6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7


STAFF
PARA AYUDAR...

Rhodes Prince

ADMIN PRINCIPAL
MP
Mamiko Sakakibara

ADMIN SECUNDARIA
MP
Demian Serkin

ADMIN SECUNDARIA
MP
Sebastian Michaelis

MOD GENERAL
MP
Alice Sadao R.

MOD FICHAS
MP
Noire N. Reiss

MOD GRÁFICOS
MP
Luka Crosszeria

MOD EVENTOS
MP
Trinity

MOD EVENTOS
MP
Kisa Hitsugaya

MOD FICHAS
MP
Aries Star

MOD EVENTOS
MP
Trent Strauss

MOD GRÁFICOS
MP
Harry Blume

MOD CHAT
MP
KHAELI DUNKHEIT

MOD
MP
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 24, 2015 10:20 am

Tema anterior

-Muchas gracias por el viaje!- me despedí del taxi que nos dejó frente a la casa de Psique -Bien! hemos llegado...-

Psique fue una samurai en su juventud, desconozco la mayoría de sus hazañas debido a que quiero preservarla como yo la conocí hace miles de años aunque de lo poco que sé es que su nombre verdadero en esta época es Tsukimi, Shiba Tsukimi, cuando pidió su retiro se vino a vivir con su familia acá a Éadrom, fue premiada con esta casa por sus años de servicio al Clan del Fénix en Japón, ella solicitó una casa con estilo japones exteriormente para vivir donde hubiera un gran patio y jardín para poder entrenar sus habilidades en retiro, el cual estaba cruzando en este momento con una chica en brazos...

Casa de Eros y Psique:

La chica en mis brazos es Lu, la conocí este mismo día en el bosque, tuvo una batalla, aún no se los detalles de ella, curé sus heridas, me ayudó a calmar mi miedo a los bichos, bromeamos juntos, nos perdimos en el bosque y luchamos contra una criatura, realmente fue un extraño y espectacular día junto a ella todo esto la llevo al estado en que esta ahora, dormida en mis brazos por el cansancio por ello la traje a mi casa para que descansara en una cama cómoda -Llegué a casa!- dije como de costumbre al cruzar la puerta sabiendo que nadie iba a responder en el solitario hogar ya que Psique fue a visitar a su nieto.

En el salón principal se encuentra un gran cuadro de Psique, quiero decir Tsukimi, mi máster, era realmente bella en esta época igual que en nuestra vida anterior, me quedé algunos minutos mirando el cuadro con Lu en mis brazos pensando en como habían cambiado las cosas, en que en esta vida ya no eramos un nosotros sino que ella ya había hecho su vida y la mía estaba recién comenzando, maldije en mi mente a Afrodita, aquella bella diosa que ha destruido cada oportunidad que teníamos de estar juntos y esta vez con la vida de Psique en sus últimos años me había dejado en jaque mate por su venganza, seguí pensando una y otra vez hasta que sentí que Lu se movió un poco, al verla como dormía sobre mis brazos parecía realmente un pequeño ángel descansando aunque tiene una personalidad de un demonio, acaricié un poco su cabello y me hizo recordar la gran aventura que tuvimos juntos con ello mi cabeza volvió en sí.

Cuadro de Shiba Tsukimi:

Caminé por la casa hasta llegar al cuarto de Psique, recosté con mucho cuidado a Lu en la cama -Descansa hoy te esforzaste mucho- le dije suavemente y antes de salir vi sobre el mueble la foto de bodas Psi.. quiero decir Tsukimi con su esposo y junto ella su daisho donde reposaba su Katana y Wakizashi, tomé la primera de estas una hermosa espada con un mon del Fénix, la abracé en mis brazos y un par de lagrimas cayeron de mis ojos -Me alegra que al menos tú hayas sido feliz- y salí del cuarto, puse un poco de agua a hervir, debía tomar un té para despejar mi mente y recuperar energías, tal vez Lu despierte pronto y se me una, recuerdo que mi máster me envió a comprar pastelillos para acompañar el té en caso que llegaran visitas, aunque ella se iba a marchar mientras yo iba por ellos ¿Se estaba refiriendo a Lu acaso? me reí un poco y seguí preparando las cosas esperando que la pequeña despertara pronto.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 25, 2015 12:44 am

Estaba profundamente dormida, no sentía para nada lo que sucedía a mi alrededor, y eso se debía al agitado día que había tenido. Lo mejor de aquel día habían sido las luciérnagas, aquellos seres tan pequeños podían brillar tan intensamente en la oscuridad y le daban un toque mágico a cualquier lugar. También otra de las cosas buenas fue conocer a Eros, aunque era un chico que gustaba de molestarme… -Tsk… Maldito…- Balbucee mientras estaba durmiendo. Aunque… También era amable, después de todo no cualquiera ayuda a un desconocido que se encuentra tirado en el bosque. En fín, necesitaba un descanso, últimamente me encontraba muy tensa, sólo pensaba en el pasado y en las cosas que alguna vez tuve, no me percataba en las cosas buenas que estaban sucediendo, después de todo aún seguía viva.

