Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Loneliness shared | Yari | A810

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Loneliness shared | Yari |

Mensaje por Invitado el Vie Jul 03, 2015 9:05 am


Loneliness shared

WE ARE BOTH ALONE IN THIS PLACE. HOW ABOUT A CHAT FOR A CHANGE?


10:20 a.m—Lunes—Biblioteca.

“Ey, tú, niña, deberías estar dentro.”

Nada más oír aquellas palabras provenientes de la grave voz de un hombre mayor, la chica se giró alzando una ceja ya que no entendía el motivo del llamado, ella únicamente entró a devolver el cuaderno al hijo de un vecino al que estuvo ayudando a estudiar para un examen final de latín. La castaña puso su mirar en un hombre que parecía trabajar dentro que con un tirón de su brazo derecho la metía para adentro de la institución, la joven frunció el ceño zafándose del agarre del hombre y frotándose el lugar donde le agarró, le dolía porque le clavó las uñas ❝Podría tener un poco más de cuidado con sus garras, parece un terodactilo ¡Esas uñas no son normales!❞ Serenó su rostro y tomó aire para llevar su fría mirada al hombre. Alejándose unos pasos para estar a una distancia prudente.

—Yo no estudio, es más, ya trabajo. Solo vine a entregar unos apuntes a un alumno que ayudé a estudiar.—

Explicó aunque el hombre volvió a agarrar a la chica y a meterla para adentro de la institución, la castaña gruñó ante el susurro que dejó escapar el hombre “No me lo creo, niña” ❝Es un maleducado❞ pensó mientras seguía siendo arrastrada contra su voluntad, antes de entrar por la puerta volvió a pararse.

—Vamos a ver, no soy alumna. N-o, no. ¿Entiende?.—

Explicó ya desesperada la castaña, ya pasó su tiempo aquí, y pasó, por ende ya no debería estar aquí. El hombre le pidió el carnet de identificación para comprobar que era verdad lo que afirmaba, la chica aliviada de que ese hombre entrase en razón se dispuso a buscar en su bolsa...No traía la cartera, y allí estaba su carnet de identidad junto con el dinero y demás carnets, obviamente el hombre que estaba encabezonado con que Julietta era una alumna ya que su apariencia física era de una niña de 18 años, y además, con ese pequeño olvido lo único que pudo pensar el hombre de actitud testaruda era que le estaba mintiendo para salir del centro y por ende la dejó dentro mientras que Julietta murmuraba insultos que se perdían en el silencio, pues, no había nadie por los pasillos después de que se fuese aquel hombre.

Los pasos de sus tacones resonaban en el silencio y la soledad del momento ❝Deben estar en clases.❞ Pensó, y trataba de buscar algún lugar donde hacer tiempo hasta que fuese el receso y poder hablar con alguien tranquilamente para poder salir, o en el peor de los casos, tener que esperar tooodo el día para poder salir, dejando lo pasado en una simple ‘equivocación’ por parte del “hombre-terodactilo”. Sus pasos la llevaron hacia la biblioteca del centro, donde solía estar cuando estudiaba hace tiempo aquí. Decidió entrar ¿Por qué no? Podría entretenerse con un libro mientras esperaba, era mejor que estar de brazos cruzados en el pasillo.

El chirrido de la puerta abriéndose lentamente dejó claro que Julietta entraba, pero para mejoría de la situación de la chica no había nadie, ni siquiera la bibliotecaria aunque estaba abierta, se acercó a la estantería cogiendo un libro “La ladrona de libros” Un libro que le encantaba y que ya había leído hace tiempo, pero es que, le apasionaba la historia y que esta estuviese narrada por el punto de vista la mismísima muerte.

