño, realmente no pensaba pasar todo el rato hablándole de la materia, seria muy aburrido de mi parte tenerlo todo el día estudiando y muy esclavista además. Cuando menos me lo espere me beso en la mejilla, lo vi directamente y sentí un latidito en mi corazón por ese acto tan lleno de inocencia y ternura, lo que sí hizo que me pusiera rojo fue cuando me beso en los labios, yo lo eh besado, pero que él se atreva a dar el primer paso era algo a lo que no me podía resistir. Sin meditarlo mucho deje el libro en la mesita de centro y me acerque a él para besarlo lenta pero fijamente. -No creías que me iba a pasar hablando de más escuela estando solos tú y yo, ¿o si?, aunque es verdad que debo darte clases, es bueno tener una forma de relajarse.-

Ya le había dicho lo que debía repasar, y ahora solo quería estar con él en el rato que quedara, -Pude explicarle las clases aunque no paraba de pensar en él, va siendo justo que ambos descansemos de la escuela o en vez de ayudarnos se volverá algo tediosa la materia.-, -Ya te explique parte de lo que se vio en clases y de lo que vi que estabas mal, ¿que te parece si hacemos un examen para ver que tanta atención me pusiste?.-. Lo abrace y le explique como iba a ser mi examen, -Ahora te haré preguntas, si me respondes bien te doy un beso donde se me ocurra, pero si respondes mal tendrás que llevarme un chocolate por cada respuesta que este incorrecta al salir de las clases.- Yo estaba feliz, claro, por fin lo tenia en mis brazos, y para mi es una forma de jugar ambos.

Por cada pregunta que le hacia y me respondía bien, yo le daba un beso en las mejillas, en la frente, si era una pregunta difícil lo besaba en los labios, veía en su expresión como reaccionaba y como me miraba, en su mirada se veía una felicidad y emoción muy grandes, -Creo soy buen maestro para Deidara.-, me sentía feliz y alegre, me atrevo a decir que cuando pasamos el rato jugando me siento completo a su lado. Así estuvimos un buen rato, no solo fue ese juego, hubo varios, pero todos revueltos con las clases y el cariño que nos tenemos.

Al rato note que ya se hacia tarde y debía regresar a Deidara, o de lo contrario yo seria regañado y quería seguir compartiendo el día con él, así que debía regresarlo, pero no dejaría que se fuera solo, tome un abrigo y se lo puse, -Toma, no quiero que resfríes.-, me puse una gabardina y salimos camino al instituto, pasamos por un parque, calles y casas, todo se veía iluminado por las luces artificiales que se veían a través de los cristales y cortinas de las casas, eso junto a las estrellas parecía una escena de esas de fantasía donde te vez a ti mismo rodeado de muchas luces y el fondo azul oscuro. -Mira las luces, son bellísimas, me gusta ver las luces por al noche, por que me hacen recordar muchas cosas y pensamientos.-

Tome a Deidara de la mano, -Espero esto no te moleste.-, y seguimos por ese camino lleno de luces y fantasía, al llegar al instituto le desee buenas noches con mucho cariño y espere a verlo ingresar, una vez dentro yo me regrese a casa sin antes voltear a ver al instituto y la construcción. -Gracias por darme esta oportunidad.- Seguí mi camino mientras mi mente repasaba los sucesos de hoy y sintiendo una gran satisfacción por ello.


Última edición por Sasori el Miér Dic 09, 2015 8:17 pm, editado 3 veces
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Miér Sep 30, 2015 8:33 pm

Las clases comenzaron, Sasori me explicaba todo aquello en lo que había fallado, y una parte de mi trataba de poner atención, mientras que otra parte de mi se perdía en esos ojos que tanto me encantan, aun así logre concentrarme para hacer todo lo posible para memorizar el tema, aunque saque una buena calificación, algo se me debe de ocurrir para pasar mas tiempo con él , sin ideas o sin opciones no me quedare. Las horas transcurrían de forma normal, pero para mi se iban lentamente, casi podía jurar que el tiempo se había congelado justo en el momento que puse un pie dentro del departamento de Sasori, me la estaba pasando muy bien a su lado, lo estaba disfrutando muchísimo, no quería que terminara, pero sabía que debía terminar y volver al Instituto, aun así, me alegraba por que sabía que no sería la última vez que lo viera o que estuviera con él, yo sabía que seguiríamos juntos, ya se nos ocurrirían algunas ideas para juntarnos de nuevo.

-Vaya esto es genial, en definitiva, me gustan mas las clases privadas, por que lo tengo solo para mi y no tengo que compartirlo con nadie hmm-, me decía a mi mismo mientras la clase avanzaba, admito que también me gusto darle esos besos y quería darle muchos mas, ya vería la forma en como conseguirlo, lo bueno, fue que él no se molesto por eso, al contrario me beso de vuelta y yo encantado de la vida, mi mente decía "cálmate Deidara", y mi el resto de mi decía "otro otro otro hmm", pero tenía que ser paciente y controlarme, ya que era una cita de estudio, una clase privada, no me debía dejar vencer por mis anhelos y deseos. Poco después de se dieran los besos, Sasori continuo y posteriormente termino de explicarme todo aquello en lo que había fallado, para después decirme que me aplicaría un examen para ver que tanta atención había puesto.

