6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


ID= Mamiko Sakakibara

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Mamikosaurio el Miér Abr 01, 2015 9:05 pm



 
FÍSICAS

Mide aproximadamente 1,65 metros y pesa 52 kilogramos. Su contextura es delgada y atlética debido a que suele realizar actividad física. Su cuerpo parece ser bastante delicado, aunque en realidad es muy resistente gracias a la práctica de distintos tipos de deportes y estilos de pelea.
Tiene un lunar en la nuca, en la parte derecha de esta. Sus pechos son de tamaño normal, quizá algo pequeños; suele disimular tener ''busto plano'' con su ropa. El tamaño de sus caderas es apenas un poco más estrecho que el ancho de los hombros.

Tiene varias cicatrices en su cuerpo; pero las que más resaltan son: una en parte de la espalda que va desde el romboide izquierdo hasta el dorsal mayor derecho; otra en forma de equis en el dorso de su mano derecha y otra en su abdomen (no muy grande, mas sí profunda).

Su cabello es corto, un centímetro debajo de la oreja, color castaño obscuro, el cual siempre lleva alborotado ya que no le gusta peinarse. Sus ojos son de un tono café claro, rasgados y con largas pestañas. Su nariz es un tanto pequeña, cóncava delgada, algo recta y la punta es ligeramente redondeada y hacia arriba; su puente nasal es un poco reducido. No usa maquillaje. El color de su tez es blanca, algo quemada por el sol.

Normalmente viste de manera simple, con jeans o bermudas y camisas lisas, una sudadera color negro o de tonalidad oscura (como azul marino o café) y zapatos tenis sin calcetas (o con medias hasta los tobillos). A veces, lleva puestos guantes negros que dejan ver sus dedos; también, de vez en cuando, usa muñequeras.
PSICOLÓGICAS

Mamiko es la persona más desinteresada que haya pisado la faz de la tierra. Esta chica tiene ciertas características del estereotipo de las chicas ''yakuza'' (más bien ''yankee''): suele hablar remarcando las ''r'' y otras letras, además de acercarse de forma intimidante a la gente mientras platica; ladea la cabeza y eleva ligeramente el mentón para dejar ver un poco la parte posterior de este y conseguir, de esta manera, mirar ''por encima del hombro'' a los demás. Todo esto puede parecer ridículo; pero la verdad es que, en conjunto, la hacen físicamente temible, agregando a esto su aura demoníaca, es una chica bastante terrorífica.

Siempre anda con los hombros sueltos y tiene el tic, al igual que muchos chicos, de poner cierta fuerza en su quijada. Otra cosa que suele hacer a menudo es llevar las manos dentro de los bolsillos de su pantalón... o lo que lleve puesto.
Para ella no existe lo ''masculino'' o ''femenino'', la única diferencia entre ellos son esos cromosomas, que muchas veces discrepan con su sexo externo. Sabe que es chica; pero su apariencia le importa poco mientras este cómoda.

Extremadamente sincera, sea oportuno o no el momento. Suele decirlo que piensa, aunque sea lo más estúpido y fuera de lugar. Cuando analiza algo antes de hablar, es porque verdaderamente lo amerita o es una conversación de nivel más culto. También suele usar sarcasmos o burlas, especialmente si tiene que decir verdades. Pese a esto, no es que Mamiko viva sin usar su cerebro antes de mencionar palabra alguna.

Más que pesimista, se puede decir que es realista. Trata de ver las situaciones como son: sin filtros que mejoran o empeoran todo. Es muy buena manejando sus emociones y sentimientos, hasta parece no tener algunos.

Literalmente no tiene sentido de la vergüenza, no le importa lo que los demás opinen de ella o su forma de ser, ya que cree fielmente que cada uno vive su vida como le plazca.

Casi nunca se toma a las personas enserio, más si son niñatos. Detesta a las personas lloronas o sumisas, le dan ganas de patearlas y cortarles la lengua.

Esquizoide, prefiere estar sola que tener que soportar a las molesta gente, todo por gusto propio. Tiene poca empatía y de hecho, quitando el hecho de su poca afección a los humanos (y otros seres), no es buena socializando.

Rara vez piensa en el resto y muchas veces es egocentrista.  No suele expresar si alguien comienza a ganarse su confianza o a agradarle. Aunado a lo anterior, es difícil saber qué pasa por su cabeza, ya que su expresión siempre es nula o de total fastidio por el mundo. Verla reírse es una tarea difícil, y ni qué hablar de verla triste o asustada, mucho menos apenada.

Perder no es una opción. Para sobrevivir se debe ser fuerte, tanto física como mentalmente y Sakaki tiene un buen equilibrio entre ambos. Parece una imbécil, sin embargo es sumamente inteligente, solo que muy perezosa.

A veces prefiere el camino fácil que tener que esforzarse. En el momento que se toma las cosas en serio, es cuando las personas pueden ver su lado sagaz.



GUSTOS

√ Pelear. Lo hace casi todos los días, a toda hora.
√ Intimidar, eso la divierte y le causa cierta satisfacción.
√ Quedarse tirada en su cama sin hacer nada.
√ Ropa cómoda.
√ Conseguir cosas baratas, en el mejor de los casos, robarlas.
√ Comer. Su estómago parece ser un barril sin fondo. Puede comer grandes cantidades y ama la carne y las frituras. También le gusta el jugo de naranja.
√ Escuchar música, especialmente cuando va caminando hacia algún sitio.
√ Jugar béisbol.

DISGUSTOS

× Personas o cualquier ser con raciocinio.
× Esforzarse de más. Prefiere dejar las cosas a medias y no gastar mucha energía, lo cual es irónico cuando, para ella, perder no es un camino.
× Trabajar en equipo, aunque todos los días lo tiene que hacer.
× Lidiar con el calor. Prefiere el frío.
× Que le pregunten sobre su sexo o le den ''consejos'' para ser más ''femenina''.
× Quienes no saben cómo es la verdadera vida y viven en un mundo idealizado.
× Que le digan ''Mami''.
× Su nombre, lo detesta.
× Que le den sermones.
× No entender o recordar algo, eso la saca de quicio.

ARMAS

■ Bate de béisbol.
■ Manopla.
■ Navaja.

HABILIDADES

■ Memoria fotográfica. Con solo ver un sitio, un objeto, una persona, etcétera, puede recordar a la perfección cada detalle del mismo, como si lo estuviese viendo en ese instante.
■ Puntería. No es perfecta; pero acierta al objetivo el 70% de las veces.
■ Resistencia. Esto debido al entrenamiento.
■ Agilidad y flexibilidad. Misma razón del punto anterior, agregando a esto su contextura.
■ Fuerza. Es más fuerte que el humano promedio. Sus puñetazos son particularmente más potentes.
■ Parkour. Mezcla sus otras habilidades física con su capacidad motriz.
■ Canto (no le gusta hacerlo). Su voz es ''poderosa'' y tiene un amplio rango vocal. Logra notas tanto graves como agudas, además tiene facilidad para hacer uso del falsete y vibrato. Su voz natural es un poco más grave que la común en las chicas japonesas; pero claramente es femenina. Puede hacer distintas voces; mas no lo hace.
Voz:
Hibiki Natsume [96猫]

天樂を歌ってみた
変わらないものを歌ってみた

DEBILIDADES

■ Su pereza y desinterés se convierten en una debilidad estando en situaciones críticas.
■ Inyecciones. Las odia y le causan una indescriptible ansiedad (en resumen, miedo).
■ Pensar en su padre. Esto puede llegar a destruir su estado de control con respecto a sus emociones.