“La montaña de escombros era cada vez mayor. Colinas de cemento coronadas de rojo. Una bella joven vapuleada por las lágrimas, zarandeando a los muertos.
Incrédula, Liesel enterró la cara en el pecho de Rudy. Incorporó el cuerpo inerte intentando que no se fuera hacia atrás, pese a que no le quedó más remedio que devolverlo al suelo devastado. Con suavidad.
Despacio. Despacio.
—Dios, Rudy...
Se inclinó sobre el rostro sin vida y besó en los labios con delicadeza a su mejor amigo, Rudy Steiner.  ”


Leyendo el final podía notar, que ya había pasado tiempo desde que llegó y que aún nadie había entrado, se levantó y volvió a una de las estanterías, dejando aquel libro colocado en su sitio y cogiendo otro. ❝Aunque esté entretenida preferiría estar en mi casa, pero el tipo ese no me va a dejar salir ni de coña, se cree que estudio aquí❞ Suspiró, pasando su mirar por los libros y sus finos dedos tocando estos hasta que al final de paró y decidió coger otro.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Loneliness shared | Yari |

Mensaje por Invitado el Vie Jul 03, 2015 11:29 am

Cuando Yari empezó las clases sabía perfectamente que las empezaba tarde, muy tarde, el curso estaba a punto de acabar, había llegado justo a tiempo para la época de exámenes -los que había cateado-, tras la cual lo único que hicieron fue vaguear.

Ya habían dado todo lo que tenían que dar a lo largo del curso, así que los profesores decidieron darles una recompensa a sus alumnos dejándoles hacer lo que quisieran en las clases. A Yari aquello no la molestó, podía pensar en sus cosas -como había hecho desde el principio en las clases- sin que ningún profesor la regañara, y por suerte el resto de alumnos pasaban de ella amablemente, igual que ella hacía con ellos, era un plan perfecto. Hasta que a algún estúpido -Yari no había prestado mucha atención a quien era- sugirió la idea de hacer una fiesta para celebrar que se acababa el curso, en un primer momento Yari no se preocupó, estaba segura de que ningún profesor iba a dejar su clase para celebrar una fiesta, pero se equivocaba, el profesor de ciencias, o quizás legua, no se acordaba muy bien; había dicho que si, que le parecía una muy buena idea.

Yari desde el principio de curso había intentado no faltar a clase, no era una buena alumna, pero al menos iba a clase, menos cuando el estrés de todo aquello podía con ella -que era muy a menudo- y necesitaba quedarse en su habitación sola dibujando, o ir a algún lugar tranquilo para poder desplegar las alas. Y aquel día era una de esas ocasiones, así que desde el día anterior había decidido que iría a dibujar, aun no sabía donde, quizás fuera al templo, pero eso ya lo decidiría de camino.

Se despertó temprano por la mañana, le gustaba aprovechar el día. Pero había una cosa con la que no había contado: el día anterior había tenido clase de arte, por lo que se llevó su mochila con todos sus materiales de dibujo al instituto, y se la había dejado. Podía perfectamente comprar un cuaderno de dibujo y un lápiz de camino, pero el problema era que no pensaba dejar sus cosas a disposición de cualquiera que tuviera clase de arte, sabía que había gente muy cotilla, y allí llevaba también el cuaderno en el que dibujaba cosas más personales, y no le apetecía que nadie lo viera. Por lo que aprovechando que se había despertado pronto, fue al instituto. El guarda la abrió, por suerte había profesores que tenía que ir pronto, por lo que no tuvo que esperar. Pero por lo visto los diferentes profesores de artes no eran de los madrugadores, y ningún otro profesor tenía las llaves del aula de arte. Así que tuvo que esperar hasta que llegó uno.

Esperó durante casi una hora, para cuando el profesor llegó ya era casi hora de que empezaran las clases. Salió rápido, pero apenas quedaban unos minutos para que las clases empezaran, por lo que un profesor la paró, y aunque Yari se inventó mil escusas no la dejo marcharse, probó un par de veces más pero siempre se encontraba con algún profesor o guardia. Por lo que acabó desistiendo.

No pensaba ir a su clase, sabía perfectamente que si lo hacía entonces ya si que no podría librarse de  la fiesta, así que decidió ir a la biblioteca, hasta que se le ocurriera como salir. Se fue al rincón más apartado de la biblioteca, sabía que a veces se daba alguna clase allí, y no quería que la echaran.