-Un examen?, por que, si los detesto tanto, pero bueno, no te fallaré verás que si te puse atención en el tema y responderé correctamente a las preguntas que me hagas Danna, hmm-, Sasori muy listo, me dijo que me premiaría con besos sorpresa por cada respuesta correcta y que me besaría donde él quisiera, obvio que a mi me pareció una recompensa perfecta por mi esfuerzo y atención prestada en clase, por otra parte, me dijo que si me equivocaba yo debía de llevarle un chocolate por cada error, a lo que recordé que técnicamente Sasori no necesita comer, así que, para que quería los dulces?, -Danna perdona la pregunta, pero...si tu no comes, por que me pides chocolates por cada error hmm?-, no pude evitar preguntarlo, mi curiosidad fue demasiada en ese momento, espere a que preguntara, pero, comenzó con las preguntas, me tomo entre sus brazos y eso fue algo que me gusto mucho, así que el examen de Sasori comenzó.    

A toda pregunta que me hacía yo respondía de forma correcta, de hecho, las preguntas me parecían de lo mas sencillas, no se si era por que puse atención o por que Sasori no quería que fallara y con tal de besarme me decía que acertaba en la respuesta, pero no lo creo, se perfectamente que me indicaría mis errores si es que llegaba a cometer alguno, así que yo me seguía concentrando en responder a todas y cada una de sus preguntas, al final creo que aprobé ya que no me equivoque ni una sola vez. El tiempo se nos fue tan rápido que cuando nos dimos cuenta ya estaba comenzando a anochecer y Sasori me dijo que me llevaría de regreso al Instituto ya que de no hacerlo, ambos tendríamos problemas, no negare que me encantaría quedarme a dormir con él, pero tiene razón, no le quiero causar problemas, así que guarde mis libros, libretas, me puse mi mochila y me dispuse a regresar.

-Muy bien Danna, es hora de regresar, pero nos tenemos que volver a ver, si?-, le pregunte mientras él me colocaba un suéter, diciéndome que era para que yo no me resfriara, él se puso su gabardina, salimos de su departamento y comenzamos la caminata de regreso, en nuestro camino de regreso, a pesar de que era el mismo, aun así, yo lo sentía diferente tal vez tenía que ver que ahora pasábamos por ahí casi de noche y eso le daba un aspecto totalmente distinto, se que lo he repetido en varias ocasiones, pero es que es la verdad, a lado de Sasori me siento muy feliz, y luego cuando menos lo esperé, él tomo mi mano y por dentro me dije, -Acaso ya somos?, o solo lo hace para que no me pase algo malo?-, me dijo que esperaba que no me molestara por tomarme de la mano a lo que obviamente no me molesto para nada,- No me molesta, al contrario, me gusta, enserio, me gusta caminar contigo tomados de la mano, se siente lindo hmm-, después de una linda caminata y una bonita vista casi nocturna, llegamos al Instituto, me despedí de Sasori, abrazándolo y besándolo en sus labios, no pude resistirme,-Buenas noches Danna, guardarte tu suéter y te lo regresaré mañana que nos veamos, espero con ansias la próxima clase hmm-, dicho eso, me di vuelta y corrí hacia los dormitorios de mi correspondiente casa, llegue a mi cuarto haciendo silencio para no despertar a nadie y meterme en problemas, rápidamente prepare mis libros de mañana, me cambie de ropa y me acomode en mi cama, me quede pensando en ese bonito día que pase hoy y esperando con ansias la llegada del próximo día, me quede dormido.  
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Vie Oct 02, 2015 9:53 pm

Al día siguiente me levante con el mejor de los ánimos del mundo, claro después de un día de pasar el resto del día al lado de Deidara ¿cómo no estar feliz y encantado de la vida?. Mire mi reloj de pulso, -Bueno me queda tiempo para lo que tengo en mente.-, y salí de mi departamento con un pensamiento en mente. Rápido pase a una de las tiendas de la ciudad a comprar algo y corriendo me fui al instituto a proseguir con el día y llegar a dar clases y ver que tanto le ayudo la clase de ayer a Deidara.

Llegue y el día transcurría, cuando me toco dar la clase deje un paquete negro a un lado del escritorio y proseguí dando la clase, hasta creí ver la cara de los alumnos feliz, -Espero estén sonriendo de verdad por que les da gusto verme... Son buenos alumnos no tengo por que preocuparme.-, seguí con mi clase y Deidara se veía atento, -Creo que hoy si me esta poniendo atención, aunque siempre eh sentido que me pone atención.-, ya había escogido el tema del día y aunque Deidara se confundiera en el tema yo con todo gusto y alegría le ayudaría a que lo comprendiera.