Tuve un sueño, estaba encadenada y sola en una oscuridad infinita, había pasado mucho tiempo y no recordaba claramente, incluso mi nombre era difícil de recordar, estaba triste y apenas tenía fuerzas incluso para pensar. Entre toda esa oscuridad del sueño, apareció una luciérnaga, pero esta era distinta, rondaba a mi alrededor muy alegre. De un momento a otro se detuvo justo al frente de mi pecho, cerca del corazón y lentamente comenzó a entrar en él e inmediatamente una extraña, pero cálida sensación me invadió. Tuve fuerzas suficientes para escapar y llegué a Éadrom. Al parecer la pequeña luciérnaga era la luz de la esperanza entre toda la oscuridad, y jamás se extinguió, siempre permaneció en mi corazón, pero yo la había ignorado hasta que apareció al frente de mis ojos.

Lentamente comencé a despertar, me acomodé en la cama y abracé a la almohada, estaba tan cómoda. Fue entonces cuando recordé lo del bosque y me senté rápidamente en la cama. -¡Ah!, ¡Eros!, ¡Lobo!- Grité aunque no muy fuerte, fue como un tipo de reflejo al recordar. Me percaté que ya no estábamos en el bosque, sino que estaba sola en una habitación que jamás había visto, y además tenía un delicioso aroma. Me levanté, di un pequeño salto para bajar de la cama, intenté ordenarla un poco, pero a decir verdad jamás había ordenado una, así que quedó un tanto desordenada, pero igual me sentía orgullosa de mi esfuerzo.

Investigué un poco el dormitorio, en un mueble había una foto de dos personas, un novio y una novia, y al lado de la fotografía, habían dos espadas orientales. Luego de mirarlas por unos segundos, decidí salir de la habitación y aventurarme. Llegué a un lugar donde había un gran cuadro con una hermosa mujer, si no me equivocaba, era la misma que estaba en la foto de la habitación. La contemplé por unos minutos, su belleza era embriagadora. -Wow… Es muy bella…- Sin querer mi cola comenzó a moverse de un lado a otro como muestra de felicidad. Seguí caminando hacia donde mi instinto me indicaba hasta que vi a Eros. -¡Eros!- Corrí hacia él y me detuve justo al frente. Llevé las manos sobre mi cintura, elevé la vista con el ceño fruncido. -¡¿Cómo te atreves a dejarme sola en una habitación de una mujer desconocida?!- Le dije enfadada. “¡Ah!¡ La mujer!.”  -¿Y quién es la mujer del cuadro?- Le pregunté más relajada.  -Por último… ¿Dónde estamos?- En aquel momento mi azulada cola estaba totalmente inmóvil, como la cola de un gato cuando está enfadado. Me crucé de brazos esperando las respuestas.

Sin duda ya había recuperado parte de la energía gastada anteriormente, aunque no lo pareciera, estaba de mucho mejor ánimo que antes, y bastante más relajada.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Lun Jul 27, 2015 8:37 am

Mientras me encontraba terminando de preparar el té escuche lo inevitable, Lu se había despertado y lo más probable es que venga algo furiosa donde mí, sus pequeños pasos se oían al caminar por la casa en busca de donde me encontraba hasta que llego tras mío y soltó diferentes preguntas sobre lo que estaba sucediendo, callé ante todas ella, no quería fallar en preparar el té además sabía que eso la iba a fastidiar un poco y me divertía hacerlo reía sigilosamente mientras me daba vuelta continuando la preparación de la ceremonia, en ese momento pude notar algo extraño, Lu tenía una cola, antes pensé que era algo de su traje, llevo como un mes en este siglo y desconocía aún las modas pensé, pero realmente eso estaba vivo y pareciera que tuviera hasta su misma personalidad, me di cuenta en ese momento que no se nada de su vida y que ella tampoco de la mía, decidí ignorarlo de momento y me dirigí con el juego de té ya preparado a la mesa del centro, justo bajo el cuadro de Tsukimi, e invité a sentarse a Lu para acompañarme cordialmente.

Música de fondo de la casa:

Serví té de pétalos de jade, un té que guardaba mi máster para momentos especiales decía que era preparado por monjes de un templo sobre una montaña acá en Éadrom de una forma muy especial, bebí un poco de él, si bien no me quedó tan delicioso como lo preparaba ella gracias sus raíces orientales, tenía un sabor y aroma bastante intenso y relajante, con cada sorbo notaba más la ausencia de ella en la casa, esperé un poco para que Lu bebiera también y luego comencé a contar -Bienvenida a mi casa Lu, perdón por traerte sin tu permiso, no sabía donde más dejarte, a todo esto lo que estamos haciendo ahora se llama la ceremonia del té, una práctica oriental que intenté emular de un viejo amor mío, Shiba Tsukimi, la mujer del cuadro, ella me enseñó que el té si se prepara, sirve y bebe de una forma adecuada tiene efectos relajantes y devuelve la energía a quien lo beba ya que te ayuda a conectar con el todo que es la misma nada, lo que ella llama el vacío...- Continué bebiendo un poco más de té mientras admiraba el cuadro, realmente fue una mujer hermosa, llena de vida y valor, como en el pasado, con bastante calma seguí la historia -Pues la verdad yo conocí a Tsukimi como Psique hace más de dos mil años atrás en Grecia, las vueltas de la vida nos trajeron a esta época, pero ya no como amantes, sino como máster y servant, por lo que has visto de mí te imaginarías quien soy de ellos- Me detuve nuevamente y observé el té, una pequeña ramita flotaba y desde el fondo apareció una segunda, danzaron por algunos segundos como si se conocieran de antes hasta que la primera de ellas cayó al fondo y la rama que emergió quedó sola, recordé que Tsukimi solía leer el té en esta ceremonia y comprendí que dentro de algún tiempo tendré que despedirme de ella, pero será mi opción el quedar como una rama sola flotando en el té...