Estaba leyendo algún libro que encontró por allí interesante, si prestarle mucha atención, ya que estaba pensando como salir de allí, cuando escuchó la puerta. Quiso asomarse a ver quien era, pero prefirió no arriesgarse. No se escuchaban voces, por lo que no era una clase. Quizás sea la bibliotecaria. Esperó durante bastante tiempo a que aquella persona se marchara, tanto que hasta llegó a olvidarse de que había alguien más allí y se sumergió en ele libro. Cuando estaba a mitad del libro, que había vuelto a empezar, se acordó de que allí había otra persona. Hasta aquel momento no había vuelto a escuchar la puerta, por lo que aquella persona no se había ido. Pensó que solo podía haber una persona que estuviera tanto tiempo en la biblioteca, la biblioteca. Era la única profesora con la que se llevaba bien, así que decidió salir y hablar con ella, quizás hasta pudiera convencerla para ayudarla a salir del instituto.

-Señorita Abigail ¿esta usted ahí? -preguntó mientras salía de su escondite.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Loneliness shared | Yari |

Mensaje por Invitado el Lun Jul 13, 2015 5:35 pm

Terminó de leer ese libro que cogió, aunque le decepcionó un poco el final a decir verdad, suspiró pesadamente y miró el reloj, aunque había pasado tiempo todavía no podía volver a casa. Dios. Se sentía como una colegiala de verdad que quería que acabaran las horas lectivas aunque fuese ajena al centro.

Soltó aquel libro y justo en ese instante escuchó la delicada voz de una pequeña chica para ella, giró su cabeza para posar su castaña mirada en una peliazul que buscaba a una tal “Abigail” ❝¿Pensará que soy yo?❞ No había visto a más personas en el lugar, seguramente habría hecho algún ruido en algún momento y se habría dado cuenta de su presencia allí. Ella también salió de detrás de las estanterías, con una expresión serena y tranquila para dirigirse a la chica desde donde estaba, no vio necesidad de acercarse, después de todo estaban allí solas aparentemente y debido al silencio que reinaba en el lugar no era difícil comunicarse aún a esa distancia.

— No. —

Respondió de una manera un tanto cortante y borde a la misma vez, desvió la mirada por unos segundos, pensó que fue demasiado ‘brusca’ hacia la chica, después de todo solo preguntó, tomó aire y se acercó, forzando un poco una ligera sonrisa que a la vista se veía natural aunque fuese solo una pequeña. No quería parecer borde así de primeras, aunque lo fuese, solo por una pregunta no se podía responder así. ❝Me pregunto quien será❞ Pensó la chica, aunque rápidamente le vino una respuesta a la mente “Una amiga”, rápidamente al recordar lo que la menor dijo “señorita” esa idea se le borró de la mente, no es común para una amiga llamarla "Señorita" ❝¿La bibliotecaria?, ¿Una profesora?❞

— No. Yo soy Julietta, no Abigail. —

Volvió a decir, aclarando, tratando de no sonar tan cortante como antes, aunque inevitablemente sonaba algo borde, era su naturaleza, miraba la chica de sus orbes castaños a los de la contraria que eran verdosos. La verdad, la curiosidad y la necesidad le pudieron, la verdadera razón por la que se acercó era porque le quería preguntar algo. Si Abigail era la bibliotecaria quizás podía ayudarla a aclarar la confusión, porque, alguien le tenía que creer. No era estudiante. Y ya se estaba cansando de estar en aquel lugar de brazos cruzados leyendo cuando podía estar haciendo algo para aprovechar el día, sinceramente.

— ¿Es la bibliotecaria? —

Preguntó refiriéndose a la mujer de nombre Abigail, en un tono más bajo que los anteriores, se notaba que estaba interesada en saber si lo era o no. Aunque antes de que la chica articulara palabra negó con la cabeza e hizo una seña con la mano para que no se molestase en responderle, ya no lo necesitaba. Iba a buscar a la directora o a alguien con ‘poder’ para poder explicarle su problema y que le dejasen ir sin que aquel hombre de mentalidad de un bárbaro neandertal le volviese a meter para adentro sin atender a razones. Sin volver a decir palabra se dio media vuelta en dirección a la puerta, cogiendo su bolsa antes de irse, claro, no quería olvidarse más nada en ningún otro lugar, antes de que tocase la puerta se oyó un fuerte ruido, el ruido de una llave cerrando la puerta, sonido aumentado por el silencio de lugar, dando una sensación como de eco, aquel sonido se repetía en la cabeza de la castaña una y otra vez, como si de una burla de mal gusto se tratara, frunció el ceño y apretó los dientes y los puños, aporreando la puerta con la diestra un par de veces pero gracias a la cercanía de la puerta pudo oír pasos alejándose, o bien, habían ignorado aquellos golpes o bien esa persona por x razón no se dio cuenta de estos, de todas maneras, Julietta estaba enfadada ❝El mundo quiere joderme el día hoy❞ pensó enfadada, ¡Era demasiada mala suerte para una sola persona!