Yo daba la espalda para escribir en el pizarrón y algunos alumnos aprovechaban para hablar o pasar notas, claro que lo notaba, pero no salía de mi regañarlos por eso, al volver a verlos de frente y ver a Deidara entre los demás alumnos como que me confundía en mi mente, pero proseguía con mi tema, -Bueno chicas y chicos, el tema es calabazas, fantasmas y dulces, quiero que cada uno con su forma especial de expresarse hagan algo referente a la festividad del Halloween, usen el material o estilo que mas les agrade.-

-Deidara, puedes pasar al frente por favor.- Le había pedido que pasara al frente para poder decirle algo, se que no le gusta pasar, a quien le gusta pasar cuando no sabe de que es el tema, pero tenia que hacerlo para poderle decir lo que quería. Se acerco a mí y le dije en susurro al momento en que le di la espalda al grupo para que no vieran que hablaba con él. -Quería pedirte que cuando venga el receso te veo en el árbol del patio de enfrente, solo será un momento, pero si deseas podemos quedarnos todo el receso juntos.-

Tome un plumón y volví a ver al grupo, -Bien, dime cuales cosas pertenecen al Halloween.-, quería que me dijera cualquier cosa para poder hacer de cuentas que solo le hable para un asunto de la clase, en lo que él hablaba yo escribía y después le pedí se sentara y llamaba a otros al frente. El rato transcurrió lento y se que fue por que como cada día mi inspiración estaba hay enfrente de mí de nombre Deidara, -Deidara, Deidara, Deidara, Deidara, Deidara, Deidara, Deidara, siento que podría hacer un colash con su nombre.-.

Tener que compórtame profesionalmente frente al motivo de mis desmanes y emociones era reto de todos los días, y ya con la tarea dicha y con el tema que debían manejar ya solo era cuestión de admirar la vista que estaba en él, y solo repetir lo que había memorizado para los alumnos, y esperar un poco mas para poder hacer lo que tenia en mente, -Reloj apúrate para poder llegar al receso.-, sabia que al tocar la hora el tiempo se detendría y podría estar a su lado.


Última edición por Sasori el Miér Dic 09, 2015 8:21 pm, editado 2 veces
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Vie Oct 02, 2015 11:15 pm

Con el sonar del despertador, recibí un nuevo día, me levante y comencé a arreglarme para comenzar las clases, por mi mente pasaban una y otra vez los recuerdos de mi día con Sasori, sentía como si hubiera sido un sueño, pero no lo fue, todo eso fue real, y me sentía de lo mas feliz y emocionado, así que rápidamente termine de arreglarme, me puse mi mochila y me fui directo al salón, para mi suerte la primera clase, era la clase de arte, obviamente con el profesor Sasori, entre al salón, salude a mis compañeros y compañeras para después ir directo a mi lugar, ahí estaba yo, sentado, esperando con ansia que la clase comenzará, esperando a ver lo entrar y escuchar su voz y ver esos hermosos ojos que me enloquecen, y bueno también poner atención al tema, para no salir mal en mis calificaciones de nuevo, aunque, podría poner atención y luego fingir demencia y así tener mas clases privadas.

-No es tan mala la idea, puedo decirle a Sasori que no entendí su tema y así pasar otro día mas con él, no creo que le moleste, o si podría molestarse conmigo hmm?-, Sasori llego y entro al salón y de inmediato comenzó a impartir la clase, esta vez, cambio totalmente su concepto de la materia porque se puso a hablar sobre Halloween, algo que me pareció de lo mas extraño por que él no es de los que gusten desviarse de lo que deben de hacer, así que pues bueno no sabía que pensar, al ver que había cambiado el tema, pero bueno, aun así disfrutare de la clase, al poco tiempo de comenzada la clase, Sasori dice mi nombre y me pide que pase al frente, lo cuál me puso nervioso y a la vez un poco molesto por que no me gusta que me llamen para pasar a la  pizarra y estar frente a los demás, -con lo mucho que detesto que me pidan hacer esto, pero ni hablar, mejor no me quejo ya que es él quien me llama, y pues no puedo decirle que no a quien es tan especial para mi hmm-, me puse de pie y me dirigí justo al frente.

-Dígame profesor que es lo que debo de hacer hmm-, justo cuando me acerque a él, me dijo que si podíamos vernos de nuevo en uno de los árboles o bien pasar juntos el receso, algo que me emociono mucho ya que pasaría mas tiempo con él, y bueno no le negare nada que me pida, -Claro Danna ahí lo veré, sin falta y sin correr, esta vez llegare a tiempo, pero de forma calmada, lo prometo hmm-, dicho eso, de forma oculta por así decirlo y para hacer el despiste, pues Sasori me pidió que escribiera los elementos del halloween en la pizarra, así que hice lo que me indico para posteriormente regresar a mi lugar, y de nuevo a esperar y esperar a que se llegue la hora para poder verle, es decir la hora de la comida y reunirme con él y pues a ver que me dirá en esta ocasión. Su clase termino y dio paso a la siguiente y así se fue la mañana, clase tras clase hasta llegar al timbre que nos indicaba la hora del receso y salir a comer, me fui directo al comedor y ahí estaba Sasori esperándome en la mesa, tome algunas frutas y un jugo y me fui con él sentándome justo frente a donde estaba, así podríamos vernos directamente y hablar mejor, -Bueno, Danna ya llegue, dime en que te puedo ayudar, o acaso me necesitas para algo, o me dirás que salí mal en otra materia y necesito mas clases privadas?, por que de ser así con gusto iré a tu departamento a tomar mas clases privadas hmm-, comencé a comer mi comida mientras esperaba su respuesta, que me diría en esta ocasión?, eso es algo que ya muero de ganas por saber  
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Dom Oct 04, 2015 6:31 pm