Esta es la primera vez que contaba una parte de mi historia a alguien desde que fui invocado y no sé porque lo he hecho con ella, tampoco es que tenga mucho que ocultar, sabiendo mi nombre es fácil investigar quien soy -Esta no es mi casa realmente, es la casa de ella, aunque no se encontrará acá por algunos días, fue a visitar a su nieto en otra ciudad así que no te preocupes y quédate el tiempo que quieras- No se si sea el efecto del té, la música o la misma compañía pero desea seguir hablando, había bastante calma en el ambiente y sobre todo dentro de mí -Ahora Lu que estamos en confianza, cuéntame ¿Cual es tu historia? Claramente no eres de acá- Dije mirando su cola con una pequeña y calmada sonrisa -Además si algo he sabido de esta ciudad es que ninguno hemos llegado porque sí- bebí lo último de té que me quedaba y me dispuse a servir una segunda ración mientras esperaba escuchar su fascinante historia.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Lun Jul 27, 2015 10:23 am

Hice caso a la invitación de Eros para acompañarle y me senté junto a él para beber el té. Sin duda de algo que realmente conocía de aquel lugar, era el té, y no sólo era conocido ahí, sino que también era conocido en el Reino Demoníaco. Le escuché atentamente sin dejar de mirarlo y al finalizar tomé entre mis manos la taza con té, inhalé su aroma y seguidamente lo bebí. Si bien su sabor no era el más perfecto y delicioso, me gustó. El ambiente era perfecto y la música le daba un toque de lo más pacífico. -Está bien, es entendible y también…- Miré hacia otro lado en un intento de no darle tanta importancia a lo que estaba a punto de decir -Lamento haberme desmayado y causarte dificultades.- Bebí otro poco de té inmediatamente al decir aquellas palabras.

”¡Así que es ese Eros!” pensé inmediatamente luego de escucharle. Había escuchado algunas cosas sobre ellos dos, pero jamás imaginé que me encontraría bebiendo el té de lo más tranquila en su hogar y sin duda era más excitante escuchar la historia siendo relatada por el mismo protagonista. A decir verdad, sentí un poco de tristeza, seguramente ellos se amaban mucho y no se les era posible estar juntos en una relación amorosa. Suspiré un poco. -Ah… Así que es por eso que no está aquí… Qué lástima, me hubiera encantado conocerla.-Dije un poco decepcionada e inmediatamente fijé la vista en el cuadro, era una mujer muy bella sin duda alguna. -Está bien, muchas gracias por la oferta.- Sonreí amable. No sabía si quedarme… Tal vez si las circunstancias lo ameritaban así, lo haría.

“¿Mi historia?... Qué historia…” Pensé y suspiré profundamente. -Así es, claramente no soy de acá, yo provengo de otro mundo muy distinto a este, del Reino Demoníaco.- Miré tristemente el poco té que me quedaba, no elevé la vista en ningún momento. -Yo era una mujer muy bella, no tenía esta apariencia de niña. Era respetada y temida por todos, era de la clase alta y también una demonio que más poder tenía en aquel lugar. Fue uno de mis mejores momentos.- Sonreí tristemente -Pero… Me metí en un conflicto político para ser la cabeza principal, la monarca de todo el reino. Y estoy segura de que lo hubiera logrado si no fuera… De pronto sentí una gran rabia al recordar y me tensé completamente. -¡Por esa traidora!, ¡Maldita bastarda!,¡¡Me traicionó y yo confiaba plenamente en ella!!- Sentí que lanzaría lejos todo lo que se encontraba a mi alrededor, pero me controlé y sólo me digné a terminar el poco té que me quedaba, a pesar de que ya no habían ganas de beber, me pareció que incluso no tenía sabor. -Sellaron todo mi poder, hasta la última gota. Me encadenaron y se me fue arrebatado todo; Estatus, honor, poder, territorios… ¡Todo!. Y en mi soledad, en la inmensa y asfixiante oscuridad que me rodeaba, me lamentaba cada día a cada momento… Quizás por culpa de la codicia… O de mi mal comportamiento hacia los otros… No lo sé, tal vez merecía estar ahí. Seguramente pasó mucho tiempo, llegué a tal punto que incluso el recordar mi nombre se me dificultaba, estaba decidida a rendirme, pero… No estoy segura de cómo, ni por qué, pero tuve la fuerza suficiente para romper el sello y escapar. Cuando desperté me encontraba en Éadrom, al principio no recordaba nada, hasta que con el pasar de los días de a poco fui recobrando la memoria.- Tenía ganas de llorar, estoy segura que mis ojos estaban con un poco de lágrimas que no dejaría brotar debido a mi orgullo. Eros era la primera persona a la que le contaba todo, la primera persona con la que me sentía cómoda en Éadrom desde que había llegado.