— Non andare, ci sono persone ancora. Qui ho sentito?! — (No te vaya, hay personas aquí todavía ¿¡Me escuchas?!)

Dijo en un tono de vos fuerte para que se escuchase afuera con un italiano muy rápido como lenguaje, casi ni entendible incluso para alguien que supiese italiano por la rapidez del habla en la castaña, solía pasar eso desde siempre, cuando se ponía nerviosa hablaba muy rápido y en italiano, era como una especie de manía que tuvo siempre y que jamás pudo remediar, el hecho de sentirse encerrada le estremecía y le angustiaba de tal manera que sus pulsaciones se aceleraban, no era miedo exactamente solo angustia. Pero daba gracias a que no era un lugar precisamente pequeño, sino, estaría respirando de una manera muy agitada en el suelo, le faltaría el aire. ❝Uno, dos tres, cuatro, cinco, seis.❞ Contar le ayudaba a tranquilizarse cuando se quedaba encerrada, pero solo  momentáneamente, pues si se quedaba mucho en el lugar seguramente eso no serviría. Inspiró profundamente y miró a la chica con la cual había hablado antes ya que no obtuvo respuesta del exterior de la biblioteca.

— Ey, ¿Sabes donde hay llaves o algo para salir? Estamos...E-encerradas —

Preguntó serena, como si no le importase cuando era la realidad era lo contrario, pero no pudo evitar el derrumbarse al decir la palabra “Encerradas” la cual ni siquiera fue audible y se quedó en una simple oración inconclusa.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Loneliness shared | Yari |

Mensaje por Invitado el Mar Jul 14, 2015 2:46 pm

Vio a una chica de cabellos castaños salir de detrás de una estantería. No es Abigail. Pensó desanimada. La joven se presentó. A Yari le pareció un poco brusca. No soy vidente, no puedo saber quien eres sin verte. Tampoco es que te haya llamado monstruo. Pensó mientras observaba a aquella chica, ella también era muy borde a veces, pero con un motivo. Y aquella joven no tenía ninguno, solo había preguntado.

Yari iba a contestarle con un simple "si", pero la joven no la dejó. ¡No haber preguntado! Quiso decírselo en voz alta, pero se marchaba. Mejor, ya me han arruinado suficiente el día. Se dio media vuelta para volver a su cárcel, pero antes de poder dar dos pasos escuchó como la joven de cabellos castaños aporreaba la puerta. Se giró para ver que ocurría y vio a la joven enfurecida gritando en algún idioma desconocido para Yari. ¡¿Se ha vuelto loca o venía así?!

Se acercó a la joven a paso firme, quizás tuviera algún problema. La joven se giró, Yari pensó en que preguntarle exactamente, pero antes de que pudiera decir nada habló la muchacha de cabellos castaños. "Estamos...E-encerradas." Yari palideció al escuchar aquellas palabras.

Corrió hacía la puerta y forcejeo con ella de todas las maneras posibles. ¡¡Si no la abro, la tiro!! Sabía que era una estupidez seguir forcejeando con la puerta, si no se abría, no se abría. Pero estaba desesperada, sabía que muchas veces la biblioteca solo se abría a primera hora, o ni siquiera eso. Y si ese era uno de esos días, quizás tuvieran que pasar la noche allí. Al final desistió.

-No. Lo siento -dijo mientras se sentaba pesadamente en una silla. Estaban allí encerradas, quizás hasta el día siguiente. Suspiró-. Por cierto soy Yari -dijo desanimada. Iban a pasar allí mucho tiempo y no es vendría mal charlar un rato, o al menos llevarse bien.

Al menos tengo mi cuaderno de dibujo. Se dijo a si misma para animarse. Lo sacó de la mochila y buscó una página en blanco, pero antes de empezar a dibujar se acordó de que ya tenía un dibujo empezado. Rebuscó entre las páginas hasta que se acordó que estaba con los folios en blanco. ¡Hoy no doy una!