PASATIEMPOS

■ Dormir.
■ Luchar.
■ Comer.
■ Jugar béisbol.
■ Navegar en la web.

Mamiko Sakakibara

| 榊原 真美子 | 18 años | MUJER | 20 DE AGOSTO, 1997 | Heterosexual
[ parece asexual ] | HUMANA | 3A | CIUDAD | MECÁNICO/ ESTUDIANTE |
HISTORIA

Los humanos somos criaturas detestables e impredecibles...

Mamiko fue la única hija del matrimonio entre Eri Takenaka (nombre de soltera de su madre) y Shunji Sakakibara (su padre). Su familia era casi normal. Ellos vivían difíciles situaciones económicas. Tanto su mamá como su papá trabajaban (él en una oficina y ella era mesera en un restaurante) e intentaban cumplir con la paternidad de la mejor forma posible. Sus padres eran responsables, amorosos y sobre todo muy trabajadores. El lugar donde Sakaki se crió no era el más agradable, sino una de las zonas más peligrosas de la ciudad de Kobe, Japón; por esto, tuvo que aprender a defenderse desde que era niña, a la vez que aprendía lo difícil que era la realidad, su realidad.

La castaña, se juntaba con personas considerablemente mayores que ella, todo para que le enseñaran a ser ''fuerte'' (como decía en ese entonces). Un hombre en particular, al cual llamaban Ken (de Kenji) se dio a esa tarea ya que le pareció una niñita muy simpática. Aquel tipo era la representación de un verdadero gamberro, ''hombre rudo'' de la época con peinado de copete. De él, fue de quien tomó muchas de sus manías actuales. El tipo le enseñó todo lo que se podría querer saber con respecto a las peleas callejeras. Luego, de otros hombres y una que otra mujer, fue aprendiendo más sobre las peleas y los estilos de lucha.

El carácter de la pequeña en definitiva no era como el de alguien de su edad. Parecía que su constante auto aislamiento social o el sólo juntarse con ciertas compañías, las cuales no eran las adecuadas para una infante, se debía a alguna clase de mal trato que le daban en casa; pero la verdad es que Mamiko no se sentía a gusto con niños de su edad, le parecían tontos, aburridos y hasta molestos y, más importante que lo anterior, su visión del mundo era muy distinta a la de ellos. Sus padres en absoluto la lastimaban, ellos eran muy amorosos.

Desde que ingresó a la escuela, siempre destacó por tener notas impresionantes: su memoria, astucia y perspicacia la hacían resaltar entre el resto de alumnos; sin embargo, también era perezosa y tenía mala conducta. Intimidaba a los estudiantes y los golpeaba si no hacían lo que ella les decía. Más de una vez estuvo a punto de aplazar el año y ser expulsada por esa misma razón. Era como una genio demasiado rebelde. Siempre tuvo dificultad para lidiar con sus compañeros, tal vez porque, a su corta edad, era un poco más madura que los demás. Nunca fue buena relacionándose con otros; mas, cuando se trataba de los mismos que le enseñaron a jugar béisbol y también a usar cuchillas para defenderse o robar, podía hasta mantener largas conversaciones.

Su vida nunca mejoró. Cada vez, el sitio donde vivía, era más sombrío y peligroso. El trabajo de sus padres no daba a basto. Tenían muchas deudas y, aunque vivían con lo mínimo, no podían más con la angustia de no saber si tendrían dinero para comprar comida al día siguiente. Quizá fue por esa razón que, dos meses después de cumplir los trece años, su progenitor decidiera quitarse la vida.
Aquel día Sakaki había regresado a casa luego de clases. Su padre estaba en el sillón, tan silencioso y tranquilo que parecía estar durmiendo. Ella se acercó para despertarlo, si seguía en aquella posición luego podría dolerle el cuello, era lo que pensaba en ese momento. Al poner la mano sobre su hombro y moverlo lentamente, se quedó estática al sentir la rigidez de su cuerpo. Él... tampoco estaba respirando, su cuerpo estaba gélido y su corazón no latía.

Como si todavía guardara una esperanza de que su padre abriera los ojos, lo siguió moviendo, cada vez con más fuerza. ''¡Despierta!'', ''¡No nos puedes dejar!'', ''¡¿POR QUÉ LO HICISTE?!'', fueron algunas de las palabras que le gritó, aunque sabía que este ya no la podía escuchar. Hundió el rostro en el pecho de su padre mientras lo abrazaba y rompió en llanto...  Su sonrisa particular, el horrible arroz frito que preparaba, la música Enka que tanto le gustaba escuchar, su incondicional amor hacia su esposa; todos esos recuerdos inundaron su mente. El funeral del señor Sakakibara fue bastante devastador, la castaña no soportaba escuchar a su mamá llorando desconsolada. Mamiko imaginaba las razones de su papá, por lo cual nunca quiso leer la carta que dejó él antes de quitarse la vida. ''Para Mamiko de tu querido padre'', era lo que decía el sobre.

Desde que él se suicidó, todo comenzó a ir en picada. Si antes la situación de su vida era mala, ahora peor. Medio año después, conoció la sensación de estar al borde la muerte, de sentir que alguien más tenía el control de su vida y tenía el poder para quitársela. La cicatriz en forma de equis de su mano derecha se lo recuerda cada día que amanece. Quizá es la más insignificante y menos notoria marca de su cuerpo; pero el significado de esta es mucho mayor al del resto; sin embargo, es una historia que se contará después.

Su carácter ya fuerte y solitario se engrandeció con estas experiencias. Siguió su vida como pudo junto a su madre, ahora con mucha más cautela aunque la chica todavía se metiera en problemas. Sakakibara consiguió un trabajo de medio tiempo como mecánico para ayudar con los gastos de la casa, aunque le costó bastante que la aceptaran allí por su corta edad. Aquel taller quedaba en Éadrom. A los 15 años, con ayuda de su jefe, al que llamaban Dash, consiguió una pequeña casa en la ciudad donde vivir.

Siguió estudiando (obligada por su madre), como única condición para dejarla vivir sola en aquella ciudad. Gracias a sus notas de años anteriores, logró ingresar a Takemori, aunque los detalles de como llegó allí y los requisitos, más bien demandas que tuvo que aceptar para lograr entrar, se mantienen en secreto. Su matrícula se encuentra condicionada actualmente.