Parte de la historia retratada;-;:

-¡Ah!, seguramente te preguntarás por qué tengo esta apariencia- hice un ademan con la mano derecha apuntándome con el dedo índice. -Ya que para romper el sello y poder escapar tuve que usar poder a pesar de que no poseía, o al menos no mucho, debido a eso me vi obligada a cambiar mi apariencia para no consumir demasiada fuerza y energía, ya que seguramente habría muerto con lo débil que me encontraba. - Dejé la taza con té ya vacía a un lado y esperé a ver qué decía Eros, me sentía un poco nerviosa. Quizás me iba a juzgar o qué se yo… Aunque le entendería, además no tendría fuerzas para pelear contra él.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Jue Jul 30, 2015 9:24 am

Me sorprendió la facilidad con que entendió mi situación Lu, unas simples palabras de interés me dijeron cual era su postura, la verdad no pedía nada más que comprensión, además tenía ganas de conocerla, realmente esas palabras llegaron a mí, sentí que mi historia al fin cobraba sentido para alguien -Ella hubiese estado encantada de conocerte, tal vez cuando vuelva podrías venir a visitarnos- y dicho eso era mi turno de escuchar la historia de Lu, realmente me intrigaba

...

Así que es una demonio, eso explica la cola y otras cosas más, no la culpo por sus actos, tal vez era algo necesario para ella en ese momento, para mi eso es bastante noble, uno debe luchar por lo que quiere; realmente debió sufrir bastante esos años encerrada y más aún de perderse a ella misma, me sorprende el como esta aquí ahora, el que haya sido capaz de sonreír y disfrutar hoy, realmente es una persona fuerte "Ahora comprendo muchas cosas, le acerté a algunas también, aunque la magnitud de su relato es mayor de la que pensé" -¿Así que provienes del reino demoníaco? en mis tiempos ese lugar era parte del dominio de Hades, se ve que las cosas han cambiado bastante con los años, deberé informarme más de los cambios en esta época entonces- La verdad nunca pedí ser invocado en esta fecha y hasta este momento he intentando saber lo menos posible de ella para retener en mi mente mis años dorados, pero con lo sucedido este día me di cuenta que ya no puedo hacerme ciego a la realidad, mejor dicho a mi realidad, esta es mi nueva vida ahora, ya veo así que eso era "Psique como siempre lo entendiste mucho antes que yo"

Mi mente estaba mucho más clara al fin, el hecho de estar aquí y ahora ha sido mi victoria contra Afrodita, bebí lo poco de té que me quedaba y me puse de pie -Wings of Aphrodite- convoqué mi lanza y luego con ella me puse de rodillas frente a Lu -Quienes luchan contra el destino tienen todo mi respeto, se de primera persona lo que es que todo de vuelque contra ti y que toda oportunidad te sea arrebatada junto con todo lo que tienes pero si eso te detiene entonces ya has perdido, yo veo que tu ya has ganado, estas aquí con una nueva forma y una nueva oportunidad de hacer las cosas, al igual que... yo- al decir eso último levante mi rostro y sonreí mirándola, definitivamente nos parecemos un poco por nuestras experiencias, creo que por eso es que nos logramos llevar bien -Por eso yo Eros, ex guerrero griego, hoy Servant de la clase Lancer, te ofrezco mi lealtad y ayuda- hice este acto porque después de todo soy de la clase caballero, es lo que soy ahora y lo he entendido al fin y la verdad creo me podría comenzar a gustar este quien soy ahora.

Entendía perfectamente que ni las habilidades de Lu ni las mías serían capaces hoy para ir al reino demoníaco, a ella la limita su nuevo cuerpo que no lo conoce tan bien, debe acostumbrarse a él aún, y a mí el poco maná que tengo me causa un gran cansancio el usar mis habilidades, no tendríamos ninguna oportunidad en ese lugar, deberíamos entrenar ambos, hacernos más fuertes y mejores personas, por suerte nuestras nuevas apariencias nos otorgaron juventud así que no hay apuro tenemos bastante tiempo para mejorar nuestras tácticas, habilidades y coordinación, posiblemente reclutar algún camarada o refuerzos, esto es algo grande y me emociona bastante la verdad, pero podríamos hacerlo, estaba seguro de ello.

En ese momento la noche se había acabado y se podían ver los primeros rayos del sol entregados por el Dios Helios entrar por las ventanas de la casa iluminando la habitación donde nos encontrábamos, un nuevo día ha comenzado...
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 31, 2015 2:42 pm

Internamente me sentí muy agradecida hacia Eros. Escuchó atentamente mi historia, no hizo ningún comentario y tampoco me juzgó en lo absoluto...  "Gracias..."  Pensé y sonreí levemente. Luego escuché lo que había dicho. "¿Hades?.... Así que de verdad había existido Hades..."  Recordé que en el Reino Demoníaco a veces se debatía sobre si realmente había existido el tal Hades, al parecer realmente lo había hecho. -¡Entonces fue real!-  Le dije algo sorprendida.    -Si Logro volver al Reino Demoníaco algún día, ¡les diré a todos que Hades realmente existió!-  Dije algo feliz, no exactamente porque Hades existió, sino porque alguien me había escuchado y logré desahogarme luego de tanto tiempo.
Al principio no entendí muy bien lo que estaba haciendo Eros. Invocó a su lanza y se arrodilló frente a mi, a lo cual no pude evitar el sorprenderme completamente, muchísimos más que antes cuando supe que Hades había existido realmente, esta vez mis ojos se abrieron como platos y tuve diversos pensamientos como:  "¿Qué rayos?, ¿Por qué se arrodilla?", ¿Se volvió loco o qué?".  No quise moverme ni hablar, decidí escucharle antes de actuar, así como él lo había hecho antes conmigo.

...