Sacó el folio y lo puso encima de la mesa.
Loneliness shared | Yari | My_bleeding_nightingale_by_animaeterna-d3cyte2

Últimamente había estado leyendo mucho libros de vampiros y aquello había repercutido en sus musas, que no la habían dejado tranquila hasta que había dibujado una vampira. El dibujo en si estaba acabado, ahora tocaba pintarlo. La parte más fácil y que más le gustaba a Yari.

Si la joven de cabellera castaña decidía pasar de ella, estaría entretenida y sino, entonces lo guardaría. Pero por los modales que había tenido con ella hasta aquel momento no parecía que fuera a querer charlar.



El dibujo no es mío es de esta pagina web. Dudo que algún día tenga tanto talento.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Loneliness shared | Yari |

Mensaje por Invitado el Vie Jul 24, 2015 2:49 pm

❝¿Acaso cree que porque lo haga ella se va a abrir?❞ Pensó ya que ella ya había tratado de que le abriese ese sujeto anteriormente y también había tratado de abrirla aporreándola como estaba haciendo la peliazul en estos momentos, no entendía la razón por la cual sacaba la conclusión de que aporréandola ella iba  obtener un resultado diferente al que obtuvo ella. De todas formas, seguían encerradas que era algo que le ponía la piel de gallina aunque no lo mostraba abiertamente. Una mueca se formó en su rostro al ser informada de que no sabía donde había unas llaves u otra forma de salir.

—Yo soy Julietta...Aunque bueno, esp ya lo sabes.—

Mencionó ya que lo había dicho anteriormente cuando la contraria de nombre Yari la confundió con esa tal Abigail, suspiró al parecer habían empezado con mal pie y eso era obvio, paseó su mirada por el lugar, encontrando un ventanal, la abrió y se asomó un poco  por esta aunque no pasaba nadie, necesitaba sentir que no estaba encerrada y el poder tener una ventana abierta era aliviante, además, de que si alguien pasaba por el lugar al que daba la ventana le podrían avisar a gritos, un poco bárbaro pero podría ser efectivo si se daba el caso ❝¿Por qué no puedo volar?❞ Pensó fastidiada ya que la biblioteca no estaba a ras del suelo precisamente, aunque no estaba alto tampoco, se imaginó que le salían unas alas y salía volando de ese lugar por la ventana ¿No sería genial? Así no tendría que esperar a que les abra alguien y no tendría que preocuparse por aquel hombre ya que unos metros de altura les separarían, sería fantástico. Mientras fantaseaba apoyó la cabeza en una de sus manos, y a su vez dejó caer su peso en el lateral de la pared de la ventana mientras fantaseaba, aunque, ahora que lo pensaba unas alas no cabían para salir por la ventana...urg poco práctico, quizás debería imaginar cosas mejores. Se puso completamente recta y se alejó de la ventana, no pasaba nadie era demasiado pesado el esperar, se acercó a la chica la cual parecía estar dibujando tranquilamente, estaba tras ella pero su respiración y sus pasos eran tan tranquilos que se podría decir que apareció de la nada al no hacer ruido alguno.


—¿Eso lo has hecho tú?—


Preguntó, colocándose en vez de detrás de ella al lado y sentándose en una silla cercana, para admirar el dibujo, era curiosa la forma en la que representaba a los vampiros ya que siempre había visto dibujos de vampiros los cuales representaban escenas “típicas” por así decirlo ya que no eran para nada representativas de los vampiros, ya que la mayoría eran cosas inventadas como eso de dibujar a vampiros en un ataúd porque supuestamente es ahí donde duermen etc. La verdad es que le gustó el dibujo ya que parecía si es que no era la intención de la chica que esa vampira había bebido sangre del cuervo y eso le gustó a Julietta ya que en parte le recordaba a ella, aunque claro, Julietta no sabía de arte y mucho menos encontrar a que se quiso referir el artista, o la artista en este caso ¿por qué artista? Cualquier persona con la capacidad de dibujar así era considerada artista por la castaña, quizás aquel dibujo despertó la curiosidad de Julietta, giró un poco la cabeza para mirar a Yari.