OTROS DATOS

■ Dicen que ella es ''bad ass''.
■ Se aburre fácilmente de las personas y objetos.
■ Tiene un trabajo de medio tiempo (muchos no saben cuál es). Sobre lo mismo, rondan muchas leyendas urbanas. Algunos piensan que es asesina por contrato o ladrona.
■ La cicatriz de su espalda se la hizo de niña cuando cayó de un árbol y se lastimó esa área con una rama.
■ Tiene fama en el instituto por ser ser una ''abusiva''.
■ Suele decir la frase ''Qué fastidio...''.
■ Nunca ha tenido pareja; pero se afirma su heterosexualidad ya que, aunque no lo admita, se sintió atraída por uno de los jóvenes más fascinantes que ha conocido en su vida. Este era un verdadero miembro de la yakuza y le enseñó a usar tanto la navaja como varios objetos punzo-cortantes para defenderse y atacar en las peleas callejeras. Él era un conocido cercano de Kenji.
■ Sabe pelear casi a la perfección con el estilo de ''pelea callejera''; además, sabe un poco de Kenjutsu, Jiu-jitsu y Kung-fu.
■ No tiene ni la más mínima idea de qué estudiar o a qué dedicarse cuando se gradúe (si es que se gradúa).

APARIENCIAS

 Apariencia humana:
Link 1
Link 2
Link 3

 Apariencia verdadera:
■ La misma.

 Nombre del físico:
■ Inventado.

 Anime/Manga/videojuego:
■ Tae4021.




 


Última edición por Mamiko Sakakibara el Dom Feb 19, 2017 4:53 pm, editado 25 veces



Fan:



Gracias ;u; Los hamo:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
438218
Reputación :
49
Mensajes :
1155

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Invitado el Jue Abr 02, 2015 11:47 am

Postea a continuación cuando termines
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Mamikosaurio el Sáb Abr 04, 2015 5:38 pm

Ficha finalizada.
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
438218
Reputación :
49
Mensajes :
1155

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 04, 2015 10:26 pm

Stop!
Por favor, cambia o edita los puntos nombraré a continuación:
-La frase en las reglas ha sido actualizada, debes cambiarla para poder aceptar tu ficha, un saludo.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Mamikosaurio el Dom Abr 05, 2015 12:49 pm

Editado.



Fan:



Gracias ;u; Los hamo:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
438218
Reputación :
49
Mensajes :
1155

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Invitado el Mar Abr 07, 2015 10:43 am

Ficha Aceptada
Ten paciencia en cuanto al Color y el Rango.


•   •   •   •
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Invitado el Miér Dic 16, 2015 6:43 am

Spoiler:
Mamiko Sakakibara escribió:

Datos personales
   Nombre:
Mamiko.

   Apellidos:
Sakakibara.

   Apodos:
Mami (el cual odia), Sakaki.

   Fecha de nacimiento:
1997/20/08.

   Edad:
18 años.

   Sexo:
Mujer.

   Orientación sexual:
Heterosexual, parece asexual.

   Ocupación:
Trabaja a medio tiempo como mecánico.

   Salón:
3º A

   Casa:
Vive en la ciudad.

   Raza:
Humana.

   
Descripciones

   Descripción física:
Mide aproximadamente 1,65 m, su contextura es delgada y atlética debido a que suele practicar actividad física. Su cuerpo parece ser bastante delicado, aunque es bastante resistente. Tiene un lunar en la nuca, en la parte derecha de esta. Sus pechos son de tamaño normal, quizás algo pequeños; suele disimular no tenerlos con su ropa. El tamaño de sus caderas es apenas un poco más estrecho que el ancho de los hombros. Tienes varias cicatrices en su cuerpo, pero las que más resaltan son una en parte de la espalda, otra en forma de équiz en el dorso de su mano derecha y otra en su abdomen. Su cabello es corto, color castaño obscuro, casi llegando a negro, un centímetro debajo de la oreja. Sus ojos son de un tono café claro, rasgados y con largas pestañas. El color de su tez es blanca, algo quemada por el sol.

Normalmente viste de manera simple, con jeans o bermudas y camisas lisas; una sudadera color negro o de tonalidad oscura (como azul marino o café) y zapatos tenis sin calcetas (o con caletas hasta los tobillos). Aveces lleva puestos guantes negros que dejan ver sus dedos o muñequeras. No usa maquillaje.

   Descripción psicológica:
Mamiko es la persona más desinteresada que haya pisado la faz de la tierra. Esta chica tiene ciertas características del estereotipo de las ''yakuza'': suele hablar remarcando las ''r'' y otras letras, acercarse intimidantemente mientras le hablas; siempre con la cabeza en alto y algo ladeada, dejando ver su mentón en cierta parte; además de volver su mirada de odio y lanzar insultos. Todo esto puede parecer ridículo, pero la verdad es que en conjunto la hacen físicamente temible, más su aura demoniaca, totalmente terrorífica.

Siempre anda con los hombros sueltos y tiene el tic de los chicos de poner cierta fuerza en su quijada. Extremadamente sincera, sea oportuno o no el momento. Siempre dice lo que piensa, aunque sea lo más estúpido y fuera de lugar del mundo, ya que le vale un pepino lo que opinen de ella.

Suele usar sacasmos al hablar. Casi nunca se toma a las personas enserio, más si son niñatos. Detesta a las personas lloronas o sumisas, le dan ganas de patearlas y cortarles la lengua. Esquizoide, prefiere estar sola que tener que soportar a las molestas personas, todo por gusto propio.

Para ella perder no es una opción.

Nadie sabe que pasa por su cabeza, ya que su expresión siempre es nula o de total fastidio por el mundo. Tiene poca empatía por las personas, nunca piensa en las otras personas ni en lo más mínimo y muchas veces es ególatra.

Para ella no existe lo ''masculino'' o ''femenino'', la única diferencia entre ellos son esos cromosomas, que muchas veces discrepan con su sexo externo. Sabe que es chica, pero le importa poco lo que le digan u opinen sobre su apariencia.


   Gustos:
Pelear.
Intimidar y hacer enojar a otros.
Quedarse tirada en su cama sin hacer nada.
Ropa cómoda.
Conseguir cosas baratas, en el mejor de los casos, robarlas.


   Disgustos:
× Las peronas o cualquier cosa que sean
× Esforzarse de más.
× Trabajar en equipo.
× Lidiar con el calor.
× Que le pregunten sobre su sexo o le den ''consejos'' para ser más ''femenina''.
× Quienes no saben como es la verdadera vida.
× Que le digan ''Mami''.
× Su nombre.


   Aficciones/Hobbies:
Dormir.
Luchar.
Jugar béisbol.
Navegar en la web.


Poderes

   Habilidades:
Canto (no le gusta hacerlo).
Memoria fotográfica.
Puntería.
Resistencia.
Agilidad.



  Debilidades:
Su pereza y desinterés se convierten en una debilidad en situaciones críticas.
Inyecciones.
Pensar en su padre.



   Armas:
Bate de béisbol.
Manopla.
Navaja.


   
Historia

   Historia:
Mamiko fue criada en una familia japonesa casi normal, pero que estaba constantemente viviendo difíciles situaciones económicas. El lugar donde se crió no era el más agradable, por eso tuvo que aprender a defenderse sola desde que era niña, a la vez que aprendía lo difícil que era la realidad. Ella nació en las zonas más peligrosas de la ciudad Kobe, Japón.

Quizás su carácter pareciera deberse a algún mal trato que le daban en casa, pero la verdad es que sus padres eran responsables, amorosos y sobre todo muy trabajadores; siempre velaban por que no le faltara lo necesario. Su padre trabajaba en una oficina y su madre era mesera en un restaurante familiar.