El día estaba transcurriendo a su debido ritmo y yo estando ocupado en lo mío dentro del instituto, a la hora cercana de lo acordado con Deidara fui al comedor para arreglar lo que llevaba dentro de la bolsa negra que había llevado y se me ocurrió sentarme un rato a revisar lo que estaba dentro en lo que daba un poco de tiempo para ir a verlo bajo del árbol como le había pedido, en eso llego justamente él lo cual me extraño pero aun así fue agradable verlo venir a mí y sonreí casi inconscientemente por el simple hecho de verle.

-Que niño, siempre retándome y llevándome la contra a proposito con tal de hacer que yo me desespere con él, se que lo hace de ah juego, pero aunque lo hiciera a proposito no puedo enojarme sin importar cuanto busque por hacer lo que se le venga a su gana, creo me eh acostumbrado a que me lleve la contra de vez en cuando entre sus juegos y ahora cada vez que veo que hace algo por hacer lo contrario a lo que le pido me siento feliz por que se que es él mismo, esto es amor real, cuando vez el lado extrovertido o único por así decirlo de quien amas, y cuándo vez ese lado en vez de pensar algo para uno mismo te sonríes y le amas mucho más, ahora se que yo si lo amo de verdad.-

Lo vi llegar feliz, se le ve en su carita que sonríe, -Deidara hola, creí que irías directo al árbol como te pedí, pero que suerte tengo de encontrarte aquí.-, él me platicaba y me hacia preguntas y solo lo escuchaba y lo veía mientras me enamoraba más y más de él, -Eres muy energético, aun me pregunto de donde sacas tanta energía y ánimos.-, por momentos recordé que mis ánimos habían regresado a mí cuando le conocí, -Tal vez si te hubiera conocido de niños nunca hubiera hecho lo que me hice, pero gracias a esto pude conocerte y así saber lo que es ser feliz.-

-¿Sabes?, soy feliz a tú lado.- Le pase la bolsa negra por sobre la mesa, -Esto es para ti, no se si te guste o no, pero se que te servirá.-, me levante y colocando mis manos sobre la mesa para apoyarme me acerque a su oído y le susurre con cuidado, -Sí por mi fuera te daba mí corazón dentro de esto que te estoy dando, pero lo necesito para amarte, pero desde el momento en que supe que te amaba mí corazón es completamente tuyo, el día que quieras o lo necesites puedes tomarlo, por que en el momento en que me enamore de ti te regale mi vida, mi tiempo y ahora sabes que mi corazón es también tuyo totalmente.-

Coloque mi mano en mi pecho y continúe, -Antes este corazón era solo un medio de hacer mi sueño realidad, pero solo era un contenedor con una maquina natural que latía por instinto, pero ahora este contenedor que porta dentro otro contenedor guarda dentro el gran amor que siento por ti y el motivo por el cual late ahora eres tú.-, creo se impresiono por que enseguida me respondió, yo lo escuchaba y después de escuchar lo que me decía de lo que le dije hace un momento me volví a sentar, -Vamos ábrelo es para ti, aunque no bromeaba con lo del corazón, si de verdad lo necesitaras yo te daría el mío, por que así podría estar a tú lado siempre.-

No es que me desprecie o me rebaje a mí mismo al punto de dar la vida por él, es solo que de verdad le amo, esto se llama amor incondicional y yo quiero amarlo así, y es que era verdad, yo quería heredarle mí corazón sí de verdad lo necesitara, pero como le dije, por el momento lo necesito para amarlo, sin mí corazón ¿Cómo podría amarle?, soy feliz amándole cada día y pensando en él. Deidara abrió la bolsa negra y vio que dentro había una mochila con las nubes de Akatsuki donde nos conocimos. -Mira la pedí para ti, por que representa el lugar y donde nos conocimos, pero no es todo ve lo que hay dentro.-

Espere a que viera dentro de la mochila, cuando abrió la mochila dentro estaba lleno de chocolates y otra cosa más al fondo, sonreí de ver al expresión de Deidara, -Se que no eres de mucho dulce, y se que te pedí chocolates, pero era solo para que cumplierás algún castigo si me respondías mal, aunque hubieras tenido que comprarlos te hubiera regresado el dinero y de todos modos te habría dicho que eran para ti los chocolates, ahora fíjate que hay al fondo, mete la mano, espero no lo veas tétrico, pero es parte de algo que te pediré en unos días, además ya sabes como soy por mí gusto en el arte.-