—Hum…Interesante ¿Es así como ves a los vampiros?—

Preguntó dejando de lado aquella frialdad -Aunque aún quedaba de ella en sus palabras aunque fuese poca.- lo que se reflejaba en sus palabras era curiosidad, curiosidad por saber qué le incitó a dibujar eso, por saber que pensaba sobre los vampiros, si es una escena que ha visto en algún sitio o todo salió de su imaginación...Tantas preguntas en el interior de la cabeza de Julietta que tenían ganas de salir pero que no lo hacían por el simple hecho de parecer para Julietta una forma brusca de “conocerse” por así decirlo ya que no había mucho que hacer en aquel lugar después de todo. La joven cerró sus ojos, apoyando su espalda en el respaldo y dejando caer su peso en la silla, inclinándose levemente hacia atrás por esto


—Me gusta el dibujo, y en gran parte también, el tema que representa.—

Dejó caer aquellos datos aunque no eran de importancia para Julietta, simplemente sintió necesidad de decirlos, no por aparentar como hacía mucha gente ya que no era de extrañar con el tipo de personas que hay sueltas en este mundo que dijesen eso solo por caer bien, a esta chica en concreto eso le daba igual el caer bien o no, mencionó aquello porque vio bien aquel comentario en ese momento.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Loneliness shared | Yari |

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 25, 2015 8:21 am

Cuando Julietta se volvió a presentar, a Yari le quedó claro que lo de tener una conversación con aquella chica era una opción que podía ir descartando. Le dio exactamente igual, tampoco buscaba hacer amigos, ella solo había intentado ser amable ya que quizás pasaran mucho tiempo allí. Mucho tiempo... Aquello cabreó a Yari ¡, a la vez que la desánimo aun más.

En cierto momento se giró y vio como aquella extraña joven de cabellos castaños estaba asomada a la ventana.

-Si vas a tirarte, por mi genial -susurró para si misma. Si, estaba de muy mal humor. Aquel día iba pasarlo en algún lugar solitario. Ella, sola, con sus pensamientos y sus musas. Pero por culpa de un descuido del día anterior -algo que iba a echarse en cara lo que le quedaba de condena en aquel lugar-, iba a tener que pasarse horas en la biblioteca con aquella extraña joven que empezaba a ponerla de los nervios. Volvió a girarse, estaba frente a la ventana, recta como un soldado. Que haga lo que le de la santa gana, mientras no me moleste.

El vestido... ¿dorado o azul? Dorado será demasiado... llamativo. Pero azul, si es muy clarito, casi plateado. Entonces... De repente Julietta interrumpió sus pensamientos. Yari se giró hacia la joven, que se había sentado en la silla que estaba junto a la suya y observaba su dibujo. Te interesa mi dibujo ¿eh? Pensó un poco escéptica, quizás simplemente aquello no fuera más que otra de las extrañas cosas que haría aquella joven en lo que quedaba de día. Fingir interes por su dibujo. Pero intentó ser amable, lo último que necesitaba es que aquella chica se cabreara de verdad con ella. Le costó un poco centrarse en lo que la había preguntado, no la había prestado demasiad atención.

-¿Eh? Si... -la miró de reojo, un tanto extrañada. Pero no dijo nada. Se sintió un poco incómoda cuando notó que Julietta la miraba a ella -nunca le había gustado que la observaran-, pero intentó no darle importancia-. Si... supongo. Me cuesta creer que existan seres que maten a otros por necesidad y no sientan ningún tipo de remordimiento -dijo refiriéndose al semblante triste de la joven que había dibujado. Se siente mal por haber tenido que dañar a otro ser vivo para sobrevivir ella...-. No pueden existir seres tan crueles... -o al menos yo no quiero creer eso. Volvió a mirar a la joven de reojo. Parecía que se hubiese dormido en la silla, Yari estaba segura de que no solo porque hacía apenas unos segundos había hablado.

Siguió pintando tranquilamente -al final se decidió por plateado con tonos azulados-, sin darse cuenta de que tras lo que había dicho, dejaba claro que creía que los vampiros existían. Algo que podría hacer que Julietta se riera de ella -algo que la hubiese dado igual- o que se diera cuenta de que Yari sabía que los seres sobrenaturales existían -algo que si habría preocupado a Yari. Si se hubiese dado cuenta, claro-.
Anonymous
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Loneliness shared | Yari |

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.