Ella siempre destacó por tener notas impresionantes: su memoria, astucia y perspicacia la hacían resaltar entre el resto de alumnos, pero al ser tan perezosa y tener tan mala conducta más de una vez estuvo a punto de aplazar el año y ser expulsada. Era como un genio demasiado rebelde. Siempre tuvo problemas para lidiar con sus compañeros, tal vez porque a su corta edad era un poco más madura que los demás. Nunca fue buena relacionándose con otros; no obstante hablaba con varios chicos que eran mayores que ella. Estos mismos jóvenes le enseñaron a jugar béisbol y también a usar cuchillas para defenderse (o robar).

Al cumplir los trece años (ella), su padre se suicidó y todo comenzó a ir en picada. Si antes la situación de su vida era mala, ahora peor. Mamiko se imaginaba sus razones, por lo cual nunca quiso leer la carta que dejó él antes de quitarse la vida. Su carácter ya fuerte y solitario se volvió el doble de lo que ya era, pero siguió adelante. Sakakibara consiguió un trabajo de medio tiempo y siguió estudiando (obligada por su madre).

Gracias a sus notas de años anteriores logró ingresar a Takemori, aunque los detalles de como llegó allí y los requisitos, más bien demandas que tuvo que aceptar para lograr entrar, se mantienen en secreto.


   Otros datos:
Dicen que ella es ''bad ass''.
Se aburre fácilmente de las cosas.
Tiene un trabajo de medio tiempo (muchos no saben cuál és). Sobre lo mismo rondan muchas leyendas urbanas.


   Apariencia humana:
Spoiler:






   Apariencia verdadera:
La misma.

   Nombre del físico:
Sin nombre. Aparece como ''androgynous''

   Anime/Manga/videojuego:
Tae4021


Frase secreta:
Spoiler:
"Si lloras por lo que no tienes, no podrás sonreír por lo que te rodea."

FICHA ABIERTA
Ficha abierta a petición del usuario: Incluir datos extras y mejora de la ortografía
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Mamikosaurio el Lun Dic 21, 2015 1:15 am

Cambios realizados.



Fan:



Gracias ;u; Los hamo:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
438218
Reputación :
49
Mensajes :
1155

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Invitado el Mar Dic 22, 2015 11:19 pm


Primero que nada, Bienvenid@. Procedo a indicarte las correciones a realizar:

-Recuerda actualizar la frase secrete por la nuevaque se encuentra en las normas, la cual ahora debe ir en Hide

Código:
[hide]Frase[/hide]

Una vez edites postea para volvernos a pasar para revisar.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Mamikosaurio el Miér Dic 23, 2015 8:53 am

Editado.



Fan:



Gracias ;u; Los hamo:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
438218
Reputación :
49
Mensajes :
1155

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Invitado el Miér Dic 23, 2015 2:21 pm


¡ Bienvenid@ oficialmente a Takemori ! por favor ten paciencia con respecto al color y el rango, muy pronto se te asignara, cuida respetar a los demás usuarios y reglas del foro.

¡Diviértete!
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Invitado el Vie Abr 29, 2016 12:45 am

Spoiler:
Los humanos somos criaturas detestables e impredecibles...


Nombre:
Mamiko
(se escribe con los kanjis 真美子, que significan ''Niña de Belleza Genuina'').

Apellidos:
Sakakibara
(榊原).

Apodos:
Mami (el cual odia), Sakaki.

Fecha de nacimiento:
1997/20/08.

Edad:
18 años.

Sexo:
Mujer.

Orientación sexual:
Heterosexual, parece ser asexual.

Ocupación:
Trabaja medio tiempo como mecánico.

Salón:
3º A.

Casa:
Vive en la ciudad.

Raza:
Humana.


Cleyera japonica


Descripción física:


Mide aproximadamente 1,65 metros y pesa 52 kilogramos. Su contextura es delgada y atlética debido a que suele realizar actividad física. Su cuerpo parece ser bastante delicado, aunque en realidad es muy resistente gracias a la práctica de distintos tipos de lucha.

Tiene un lunar en la nuca, en la parte derecha de esta. Sus pechos son de tamaño normal, quizá algo pequeños; suele disimular tener ''busto plano'' con su ropa. El tamaño de sus caderas es apenas un poco más estrecho que el ancho de los hombros. Tienes varias cicatrices en su cuerpo; pero las que más resaltan son: una en parte de la espalda que va desde el romboide izquierdo hasta el dorsal mayor derecho; otra en forma de equis en el dorso de su mano derecha y otra en su abdomen (no muy grande, mas sí profunda).

Su cabello es corto, un centímetro debajo de la oreja, color castaño obscuro. el cual siempre anda alborotado, ya que no le gusta peinarse. Sus ojos son de un tono café claro, rasgados y con largas pestañas. Su nariz es un tanto pequeña, cóncava delgada, algo recta y la punta es ligeramente redondeada y hacia ariba; su puente nasal es un poco reducido . No usa maquillaje. El color de su tez es blanca, algo quemada por el sol.

Normalmente viste de manera simple, con jeans o bermudas y camisas lisas; una sudadera color negro o de tonalidad oscura (como azul marino o café) y zapatos tenis sin calcetas (o con medias hasta los tobillos). A veces, lleva puestos guantes negros que dejan ver sus dedos, también de vez en cuando usa muñequeras.



Descripción psicológica:


Mamiko es la persona más desinteresada que haya pisado la faz de la tierra. Esta chica tiene ciertas características del estereotipo de las chicas ''yakuza'' (más bien ''yankee''): suele hablar remarcando las ''r'' y otras letras, acercarse de forma intimidante a la gente mientras platican; ladea la cabeza y eleva ligeramente el mentón para dejar ver un poco la parte posterior de este y conseguir, de esta manera, mirar ''por encima del hombro'' a los demás. Todo esto puede parecer ridículo; pero la verdad es que, en conjunto, la hacen físicamente temible, agregando a esto su aura demoníaca, es una chica bastante terrorífica.

Siempre anda con los hombros sueltos y tiene el tic, al igual que muchos chicos, de poner cierta fuerza en su quijada. Otra cosa que suele hacer a menudo es llevar las manos dentro de los bolsillos de su pantalón... o lo que lleve puesto.

Para ella no existe lo ''masculino'' o ''femenino'', la única diferencia entre ellos son esos cromosomas, que muchas veces discrepan con su sexo externo. Sabe que es chica; pero su apariencia le importa poco, mientras este cómoda.

Extremadamente sincera, sea oportuno o no el momento. Suele decirlo que piensa, aunque sea lo más estúpido y fuera de lugar. Cuando analiza algo antes de hablar es porque verdaderamente lo amerita o es una conversación de nivel más culto. También suele usar sarcasmos o burlas, especialmente si tiene que decir verdades. Pese a esto, no es que Mamiko viva sin usar su cerebro antes de mencionar una palabra.