"¿Sus servicios?... ¿Es que acaso...? No tenía palabras, más bien no podía formular ni una palabra, creo que así se siente cuando te piden matrimonio. Por fin iba a lograr hacer mi contrato... Por fin podría recuperar fuerzas y... Y lograría mi venganza. Ahora estaría más cerca, un paso más cerca.  -Eros, si realmente estás seguro de tus palabras, entonces ahora es turno de hacer mi parte. Ya no te podrás retractar-  Dije totalmente seria e inmediatamente me levanté. Miré por unos segundos el rostro ajeno, apoyé mis pequeñas manos en sus mejillas, su piel estaba suave y también muy cálida, era agradable.  -Cierra tus ojos, Eros-  Sonreí y luego hice lo mismo.  Ahora Eros y yo estábamos conectados, era el inicio del contrato.

Estábamos en otro lugar, al menos así lo parecía, todo nuestro al rededor era sólo oscuridad y silencio, nada nos podría interrumpir. Mi cuerpo era distinto, si bien la forma era la misma, sólo estaba compuesto de luz. Yo era un ser luminoso en aquel momento. Los dos estábamos de pie, mirándonos uno al otro. -Desde ahora tú y yo estaremos unidos. Tu alma será mía... Y mi alma será tuya-  Me acerqué a él y puse una de mis manos en su pecho, le miré y sonreí. Una marca comenzó a aparecer. Era la misma que poseo en la espalda, una estrella de 4 puntas, la cual en ese momento se encontraba brillando de un potente color azulado, al igual que la recién aparecida en el cuerpo de Eros.  -Ahora nada nos podrá separar... Excepto la muerte.-  Tomé una de sus manos y entrelacé nuestros dedos. Inmediatamente luego de eso, "volvimos" a la casa.

Abrí los ojos y me sentía distinta, no estaba segura de qué era, quizás más energía o fuerza, ahora Eros y yo éramos más fuertes. Eros poseía de mi energía demoníaca y yo poseía de la energía de él, que para mi pequeño y delgado cuerpo era suficiente, sólo necesitaba aprender a utilizarla sabiamente y para eso necesitaba entrenar, más bien ambos lo necesitábamos. Algo se me cruzó en la mente y rápidamente se lo comuniqué a Eros. -Eros, ¿Qué pasará con Psique?-   Le miré con algo de seriedad. "¿Y si se enfada?" Pensé y me sentí levemente nerviosa.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 01, 2015 11:05 am

Lu con gran firmeza aceptó mi trato ¿Tenía dudas? Si, por supuesto que yo las tenía, pero mi mente al fin estaba algo más clara, debía avanzar en mi propio camino como lo hizo Psique hace ya bastantes años; de un momento a otro los rayos del sol que dulcemente entraban por la ventanas de la casa se comenzaron a apagar lentamente hasta que la oscuridad cubrió todo a nuestro alrededor, mi cuerpo perdía su forma concreta ya que en verdad soy solo energía es el pacto quien me otorga una forma en este mundo, Lu por su parte estaba frente mío y me daba seguridad verla a pesar que su forma se estaba perdiendo también para ser parte de mí y yo de ella, pude ver por unos segundos a una Lu alta, esbelta y de gran elegancia, creo que fue el honor de darle una pequeña mirada a su verdadera forma así como ella a la mía, ella dijo unas palabras y yo las reafirme diciendo -Yo Eros Lancer juro mi alma a sus servicios Lu Sourcream- en ese momento la marca de mi anterior máster desapareció y comenzó a forjarse una nueva, era una estrella de 4 puntas, la misma que llevaba Lu, definitivamente el pacto se completó y le dije a Lu -Nos vemos del otro lado mi máster- sonriendo.

Vi como ambos desaparecíamos de ese espacio para regresar, Lu desapareció, seguramente despertará primero pensé, seguido de eso comenzó a formarse frente mío una energía roja que tomó lentamente forma de mujer, era Tsukimi en su juventud al igual que aquél cuadro que tanto añoraba, mis ojos temblaron y lagrimas cayeron mas no me podía mover o hablar -Hola! mi amado Eros- dijo, en ese momento unas llamas de energía cubrieron su cuerpo con una enorme elegancia, recordé que ella me dijo que se unió al clan del Fénix porque el Fénix renace de la cenizas al igual que ella lo hizo en este tiempo, y se convirtió en la forma que yo la conocí, era Psique, la que amé y protegí por toda Grecia, estaba parada frente a mis ojos como siempre soñé volver a verla.

Psique:

Yo no podía hablar o moverme, solo mis lagrimas brotaban, y ella dulcemente continuó -¿Recuerdas cuando te invoqué? Al fin había recuperado mis hermosos recuerdos de mis años dorados junto a ti, realmente te amé pero en esta vida yo no era más Psique, fui Tsukimi, viví, luché y conocí el amor también, fui tan feliz como contigo y quería que tú experimentaras eso de nuevo, por eso decidí traerte. Mi primer comand spell fue mandarte al instituto, debía hacerte salir de casa de alguna forma; el segundo fue para que buscaras un nuevo máster y creo que has encontrado una muy buena persona y fuerte, pude ver todo el proceso desde las sombras, realmente me puso muy feliz- Las lagrimas le comenzaron a brotar de los ojos a ella también, deseaba más que nada en el mundo poder moverme y abrazarla, consolarla y decirle nuestra frase "Todo estará bien" pero no podía, ya no estaba unido a ella, pero solo quería sentirla una vez más aunque sea, a pesar de ello mi cuerpo no reaccionaba y ella siguió hablando -Y te dije que el tercero me lo reservaría para un momento especial, bueno fue ocupado cuando comenzó tu nuevo trato, pedí poder despedirme de ti... Eros esta época está llena de posibilidades y oportunidades que no tuvimos en nuestros tiempos, estoy ansiosa porque te unas a ello y conozcas otra vez lo que es vivir, gozar, reír y luchar así como yo ya lo hice, gracias por todo lo que me diste, esta es una pequeña despedida, me iré a vivir con mi hija desde ahora quiero aprovechar los últimos años de vida con lo que he creado, mi familia, y darte la libertad para que tu crees tu propio camino, la casa y lo que hay en ella es todo tuyo, vendré a visitarte de vez en cuando así que no te preocupes, cuida a Lu con tu vida y recuerda... Todo estará bien...- Seguido de esto se acercó y me dio un beso, sus labios seguían tan suaves como hace miles de años, deseaba que ese pequeño encuentro durara por siempre pero sentía como lentamente desaparecíamos ambos y ahí desperté...