Metió la mano y toco algo de tamaño regular, yo veía sus expresiones para tratar de leer lo que pensaba, saco el objeto y vio que era una imitación del contenedor que guarda mí corazón, su expresión al verlo me hizo aguantarme una sonrisita de ternura por sus expresiones tan propias y solo de él, -Es una copia del contenedor que guarda mí corazón, dentro guarda algo que quiero que abras en algunos días, pero como es algo especial lo que lleva dentro, por favor espera un poco a ver lo que hay dentro, confió en que esta vez no jugaras a darme la contraria, se que es divertido pero esto si es algo serio.-

Después sentándome bien en la silla y mirándolo fijamente solo le dije: -Bien ahora vamos a lo tuyo... ¿Que entendiste hoy en mí clase?.-, me gusta como es él y como se expresa, como reacciona y como contesta, tiene su lado divertido y tiene sus momentos de temple, es un gran artista debo reconocerlo, pero también es como un niño aun, con muchas emociones y caracteres propios de su edad. Ya solo escuchaba lo que me decía de la clase, aunque lo vi atento en el salón, no sabría definir si estaba atento a mí clase o estaba atento a cada movimiento que yo hacia, para cualquier caso ya sabia que hacer.


Última edición por Sasori el Miér Dic 09, 2015 8:25 pm, editado 1 vez
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 10, 2015 11:30 pm

Al llegar a la cafetería pude encontrar con facilidad a Sasori, era bastante sencillo reconocerlo entre los demás estudiantes, debido a algo tan simple, pero bueno, el punto es que le había encontrado, pero antes de ir con él, pase a la barra de comidas a tomar algunos alimentos, había una gran variedad y me era un poco complicado decidir, pero hice una elección rápida para no hacerlo esperar, tome una botella de jugo de manzana y un plato con frutas, algo ligero para merendar con él, ahora si, ya teniendo mis alimentos, me dirigí hacía donde estaba sentado, se encontraba ahí sentado esperándome, algo curioso era la mesa en donde se encontraba, justo a un lado de una ventana por donde entraba la luz del día y hacía que el ambiente se pusiera bonito precisamente en ese lugar y solo en ese lugar, así que me pregunte si lo habría hecho a propósito o si fue una casualidad?, después de dar unos cuantos pasos llegue a la mesa, puse la bandeja y me senté, -Hola, se que me dijiste que nos encontráramos en aquel árbol, pero enserio no es que te siga o algo así, solamente vine a comer, no esperaba ni imaginaba encontrarte aquí, por obvias razones como la de que tu no necesitas comer por lo que te hiciste a ti mismo, pero bueno, ya que ambos coincidimos aquí pues que me querías decir, o tal vez quedarás decirme algo aquí y lo demás después hmm-, sin perder tiempo, comenzó a decirme muchas cosas, incluso note esa bolsa negra que traía pero la verdad no me puse a pensar que podría traer ahí dentro, seguro alguna cosa que ocupaba o materiales para la clase, cosas de profesores.

-Bueno, soy un niño, por eso tengo esa energía, no es que sea un juguete al que se le ponen baterías cada cierto tiempo, sabes, además de que estando aquí en cierta forma no hago tanto esfuerzo como cuando solíamos tener esas misiones tan pesadas que me dejaban muy cansado-, después de responder a su curiosa pregunta, me le quede mirando, ya que era simple notar que él quería decirme una o mejor dicho, muchas cosas, así que me correspondía prestar atención sin distraerme, ya que quien sabe que podría decirme y tal vez me haría preguntas acerca de lo que me dijo para que yo se las responda, algo así como una especie de examen, o eso es lo que pienso, diciéndome que es feliz a mi lado para después entregarme la bolsa que traía, -Acaso habrás puesto aquí algo para darme un susto?, o habrá materiales y me dirás que haga algún trabajo para subir mis calificaciones hmm?-, dicho eso, abrí la bolsa, que al ser negra pues ocultaba el contenido que para variar también era negro, -Me pregunto que es lo que esta dentro de esta bolsa hmm-. Por fin pude alcanzar el contenido de la bolsa, para mi sorpresa no era algo para darme un susto, mas bien era un regalo y uno un tanto novedoso ya que es algo que no esperas recibir, digo, uno nunca espera recibir algo que te recuerde un lugar en el que solías estar?, el regalo que me dio, era una mochila, pero no una mochila común, esta era negra, pero lo que la hacía distinta era su peculiar diseño, ya que traía las clásicas y distintivas nubes rojas de Akatsuki, aquella organización de la que escape y la misma donde conocí a Sasori, esto, sinceramente fue inesperado.