Más que pesimista se puede decir que es realista. Trata de ver las situaciones como son: sin filtros que mejoran o empeoran todo. Es muy buena manejando sus emociones y sentimientos, hasta parece no tener algunos. Literalmente no tiene sentido de la vergüenza, no le importa lo que los demás opinen de ella o su forma de ser, ya que cree fielmente que cada uno vive su vida como le plazca.

Casi nunca se toma a las personas enserio, más si son niñatos. Detesta a las personas lloronas o sumisas, le dan ganas de patearlas y cortarles la lengua. Esquizoide, prefiere estar sola que tener que soportar a las molesta gente, todo por gusto propio. Tiene poca empatía y de hecho, quitando el hecho de su poca afección a los humanos (y otros seres), no es buena socializando. Casi nunca piensa en el resto y muchas veces es egocentrista.  No suele expresar si alguien comienza a ganarse su confianza o agradarle.

Nadie sabe que pasa por su cabeza, ya que su expresión siempre es nula o de total fastidio por el mundo. Verla reírse es una tarea difícil, y ni qué hablar de verla triste o asustada, mucho menos apenada.

Perder no es una opción. Para sobrevivir se debe ser fuerte, tanto física como mentalmente y Sakaki tiene un buen equilibrio entre ambos. Parece una imbécil, sin embargo es sumamente inteligente, solo que muy perezosa. A veces prefiere el camino fácil que tener que esforzarse. En el momento que se toma las cosas en serio, es cuando las personas pueden ver su lado brillante.




Gustos:
Pelear. Lo hace casi todos los días a toda hora.
Intimidar, eso la divierte y le causa cierta satisfacción.
Quedarse tirada en su cama sin hacer nada.
Ropa cómoda.
Conseguir cosas baratas, en el mejor de los casos, robarlas.
Comer. Su estómago parece ser un barril sin fondo. Puede comer grandes cantidades y ama la carne y las frituras. También le gusta el jugo de naranja.
Escuchar música, especialmente cuando va caminando hacia algún sitio.
Jugar béisbol.


Disgustos:
× Personas o cualquier ser con raciocinio.
× Esforzarse de más. Prefiere dejar las cosas a medias y no gastar mucha energía; irónico cuando, para ella, perder no es un camino.
× Trabajar en equipo, aunque todos los días lo tiene que hacer.
× Lidiar con el calor. Prefiere el frío.
× Que le pregunten sobre su sexo o le den ''consejos'' para ser más ''femenina''.
× Quienes no saben como es la verdadera vida y viven en un mundo idealizado.
× Que le digan ''Mami''.
× Su nombre, lo detesta.
× Que le den sermones.
× No entender o recordar algo, eso la saca de quicio.


Aficciones/Hobbies:
Dormir.
Luchar.
Comer.
Jugar béisbol.
Navegar en la web.





Habilidades:
Canto (no le gusta hacerlo). Su voz es ''poderosa'' y tiene un amplio rango vocal. Logra notas tanto graves como agudas, además tiene facilidad para hacer uso del falsete y vibrato. Su voz natural es un poco más grave que la común en las chicas japonesas; pero claramente es femenina. Puede hacer distintas voces; mas no lo hace.

Voz:





Memoria fotográfica. Con solo ver un sitio, un objeto, una persona, etcétera, puede recordar a la perfección cada detalle del mismo como si lo estuviese viendo en ese instante.
Puntería. No es perfecta; pero acierta al objetivo el 70% de las veces.
Resistencia. Esto debido al entrenamiento.
Agilidad y flexibilidad. Misma razón del punto anterior, agregando a esto su contextura.

Fuerza. Es más fuerte que el humano promedio. Sus puñetazos son particularmente más potentes.
Parkour. Mezcla sus otras habilidades física con su capacidad motriz.

Debilidades:
Su pereza y desinterés. Se convierten en una debilidad estando en situaciones críticas.
Inyecciones. Las odia y le causan una indescriptible ansiedad.
Pensar en su padre. Esto puede llegar a destruir su estado de control con respecto a sus emociones.


Armas:
Bate de béisbol.
Manopla.
Navaja.



Vida...


Mamiko fue la única hija del matrimonio entre Eri Takenaka (nombre de soltera de su madre) y Shunji Sakakibara (su padre). Su familia era casi normal. Ellos vivían difíciles situaciones económicas, tanto su mamá como su papá trabajaban (él en una oficina y ella era mesera en un restaurante) e intentaban cumplir con la paternidad de la mejor forma posible. Sus padres eran responsables, amorosos y sobre todo muy trabajadores. El lugar donde Sakaki se crió no era el más agradable, sino una de las zonas más peligrosas de la ciudad de Kobe, Japón. Por esto, tuvo que aprender a defenderse desde que era niña, a la vez que aprendía lo difícil que era la realidad, su realidad.

La castaña, se juntaba con personas considerablemente mayores que ella, todo para que le enseñaran a ser ''fuerte'' (como decía en ese entonces). Un hombre en particular, al cual llamaban Ken (de Kenji) se dio a esta tarea ya que le pareció una niñita muy simpática. Aquel hombre era la representación de un verdadero gamberro, ''nombre rudo'' de la época con peinado de copete. De él, fue de quien tomó muchas de sus manías actuales. El tipo le enseñó todo lo que se podría querer saber con respecto a las peleas callejeras. Luego, de otros hombres y una que otra mujer, fue aprendiendo más sobre las peleas y los estilos de lucha.

Su carácter en definitiva no era como el de alguien de su edad. Parecía que su constante auto aislamiento social o el solo juntarse con ciertas compañías, las cuales  no eran las adecuadas para una infante, se debía a algún mal trato que le daban en casa; pero la verdad es que Mamiko no se sentía a gusto con niños de su edad, le parecían tontos, aburridos y hasta molestos y, más importante que lo anterior, su visión del mundo era muy distinta a la de ellos.

Desde que ingresó a la escuela, siempre destacó por tener notas impresionantes: su memoria, astucia y perspicacia la hacían resaltar entre el resto de alumnos; sin embargo, también era perezosa y tenía mala conducta. Intimidaba a los estudiantes y los golpeaba si no hacían lo que ella les decía. Más de una vez estuvo a punto de aplazar el año y ser expulsada por esa misma razón. Era como un genio demasiado rebelde. Siempre tuvo dificultad para lidiar con sus compañeros, tal vez porque, a su corta edad, era un poco más madura que los demás. Nunca fue buena relacionándose con otros; no obstante, cuando se trataba de los mismos que le enseñaron a jugar béisbol y también a usar cuchillas para defenderse o robar, podía hasta mantener una larga conversación.

Si vida nunca mejoró, cada vez el sitio donde vivía era más sombrío y peligroso, el trabajo de sus padres no daba a basto. Tenían muchas deudas y, aunque vivían con lo mínimo, no podían más con la angustia de no saber si tendrían dinero para comprar comida al día siguiente.Quizá fue por esa razón que, dos meses después de cumplir los trece años, su padre decidiera quitarse la vida.

Aquel día Sakaki había regresado a casa luego de clases. Su padre estaba en el sillón, tan silencioso y tranquilo que parecía estar durmiendo. Ella se acercó para despertarlo, si seguía en aquella posición luego podría dolerle el cuello, era lo que pensaba en ese momento. Al poner la mano sobre su hombro y moverlo lentamente, se quedó estática al sentir la rigidez de su cuerpo. Él... tampoco estaba respirando, su cuerpo estaba gélido y su corazón no latía.