Mis lagrimas brotaban aún y no podía detenerlas, pero me sentía bien, la energía de Lu era magnifica tenía mucha vitalidad ahora; si bien mis sentimientos por Psique aún no han cambiado, sentía que podía vivir sin ella y hacer mi propio camino, miré a Lu que me preguntó que pasará con ella y le respondí con una gran sonrisa -Ella está de acuerdo con esto, todo estará bien- me quité las lagrimas y le conté lo sucedido a Lu cuando ella se fue y le dije -Bueno mi máster ¿Tiene alguna misión para mí? o simplemente quieres quedarte un poco más acá a descansar, puedo poner el programa de La Pequeña Lulú que tanto te gusta jaja- Le dije riendo, nuevos días han comenzado desde ahora...
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 01, 2015 8:48 pm

Al momento en que Eros despertó del trance que se encontraba anteriormente, pude notar lagrimas brotar de sus ojos, y no  pude evitar el preocuparme. Ahora Eros era parte de mí y yo era parte de él y  si algo le sucedía… Debía ayudarle, costara lo que costara, jamás le dejaría solo. Además era mi sirviente, mi propiedad, lo único que me pertenecía realmente. Me acerqué a Eros con un poco de preocupación en el rostro, no estaba segura de qué hacer, quizás abrazarle o darle unas palmaditas de consuelo en el hombro. ”Mejor le pregunto qué le pasa” Pensé, y justo cuando iba a formular la pregunta, Eros respondió a lo que había preguntado anteriormente. ¿Está de acuerdo?... ¿En qué momento….? Miré algo sorprendida al rubio. -¿Es que ella estuvo aquí?- Pregunté y comencé a mirar por todos lados buscando a la antigua Máster de Eros, pero no había ni rastro de ella. ”Qué raro…” Froté mi dedo índice de la mano derecha en mi mejilla como señal de confusión. “Bueno, no importa.”

Mi duda había sido aclarada a los pocos segundos, todo tenía sentido. Así que se le había aparecido a Eros para despedirse… “Qué triste… No puedo evitar el sentirme algo desanimada”. Iba a decirle unas palabras de ánimo a Eros, algo así como “No te preocupes, todo saldrá bien” o algo más a mi estilo como por ejemplo “Conmigo como tu máster, no tendrás de qué preocuparte” incluso sonaba bonito, aunque bueno… Era obvio, una frase inventada por mí siempre sonará bien. Escuché a Eros, cuando dijo “Mi máster” no pude evitar el sentirme orgullosa y feliz. -Me gustaría unos du…- Iba a pedirle unos dulces y de una manera amable y simpática, estaba considerando el ser mejor persona con Eros, peero tenía que arruinarlo. ”Uish…. ¡Tenía que hacerlo!”. Fulminé con la mirada al rubio y me acerqué más a él con paso firme. -¡¡Uish!!, ¡No me gusta para nada ese programa!- Le reclamé cuan niña pequeña haciéndole honor a mi apariencia infantil. -¡Estaba considerando el ser amable contigo!, pero ahora no lo seré. ¡Hmph!.- Di media vuelta con los brazos cruzados y me alejé de Eros refunfuñando enfadada. “Y tiene el descaro de reírse… ¡Maldito!”. Eso me pasa cuando pienso ser amable.

Sentí como si algo iluminara mi mente. “Es mi servant después de todo…” pensé y sonreí maliciosa, me acerqué a Eros lentamente. Me detuve al frente de él y le miré. -¡Eros! ¡Tráeme dulces! Tal vez así piense el perdonarte.- Le dije enfadada. Me crucé de brazos nuevamente y cerré los ojos ignorándole. Era mi venganza, no podía hacer mucho, pero él no podría negarse a mis órdenes ¿Verdad?. En el fondo, muy en el fondo me sentía algo dudosa sobre ser así, ¡Pero él me había hecho enfadar!, no me quedaba de otra.

No se sentía tan mal el ambiente, incluso parecía gracioso. Tal vez me acostumbraría pronto a ello, se sentía cálido, a pesar de que Eros se burlase… ”¡Tsk! Eso nunca será gracioso!”. Al menos tenía esperanzas de recuperar lo que alguna vez perdí hace un tiempo atrás.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Jue Ago 06, 2015 1:13 pm

El fastidiarla con ese programa siempre resulta y la verdad me sacó de un momento triste, mi sentido del humor no me jugará en contra, creo que fue el cambio que necesitaba, pero su petición luego me sacó de control -Puedes ir por los dulces tu misma soy tu servant, no tu esclavo- y con esas palabras regresé a mi forma espiritual antes que ella pudiera decirme alguna palabra de vuelta. Definitivamente no le haré las cosas fáciles, yo también estoy acá para disfrutar y conocer el mundo, tengo mis propias cosas que hacer, bueno no realmente pero debo comenzar a buscarlas!