Mochila Akatsuki:

UNA CITA CON DEIDARA Mochila_bag_akatsuki_by_facusk

-Vaya esto si es una sorpresa, por que no es una mochila como las demás, esta es bueno ya sabes, tiene eso de ese lugar donde nos conocimos, lo bueno es que aquí nadie sabe de estas personas o de lo contrario nos podría ir realmente mal, y eso lo sabes, aun así tenemos que ser cuidadosos, que estemos lejos no significa que estemos salvados, si tu y yo encontramos este lugar, bien pueden llegar alguien mas de esas personas y lo sabes hmm-, le dije en voz baja, aprovechando su cercanía hacia mi debido a sus extensas declaraciones de amor, que por cierto pensé que nunca terminarían, siendo sincero, me es algo incomodo que me diga todas estas cosas, nunca me podré acostumbrar a esto, de eso estoy super seguro, por si fuera poco, Sasori seguía y seguía hablando de amor y como dije, no es algo que me agrade, -Por favor podrías ser, no se, un poco menos, empalagoso?, sabes que no me gusta este tipo de cosas, es decir, el exceso de amor innecesario hmm- , tenía que decirlo, era necesario que lo supiera de una buena vez, o de lo contrario, seguro que yo me habría puesto de mal humor si estas exageradas y extensas expresiones de amor continuaban, sinceramente no me acostumbro a esto.

Se detuvo y dejo de hablar y hablar de amor, por dentro yo me sentía descansado, en fin, después de sacar la mochila de la bolsa, Sasori me dijo que aun habían mas sorpresas, y que debía continuar sacando las demás cosas que se encontraban dentro y eso hice, de nuevo comencé a buscar lo que sea que este dentro de la mochila, así que la abrí y estaba casi llena de chocolates, que aunque me gustan no soy adicto, al menos para el antojo están bien, -Gracias por la mochila y los dulces, los guardare bien y bueno obvio los comeré a su tiempo, para que no se caduquen, en cuanto a la mochila, la usare cuando la que uso ahora ya no sirva mas, te darás cuenta cuando eso suceda, por que lógicamente me veras usando la que me has regalado-, la verdad me encontraba algo cerrado o bueno, me sentía un tanto extraño y un poco incomodo, tal vez será el hecho de que no me esperaba nada de esto que es lo que me provoca algo de incomodidad, si esto es aquí, me pregunto que me irá a decir cuando nos reunamos en el árbol, uy bueno, poco después Sasori me dijo que aun había algo mas dentro de la mochila y que esperaba que yo no fuese a asustarme o a pensar algo extraño, a lo cuál no supe que pensar, de por si, no me esperaba lo de la mochila, por fin logre sacar el último contenido y sinceramente me quede sin expresiones por que era una replica del contenedor del corazón de Sasori y tengo que admitirlo, eso fue algo tétrico, -Acaso esto es por Halloween o algo así?, por que deberás es algo pues amm....-, sin palabras, así me quede, no supe que decir. Solamente escuche las instrucciones sobre este peculiar detalle.

Al final, me pregunto sobre la clase, sobre lo que había entendido, -Pues hablaste de Halloween y lo demás estuvo entendible, no tuve problema alguno en memorizar el tema de hoy hmm-, parecía casualidad que justo cuando respondí a su última pregunta, toco el timbre que nos indicaba que debíamos volver a clases, me puse de pie, tome la bandeja y la mochila que me dio Sasori, -Bien termino la hora de comer, ahora debemos regresar a clases y pues nos veremos cuando sea hora de salir hmm-, dicho eso, me despedí y fui a colocar la bandeja en su lugar, para después regresar a mi salón y continuar con el resto de las clases. -Quien sabe que me espera en el árbol-.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Lun Oct 12, 2015 9:24 am

Pasar el rato junto a él era algo que siempre me hace feliz, me mejora mucho, mis días no son tan fáciles como creí por que tengo muchas cosas que hacer, como atender a los alumnos, algunos padres, estudiar y pensar que enseñarles a los alumnos en la hora de clases y estar al pendiente de todo lo ocurrido durante el día, sin contar que cada día es algo nuevo. Yo conozco como es él, se que seguro lo maree con mis palabras, pero tenia que decírselo, ante todo quiero ser sincero con él. En lo que hablábamos veía el sol pasar por la ventana, se veía hermoso, realmente un ambiente bello a pesar de estar dentro, -Es un bonito lugar aquí junto a la ventana.-.

En el rato que transcurría yo trataba de mantenerme lo mas normal posible, sobre todo por que estábamos entre varias personas y no había que ser demasiado obvios, sin contar que es bueno platicar de varias cosas, -Ya lo necesitaba, tanto hablar de la materia por largas horas seguidas es algo un poco agobiante, aunque lo haga sin pensar mucho.-, no lo digo por que sean malos alumnos, sino por que debo saber como les explicare la materia de una forma entendible y entretenida, eso requiere de toda mi atención sin contar que debo de pensar muy bien cada palabra que digo.

-Es bueno ser responsable, pero también es más bueno aun sentarse a platicar de otras cosas, hablar siempre de lo mismo es aburrido, y un tema variado te entretiene.-, la pasaba bien escuchándolo, hasta parecía que el tiempo se detuvo mientras los demás caminaban, y sin darme cuenta no vi como es que el reloj avanzo hasta llegar a la hora de regresar a los deberes. Se levanto y dijo que nos viéramos a la salida. Me levante junto con él y me seguí a lo que me correspondía dentro del instituto. En el transcurso de lo que quedaba de las clases pensaba en su petición.