Como si todavía guardara una esperanza de que su padre abriera los ojos, lo siguió moviendo, cada vez con más fuerza. ''¡Despierta!'', ''¡No nos puedes dejar!'', ''¡¿POR QUÉ LO HICISTE?!'', fueron algunas de las cosas que le gritó, aunque sabía que este ya no la podía escuchar. Hundió el rostro en el pecho de su padre mientras lo abrazaba y rompió en llanto...  Su sonrisa particular, el horrible arroz frito que preparaba, la música Enka que tanto le gustaba escuchar, su incondicional amor hacia su madre; todos esos recuerdos inundaron su mente. El funeral del señor Sakakibara fue bastante devastador, la castala no soportaba escuchar a su mamá llorando desconsolada. Mamiko imaginaba las razones de su papá, por lo cual nunca quiso leer la carta que dejó él antes de quitarse la vida. ''Para Mamiko de tu querido padre'', era lo que decía el sobre.

Desde que él se suicidó, todo comenzó a ir en picada. Si antes la situación de su vida era mala, ahora peor. Medio año después, conoció la sensación de estar al borde la muerte, de sentir que alguien más tenía el control de su vida y tenía el poder para quitársela. La cicatriz en forma de equis de su mano derecha se lo recuerda cada día que amanece. Quizá es la más insignificante y menos notoria marca de su cuerpo; pero el significado de esta es mucho mayor al del resto; sin embargo, es una historia que se contará después.

Su carácter ya fuerte y solitario se engrandeció con estas experiencias. Siguió su vida como pudo junto a su madre, ahora con mucha más cautela aunque la chica todavía se metiera en problemas. Sakakibara consiguió un trabajo de medio tiempo mecánico para ayudar con los gastos de la casa, aunque le costó bastante que la aceptaran allí por su corta edad. Aquel taller quedaba en Éadrom. A los 15 años, con ayuda de su jefe, al que llamaban Dash, consiguió una pequeña casa en la ciudad donde vivir.

Siguió estudiando (obligada por su madre), como única condición para dejarla vivir sola en quella ciudad. Gracias a sus notas de años anteriores, logró ingresar a Takemori, aunque los detalles de como llegó allí y los requisitos, más bien demandas que tuvo que aceptar para lograr entrar, se mantienen en secreto. Su matrícula está condicionada.




Otros datos:
Dicen que ella es ''bad ass''.
Se aburre fácilmente de las cosas.
Tiene un trabajo de medio tiempo (muchos no saben cuál es). Sobre lo mismo, rondan muchas leyendas urbanas. Algunos piensan que es asesina por contrato o ladrona.
La cicatriz de su espalda se la hizo de niña cuando cayó de un árbol y se lástimo aquella área con una rama.
Tiene fama en el instituto por ser ser una ''abusiva''.
Suele decir la frase ''Qué fastidio...''.
Nunca ha tenido pareja; pero se afirma su heteresexualidad ya que, aunque no lo admita, se sintió atraída por uno de los jóvenes más fascinantes que ha conocido en su vida. Este era un verdadero miembro de la yakuza y le enseñó a usar tanto la navaja como varios objetos punzocortantes para defenderse y atacar en las peleas callejeras. Él era un conocido cercano de Kenji.
Sabe pelear casi a la perfección con el ''estilo'' de ''pelea callejera''; además. sabe un poco de Kenjutsu, Jiu-jitsu y Kung-fu.
No tiene ni la más mínima idea de qué estudiar o a qué dedicarse cuando se gradúe (si es que se gradúa).


Apariencia humana:


Spoiler:






Apariencia verdadera:
La misma.

Nombre del físico:
Sin nombre. Aparece como ''androgynous''.

Anime/Manga/videojuego:
Tae4021.


Frase secreta:




√ Ficha abierta

INSTITUTO TAKEMORI ROL

Ficha abierta a petición del usuario. Los cambios a realizar son:

♥︎ Agregar todo a una plantilla

Cuando acabes con el cambio postea a continuación para que un mod se pase a revisar tu ficha.
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Mamikosaurio el Sáb Abr 30, 2016 1:20 pm

Editado.



Fan:



Gracias ;u; Los hamo:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
438218
Reputación :
49
Mensajes :
1155

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 30, 2016 2:39 pm



¡FICHA  ACEPTADA!

INSTITUTO TAKEMORI ROL

¡Bienvenido/a oficialmente Takemori!
Por favor, ten paciencia mientras se te da el rango y color. Si has sido baneado de la ChatBox y Discord, pásate por este tema para solicitar que tu ban sea retirado. Recuerda respetar las normas y pásalo genial ♥︎
avatar


Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Sebastian Michaelis el Sáb Feb 18, 2017 4:59 pm


√ Ficha abierta

INSTITUTO TAKEMORI ROL

Ficha abierta a petición del usuario. Los cambios a realizar son:

♥︎ Cambio de tablilla y correción ortográfica.

Cuando culmines por favor vuelve a postear para que un moderador pase y haga las revisiones correspondientes ^^ igualmente coloca el botón de finalizado. Gracias ¡Animo!

Spoiler:


Cleyera japonica
Mamiko (真美子) | Sakakibara (榊原) | 18 años | Mujer | 1997/20/08 | Heterosexual (parece asexual) | Humana | 3º A | Ciudad | Mecánico







DESCRIP

CIONES
FÍSICAS
Mide aproximadamente 1,65 metros y pesa 52 kilogramos. Su contextura es delgada y atlética debido a que suele realizar actividad física. Su cuerpo parece ser bastante delicado, aunque en realidad es muy resistente gracias a la práctica de distintos tipos de deportes y estilos de pelea.

Tiene un lunar en la nuca, en la parte derecha de esta. Sus pechos son de tamaño normal, quizá algo pequeños; suele disimular tener ''busto plano'' con su ropa. El tamaño de sus caderas es apenas un poco más estrecho que el ancho de los hombros. Tienes varias cicatrices en su cuerpo; pero las que más resaltan son: una en parte de la espalda que va desde el romboide izquierdo hasta el dorsal mayor derecho; otra en forma de equis en el dorso de su mano derecha y otra en su abdomen (no muy grande, mas sí profunda).
Su cabello es corto, un centímetro debajo de la oreja, color castaño obscuro, el cual siempre lleva alborotado, ya que no le gusta peinarse. Sus ojos son de un tono café claro, son rasgados y con largas pestañas. Su nariz es un tanto pequeña, cóncava delgada, algo recta y la punta es ligeramente redondeada y hacia arriba; su puente nasal es un poco reducido. No usa maquillaje. El color de su tez es blanca, algo quemada por el sol.
Normalmente viste de manera simple, con jeans o bermudas y camisas lisas; una sudadera color negro o de tonalidad oscura (como azul marino o café) y zapatos tenis sin calcetas (o con medias hasta los tobillos). A veces, lleva puestos guantes negros que dejan ver sus dedos; también, de vez en cuando, usa muñequeras.