Volví a tomar mi forma física cuando ya me encontraba fuera de la casa y caminé por las calles enfadado debido a su actitud -No soy el chico de los dulces- en el camino pasé por algunas tiendas hasta que me topé con una de dulces, justamente en vitrina habían unos azules bastante curiosos, se parecían un poco a ella, eran pequeños con un color fuerte y único -Creo que después de todo se los merece aunque no seré siempre así con ella- compré algunos de ellos para volver a casa a dejarselos. Al llegar entré por la puerta trasera, no quería que me viera con ellos llegando, estaría admitiendo que soy su esclavo, seguramente Lu no debe conocer esta entrada y dejé los dulces sigilosamente en el cuarto de Tsukimi, el siguiente al que se encontraba ella, vi la katana que estaba en ese lugar y la tomé en ese momento la espada corta bajo ella cayó al suelo haciendo un ruido, tal vez no lo suficientemente fuerte como para que lo escuche una persona normal, aunque ella es un demonio, como sea tomé la katana rápidamente y me dirigí al patio trasero donde Tsukimi entrenaba siempre, debía pulir mis habilidades y desquitar mi pesar -Hasta ahora solo soy capaz de crear mi lanza y la garra de Lu, y esta última aún no logro dominarla completamente, es bastante pesada no se como ella lo hace, pero no le pediré ayuda, no quiero parecer débil- debía esta vez poder igualar la Katana de Tsukimi y para ello no habría mejor forma de hacerlo que usarla y comencé en ello, di algunos golpes al azar, debía verme bastante torpe y estúpido en ello ya que nunca había usado una espada -En Grecia no existían este tipo de armas orientales!- dije furioso en voz alta cuando me di cuenta que no lograba cortar ni siquiera una rama de la forma correcta.

Luego de intentarlo fracasadamente por algunos minutos -Tengo una idea!- -Wings of Aphrodite: Katana- y logré emular la katana de Tsukimi casi perfectamente, esta era dorada y en vez de el símbolo de un Fénix en el mango tenía la marca que posee Lu en la espalda, comparé ambas armas -Esta se siente mucho mas liviana y controlable- dejé cuidadosamente la primera en su funda a mis espaldas y utilicé la que había creado yo por mí cuenta, efectivamente podía emplearla de mejor forma, luego de algunos segundos miré fijamente la marca de la espada que era la misma de ella -Tal vez debería ir a disculparme con Lu e invitarla a entrenar junto conmigo, sería divertido hacer cosas juntos, pero no puedo! mi orgullo no me dejará hacerlo!-
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Vie Ago 07, 2015 8:29 pm

De alguna forma esperaba que Eros respondiera aquello, pero otra parte de mi pensó que accedería a buscar los dulces. Sentí un leve enfado, iba a reclamarle inmediatamente, pero antes de que pudiera articular palabra… El rubio había desaparecido. Sentí cómo se alejaba de mí, ahora que estábamos unidos, podía sentir cuando no estaba a mi lado. Se sentía extraño, como si algo me faltara. Que se fuera de la nada hizo que me sintiera aún más enfadada -¡¡Uish!! ¡Tonto Eros!- Grité sabiendo que nadie me escucharía, y luego de aquello, se sintió un terrible y tormentoso silencio. Me encontraba sola otra vez y por culpa de mi personalidad. Me deprimí un poco, me quedé inmóvil, cabizbaja, sin saber qué hacer. Ir a buscar a Eros y disculparme… Eso sonaba algo difícil… “¡Maldito orgullo!”. No llevábamos ni dos horas como Máster y Servant y ya había sucedido algo desagradable, ¿Qué nos deparará el futuro?.

Comencé a caminar de un lado a otro, muy ansiosa, pensando en cómo comportarme cuando volviera a ver a Eros cuando de pronto siento una sensación extraña… ¿Podría ser..?. Corrí por toda la casa buscando a mi servant, pero como no la conocía por completo, no estaba segura dónde debería buscar con más cuidado. Hasta que escuché un ruido y una de mis puntiagudas orejas se agudizó para escuchar mejor. Creo que provenía de la habitación en la cual me encontraba anteriormente. Corrí hacia ella con la esperanza de encontrar a Eros, al menos recordaba dónde quedaba, así que no tardé tanto. “…!” -¡Eros!- Grité abriendo la puerta de un golpe pensando que me encontraría con el joven de cabellos rubios, pero grande fue mi decepción cuando no encontré a nadie. -Maldición- Mascullé entre dientes. ¿Qué más esperaba?, sólo había sido una falsa alarma. Iba a salir de la habitación, pero había algo extraño en ella, algo distinto y que llamaba mucho mi atención… -¡Dulces!- Fui en la búsqueda de los azulados dulces, se veían deliciosos, no estaba segura de quién los había dejado ahí. Al menos sacaba algo bueno de la situación. Tomé un dulce, le iba a dar un gran bocado, pero algo cruzó por mi mente. ”Quizás debería compartirlos con Eros…” Miré con mucho deseo la deliciosa comida… Pero tomé todos los dulces con una de mis garras demoníacas, ya que no quería estropearlos. Luego fui en busca del Rubio, aún tenía la extraña sensación en el cuerpo.