-Lo veré en un rato más, esta vez fue él quien lo pidió.-, me preguntaba que seria bueno para ese momento, sea cual fuera lo que se me ocurriera debería ver que fuera acorde con lo que se debía hacerse en el día, lo que menos quería era distraerlo en todo caso que tuviera algo pendiente, o si llegara a estar libre como ayer seguro se me ocurriría algo para que los dos pudiéramos convivir y pasar un rato agradable como lo hicimos apenas, el resto de las clases transcurrieron de modo normal, no tenia mucho que hacer aparte de lo habitual, pero a la vez sí tenia cosas que hacer.

Entre los alumnos y todo lo que se presentaba en mi corta pero a la vez larga espera, aprovechaba para ver a los alrededores y recordé la hermosa noche del día anterior, el simple recuerdo me hacia feliz. Ya casi se acercaba la hora y debía estar listo para verlo, solo tuve que esperar un poco mas y a los minutos el momento de ir llego, salí pronto para poder encontrarlo a la hora sin retrasos, llegue al árbol y hay estaba él esperando, me acerque y le pregunte, -Oye, ¿tienes planes o estas libre?.-, dependiendo lo que me respondiera ya decidía lo que se haría, o bien podría darle la opción de que fuera él quien dijera que deseaba hacer.

Me dijo que quería saber el por que quería verlo a lo que respondí que, -Parte de lo que te quería dar ya te lo di hace rato, lo segundo seria que, si quieres ir conmigo a alguna parte, además de que aun debes repasar un poco lo que vimos ayer por que vendrá en los exámenes reales.-, quería que me dijera como estaría de sus deberes en el día, por que aunque es verdad que yo lo puedo apoyar con sus quehaceres, se que él es responsable muy a su estilo, oh al menos conmigo procura siempre ser responsable. Así que espere en lo que él me respondía.


Última edición por Sasori el Miér Dic 09, 2015 8:29 pm, editado 1 vez
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Vie Oct 23, 2015 11:58 pm

La hora de comer había terminado, tome los regalos que me dio, nos quedamos de ver nuevamente al final de clases en uno de los árboles de la entrada, así que deje la bandeja donde correspondía, después camine junto a Sasori por unos pocos metros, justo hasta llegar a mi salón, él debía ir a otro salón a impartir su clase, -Bueno, nos vemos mas tarde, llegare a tiempo, lo prometo hmm-, le dije, para después entrar y sentarme en mi lugar, poco después entraron los demás, minutos después entro el siguiente profesor y comenzó la clase, realmente quería poner atención, pero no se el por que las muchas palabras que me dijo Sasori pasaban una y otra vez por mi mente, debía olvidar aquellas palabras durante las horas restantes o de lo contrario no pondría nada de atención y me iría muy mal en las materias y eso es algo que no quiero, ya que para mi, reprobar no es una opción.

Así que mente en blanco y atento a las clases, curiosamente el día transcurría un tanto lento, quien sabe a que se debía, sinceramente me sentía demasiado confundido, que debía hacer era lo que me preguntaba, siempre pensé que yo sentía algo, pero al parecer no era lo que pensaba, o tal vez si lo era pero eso se había terminado?, en fin debo aclarar lo que siento por ahora y es importante que lo haga, no quiero lastimarlo ya que de parte suya hay un sentimiento que yo ya no puedo corresponder, pero como debía decirlo?, y mas sin causarle dolor, vaya problema en el que estoy metido, pero de alguna forma u otra debo solucionarlo, y tengo el resto de las clases para pensarlo, bueno, mejor dicho unos minutos ya que debo poner atención en clase.

En cada clase nos ponían algún trabajo así que me daba prisa en terminarlo y terminarlo de forma correcta para que no me pidieran hacerlo de nuevo y así tener un poco de mas tiempo para pensar mi situación, con cada timbre que sonaba era una clase que terminaba y era menos el tiempo para encontrarme con Sasori, que debía sentir ahora? emoción por verlo o miedo de verlo?, vaya este no es de mis mejores días, pero debo seguir firme y adelante no debo dejarme vencer por los nervios o de lo contrario lo arruinare todo y no quiero echarlo a perder y terminar con problemas aun mas grandes de los que ya tengo ahora. Y al final terminaron las clases, me quede sentado unos minutos en mi lugar, pensando y pensando y al no llegar a ningún pensamiento fijo no me quedo mas que ponerme de pie e ir hacia donde acorde de verme, con cada paso aumentaban mis nervios, espero saber que responder y responder algo coherente y no causar dolor.