PSICOLÓGICAS
Mamiko es la persona más desinteresada que haya pisado la faz de la tierra. Esta chica tiene ciertas características del estereotipo de las chicas ''yakuza'' (más bien ''yankee''): suele hablar remarcando las ''r'' y otras letras, acercarse de forma intimidante a la gente mientras platican; ladea la cabeza y eleva ligeramente el mentón para dejar ver un poco la parte posterior de este y conseguir, de esta manera, mirar ''por encima del hombro'' a los demás. Todo esto puede parecer ridículo; pero la verdad es que, en conjunto, la hacen físicamente temible, agregando a esto su aura demoníaca, es una chica bastante terrorífica.
Siempre anda con los hombros sueltos y tiene el tic, al igual que muchos chicos, de poner cierta fuerza en su quijada. Otra cosa que suele hacer a menudo es llevar las manos dentro de los bolsillos de su pantalón... o lo que lleve puesto.
Para ella no existe lo ''masculino'' o ''femenino'', la única diferencia entre ellos son esos cromosomas, que muchas veces discrepan con su sexo externo. Sabe que es chica; pero su apariencia le importa poco mientras este cómoda.
Extremadamente sincera, sea oportuno o no el momento. Suele decirlo que piensa, aunque sea lo más estúpido y fuera de lugar. Cuando analiza algo antes de hablar, es porque verdaderamente lo amerita o es una conversación de nivel más culto. También suele usar sarcasmos o burlas, especialmente si tiene que decir verdades. Pese a esto, no es que Mamiko viva sin usar su cerebro antes de mencionar palabra alguna.
Más que pesimista, se puede decir que es realista. Trata de ver las situaciones como son: sin filtros que mejoran o empeoran todo. Es muy buena manejando sus emociones y sentimientos, hasta parece no tener algunos. Literalmente no tiene sentido de la vergüenza, no le importa lo que los demás opinen de ella o su forma de ser, ya que cree fielmente que cada uno vive su vida como le plazca.
Casi nunca se toma a las personas enserio, más si son niñatos. Detesta a las personas lloronas o sumisas, le dan ganas de patearlas y cortarles la lengua. Esquizoide, prefiere estar sola que tener que soportar a las molesta gente, todo por gusto propio. Tiene poca empatía y de hecho, quitando el hecho de su poca afección a los humanos (y otros seres), no es buena socializando. Casi nunca piensa en el resto y muchas veces es egocentrista. No suele expresar si alguien comienza a ganarse su confianza o a agradarle.
Nadie sabe que pasa por su cabeza, ya que su expresión siempre es nula o de total fastidio por el mundo. Verla reírse es una tarea difícil, y ni qué hablar de verla triste o asustada, mucho menos apenada.
Perder no es una opción. Para sobrevivir se debe ser fuerte, tanto física como mentalmente y Sakaki tiene un buen equilibrio entre ambos. Parece una imbécil, sin embargo es sumamente inteligente, solo que muy perezosa. A veces prefiere el camino fácil que tener que esforzarse. En el momento que se toma las cosas en serio, es cuando las personas pueden ver su lado sagaz.






GUSTOS
√ Pelear. Lo hace casi todos los días a toda hora.
√ Intimidar, eso la divierte y le causa cierta satisfacción.
√ Quedarse tirada en su cama sin hacer nada.
√ Ropa cómoda.
√ Conseguir cosas baratas, en el mejor de los casos, robarlas.
√ Comer. Su estómago parece ser un barril sin fondo. Puede comer grandes cantidades y ama la carne y las frituras. También le gusta el jugo de naranja.
√ Escuchar música, especialmente cuando va caminando hacia algún sitio.
√ Jugar béisbol.
× Personas o cualquier ser con raciocinio.
× Esforzarse de más. Prefiere dejar las cosas a medias y no gastar mucha energía; irónico cuando, para ella, perder no es un camino.
× Trabajar en equipo, aunque todos los días lo tiene que hacer.
× Lidiar con el calor. Prefiere el frío.
× Que le pregunten sobre su sexo o le den ''consejos'' para ser más ''femenina''.
× Quienes no saben como es la verdadera vida y viven en un mundo idealizado.
× Que le digan ''Mami''.
× Su nombre, lo detesta.
× Que le den sermones.
× No entender o recordar algo, eso la saca de quicio.







DISGUSTOS
HABILIDADES
■ Memoria fotográfica. Con solo ver un sitio, un objeto, una persona, etcétera, puede recordar a la perfección cada detalle del mismo como si lo estuviese viendo en ese instante.
■ Puntería. No es perfecta; pero acierta al objetivo el 70% de las veces.
■ Resistencia. Esto debido al entrenamiento.
■ Agilidad y flexibilidad. Misma razón del punto anterior, agregando a esto su contextura.
■ Fuerza. Es más fuerte que el humano promedio. Sus puñetazos son particularmente más potentes.
■ Parkour. Mezcla sus otras habilidades física con su capacidad motriz.
■ Canto (no le gusta hacerlo). Su voz es ''poderosa'' y tiene un amplio rango vocal. Logra notas tanto graves como agudas, además tiene facilidad para hacer uso del falsete y vibrato. Su voz natural es un poco más grave que la común en las chicas japonesas; pero claramente es femenina. Puede hacer distintas voces; mas no lo hace.
Voz:
PODERES
-

DEBILIDADES
■ Su pereza y desinterés. Se convierten en una debilidad estando en situaciones críticas.
■ Inyecciones. Las odia y le causan una indescriptible ansiedad.
■ Pensar en su padre. Esto puede llegar a destruir su estado de control con respecto a sus emociones.
ARMAS
■ Bate de béisbol.
■ Manopla.
■ Navaja.







PODERES







HIS

TORIA
Los humanos somos criaturas detestables e impredecibles...