Deambulé un rato, hasta que logré llegar a un patio, en ese momento la sensación era más poderosa. Caminé lentamente, buscando por todos lados, hasta que por fin encontré a Eros. Se encontraba entrenando. Le observé por un rato sin que él se percatara de mi presencia. No usaba tan mal la katana, le faltaba elegancia y técnica. Hace mucho tiempo atrás, yo había aprendido a utilizar todo tipo de espadas, debido a que pertenecía la nobleza, era casi una obligación saber manejar aquel tipo de armas, pero siempre mi arma favorita fueron las garras demoníacas, únicas en su especie o al menos eso pensaba hasta que Eros igualó una de ellas en el bosque.

Aproveché el momento en que mi Servant se detuvo para acercarme a él lenta y sigilosamente con los dulces, una vez a su lado me detuve. -¿Quieres?- Le pregunté mostrándole los dulces sobre mi garra demoníaca. Se podría decir que era un tipo de disculpa indirecta. Yo no suelo compartir algo tan delicioso y majestuoso como los dulces sin haberlos probado primero.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Invitado el Vie Ago 14, 2015 8:54 am

Mi entrenamiento seguía perfectamente, bueno seamos sinceros no tan perfecto como me gustaría, me falta bastante técnica y elegancia, aún no logro dominar bien esta nueva arma, pero aunque sea puedo defenderme con ella y concretar un tosco golpe. Mi concentración estaba totalmente centrada en hacer un vinculo con esta nueva arma, así es como me vuelvo más fuerte, y poder así hacerla una extensión de mi cuerpo, ello mismo no me permitió notar que tenía una espectadora... Cuando la vi me puse bastante nervioso, no esperaba que Lu fuera tan sigilosa la verdad o tal vez yo soy muy despistado -Esto... ¿Que haces aquí?- dije un poco agitado y sorprendido, no deseaba verla debido a que me sentía avergonzado por la situación de antes; en eso noto que llevaba consigo los dulces que había ido a comprar y me estaba ofreciendo, tomé uno y lo probé -De verdad están deliciosos, cuando los vi en la tienda sabía que serían de tu agrado, de alguna forma se parecen a ti, tienen un color imponente pero cuando los pruebas son bastantes dulces-

Su gesto con los dulces era su forma de acercarse a mí y creo que esta vez era yo quien se estaba comportando mal, después de todo soy quien prometió servirla y me deje llevar por mis ideas, ella ni es mala persona, no fui capaz de juzgarla por lo que haya hecho en su anterior vida ni ella tampoco lo hizo conmigo, ambos de alguna forma nos parecemos y queremos hacer las cosas bien esta vez -Lu creo que debo pedirte una disculpa es solo que la situación me tenía bastante alterado, el ver a Psique, el nuevo pacto, el saber que tendré que vivir acá solo, la misión de ayudarte, todo es tan diferente a lo que estaba acostumbrado y me sobrepasó, lo siento bastante, por ello fui por tus dulces, pero que no se te haga costumbre que tú también pudiste ir por ellos- incliné mi cabeza en ello esperando alguna reacción de su parte, bueno además de la disculpa creo que es momento de que Lu conozca también el como lucho yo, ya que me estaba observando creo que será más fácil si le explicó esto ahora para cuando llegue el momento pueda ordenarme sin problemas, así que le daré una breve explicación -Bueno como ya sabes soy un servant de la clase Lancer, esta es mi lanza ahora- dije mostrando la katana que había creado -al igual que lo hice con tu garra antes puedo convertirla en cualquier arma que conozca en profundidad o al menos la haya visto usar una vez, entre más conozca el arma mejor calidad tendrá mi copia- Bueno creo que me guardaré el hecho de que actualmente solo puedo crear solamente su garra y esta katana, aún me falta mucho por delante, pero por lo mismo quise hacer una espada, debido a que ahora que tengo una máster que esta en real peligro y tiene una ambición tan grande debo estar a su altura, debo ser capaz de enfrentar cosas por ella, debo ser su escudo y espada y como no tengo escudo partí con la segunda de ellas, luego de esa reflexión seguí explicando -Esta habilidad me fue otorgada por la Diosa Afrodita cuando era bastante joven, yo gano mis habilidades con ayuda de mis Dioses, cuando te encontré en el bosque usé otra de ellas la Bendición de Asclepio, el Dios de la medicina, me permite curar cualquier herida entregando parte de mi maná, junto con ella tengo una de protección, una de reparar y una musical- Recuerdo cuando visité cada uno de esos templos por ayuda junto a Psique, si bien Asclepio, Atenea, Hefesto y Apolo no pudieron hacer algo contra la ira de Afrodita, al momento de ser salvado con una muerte digna por Zeus pude ver como ellos estaban en ese lugar y que devolverían el favor algún día, tal vez ellos pudieron ver un futuro mejor en mi camino y por ello me prestan su energía hoy -Te digo todo esto porque quiero que confíes en mí, aseguraré tu vida ya que ahora soy tu lanza, puedo ser una espada si quieres y entrenaré para ser tu otra garra mi máster, el camino no será fácil, pero por más difícil que sea estaré contigo para ver logrados tus sueños y de paso encontraré algún proposito en mi vida-
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida a mi casa, espero despiertes pronto (Lu R. Sourcream)

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.