Después de unas cuantas horas de clase y de caminar durante unos minutos llegue al punto del encuentro, Sasori aun no llegaba, así que me sentí aliviado por unos segundos ya que disponía de un poco mas de tiempo para tratar de pensar y elegir las palabras adecuadas para expresar mi pensar y mi sentir, me recargue en el árbol para seguir pensando, cerré mis ojos e intente calmarme, estando tranquilo debo de pensar mejor, pero el tiempo se me termino al escuchar a Sasori hablándome, preguntándome si tenía planes o tenía el día libre, a lo que respondí, -Si tengo algunas cuantas tareas, pero no son complicadas puedo hacerlas de forma rápida sin equivocarme, y en cuanto a los planes, pues no, no tengo ningún plan-, después de responder me comento sobre los regalos, que me había entregado la primera parte, pero aun faltaba otra segunda parte, la cuál consistía en seguir repasando las materias, -Esta bien, te acompaño, tu elige el lugar, es solo que no tengo cabeza para decidir a donde ir, es mas sencillo seguirte a ti hmm-, mis nervios aumentaban cada vez, mas, espero no intente acercarse a mi de forma romántica, o que intente besarme, la verdad no sabría que hacer si eso llegara a pasar, tengo que mantenerme tranquilo y pensar que solo sera un paseo y una platica de profesor y alumno, si eso será, eso es lo que pasará una platica normal sin nada fuera de lo común, si eso es, tranquilo todo saldrá bien, solo será una caminata, una platica y un repaso de materias, uff si todo bien muy bien. Me quede esperando a que me dijera hacía donde iríamos esta vez, -Emm sabes, no quiero que se haga de noche como el otro día, quiero llegar mas temprano, bueno solo eso, te sigo hmm-.  
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Invitado el Mar Oct 27, 2015 9:38 pm

Yo quería que esperara más para que supiera la segunda parte de lo que le había dado, pero no sabia que tan correcto era eso tomando en cuenta que no soy de los que les gusta la espera, -Que te parece si esta vez vamos a algún parque, en vez de ir siempre a un mismo lugar.-, se me ocurrió pedirle ir a un lugar mas vistoso y no siempre lo mismo, no soy mucho de rutinas por que igual eso me aburre, así que nos fuimos caminado por la ciudad para ir a algún parque, algunos alumnos que habían salido igual andaban por hay con los uniformes aun, pero se veían entretenidos.

No quería hablar solo de la materia, o seguro él se estresaría de eso, -Oye, ¿como te sientes en la clase?, espero que mejores, toma en cuenta que no puedo traerte conmigo todos los días, lo verán sospechoso, además debes hacer un esfuerzo por salir delante en la materia.-, aunque es interesante estar en compañía de él y me quita mucho estrés del día, pero debe ser algo controlado, no por mí ni por él, sino por la situación de su estudio. -Ven vamos a sentarnos en una banca, hay estará fresco.-

Nos sentamos junto a un sauce, esos árboles inmensos que solo florecen en una temporada, saque mi libro de texto y me puse a explicarle lo que venia del tema, en eso al dar la vuelta a la hoja el filo me paso por el dedo y si no fuera por el tipo de cuerpo que poseo creo hubiera sangrado, -¿Que significara esto?.-, levante la mirada y vi las nubes pasar tan lento que parecían una ilusión, -Que aspecto tan poco agradable.-, ese pasar del tiempo tan lento no me gustaba por el estrés de todo el día.

-Creo que el día de hoy ando algo raro, mejor continuo con lo mío o al rato yo mismo haré mi propia desgracias.-, se que el trabajo mata pero yo no debo contribuir a eso, el rato pasaba y le seguía explicando a Deidara la materia, las dudas que tenia me las decía y se las respondía, notaba como había mejorado en tan solo unas horas lo cual me indicaba que de verdad no soporta el reprobar las materias, -En verdad odias reprobar, vaya.-, sabia que le gusta superarse pero no esperaba que tanto.

-Si que aprendiste la materia bien rápido y yo que creía que no prestabas atención a lo que te decía.- Y es que era cierto, siempre se ve despreocupado y sin problemas, pero al menos esperaba que esto de reprobar lo pusiera mas atento. -Me da gusto ver que mejoraste súper rápido, así no tendrás problemas con lo que vendrá en clases esta semana.-, ya sabia que pronto vendría un tema pesado y ya tenia la confianza de que él lo haría muy bien, así que cerrando mí libro le dije, -¿Te parece si vamos a ver algún lugar o quieres ya ir a tú casa?.-

Yo le daba la opción por que no me gusta hostigarlo, en lo que él me decía lo que haría, yo hacia un mapa en mi cabeza de como se transcurriría el día según como lo redactaba él, yo se que a mí me gusta ir por la ciudad por que luego tienen cosas interesantes, pero al igual me tomo mi tiempo para no faltar a lo que debo hacer, pero tengo que admitirlo ver el mundo acompañado es mejor, como que brilla mas. Una vez dicho lo que se haría me levante. -Bueno entonces vamos o se hace tarde.-, y así nos encaminamos.

Nos dirigimos a la ciudad y pasamos por esas zonas donde hay muchos vendedores de cada cosa, había uno vendiendo unas extrañas burbujas que no se reventaban al tacto y había unos vendiendo helado y demás cosas, algunos niños jugando con unas cuerdas de colores y algunas de esas estatuas humanas, el ambiente estaba animado y todos podían sentirlo, solo era cuestión de voltear la mirada y ver que más había en el lugar, me sentía como un niño de nuevo pero estaba feliz de ver tantas cosas.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: UNA CITA CON DEIDARA

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.