Mamiko fue la única hija del matrimonio entre Eri Takenaka (nombre de soltera de su madre) y Shunji Sakakibara (su padre). Su familia era casi normal. Ellos vivían difíciles situaciones económicas, tanto su mamá como su papá trabajaban (él en una oficina y ella era mesera en un restaurante) e intentaban cumplir con la paternidad de la mejor forma posible. Sus padres eran responsables, amorosos y sobre todo muy trabajadores. El lugar donde Sakaki se crió no era el más agradable, sino una de las zonas más peligrosas de la ciudad de Kobe, Japón. Por esto, tuvo que aprender a defenderse desde que era niña, a la vez que aprendía lo difícil que era la realidad, su realidad.
La castaña, se juntaba con personas considerablemente mayores que ella, todo para que le enseñaran a ser ''fuerte'' (como decía en ese entonces). Un hombre en particular, al cual llamaban Ken (de Kenji) se dio a esta tarea ya que le pareció una niñita muy simpática. Aquel hombre era la representación de un verdadero gamberro, ''hombre rudo'' de la época con peinado de copete. De él, fue de quien tomó muchas de sus manías actuales. El tipo le enseñó todo lo que se podría querer saber con respecto a las peleas callejeras. Luego, de otros hombres y una que otra mujer, fue aprendiendo más sobre las peleas y los estilos de lucha.
Su carácter en definitiva no era como el de alguien de su edad. Parecía que su constante auto aislamiento social o el solo juntarse con ciertas compañías, las cuales no eran las adecuadas para una infante, se debía a algún mal trato que le daban en casa; pero la verdad es que Mamiko no se sentía a gusto con niños de su edad, le parecían tontos, aburridos y hasta molestos y, más importante que lo anterior, su visión del mundo era muy distinta a la de ellos.
Desde que ingresó a la escuela, siempre destacó por tener notas impresionantes: su memoria, astucia y perspicacia la hacían resaltar entre el resto de alumnos; sin embargo, también era perezosa y tenía mala conducta. Intimidaba a los estudiantes y los golpeaba si no hacían lo que ella les decía. Más de una vez estuvo a punto de aplazar el año y ser expulsada por esa misma razón. Era como una genio demasiado rebelde. Siempre tuvo dificultad para lidiar con sus compañeros, tal vez porque, a su corta edad, era un poco más madura que los demás. Nunca fue buena relacionándose con otros; mas, cuando se trataba de los mismos que le enseñaron a jugar béisbol y también a usar cuchillas para defenderse o robar, podía hasta mantener una larga conversación.
Su vida nunca mejoró. Cada vez, el sitio donde vivía, era más sombrío y peligroso; el trabajo de sus padres no daba a basto. Tenían muchas deudas y, aunque vivían con lo mínimo, no podían más con la angustia de no saber si tendrían dinero para comprar comida al día siguiente. Quizá fue por esa razón que, dos meses después de cumplir los trece años, su progenitor decidiera quitarse la vida.
Aquel día Sakaki había regresado a casa luego de clases. Su padre estaba en el sillón, tan silencioso y tranquilo que parecía estar durmiendo. Ella se acercó para despertarlo, si seguía en aquella posición luego podría dolerle el cuello, era lo que pensaba en ese momento. Al poner la mano sobre su hombro y moverlo lentamente, se quedó estática al sentir la rigidez de su cuerpo. Él... tampoco estaba respirando, su cuerpo estaba gélido y su corazón no latía.
Como si todavía guardara una esperanza de que su padre abriera los ojos, lo siguió moviendo, cada vez con más fuerza. ''¡Despierta!'', ''¡No nos puedes dejar!'', ''¡¿POR QUÉ LO HICISTE?!'', fueron algunas de las palabras que le gritó, aunque sabía que este ya no la podía escuchar. Hundió el rostro en el pecho de su padre mientras lo abrazaba y rompió en llanto... Su sonrisa particular, el horrible arroz frito que preparaba, la música Enka que tanto le gustaba escuchar, su incondicional amor hacia su esposa; todos esos recuerdos inundaron su mente. El funeral del señor Sakakibara fue bastante devastador, la castaña no soportaba escuchar a su mamá llorando desconsolada. Mamiko imaginaba las razones de su papá, por lo cual nunca quiso leer la carta que dejó él antes de quitarse la vida. ''Para Mamiko de tu querido padre'', era lo que decía el sobre.
Desde que él se suicidó, todo comenzó a ir en picada. Si antes la situación de su vida era mala, ahora peor. Medio año después, conoció la sensación de estar al borde la muerte, de sentir que alguien más tenía el control de su vida y tenía el poder para quitársela. La cicatriz en forma de equis de su mano derecha se lo recuerda cada día que amanece. Quizá es la más insignificante y menos notoria marca de su cuerpo; pero el significado de esta es mucho mayor al del resto; sin embargo, es una historia que se contará después.
Su carácter ya fuerte y solitario se engrandeció con estas experiencias. Siguió su vida como pudo junto a su madre, ahora con mucha más cautela aunque la chica todavía se metiera en problemas. Sakakibara consiguió un trabajo de medio tiempo mecánico para ayudar con los gastos de la casa, aunque le costó bastante que la aceptaran allí por su corta edad. Aquel taller quedaba en Éadrom. A los 15 años, con ayuda de su jefe, al que llamaban Dash, consiguió una pequeña casa en la ciudad donde vivir.
Siguió estudiando (obligada por su madre), como única condición para dejarla vivir sola en quella ciudad. Gracias a sus notas de años anteriores, logró ingresar a Takemori, aunque los detalles de como llegó allí y los requisitos, más bien demandas que tuvo que aceptar para lograr entrar, se mantienen en secreto. Su matrícula está condicionada.
Aficciones/Hobbies:
■ Dormir.
■ Luchar.
■ Comer.
■ Jugar béisbol.
■ Navegar en la web.

Otros datos:
■ Dicen que ella es ''bad ass''.
■ Se aburre fácilmente de las personas y objetos.
■ Tiene un trabajo de medio tiempo (muchos no saben cuál es). Sobre lo mismo, rondan muchas leyendas urbanas. Algunos piensan que es asesina por contrato o ladrona.
■ La cicatriz de su espalda se la hizo de niña cuando cayó de un árbol y se lastimó aquella área con una rama.
■ Tiene fama en el instituto por ser ser una ''abusiva''.
■ Suele decir la frase ''Qué fastidio...''.
■ Nunca ha tenido pareja; pero se afirma su heterosexualidad ya que, aunque no lo admita, se sintió atraída por uno de los jóvenes más fascinantes que ha conocido en su vida. Este era un verdadero miembro de la yakuza y le enseñó a usar tanto la navaja como varios objetos punzo-cortantes para defenderse y atacar en las peleas callejeras. Él era un conocido cercano de Kenji.
■ Sabe pelear casi a la perfección con el estilo de ''pelea callejera''; además, sabe un poco de Kenjutsu, Jiu-jitsu y Kung-fu.
■ No tiene ni la más mínima idea de qué estudiar o a qué dedicarse cuando se gradúe (si es que se gradúa).

Apariencia humana:

Spoiler:






Apariencia verdadera:
La misma.

Nombre del físico:
Sin nombre (inventado). Aparece como ''androgynous''.

Anime/Manga/videojuego:
Tae4021.







OTROS







Sebas:


" />
" />

Hablo - " Pienso" - Narro/ Actuo
avatar

Dromes :
280897
Reputación :
100
Mensajes :
2058

Ver perfil de usuario http:// http://sailormooncrystalrol.foroactivo.com/
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Mamikosaurio el Dom Feb 19, 2017 4:54 pm

Editada.



Fan:



Gracias ;u; Los hamo:
avatar

Salón :
3 A
Edad :
19
Dromes :
438218
Reputación :
49
Mensajes :
1155

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Alice Sadao R. el Dom Feb 19, 2017 7:32 pm


¡FICHA ACEPTADA!
Bienvenid@, espero que disfrutes mucho tu estancia aquí y te diviertas.
Recuerda que, si tienes ban en la CB, puedes solicitar que te lo retiren en este tema.
Por favor se paciente con el color y rango.
Gracias.

Instituto Takemori Rol



Mamiko y Alice:


No Mires(?):

Moderadora desu(?):



Hey we acércate (?):


Gracias Anja <3

~Reilice~ <3



Gracias mi bella Daia <3

Gracias Lunaris <3:


Yo hablo-Yo pienso- Yo escribo
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
649789
Reputación :
40
Mensajes :
2042

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: ID= Mamiko Sakakibara

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.